Ene 292010
 

De los buenos…
Es el silencio..
Lo que me preocupa…
No es el grito de los los violentos…
Lo que me preocupa…
la cabeza es considerada lo más sagrado…


¡Siam! ¡Siam!Tailandia…¡Tailandia! Muchos nos ponemos en guardia, cuando nos dicen estuve en Tailandia de vacaciones…ya no le dejamos hablar, cortamos con:
– ¡anda que tú también! ¡como se te ocurre con lo peligroso que es! yo no iría ni loca, y eso que me han dicho que es de una belleza increíble, pero ¡ni loca! ¡tu sabes la de corrupción que hay! Mira una vez vi una película basada en hechos reales, que unas chicas que fueron de vacaciones, acabaron en la cárcel ¡cadena perpetua!, por encontrarles droga en la maleta, justo cuando iban a subir al avión…y ellas no eran culpables,. pero hasta que lo demostraron pasaron años…y luego vi un documental sobre las cárceles en Tailandia… ¡la de occidentales que hay allí! y españoles alguno que otro… Y no hablemos de la pederastia, y la prostitución ¡horror! ¡un país que me da escalofríos!
– Pues yo no he visto nada de eso…si yo solo quería decirte que, estuvimos cerca del yacimiento de Ban Chiang, -5000 a. C.- declarado por la UNESCO:Patrimonio de la Humanidad, como tu bien sabes…
-Ya, ya…
– Y contarte algo más de ellos que no sea lo que todo el mundo asocia con ese mágico país…
– venga pues sigue…
– es un pueblo perteneciente a la etnia thai, que quiere decir: país de gente libre. Que el respeto por los antepasados forma gran parte de las prácticas espirituales tailandesas, así como la caridad hacia los monjes budistas,porque los thais tienen un fuerte sentido de la hospitalidad. Es muy importante para ellos el tema de las jerarquías sociales; el honor, y el respeto a sus ancestros.Los tailandeses respetan a sus ancianos tanto que algunos nativos hacen wai, el gesto de plegaria que usan para rezar ,a los pies de sus padres y abuelos. Ellos honran al más anciano, quien en cualquier tipo de ceremonia, o en las decisiones de la familia, su voz es la primera ¿como en occidente no te parece?
– ………….
– Tiene tabues, como todos los pueblos ¿quien no los tiene? uno de ellos quizá el más importante sea el de tocar la cabeza de alguien o apuntar con los pies, dado que la cabeza es considerada lo más sagrado y los pies la parte más sucia del cuerpo. Pisar a alguien o la comida es considerado un insulto, y algo curioso: los libros y documentos están dentro de los más venerados objetos seculares, por eso no está bien deslizarlos por la mesa, o dejarlos en el suelo – ya solo por eso merecen todos mis respetos-,como en occidente ¿no crees?No voy a negarte que todas estas tradiciones están desapareciendo lentamente ¿pero gracias a quien? ¡al mundo occidental! No todos los seres, amiga, que habitan”el país de gente libre”, están abocados a ese otro lado oscuro de la luna.
Como decía Luther king
: NO ME PREOCUPA EL GRITO DE LOS VILOLENTOS,DE LOS CORRUPTOS, E LOS DESHONESTOS, DE LOS SIN ÉTICA. LO QUE ME PREOCUPA ES SILENCIO DE LOS BUENOS.

Como esas dos personas que aparecen en las fotos realizando esas bellisimas obras; ellas son el lado bueno de la luna.

Tuoché

¡Oh Fitur, fitur!

Ene 292010
 

Y el honor militar bajo el daito…
la frugalidad…
La lealtad al señor…

La vida del samurai gira sobre el valor…


La era de los bushi, o samurái, que primero fueron arqueros a caballo. El señor -tono- los recibe como”hombres de la casa” – kenin- y los mantiene con tierras -shoen- a cambio de su protección.

