lluvia en disneyland

Tres palabras

“Tres palabras escritas con tinta de “boli” azul. Un juramento que nunca llegó a cumplirse. Una mancha de aceite del desayuno…”

Continuar leyendo …
Mi nombre en el espejo

No quiero ver mi nombre decorando los espejos

«No quiero ver mi nombre decorando los espejos, ni quiero la cadena de perdones que dejas en mi “wassap”.

Continuar leyendo …

Y en el silencio de la madrugada

“Y en el silencio de la madrugada, he mirado a la ventana y he visto por el cristal cuatro estrellas, tres fugaces y una sin ganas de ná.”

Continuar leyendo …
El éxtasis de la danza

Porque sobran las palabras

«Vivían para morir y perdurar en la noche de los tiempos. Todo era poco para el rey del Alto y Bajo Egipto. Y no contaré nada más porque sobran las palabras»

Continuar leyendo …
Uno parece de las ss alemana

Uno parece de las SS alemana

“Te diré que me he encontrado con una España fría y hambrienta, en donde más de uno parece de las SS alemana”

Continuar leyendo …
No ha podido vivir

Pero no ha podido

La vida me dio y el tiempo me ha robado todo lo que amé y he amado, pero no ha podido con la misma vida. Me dio los momentos bellos compartidos.

Continuar leyendo …

Mi vieja mochila

Me enamora la gente que va por el mundo a su aire, acompañada de su mochila, ni se les pasa por la cabeza perder el tiempo jugando a María rendijas…

Continuar leyendo …
Estoy de vuelta de todo

De vuelta de todo

Las cosas que me afectaban, tan graves y cruciales, hoy no tienen importancia. Los chismes, las falsas sonrisas, el que dirán… A estas alturas de mi vida estoy de vuelta de todo.

Continuar leyendo …
La bicicleta de Ágata

Ninguna le mimaba como ella

Hay noches que le cuenta cosas de su vida fuera de aquella mole de hormigón, como que va y que viene en una bicicleta sofocada y renqueante por salir sin sombrilla ni paraguas

Continuar leyendo …
Una tumba sin sellar

Una tumba sin sellar

Frente a ellos una tumba sin sellar hacía las veces de cuartel general de una multitud de moscas, que salían y entraban zumbando sin parar. El temor a hechiceras y voladoras era algo irremediable.

Continuar leyendo …
tengo que jurarte

Tengo que jurarte

  Deja que te jure amor, que tú siempre me amarás… Deja que tu amor me jure que yo siempre te amaré.

Continuar leyendo …
silencio del ramadán

El silencio del Ramadán

Solo el gajo de la luna, una infusión con pastillas y el Silencio del Ramadán

Continuar leyendo …
Mari Carmen y sus sueños incumplidos

Mari Carmen y sus sueños incumplidos

Cuando el policía de la aduana le pidió el pasaporte, a Mari Carmen se le puso un nudo en la garganta y eso que había jurado antes de bajar del avión, que por nada del[…]

Continuar leyendo …
Un año antes de la boda

Un año antes de la boda

Un Sagrado Corazón, algo marujo, vigila la verja  del recinto al que  acuden  los novios dispuestos a realizar su reportaje, un año antes de la boda en ese suelo sagrado

Continuar leyendo …
Tribunal de la raza

El Tribunal de la Raza

El melongo restallaba sin descanso, bailado por un indígena que sabía hacer bien su trabajo: uno… dos… hasta cien veces en la espalda del desdichado o la desdichada de turno que, unida por una gruesa[…]

Continuar leyendo …