Feb 272010
 

Un bellisimo rincón de la madrasa de Salé, en Marruecos…

Tumbas de las ruinas de Chellah, en los confines del Imperio Romano, en Marruecos



En el nombre de Allah, el Misericordioso, el Compasivo

¿Sobre qué se preguntan?
Sobre la gran noticia
acerca de la cual difieren.
¡Pero no! Ya sabrán,
sabrán de verdad….

¿A caso no hemos hecho de la tierra un lecho,
hemos puesto las montañas como estacas,
os hemos creado en parejas,
hemos hecho de vuestro sueño reposo…
hemos hecho de la noche un vestido…
hemos hecho del día un medio de vida…


Feb 272010
 

El Cuentacuentos no sabe medir el tiempo.
De poco le sirve la clepsidra que custodia en su alforja,
La guarda, tal vez, para captar los dorados reflejos del sol,
que recogen las gotas de lluvia en su carcel de color…
La conserva quizá como un niño, creyendo que en ella,
hallará reflejada tu imagen…
O quizás porque sueña en que un día,verá tu sonrisa brillar en el basto cristal…
El Cuentacuentos no sabe medir el tiempo…
Se pregunta el Cuentacuentos:
¿Sigues ahí vida humana?
¿aún estás al otro lado de la valla en un rincón de aquel jardín?
¿sigues ahí?
Porque tengo que contarte… ya sabes…
Porque aspiro a que me escuches… si tú quieres…
Porque quiero que tu quieras escucharme…
Porque… porque…
¿Aún estás al otro lado de la valla?

Feb 262010
 


Te venía un poco grande el gorro ¿no crees Beatriz?Tus padres y los míos…¿que se estarán diciendo los tuyos? que habrá dentro del vaso…seguramente “un salto” -coñac con soda-, algo que se bebía en “nuestra Guinea”allá en la posguerra “bella Sara”¿que le decías a “Ojos de Gato”…

Que verdad es que conforme nos hacemos mayores, volvemos a la niñez: somos como un yo-yó, de esos de toma, daca, para arriba, para abajo, giro para un lado y luego para el otro, regresando siempre al punto de partida…
-Es muy normal…la tía -la “bella Sara”, está muy bien para su edad; no te preocupes tanto por ella, que sabe mucho, como todas las personas mayores – me dice con esa voz suave que tanto agradezco oír, cuando pido ayuda vía móvil a mi prima Beatriz.Es medico de cabecera de la Seguridad Social, y a fuerza de batallar con la gente mayor se ha sacado en la “universidad de la vida cotidiana”, el titulo en sicología. Ella es un medico de los de antes; de los de pueblo diría yo, y no es porque no esté preparada, que lo está y mucho, sino por esa paciencia y ese trato entrañable que antes había entre paciente y medico, y que ahora por la forma de vida tan acelerada que llevamos se ha perdido. La puedes llamar a cualquier hora del día que ella siempre estará ahí. La puedes llamar al ambulatorio, que ella siempre se pondrá al teléfono,aunque esté con un paciente. Puedes decirle:-Beatriz estoy ech@ polvo…por esto, por esto y por esto…y ella siempre te dice lo que te viene al pelo. Que te duele un dedo…”una tirita”, no te habla de artrosis -por ejemplo- pero te dice: -cuando tengas tiempo, o nada que hacer no te cuesta nada acercarte “al de los huesos”…Que te duele la espalda, o tienes un gripazo: – ¡andando a la cama a sudar! mucho zumo de naranja y Paracetamol,si viene a hacerte una visita la pelmaza de la fiebre. Aquí hay que decir, que los mayores como mi madre, se sienten “un poco ofendidos”porque:-no me ha hecho caso, yo quería un antibiótico, y nada…Ja, ja, ja…¡mira que les gustan las pastillas a ese colectivo! por no hablar de su punto de reunión preferido:¡el ambulatorio! ¡ay el ambulatorio! ¿pero que tendrá ese edificio que les engancha tanto? la “bella Sara” por ejemplo, se va como dos horas y media antes para coger sitio. Se emperifolla como para ir de boda, y con dos litros de perfume, sale del ascensor tras haber dejado al pobre infeliz que bajaba con ella fuera de combate para toda la mañana ¡Y luego dicen que no rinden! si a los pobrecitos que les ha tocado la desgracia de compartir el ascensor con espécimenes como “la bella Sara”les han hecho el control de alcoholemia y han dado positivo ¿van a estar para currar! Y explicaselo tú a los de tráfico:-oiga que yo no he bebido…pero si solo llevo un colacao de esos reforzados con frutas y cereales…que me he empezado a encontrar mal en un ascensor, en el que iba una señora con dos litro de perfume de nardos…se lo juro señor guardia…Y el guardia te mira como diciendo:eso es lo que decís todos, anda que echas una peste a alcohol..-piensa el hombre.¡En fin! que tendrá el ambulatorio que tanto engancha a las personas mayores. Hasta donde llega “la bella sara”, que está abonada a las consultas externas del Clínico Universitario de valencia, porque cada vez que mis dos hijos mayores van a revisión ella se apunta…se ha convertido en todo un ritual que vienen poniendo en práctica desde hace años:ellos salen temprano de Murcia, llegando allí sobre las doce o la una y ella lleva allí desde las nueve ¡ja! y lo que ya es la monda, es la actitud del médico, porque alguna vez hemos ido con ellos, y luego no nos ha dejado pasar:
-De padres nada¡que entre la abuela como siempre –
– ¡Oiga usted ¡de abuela nada! que yo soy “mamalela”
– Lo siento; es verdad¡que pase “mamalela”!
Y nosotros con dos palmos de narices en la sala de espera…Se que esto que os cuento puede parecer rocambolesco y fruto de mi imaginación, pero os aseguro que es real como la vida misma ¡si lo que no haga “la bella sara”! Como por ejemplo reventarse la garganta de tanto “carraspear”hasta quedarse afónica el porqué de esa actitud, ni más ni menos que para llamar la atención a la family.Cuando ella calcula que su puesto en el ranking parece peligrar…¡andando a montar una de “enfermita”, menos mal que Beatriz ya la tiene “calada”, porque todo hay que decirlo, vive en el bloque de al lado de mi sufrida prima.
Y ¿por qué de todo esto? Pues porque ayer me llamó con una voz de “carretero abonado a la cazalla”-que me perdonen los carreteros que todos no son cazalleros-,que daba gloria oirla y entre carraspeo y carraspeo, contandome que me llamaba porque estaba preocupada por mi faringitis, con una voz de ultratumba de tanto haber forzado esa pobre garganta.que le metí una bronca de las guapas:
-¿No tendrás miel y limón verdad?
-No…ya sabes que no tengo ni un ajo…
No ha guisado nunca, no se si alguna vez lo conté, y claro ahora menos, pero un tarro de miel…ya lo del limón lo dejamos, porque es toda una aventura…
-Pues con un vaso de agua bien calentita, una buena cucharada sopera de miel y otra generosa de zumo del limón, la garganta se te cura en dos días…
– Tengo una pastillitas que me diste tú en Ceuta…
-¡La madre del cordero! si esas son de este verano de cuando estuviste en Ceuta…anda mira a ver si están caducadas…
Va y viene
-Pues si…
-Vale¿verdad que no se te olvidan ir a sellar las quinielas, ni la primitiva , ni ir a por la lotería del jueves?Mañana te quiero con la miel y “el limón” en casita.
-Vale…
Bella sara, se que no habrás hecho nada de lo que ayer por la noche te dije…¡Que se le va a hacer! Como siempre:¡que sea lo que Dios quiera!