El poder de la corte se debilita: otros vienen que de casa te echarán… en este caso todo quedaba en casa puesto que quien acaba acaparando el poder es la aristocracia japonesa. Fue un proceso lento, como todos: una forma de poder cae; otros vienen, y caen de nuevo, y así desde que el mundo es mundo.. La vida de los samurai giran sobre la base de la frugalidad, el valor, la lealtad al señor y el honor militar bajo el daito – la katana-, pero todo esto no quita para que como todos, y en todas partes, la pasta les haga luchar a favor del emperador cuando este los requiera. Vamos que son la versión japonesa,de los señores feudales del viejo continente: Algo así como el Cid Campeador, o los caballeros de la tabla redonda, unos con “daito”, y otros con espada toledana; unos con el sake de arroz, y otros con el vinillo de la tierra. Y al final pasó lo que pasó, que el emperador , tras una guerra civil, y viendo como se debilitaba su poder, le otorgó a Minamoto, jefe de toda la aristocracia japonesa el titulo de shogun, dando lugar a los shoogunados: -“tú dejame a mi la guerra y dedicate, aquí en Kyoto, al mundo espiriutal e intelectual, que de los mamporros ya me encargo yo”- vino a decirle más o menos Minamoto. Así que los caballeros feudales con el titulo de “los señores de la guerra”, bajo el brazo manejaban desde Kamakura, los entresijos del país, entre ellos la defensa a ultranza de esa tierra en la que los chinos y móngoles habían puesto sus ojitos. Y entre la katana. y el sake, se movía también la inquietud por la paz interior, reflejada en el budismo Zen, pero acomodado a su forma de vida: yo te protejo y te escucho, pero no toquemos el tema “daito” ni el “seppuku” -hara-kiri-, que ¡por ahí si que no! Y así estuvieron al servicio del emperador, hasta la batalla final; en el que el último samurai…
Saigo Takamori, intentó convencer al mal aconsejado Meiji, el emperador, de que no luchaban contra él, sino contra las nuevas formas de pensamiento, de occidente; lo intentó sin resultados. La Armada Imperial sobrepasaba en sesenta a uno las fuerzas de Saigo. Cayeron todos bajo las balas de las ametralladoras Gatling. A lomos de sus caballos, o a pie, avanzaron bajo el fuego, hasta caer el último de ellos. Saigó Takamori herido de muerte, pidió a Shinsuke, uno de sus seguidores, que le ayudara a morir: kaishakunin y seppuku, fueron uno en mitad de la batalla.
El emperador Meiji perdonó a Saigó, post – mortem: “despues de muerto la cebada al rabo”, sería la conclusión de esta historia.
Hoy en día Saigó Takamori, es considerado por muchos historiadores como el último samuray, y por esta humilde seguidora de la historia del medievo japonés.

Seppuku: “Suicidio de honor”. El suicida, previa lectura de un poema escrito por él con motivo del seppuku, se clava un sable en su cuerpo, rasgando sus entrañas.

Kaishaku: persona encargada de ayudar durante el seppuku. Su deber es la decapitación del suicida durante su agonía. solía recurrirse a grandes maestros en el arte de la espada. A parte de evitarle una angustia prolongada hasta la muerte, se evita también a quienes lo presencian el horror de ese sufrimiento. El papel del Kaishakunin era muy delicado, pues el golpe tenía que ser certero. dejando una franja de piel por delante para impedir que la cabeza saltara por los aires. Así que una mala práctica podía acarrear un gran deshonor a la persona que lo ejecutaba, terminando él también, por esa equivocación, en seppuku. No si… ¡tela marinera!
El kaishakunin más reciente, conocido, es del siglo xx. Iroyasu Koga ,miembro de la”tatenokay”,que ayudó al novelista Yukio Mishima en su seppuku. Mishima fue un hombre marcado por la educación insana de su abuela.Este genio de la literatura japonesa crece aislado, y con la fascinación de la idea de la muerte, que ella le inculca. Sus tendencia homosexual tampoco le ayudó mucho, marcándole para toda su vida.
Escribió cuarenta novelas,dieciocho obras de relatos,y más de veinte libros de ensayo.
“Confesiones de una máscara”. que os recomiendo, es en cierta manera su biografía. Su obra póstuma: “El mar de la fertilidad”.

Tatenokay: milicia privada compuesta por jóvenes estudiantes patrióticos que estudiaban artes marciales. Esta sociedad fue creada por Yukiu Mishima.

¡¡¡¡Oh Fitur, Fitur!!!!

Ene 132010
 

¡Que me voy niños y niñas de este mundo “bloguero”, pero amenazo con regresar a finales de mes, así que sed muy, muy, muy buenos.
Os dejo el té, aunque con este tiempo casi os dejo también el bote de colacao, en mi zagúan.
¡Un abrazo fueerteeeeeeeeee!
Gudea de Lagash

P. D. A ver si alguien consigue quitarle la taza a la niña, que ya demuestra que tiene carácter ¡di que si, Leyre!

Ene 122010
 

                                             Para Laura y Carol, con mi deseo de que os sintáis un poco más cerca de la tierra que os vio nacer..