Feb 262010
 


Hoy la luna no asoma entré las nubes…
Es una noche oscura;
sin estrellas…
El mar, extrañamente inmóvil
le ha prohibido a las olas que acaricien la arena
Y le ha pedido al viento que pase como brisa
como un niño descalzo…
como una pluma de ángel…
como un beso robado…
Y el viento le pregunta:
¿Por qué estas hoy tan triste?
¿Por qué no ruges mar?
Y el mar va y le contesta:
Me falta el Cuentacuentos…
Hoy no se donde está…..

…..El Cuentacuentos se encuentra lejos allende la mar….
Está buscando a un humano, en otro tiempo y lugar…
– Estas buscando en vano, Cuentacuentos ¿Lo sabes? – le grita el mar…
– Estoy buscando en vano.Lo se… ya lo se… estoy buscando en vano…Lo se…
¡Hoy no quiero contar!

Feb 262010
 

Okangón en la tierra y en la mar Altair…

Querido, mi muy querido amigo okangón:
como una niña, se agarra a la mano del ser querido, buscando seguridad y amparo,así entré yo a este magico rincón, el país de la fantasía: DE TU MANO.
Va mi aplauso para todos vosotros: los que dejais un pedacito de vuestro corazón en este papel virtual y para los que dejan generosamente, un poco de su tiempo molestandose en leernos.
Un beso: Gudea de Lagash 2570.gif 2570.gif 2570.gif

Feb 262010
 




La semana que “Ojos de gato” pasó en la isla, no fueron suficientes para saborear el encanto de sus gentes y la belleza de sus paisajes. Se había enamorado de la pequeña ciudad de calles rectas y cuidadas, salpicadas de casas de un bello estilo colonial con galerías cubiertas y jardines entorno a cada una de ellas. Era consciente de que tendría que transcurrir un tiempo hasta llegar a la asimilación total de todo cuanto quedaba grabado en su retina, como las diferentes etnias que habitaban el barrio conocido como “Campo Yaundé”: Hausas, Calabares, Ibos, Pamues, corisqueños, annobonenses…Y otras muchas cuyos nombres escapaban a su memoria. Pero de lo que si se había percatado, era de que esas dos razas: una blanca y la otra negra, intentaban convivir en un pequeño territorio de África. La primera con el corazón lleno de esperanza de un mundo mejor que el que hasta ahora había tenido. La segunda, con la esperanza de que esos hombres blancos venidos de lejos no acabaran con las costumbres y tradiciones de sus ancestros.
Uno de los rincones que más le impactó, fue el mercado. Tan lleno de vida; con sus gentes vestidas de mil colores, y hablando mil galimatías que el sabía que nunca llegaría a entender… Deambulando entre el gentío, su compañero, zarzosa, le hablaba de las diferentes etnias que llenaban el lugar. Hombres y mujeres vendiendo, comprando, o valiéndose del trueque para conseguir lo que necesitaban. Por todas partes pululaban pequeños puestos con sus mercaderías expuestas al comprador: pulseras de pelo de elefante, con un diminuto elefante de marfil como colgante, pulseras de piel de cebú decoradas con cuentas de vivos colores, o bordadas con hilo; telas de colores a las que llamaban “popós”.y con las que cubrían su cuerpo las mujeres, a modo de clothes. Aquí y allá. Salpicando el mercado, como hermosas flores de primavera, unas mujeres grandes y gordas conocidas, según le dijeron, como “las mamás”- tal vez porque sus figuras evocaban a las amas de cría- lucían los clothes, y adornaban sus cabezas con grandes pedazos de tela, con la gracia y el estilo de la más noble dama veneciana. Permanecían sentadas en el suelo de tierra, al lado de unos toscos cuencos de madera rebosantes de humeantes y aromáticos cacahuetes tostados, que hacían la boca agua. “las mamás”, esperaban al comprador, en actitud perezosa, espantando las desagradables moscas que se posaban en su brillante y grasienta piel, a golpe de un curioso matamoscas confeccionado con pelos de elefante: ¡plas! , ¡plas!, ¡plas,plas! restallaba el latiguillo aplastando los insectos contra la carne…¡plas! ¡plas! restallaba, una y otra vez…
Una mujer que vendía fruta, succionaba caña de azúcar al tiempo que amamantaba a su retoño: un rollizo niño del color de la canela, que agarrado al pezón de su madre pataleaba alegremente al sol de la mañana.
…Mangos, piñas, plátanos… hummmm. El estomago de Ángel ruge sin miramientos… papayas, aguacates… Frutas, todas ellas, exceptuando los plátanos, que jamás había probado…
– ¡Ja, ja, ja! La misma cara puse yo cuando las vi, por primera vez. Son sabores diferentes, pero te van a encantar; ya lo verás.
-Pues ¡Empecemos ahora mismo con las lecciones! – Y señaló una fruta grande, verde y roja, y de aroma intenso.
– Eso son mangos. Su color por dentro es amarillo, y su carne es… como te diría yo… entre melosa y fibrosa…– Zarzosa, tomó uno y le dio una moneda a la mujer, que les dedicó una sonrisa, de dientes blanquísimos y caña de azúcar incluida.
Un líquido viscoso, resbalaba por su mano, mientras pelaba la fruta, con una pequeña navaja, recuerdo de su infancia. Hincó los dientes en la carne y al saborearla… llegó a la conclusión de que comerse un mango, era uno de los mayores placeres de la vida…..

En el recuerdo…

….. ¡Baja ahora mismo del castaño! ¡Eres de la piel del diablo! Ya está bien de libros…
¡Madre, madre! ¡Mira que fruta, parece rica! Aquí dice: piña y aquí papaya… ¿Aguacate? huuuummm tienen que estar ricas
– Ya veo… Anda coge el cubo de la comida de los cerdos y vete a echarles de comer… ¿Y quien dices que te ha dejado ese libro? – me dices, madre, mirando de reojo los dibujos de una de las páginas…
– El señor cura, madre… es un libro de ciencias naturales…
– ¿?
– Habla de árboles, de flores y plantas…
– Y de huertas… ¿también habla de huertas?
– Me parece que no… pero…
– Anda espabila, que después de los cerdos, me tienes que ayudar a recoger los tomates, que se los están comiendo los pájaros…
– Ya voy, madre… Y abrazo tu cuerpo delgado y pequeño, Y te miro a los ojos; esos ojos verdes, tan claros, como los tiernos brotes de primavera de tu pequeño jardín… Un mechón rubio, asoma descarado por debajo del pañuelo que te recoge el pelo, y mis dedos intentan con torpeza volverlo a su lugar… – Anda, anda, no seas zalamero, que no te vas a libras de la faena – y me coges de la muñeca, con mano firme, y siento la aspereza de la palma, reseca y agrietada, que habla de niños… de caricias… de noches en vela…de mortajas…de pan hecho en casa… de coladas en el río…de huertas… y de días, de meses, de años… De toda una vida cuidando el hogar…….

Feb 262010
 

¡Bienvenido a mi zaguán ! Tolentino. No estás muy lejos; ya sabes…solo a dos manzanas de aquí, y si un@ se lo propone ni tan siquiera eso ¡cosas de la vida! Ya ves, dejamos el tamtam, el correo de los Zares, telegramas y teléfonos para llegar a esta pequeña pantalla y su mundo cibernético, que ya lo hubiera querido nuestro querido Julio Verne, en su tiempo vivido… Bienvenido a mi zaguán Tolentino; pasa y sientate con una taza del té de “la buena onda” entre las manos.
Gudea de Lagash
Feb 252010
 

Cuatro

raro…raro…raro…

Los números en japonés adquieren un significado distinto cuando se escriben y se leen como letra y no como número (kanji).
El número más temido, por su significado, es el número cuatro, que significa muerte.