 

Resulta que hace mucho, pero mucho tiempo, Isandú era un joven apuesto y gentil que disfrutaba de la vida en esa región de frondosa vegetación y de fértiles tierras. Generoso de corazón y de comportamiento ejemplar, sumaba a su belleza un conjunto de virtudes que atraían a todas las mujeres del lugar. Casadas o doncellas irremediable y perdidamente se enamoraban de él. Con solo verlo, olvidaban la existencia de otros hombres ya que comenzaban a encontrarlos despreciables en comparación con aquel arquetipo de hermosura y honestidad.

Con el correr del tiempo, los otros hombres, desbordados por la olvido, se llenaron de furia hacia él y decidieron hacer algo que pusiera fin a su problema. Se reunieron y a pesar de que nada tenían para acusarlo, ya que no era delito ser virtuoso y no habían podido pese a sus esfuerzos, torcer su camino; encontraron conveniente eliminarlo fuera como fuera. Había que deshacerse de él a cualquier precio. Otra forma no había de recuperar la atención de las mujeres del lugar.

Así fue como los “caria-í” (así se llamaba a los jóvenes del lugar), en un brutal ataque de envidia, decidieron matarlo. Esperaron que se hiciera noche cerrada y aventurados detrás de los árboles del bosque, lo esperaron para atraparlo por la espalda. Isandú, indefenso recibió veintitrés puñaladas por las que escapó su sangre empapando la tierra. A punto estaba de exhalar su último suspiro cuando las heridas comenzaron a irradiar tenues luces de colores. Los “cari-i” no daban crédito a lo que veían. Las luces se fueron tornando cada vez más brillantes y su cuerpo comenzó a desvanecerse. Poco a poco se fue transformando en un pequeño insecto que irradiaba una luz espectral.

Los asesinos, asustados ante el milagro, escaparon angustiados del lugar del crimen, sin embargo, cada noche y durante todas las noches de su vida, y aún después, aquel resplandor les recordó su siniestro accionar.

Desde entonces, grupos inmensos de isondúes pueblan de un fantástico resplandor, el bosque durante las noches convirtiéndolo en un paraje encantado. Los espíritus nobles y generosos disfrutan de esta fiesta de luz. Los traicioneros y egoístas, solo pueden ver los fantasmas de su propia maldad.

https://vimeo.com/user33528048

Adaptación: Mirta Rodríguez

Ene 112010
 

Está lloviendo; bueno sigue lloviendo, porque desde que llegamos no ha dejado de hacerlo, y una gaviota se ha posado en el alféizar de mi ventana ¡la madre que la parió! menudo susto me ha dado. Es pequeña la puñetera, pero a pesar de ello tiene que hacer malabarismos para quedarse donde está. Me mira con descaro desde uno ojos redondos como dos chinchetas de colores, a la par que estira el cuello como la maruja cotilla de una comunidad de vecinos cualquiera. ¡Toc, toc, toc,toctoc…picotea en el cristal con su pico grande y fuerte, que a mi me recuerda a la uña de un sarmentoso dedo de bruja;la bruja de “Hansel y Gretel con su casita de chocolate”¡Vete! exclamo a la par que golpeo en mi ventana. Nada, un par de aspavientos y un medio abrir y cerrar de alas, porque no da para más el hueco que ha escogido, pero ni intención de tomar “las de Villa Diego”. Por el claro que ha tenido a bien dejarme, puedo ver las ramas de uno de los esbeltos palmitos que adornan la calle, junto al viento, y digo “junto al viento” porque es tal el vaivén; el ir y venir de esas ramas a la par que el viento, que a mi me recuerdan a una de esas parejas de baile de salón, que van y vienen, vienen y van como si los dos fuesen uno, deslizándose sobre una nube de algodón, o una estrella de plata bruñida por el sol durante una de esas tediosas noches, en que aguarda en la trastienda del firmamento a que la luna se canse de otear la esfera azul, en busca de algún trocito de lago, de playa, de río, o de mar, en el que no haya visto reflejada su cara linda; su lado bueno. Las ramas de los palmitos esbeltos, van y vienen, vienen y van, con el viento enroscado entre los tajos de las ramas que una vez fueron… – ¡Te quieres largar de una vez! ¡No me mires con tus ojos de chincheta – y ella me mira altanera mientras las plumas del cogote, se le arremolinan con el viento. temo que rompa el cristal aunque es de”klimates”….No se por qué pero ha decidido emprender el vuelo bajo la lluvia. La observo y no ha ido muy lejos la muy pendona; solo hasta el edificio de enfrente… a mi me parece que está desorientada porque en seis años que llevo aquí, solo se habían colado en el balcón: hay espacio y son unas descaradas, están tan acostumbradas a los humanos, que ni se inmutan: estoy pensando en traerme una como mascota, a la jaima…es broma, hago esta aclaración porque se que algun@ queme conoce bien pensará que capaz soy; no es una broma ¡porque son demasiado grandes cuando extienden sus alas! que …je, je, je…
Desde mi ventana veo caer la lluvia, y en el soportal de enfrente un hombre joven tirado en el suelo con el brazo izquierdo flexionado a modo de almohada, y sin una prenda de abrigo, ve caer la lluvia como yo ¿como yo? ¡pero que estúpida soy! Lo observo de cuando en cuando mientras tecleo. Pienso que está dormido ¡pero que estúpida soy! ¿dormido con este frío? anda que yo también… Se ha reclinado un poco, para mirar ¿que? a un señor con paraguas que espera no muy lejos de donde él se encuentra. Se levanta y se le acerca, mientras el señor lo intuye y comienza a pasear; son solo unos pasos, los suficientes para calmar esa molesta inquietud que a casi todos nos entra cuando la miseria se nos acerca: le pide y se lo niega, y el hombre joven vuelve a su lugar y el señor mayor cruza la calle solitaria de humanos. Solo el viento y los palmitos que adornan mi calle. Ellos vienen, vienen y van, mientras dos seres los observan danzar. Uno desde su ventana, y el otro desde su rincón en el soportal del edificio de enfrente, bajo un mural de cerámica en la que el artista ha plasmado una Ceuta marinera.
Ene 112010
 



Iglesia de Kogo. Foto cedida por mi buen amigo Bitito.

Y pasó el tiempo, y llegaron días de lluvia y estaciones secas. Y en la bisagra, los tornados en toda su grandeza, mostrando su lado bello, en esos tintes del cielo; en ese pasar de la luz a la tiniebla. Y su lado más inquieto devastando a su paso cuanto se les cruzaba en el camino. Y por pasar también pasaron cosas buenas y malas, como un amigo que se iba, un familiar que se moría; otra vida que llegaba. Y las hojas del calendario Mariano iban cayendo entre el trabajo, los paseos sin Titán, hasta la Misión, o hasta el puente de Triana por donde cruzaba el río Benito, con la Escopetilla de una mano y tatín de la otra, y el bueno de Jose. Luego estaba las citas con los amigos a la puerta de la casa al caer el sol; ese sol que corría a esconderse con prisas al tañido de las seis campanadas del reloj de la naturaleza, para volver a salir doce horas después, dando paso a la luna linda en un cielo estrellado, o a las noches sin luna en un cielo sin estrellas. Y así pasaron los años.
-Ave Maria Purisima…
– Sin pecado concebida…
– Perdóneme padre porque he pecado…
– Dime hija mía…
– evito los hijos…
– ¿Por los medios permitidos por el Papa?
– Que medios…
– el metodo Ogino, hija mía, que otro medio va a ser…
– Padre yo no tengo ni idea del método ese; yo le estoy hablando de…-duda ante las palabras que tiene que emplear, pero continua-, “la marcha a tras”, y el condón ¡lo siento padre! No sabe la vergüenza que estoy pasando…
– Lo se hija mía, lo se, pero no te puedo perdonar, si no cambias de actitud…
– No puedo padre…
– Pues ve con Dios, pero sin la absolución…”In nomine Pater, et Filii,et Espiritu Santi, amén”…
En el reloj de la iglesia daban las nueve cuando atravesó el umbral, sin tomar la comunión. Ni si quiera espero al “ite misa est”, porque estaba molesta con el padre, y es que a pesar de la advertencia del misionero, se había acercado al altar, pero al verla él desvió el cáliz, a un lado indicándole que no había nada que hacer hasta que se bajara del burro. Todo fue tan rápido que confiaba en que nadie se hubiera dado cuenta de lo sucedido. Caminaba absorta en sus cavilaciones, con el misal en una mano y la mantilla negra de tul, todavía sin quitar de la cabeza. Tendría que hablar con Ángel sobre lo que le había dicho el padre sobre el método ese. Llevaban muchos años, desde que nació Tatín evitando los embarazos; no quería más, con el primer parto ya tuvo bastante, así que sintiéndolo mucho y por encima de lo que le dijera el padre, no pensaba quedarse embarazada, y no era culpa suya si no empleaba el Ogino ese, que por otra parte no sabía si era un medicamento, o…El pitido de un claxon desvió sus pensamientos; luego un frenazo y cuatro improperios a una negra vieja que cruzaba la calle envuelta por el humo de la cachimba que fumaba con deleite, mientras sujetaba una gran palangana colmada de buñuelos teñidos de rojo por la fritura del aceite de palma. Un desgastado vestido de flores, cortado a la cintura, cubría su negra delgadez; y en los pies calzados con el polvo del camino, unos dedos grotescos; de piel callosa, y ásperos como una panocha sin desmochar, se afianzaban con fuerza al suelo de tierra. La camioneta siguió su camino, Y la negra, tras comprobar que la palangana estaba equilibrada sobre el trapo que llevaba en la cabeza, a modo de almohadilla, sujetó con fuerza, entre los dientes la pipa: (” una pipa horrible”) – pensó Sarita cuando la vió, sin poder apartar los ojos de aquella cabeza de negro, de enormes y afilados dientes…Un escalofrío recorrió su piel, y sus dedos se aferraron con fuerza al misal…