Un claro ejemplo de su uso es en las matriculas de los coches, donde normalmente tratan de no utilizar el cuatro. Si el propietario de la placa tiene la mala suerte de que hay un cuatro en la mayoría acabará pagando dinero el número. Esto se agrava si al cuatro le sigue un n
ueve, por ejemplo el número 4219 si lo lees en japonés es “shi ni Iku” que significa “vas a morir”.

wikipedia

 

 



¡Una perla!

 

¿Sabía usted, querido lector, que los romanos se lavaban los dientes con orines y que los más apreciados de todos eran los españoles? Realmente asusta pensar en el camino que tenían que recorrer las micciones de nuestros antepasados para llegar a su destino. Guardar primero el ambarino líquido hasta la llegada del comerciante que lo compraba, envasarlo luego en ánforas que eran debidamente precintadas y, embarcarlas luego en navíos de cabotaje que tardaban uno o dos meses hasta llegar a Roma. Supongo que allí se deberían mezclar con algún perfume o algo que atemperase la peste que se puede suponer que exhalaba tal dentífrico. De todos modos me queda la curiosidad de saber por qué las secreciones renales de nuestros antepasados íberos gozaban de más predicamento que los de las otras regiones.

Carlos Fisas. de su libro: “Historias de la Historia” quinta serie, de la editorial Planeta.

 

Feb 222010
 

 

No era muy alto, pero sí corpulento y musculoso. Su apariencia era fría e inspiraba cierto espanto. Tenía la nariz aguileña, fosas nasales dilatadas, un rostro rojizo y delgado y unas pestañas muy largas que daban sombra a unos grandes ojos grises y bien abiertos; las cejas negras y tupidas le daban aspecto amenazador. Llevaba bigote, y sus pómulos sobresalientes hacían que su rostro pareciera aún más enérgico. Una cerviz de toro le ceñía la cabeza, de la que colgaba sobre unas anchas espaldas una ensortijada melena negra…
Nicolaus Modrussa

 

 Vlad Ţepeş (pintura al óleo, Austria, 1560 d.C.).

Esta es la descripción de Vlad III Tepes, hijo del príncipe de Valaquía Vlad II. Más conocido como Drácula a raíz de la novela de Bram Stoker. No fue un personaje de ficción sino de carne y hueso, al que a lo largo de los siglos se le ha presentado como un “no muerto don juanesco”. Pero Vlad III gobernante de carácter explosivo e imprevisible, fue el más duro de todos los gobernantes de la Europa Oriental del S.XV. Los historiadores que definen a Vlad III el Empalador como un héroe nacional destacan que, en aquel tiempo y lugar, el ejercicio del terror total era la única manera de mantener a raya a las fuerzas abrumadoramente superiores que, desde un lado y otro ( turcos y Hungaros), se disputaban las puertas de Europa y de Asia. Casi siempre su ejército era ,en número, muy inferior al del enemigo así que solía utilizar las tácticas de la guerrilla para acabar con ellos: incendiaba las tierras, infectaba los campamentos turcos con enfermos  de tuberculósis y envenenaba los pozos de agua. Desde esta perspectiva, Vlad Tepes habría sido simplemente un hombre de ese tiempo, en donde “el fin justificaba los medios”, a lo que habría que añadir el sentido de la justicia y el patriotismo poco usual para una época tan convulsa, quien hizo estrictamente lo necesario para acobardar a los masivos ejércitos extranjeros y a los desestabilizadores del interior, a mi me parecen un poco drásticos sus métodos, pero vamos… Tuvo una infancia traumática a causa de su condición de rehén entre los turcos, aunque el sultán Murat II parece ser que lo trató como a un hijo… Su vida estuvo llena de odios y venganzas y aunque no haya sido el personaje que Stoker nos describe, nada tiene que envidiarle, pues la sangre y el sufrimiento le acompañaron siempre, (en el siglo XX, durante el gobierno del partido comunista, Nicolac Ceausescu “Chauchescu” lo nombró Heroe Nacional). Cosa que me cuesta digerir, pero vamos que si esa era la tónica general para la defensa “del terruño”… Lo cierto es que tenía una forma muy peculiar del sentido de acabar con la pobreza, la enfermedad, indeseables y los gitanos que habitaban en Moldavia : ¡los mató a todos!
Vlad III Tepes – el empalador-, mostró ya desde niño un gusto por lo morboso fuera de lo común. Disfrutaba recorriendo las mazmorras del castillo de su padre, igual que un niño cualquiera correteando por el desván de su abuela. Le encantaba almorzar en un bosque de empalados y mojaba el pan, según he leído, en la sangre de esos infelices. Hay mil leyendas sobre este, cuanto menos, enigmático personaje de la historia de Rumanía, pero como ninguna de ellas hablan de un día de campo, una montaña nevada, o una charla con los amigos, mejor lo dejo aquí.
Casi siempre contó con un ejército reducido y muchas veces utilizó las tácticas de la guerrilla (utilizaba la táctica de tierra quemada, infectaba los pozos de agua, mandaba enfermos de tuberculosis a los campamentos) para luchar contra sus enemigos. Murió en el campo de batalla combatiendo contra los turcos en 1476.
Tradicionalmente se ha considerado el monasterio (“la isla”) de Snagov como el lugar de enterramiento de Drácula, y ciertamente se encuentra allí, junto al altar, una tumba con su nombre, aunque en su interior sólo se han hallado restos de animales.  En el 2014  en una iglesia de Nápoles tambien se ha descubierto otra con su nombre y otros signos esculpidos en ella, que lo relacionan con el linaje de su familia. La cuestión es que no se sabe a ciencia cierta donde fueron a parar sus restos, aunque yo me inclino por el campo de batalla…
¿Se perdieron? Yo no es por nada, pero hubiera preferido leer que estaban enterrados y bien enterraditos.
Soy consciente de que Vlad III Tepes forma parte importante de la identidad cultural de Rumanía, pero voy a “romper una pica en Flandes” por las otras muchas cosas que lo identifican y por las que debe ser conocido como: la cultura Hamangia del Neolítico con su “pensador”, Los Carpatos, el Mar Negro, el Delta del Danuvio, los monasterios del norte de Moldavia, sus vinos, sus tradiciones y sus gentes. Y como no ¡George Enescu! el gran compositor y director de orquesta Rumano.