Ene 112010
 

El Cuentacuentos te quiere narrar la historia de una pequeña niña;el te quiere contar de la nena, de la que sabrás de su orgullo y soberbia. Y sabrás de su padre…de como libro a la chiquilla de tal ruindad…enérgico fue con la niña…
– Eres de piel blanca – dijo – Y el de piel morena – Insiste airado.– Más no olvides, mi niña, que no eres mejor por blanca, por rubia, por tenerlo todo… No olvides pequeña que ¡él también es de Dios!
El Cuentacuentos te quiere narrar la pequeña historia de una niña blanca,
y de un niño moreno; de un padre cabal…
– Se lo voy a decir a mi papá – dijo la niña
– Yo también tengo papá – contesto el pequeño

Escucha al Cuentacuentos…


Ene 082010
 

¡Que la vida os trate bien amigos en la distancia! Esto ha sido un tiempo de vino y rosas, pero como todos, también los he tenido y tendré: tiempos de mirra y vinagre ¡Es así la vida! pero… a pesar de los pesare…¡LA VIDA ES BELLA!

Su consorte, nuestro querido amigo Rafa, llevó a la mesa café a go go, por eso de que habíamos salido de San Javier a las cuatro de la madrugada. Por cierto que cuando Ángel era un bebe le enseñó a rebuznar, osea que este muchacho aprendió a rebuznar antes que a hablar ¡cosas de la vida! ¿Es cierto o no, Rafa? Ellos fueron una parte importante de sus infancias

Y en Barajas de nuevo. Junto a María Eugenia “54”,. el cariño es recíproco.


Y llegó muy tarde del curro. No quiso irse a casa sin darle un abrazo a uno de sus cuñados preferidos (solo tiene dos) .- sin importarle el uniforme manchado de “curro”, ni el cansancio que se refleja en su cara. A él tampoco le importó salir en pijama: estaba de empacho. ¡Hasta pronto cuñao!Hasta pronto Ángel…
De una despedida…Nuestros buenos amigos vienen a decirle: hasta pronto
Espabila Sandra y comete el plátano, que abuelo Manolo se zampa el huevo “Kinder”¿Quien le cuenta el cuento a quien?
..Eran las dos de la madrugada y llevaba levantada desde las siete de la mañana. Mucho curro estos días en Mercadona.¿Está buena la galleta Leyre?
Chicho…No tengo ninguna contigo ¿por qué? Seguramente porque los bebes andan siempre pegados a ti…¡no pueden vivir sin ¡Chichooo! Un beso.
Lo lleva con resignación…