Feb 182010
 

que me voy mañana otra vez…y es que no escarmentamos,je,je, je…Bueno ya sabéis, que os dejo lo de siempre, aunque creo que la señora Varech, le pondrá pegas al servicio…¡es que es usted muy quejica! ¡ande,ande! pase a mi zaguán y bebase un té¡mire como el resto de “gente guapa”no protesta.je, je, je. Un abrazo para tod@s, y hasta dentro de unos días. ¡marchaaaaaaaando una de té “sin pastas”! Gudea de Lagash

Feb 172010
 
















Del bellisimo libreto que me entregaron en el stand de Fitur…

Irán ayer…

Un pueblo antiguo, muy antiguo, porque 9000 años a.c. ya estaban ellos organizando sus asentamientos con sus pedacitos de tierra labrada y su cacharreria de barro cocido.Y pasó el tiempo y como no podía ser otra cosa, los Guti, que junto a los Lullubi, se habían bajado de los montes Zagros, cansados de tanto aire puro, tanta nieve y tanto pasto verde, comenzaron la transformación “urbanita”, aunque bien es verdad que los Lullubi no estaban muy entusiasmados con la idea así que vamos a dejarlos, para darle el protagonismo a los Guti. Pues bien, estos, ala vez que los pueblos mesopotámicos comenzarón su transformación. Necesitaban una ciudad cosmopolita y molona, a la que llamar: Susa, y casualidades de la vida este pueblo Guti fue el fundador de la III Dinastía de Ur, esa de la que luego fue príncipe de Ur, “GUDEA DE LAGASH”¡ Mira tú por donde! Bueno y pasaron los días, los meses, los años y los siglos y también algún que otro milenio, y en todo este tiempo aparecieron los Casitas, los Hititas, que se habían dispersado,”pies para que os quiero”, al ser invadidos por los pueblos del mar, hacia la llanura iranía: los Medos,muy peleones y muy chulitos porque eran mercenarios al servicio de los mandones, que les pagaran mejor, aunque eso no quita para reconocer, que jugaron un papel importante en la historia del aún no existente Irán.Y entre todos estos hombres guerreros y urbanitas, que adoraban al sol, la luna estrellas, a demás de, a la orden sacerdotal y los dictámenes de los “ahuras” -señores-, los protectores de la dinastía y del país, aparece Zoroastro revolucionandolo todo después de un retiro de diez años, en el que se le apareció Ahura Mazda “el señor sabio” por excelencia, simbolizado en el fuego. El dios supremo, creador de la bondad, sabiduría , belleza, luz, pureza y verdad. Dador de todos los bienes, sobre todo de la vida y de la inmortalidad, instándole a que enseñe su doctrina recogida en el Avesta: el bien encarnado en Ahura Mazda contra el mal, personificado por Ahriman. Se prohibieron los sacrificios de animales, y el bueno sería recompensado y el malo castigado.
La doctrina de este buen hombre, que fue asesinado en los pasillos de palacio por algún colega envidioso, perduró en la historia, acomodándose a los tiempos. Bajo los Sasánidas – el II Imperio Persa al que aún no hemos llegado ni creo que lleguemos porque esto sería inacabable -, se convirtió, ¡por fin!, en la religión oficial del imperio, hasta la llegada del islamismo, poniendo fin al zoroastrismo oficial.Total que todo este rollo para llegar a lo que realmente interesa, y es el nacimiento del imperio persa: Aquemenes, Teispes, Ciro I, Cambises y el rey del mambo:Ciro II, fundador del grandioso Imperio Aqueménida, que unió a medos y persas. Nuestro amigo Ciro II, fue una de las grandes figuras de la historia universal. que sometió con dos c… a tres grandes imperios como era el Media, Babilonia, y Lidia. Duró muchiiiiiisimo tiempo, porque sus gobernantes hicieron uso de la sabiduría política que hay que tener: a ver si lee esto alguien a quien competa y lo pone en práctica en este otro lado del mundo en donde vivo. En vez de cargarse la organización étnica, cultural, política y religiosa, respetaron los templos, prohibieron el pillaje, devolvieron la libertad a los cultos y a los pueblos sometidos, concediéndoles así una gran autonomía conservando de este modo  tradiciones y cultura, ¡Inteligentisima forma de gobernar! Fueron sagacesy magníficos estrategas, pero a mi modesto juicio, lo que más se debería valorar de los gobernantes de ese imperio sería: su magnanimidad con todo lo que identificaba a cada uno de los pueblos sometidos. Todo iba sobre ruedas hasta que durante el mandato de Darío III, que ha pasado a la historia  como un poco cobardón y bastante mal intencionado, apareció Alejandro el “maldito”, así llamado por los persas, que no es otro que el magnifico Alejandro Magno que se cargó en un plis plas al Imperio Persa. Pero esa es otra historia…Y a pesar de que sea otra historia, ese imperio ha perdurado en el tiempo por el legado que el hombre que vivió en ese pasado glorioso de la historia de lo que hoy es Irán, dejó al mundo, y que como dice el libreto que tengo entre las manos: ES UN TERRITORIO MÁS ANTIGUO QUE LA MISMA HISTORIA

Irán hoy…

Vivio su época dorada hasta que s goernante:, el Sha de Persia, tuvo que abandonar el país dejando paso a una forma de gobierno a la que eufemisticamente se hace llamar: “república islámica de Irán”.

 

 

Irán, cuyo nombre oficial es República Islámica de Irán (Jomhuriyat-e Eslami Iran o Yomhūrī-ye Eslāmī-ye Īrān; en persa, جمهوری اسلامی ایران), es un estado de Oriente MedioAsia). Desde el I milenio a. C. hasta 1935 fue conocido en Occidente como Persia, aunque hoy en día este nombre sigue siendo válido y aceptado junto con el de Irán. Limita con Pakistán y Afganistán por el este; Turkmenistán por el noreste, el Mar Caspio por el norte y Azerbaiyán y Armenia por el noroeste; Turquía e Iraq por el oeste y finalmente con la costa del Golfo Pérsico y el Golfo de Omán por el sur. (

El decimoctavo país más grande del mundo con una superficie de 1.648.195 km2, Irán tiene una población superior a setenta millones.

El nombre Irán es un cognado de ario,[2] y significa la “tierra de los Arios“.[3] [4] [5] Es una república islámica desde el referéndum de 1979, que abolió la monarquía hereditaria.

Copiado de” Wikypedia” … ¡que siga otr@ que yo no puedo!

¡OH Fitur, Fitur!

Feb 152010
 

Pero las he colgado porque la situación, y el tiempo, venían a ser una cosa parecida…
nada tienen que ver, con el accidente, son de nuestro viaje a Taiwán…
Estas fotos…
comprendereis…
Como ….