¿Es un cerdito lo que lleva en la cabeza? me acabo de dar cuenta…
Con su chico guapo…
Con su chico…
Con su chica…
Con su chica ¡En que estarás pensando Campanilla!
Había una vez un barquito chiquititooooo…..
Esta se ha colado aquí, y aquí se queda.
¡Vámonos que empieza el fútbol!
No podían faltar nuestros buenos vecinos y mejores amigos, Tribu y Vicente ¡buena gente vive Dios! No se si está toreando o jugando al pingpóng…
Y tras ellos la bella Sara empeñada en estar en todas las salsas, eso si, a falta de casco,un buen cojín por si acaso
¡Campeón!
Pasión le ponen un rato
Tardes de Wii…
¡Sabe a nicotina!
¡ Y aquí el café maravilloso y que yo no soporto!

Que no os creáis todo lo que veis, pues no tiene ni IDEA de cocina, lo que ocurre es que le regaló su amigo invisible una cafetera maravillosas de esas que casi les falta hablar y que hacen un café malisimo, y está muy puesto con el juguetito ¡me encanta con su pantalón de chandal decorado a pegotones de pintura blanca ¡este es mi chico!
¿Hay alguien en casa? Haber no se si habrá, pero la mesa a medio poner…
Leyre oteaba el horizonte en busca de alguien que le dijera…¡nooo! pero el personal estaba muy ocupado en” jugar a las casitas”
Lo dicho: y no ejerzo de abuela…¡pero me encanta que me despanzurren la caja de los juguetes entre la cocina y el salón! je, je, je ¡Ay Leyre, Leyre! bebe de mermelada ¡Anda sueltalos ya!
¿Que? ¿te has pasado cortando?
¡¡¡¡Ya quisiera yo para mi esos 84 años!!!!!

– ¿Y la cama? – Ahora Nina…

Creo que tu amigo invisible te va a regalar un lote completito de leotardos para que los llenes de “patatas” como esa tan hermosa que llevas en la patorra…
Envuelve, envuelve paquetitos…

sin comentarios

La niña, porque es muy niña, pesa un h…. y solo mide 1’65 ¡que lastima de Nina! que pequeñaja se quedó por tirar la leche por la ventana cuando era niña ¡justo castigo!
La cara de circunstancias de la bella Sara es todo un poema: no espinacas; no dulces, je, je, je…
Aquí con el empacho de bocatas y de más. Harto ya de estar harto, como dice la canción, de la reportera de pacotilla de su madre.

¡Ayyy la bella Sara! es todo un coñazo a la hora de comer. Dice que las espinacas con garbanzos le recuerdan a su infancia ¡ madre mía que me moría tiene! si eso debió ser cuando Morla la tortuga tomo el primer “bibe”. No os creáis que esto es un teatro para la foto, no. Esto es el pan nuestro de cada día. je, je, je…
No le doy a la litrona, je, je, je… lo utilizamos para una salsa de “fuá”, a mi personalmente me da asquito. La culpa la tiene un p.p.s. que me endiñó una amiga, desde entonces no pruebo el “fuá” de pato ¡pobrecitos!
Este es el campo real de batalla del ama de casa en navidad…
Con la venia de la señora Varech, una tambien hace sus pinitos en la “cuisine”, aunque no le gusta nada la idem ?tarta de chocolate y nueces?
Ya queda menos ¿ y ahora que falta ?
Si, si, desco… viva que vaya tela el tiempo que tardas para dos miserables tostadas, estás tú para unas prisas
¡ Anda que tú tambien! para hacer una tostada pareces el Arguiñano
Anda hijo de tu madre despanzurrate bien ahora que puedes porque cuando regreses a la jaula volverás a la posición”lata de sardina”
La pequeña Andrea, bajó de la habitación en pijama, y con el antifaz si n quitar, y es que no puede dormir con luz, cosa extraña en una cría, pero lo hace por la bella Sara que no puede dormir sin ella ¡ay madre!
Que me dejes jugar a mi ahora… que sois unos acaparadores…