Sal por esas carreteras de Dios, por motivos de trabajo de mi marido. Está cansado y hace muy mal tiempo. La lluvia y la nieve nos acompañan durante todo el trayecto, y en Granada, cerca del puerto de La Mora, se nos ocurre llamar a información de la autopistas “A-92”: – Hace diez minutos que se ha cerrado el puerto de La Mora y la carretera del desvío por la nieve… – ¿Si tiramos por la costa? – Si por Motril no hay problemas; bueno se van a encontrar con mucho tráfico, porque a parte, hay muchas comarcales cerradas también… – Gracias – A usted; adiós. La nieve cada vez cae con más fuerza; ya no es agua nieve, ahora lo que se estrella contra el cristal delantero, es nieve, que a mi por el punto de consistencia me recuerda al merengue pastelero. Nos perdemos en Granada, cosa rara pues la conocemos bien, y acabamos en el aeropuerto.Son las cuatro de la tarde pero el cielo está tan encapotado que parece que sean las ocho. Carretera, tráfico, carretera tráfico, y mi consorte sin querer parar, cosa que jamás hace pues siempre hacemos dos o tres altos en el camino: – ¿Nos quedamos en cualquier sitio y mañana continuamos? – le digo ante la perspectiva que se avecinaba – No. Quiero llegar a casa.- me dice tajante – tengo un mal presentimiento…deberíamos parar… – ¡No empieces con tus presentimientos! que luego se cumplen- grita nervioso Se hace de noche, y la cola en la autopista es interminable. La carretera ahora se divide en dos para dar paso a todos los coches, que van y vienen. Un semáforo que no vemos, pero que él recuerda que se encuentra en un punto determinado de la vía por donde vamos, es el que origina el tapón. la vista se me pierde en las luces de los coches que veo parados frente a nosotros; son como una larga procesión de luciérnagas, en espera de regresar a sus hogares, y pienso que entre todos ellos, habrá alguien con el mismo pensamiento, al observar nuestra particular procesión.Vía libre, ahora otro empujón del lado nuestro, y pasamos; efectivamente era el semáforo el que originaba el parón. Llueve, y llueve, y llueve, y de pronto la carretera se bifurca a tan solo unos metros del semáforo, y llega el despiste, aparecemos en una carretera comarcal estrecha y cuesta arriba, detrás las luces de un coche nos indican que no estamos solos, seguimos subiendo hasta adentrarnos en un pequeño pueblo del que ahora no recuerdo su nombre, y el coche continua tras el nuestro, y nos damos cuenta de que también se ha perdido, y todo por seguir al que va delante, cosa que nos ha pasado a todos alguna vez. Al final nuestra compañera de fatigas “el navegador”, y digo “nuestra” porque es la voz de una mujer la que nos indica siempre el camino, nos saca del apuro devolviéndonos a la autopista con su procesión de luciérnagas.
-¡Mitra el coche que nos seguía ya nos deja! -le digo
– ¡Hay que j….. si era un “Guiri”, se estará acordando de toda la familia…- me dice riendo. Y por un momento olvidamos la maldita carretera…
Kilómetros, y kilómetros de autopista, a la que ahora le falta la nieve, pero le queda la lluvia. Yo estoy agobiada pues aún vamos por Almeria y ya llevamos ocho horas de viaje, cosa anómala, puesto que en circunstancias normales tardamos de Algeciras a Murcia cinco, con paradas incluidas, así que uso mi estrategia más socorrida…
– ¡Mira un indicador que señala un área de servicio!
– Hay que desviarnos y no está la cosa para desvíos que se ve fatal..
Lanzo mi plan al aire como un cohete de la N.A.S.A….
– ¡Me estoy haciendo pipí! -mentira, era para que parara, eso no me había fallado nunca.
-Vale…
Y se desvía yendo a parar a una rotonda sin indicadores, o al menos nosotros no los vimos. A todo esto el navegador volviéndose loco:-recalculando, recalculando. A “x” kilómetros tome el desvío a la … no recuerdo si a la izquierda o a la derecha, o que tiráramos por la trocha…Luego todo pasó muy rápido, tras la curva de la rotonda, un estrechamiento con un indicador que marcaba el paso de doble dirección, a lo que mi consorte le puso toda su atención, como era lógico, así que pendiente de lo que le pudiera venir de frente en aquel estrechamiento, no vio, que por cierto, tampoco tenia ningún “quita miedos”, el resto de la carretera si, pues lo dicho, no vio el terraplén que nos esperaba invitándonos a entrar…
– ¡Dios mío! ¡Pero que ha pasado! ¿Estás bien?
Yo no tenía ni idea de lo que estaba ocurriendo. Solo veía que el coche estaba parado frente a lo que parecía un talud de tierra. Pero extrañamente no me preocupaba tanto como el ver a mi marido agobiado a más no poder, y pensé en que, con el estres y el cansancio que llevaba encima, pudiera darle un infarto, así que intenté calmarle llevando yo las riendas de la serenidad. El pobre solo repetía una y otra vez que si el coche volcaba sobre mi lado, porque esa es otra, la posición del coche al chocar era, sacándole punta a la situación, ya a toro pasado, como la de los chistes: inclinado como un balancín de un parque infantil.
– A ver, love…dime quien de los dos se puede mover sin que el coche se desnivele más…
– Tú…pero no seas loca, a donde vas a ir, debe de haber algo de altura…