Acertó por casualidad. No se lo cree ni él
¡Esto si! ¿Aqui están mis chicos! ¡Falto yo para darles una paliza je,je, je y eso que juego con tacones ¡traidores!
Ante el ordenador de Doyo jugando a no se que de marcianitos ¡los odio! me causas dolor de coco
Chicho con los bebes de mermelada. Lo torean como a nadie pero el cariño es reciproco
La bella Sara en una actuación de teatro que ya la quisiera para si algún empresario del género: -¡Ay papa, papa, te he prometido que no voy a llorar, solo emocionarme…
Con Chicho el cerdito soñador y su parejaCampanilla. Delante, doyo pensando si darle un bocado a la servilleta o al vaso de Coca cola
.Con la bella Sara. Doyo tiene hambre pero espera resignado, je, je,..
Charlando de algo serio con su padre¿que se estarán contando?Más reencuentros. Feiz de ver a la pequeña Andrea
Con su madre que tampoco se lo acaba de creer y tiene que achucharlo como sea…
Con su padre que por la cara aún no se lo cree

Tachánnnn, tatachannnn ¡Y aquí el cerdito saliendo del redil!

Estos no han bajado del avión ¡os lo aseguro! pero como todo lugar es bueno para los reencuentros, pues…no han querido desaprovechar la ocasión: -¡achuchala hombre! achuchala bien que no se diga…
No solo esperamos nosotros…
Tiempo de espera en Barajas. Son las siete de la mañana, hemos salido de Murcia a las dos de la madrugada…todo sea por el cerdito luchador…

Bueno y ya por fin el trabajito se acabó, cuando tenga tiempo os enseñaré alguna otra de : “la faena be feta”, je, je, je…
Anda si, subete tú a la escalera que yo ya le he tomado cariño al carretito…
Ya queda menos compañero…
¿Encuentros en la tercera fase? ¡No ! el careto se le ha quedado así, de solo pensar en los cincuenta y cinco metros de lucecitas que hay que colocar…
Y aquí peligrando la vida de los artistas en el tendedor hostil, con tanta pinza amenazante…
Hay que planificarlo muy bien que no son profesionales de la luz…

Los españolitos somos así: trabajan dos y miran cuatro…
Empieza la cuenta atras…

Estoy aquí otra vez tan solo por unos días. Como cada año hacemos un alto en el camino por motivos de trabajo de mi consorte, para luego reanudar nuestros días de vacaciones. Hace frío; mucho me parece a mi ¿Y a vosotros? Sentada en el sillón ante el ordenata, embutida en una bata, no de “buatiné”, pero casi, mis ojos se pierden entre los cuadros verdes, rojos, calderos, y amarillos, que forman la manta que arropa mis piernas, y su visión me transporta a la Navidad del 2000…: – ¡Mira papá que regalo tan guapo le han hecho a Manolo!- le digo a “Ojos de Gato” que permanece sentado en su sillón delante del televisor. Me mira y me sonríe con una sonrisa triste, y en sus ojos leo: “no puedo más, llegó mi tiempo”…y yo sigo hablando como si no hubiera recibido el mensaje, dejando la preciosa caja de cartón blanca con lunares negros, junto a él y sacando de ella, sin dejar de hablar la manta que ahora cubre mis piernas……

………..- ¿Que llevan ahí? – El guardia civil que nos hace la pregunta es un hombre joven y cuadrado, y mientras nos habla pienso que detrás de su chaleco anti -balas hay un cuerpo que ya lo quisiera la Coca cola para uno de sus anuncios. – Mi hijo Doyo, se vuelve a la par que yo hacia la caja de cartón blanca con lunares negros que viaja en el asiento de atrás del coche. – Son las cenizas de mi padre;de mi abuelo – decimos los dos al unisono,mientras nos disponemos a coger la caja para enseñarle el contenido -. Nació en este valle del Roncal y venimos a esparcir sus cenizas desde la ermita de Idoya…
– Déjelo- me dice con sus ojos clavados en los mios, y las manos descansando en el arma- no es necesario…Adiós y buena suerte.

– Adiós, y buen servicio, le digo mientras me quedo pensando el porqué del deseo de “buena suerte”, cuando a lo que íbamos era a esparcir unas cenizas…: quizá era el deseo de que soplara el viento hacia el lado correcto para no devolver a “Ojos de Gato” a la caja de lunares, pienso con guasa sana, sabiendo que él se estaría riendo de mi ocurrencia…….

……..- ¡Sopla el viento en dirección contraria por eso nos lo devuelve! grita el ermitaño, viejo compañero de escuela de “Ojos de Gato, como si en vez de estar en una pequeña montaña estuviéramos en el mismísimo Kilimanjaro
– ¡Sopla el viento en dirección contraria, vuelve a gritar mientras recoge las cenizas del suelo a la par que mi hijo Doyo, para volver a lanzarlas al valle…
Un regusto entre ácido y metálico, que no olvidaré jamás se funde en mi paladar, en el momento en que le gritaba al viento
– ¡Viento cambia de dirección o si no tendrá que volver a la caja de lunares!

Buena suerte tuvimos pues el viento cambió.
¡Feliz “no navidad”, “Ojos de Gato!

………….Tiempo de encuentros y reencuentros.
Tiempo de amar, de reír, de deseos de paz y de salud, bueno estos quedan para el día después de la lotería de navidad, por eso de: no nos ha tocado pero lo importante es la salud… je, je, je…
Tiempo del pan nuestro de cada día, de caricias, de dulzura, de recuerdos… de pensamientos positivos y de brindis como ¡por los que están y por los que ya no están! Tiempo de ver a la bella Sara moquear, pensando en “Ojos de Gato” : – ¡Que no lloriquees ! ya sabes que no te escucho…
– No, si no voy a llorar, se lo he prometido a papá. Solo voy a emocionarme
¡Horror! -pienso- será peor que el Jeremías de mi pueblo. Y lo intenta pero al ver que no la miro se contiene ¡Si es que me las se todas!
Tiempo de luces de navidad…Solo cincuenta y cinco metros de lucecitas que el bueno de Chicho, el cerdito Soñador, coloca junto a su padre en el exterior de “nuestra hipoteca”. Se quedó sin tenis,y eso para él es un sacrificio ¡todo sea por el viejo!

Tiempo de niña bonita y bebes de mermelada… – ¡Soy un cuchilloooo! Y un tenedoooorrr, una cucharaaaa, y un cucharónnn Soy una taza, una sopera, un plato hondoooo, una batidoraaa y una olla expressss: piiiiii, piiiiii…. Y mis pequeñas cantan a la par que hacen todos los gestos habidos y por haber, mostrando los diferentes elementos de menaje. He de decir que hubo un día en que las pequeñas no estuvieron solas en su actuación pues la señora Varech, que vino a pasar con su consorte, unas “originales horas”en las que hubo urgencias, fiebre, y una buena dosis de “canguro”, actuó junto a ellas teniendo un público no muy agradecido por eso de que estaban un poco agotados del trajín que se llevaban las jóvenes cantantes. Un aplauso para usted señora Varech, es una estupenda “Mari Popyns”. Recuerdeme que le compre por su cumple el paraguas con el “coco de loro” y una mochila de “Helou Kitty” a falta de bolsón mágico
Tiempo del tan esperado reencuentro con el cerdito aventurero, que se puso malo de tanto bocata de tortilla de patata y de “jamonsito”, y de “arrosito”, y de todo lo güeno que da la tierra que le vió nacer ¡un empacho agarró el pobrecito! así que dos dias antes de subir al avión suerecito va, suerecito viene ¡y listo para comer “alosss” y “tallalines” ¡San Judas acercalo más! que este como no cate antes de la próxima navidad el bocata de calamares se nos queda en el sitio de un atracón.

Tiempo de amigo invisible hasta altas horas de la madrugada, con bebes juguetones primero y llorosos más tarde, y tenían razón pobrecitas
Tiempo de cambio de pañales, por cierto que ya aprendí a manejar estas maravillas que tanto aguantan la humedad, y no se los colocó del revés ¡ no si una va aprendiendo! y es que no ejerzo de abuela ¡Pero como se me cuelgan los angelitos! No si es que no ejerzo de abuela ¡pero se quedan conmigo las puñeteras. No si es que no ejerzo de abuela ¡pero me encanta que la pequeña Andrea se quede en casa, e irme al cine con ella! No si es que no ejerzo de abuela ¡pero me “vuelve loca”que despanzurren los juguetes en el suelo justo al lado de la puerta que separa la cocina del salón! No si es que no ejerzo de abuela, y para una noche que debuté acabe en urgencias y salí de allí a las seis de la mañana, con una de las cantantes aferrada a mi como un un oso amoroso…. No si es que yo no ejerzo de abuela… ¡Pero no puedp vivir sin ellas!
Tiempo de “Wii”, amigo invisible de mi cerdito luchador. No soy mala con los bolos¡el tampoco!

Tiempo de familia: de Lidia y de Campanilla. Tiempo para el recuerdo de los amigos: TIEMPO PARA VOSOTROS