Abrí la puerta despacio, aunque luego no tuve más remedio que soltarla porque como no quería inclinarme hacia ella no me llegaban los brazos, y miré hacia abajo…bueno, pensé, si veo el suelo, con lo cegata que estoy y a oscuras, es que no hay tanta distancia…A todo esto desde que tuvimos el accidente no dejamos de tener un ¡acompañante?, más bien diría yo, un mirón cobarde, pues un camión paró a unos cuantos metros de nosotros, pero ni nos habló, y mucho menos bajó a ver en que estado se encontraban los seres humanos que estaban en en interior del vehículo. solo observaba deslumbrándonos con los malditos faros del camión. Yo le hacia señas sacando el brazo pero ni puñetero caso, estuvo ¿un minuto? no se…y se marchó: -¡Que te vaya bonito cabrito!, dije en voz alta, aunque se que no me oyó entre el ruido de la lluvia y el del camión.Salté sin pensármelo dos veces dejando tras de mi el agobio de mi marido que solo repetía su temor a que el coche se balanceara y cayera aplastandome, pues aunque el hacía de contrapeso, no se fiaba ni un pelo, y hacia bien, je, je, je…,gracias a Dios. Tuve la grandisima suerte de que la tierra se encontraba reblandecida por el agua que caía, haciendo de almohadón, al ir a parar sobre ella. Como pude empecé a subir el terraplén con las piernas hundidas hasta las rodillas más o menos, y pensé¡lastima de botines nuevos! me las vi y me las deseé para llegar hasta arriba, pues no era cuestión de apoyarse en ninguna parte del coche, porque entonces si que lo hubiera pasado mal…
-¡Donde estas!
– Aquí-le digo ; en tu puerta¡”exagerao”- y me hecho a reír, pero no de buena gana; era una risa nerviosa porque me daba cuenta de que aquella carretera estaba en muy malas condiciones y debía ser poco transitada: lluvia cayendo a gusto, y algún que otro coche pasando como si nada.Mi marido saltó y el coche se inclino, un poco; solo un balanceo, y mientras el contemplaba absorto el desaguisado, yo aproveché `para abrir la puerta de atrás y sacar como pude el paraguas, el bolso y los chaquetones: cabreo total de mi consorte por lo que había hecho. No podíamos avisar a la Guardia Civil porque no sabíamos donde nos encontrábamos, ni tan siquiera a la grúa del seguro, como es obvio, y entonces paró un coche del que salió un muchacho vestido con el uniforme de los que trabajan en los peajes de las autopistas.
– ¿Están bien? he parado porque los he visto “mayores”, que si llegan a ser como yo, no paro…- el rubio muchacho nos mira sonriente, y nosotros le damos las gracias por el detalle, a la vez que le preguntamos que donde nos encontramos para avisar a la grúa y a la Guardia Civil
– Están en la comarcal de”no se donde”, frente al almacén de “no se que” – no recuerdo nada de lo que dijo- Bueno y si no les ha pasado nada… me tengo que marchar, porque si llego tarde al trabajo me van a echar…
– No te preocupes y gracias por parar-le dije plantándole dos besos uno por mejilla, a lo que el muchacho se rió. Una escena digna de Almodovar, je, je, je…
Llamó a la grúa mi marido, indicándole nuestra posición bajo la lluvia y con un frió de los guapos, y…¡de cuando en cuando, un coche pasando! Los había hasta que aminoraban la marcha hasta lo increíble con tal de brujulear lo que en ese punto de la carretera pasaba, pero nada más ¡”tira pa lante”! que igual es un montaje para robarnos… ¡Inhumana humanidad! y en esa humanidad tan inhumana me incluyo yo, que más de una vez he opinado lo mismo, aunque a Dios gracias nunca me he visto en esa tesitura; ahora después de esta experiencia, a un a riesgo de meterme en un lío¡me arriesgaré! Y para una furgoneta vieja, con cuatro elementos mal encarados sentados al lado del conductor, y me quedo pensando que por qué van todos delante como sardinas en lata habiendo espacio, supongo, en la parte de atrás… – ¿Que pasa?- me pregunta el conductor. Se ve que está cegato y no ve la posición del coche, o quizá piense que nos encanta mojarnos y aterirnos de frío en una oscura carretera comarcal de ninguna parte…quizá…pero algo en su mirada me alertó. Se volvió mirando a los que le acompañaban sin decir ni pio ninguno de ellos, a todo esto mi consorte revisando el estado de nuestra “carreta”, para ver si podíamos continuar la marcha ¡hombres! ¡Pues no era iluso mi chico!Pues bien, no se que me impulsó a hablar, antes de que tomaran su decisión, que sabe Dios cual era, y les dije con toda la tranquilidad aparente que me fue posible… – ¡Pero no os preocupeis, que la Guardia Civil me acaba de llamar; ya me ha llamado dos veces, diciendo que están a la altura del área de servicio,me refería a la que habíamos visto antes de todo ese follón,y la grúa tamb…¡madre mía, no me dio tiempo a terminar la frase, le dieron al acelerador, y desaparecieron como alma que lleva el diablo. Estuvimos a punto de desaparecer del mapa en una carretera perdida de Dios, eso lo se. pero mi padre “Ojos de Gato” estuvo con nosotros; eso también lo se.Al final el VII de caballería llegó, y los caballos de refresco , también, tras dos horas y pico de espera.
– Deberían descansar y mañana… – No me hace caso, está empeñado en llegar a casa como sea…
con este coche no…
– ¡pues…¡andando chavalín!-le digo al guardia joven, alto y guapo con el que estaba hablando-tú no te enfades que puedes ser mi hijo
-¡Lo intentaré!-me dijo riendo
Al final acabamos subidos en la grúa dirección Carboneras, un pueblecito costero, que no tenía ni idea de como era, el conductor, un muchacho lituano encantador, que llevaba diez años trabajando España, mi consorte y una servidora. Nos contó, que estaba casado con una compatriota suya y que tenían una nena de siete años a la que enviaban todos los veranos con sus abuelos a Lituania, para que no perdiera sus raíces y aprendiera ha hablar su lengua materna…
– Eso está bien; las raíces, y las tradiciones de la tierra que te vio nacer jamás se deben echar en el olvido; eso esta muy bien… Fue un caballero responsable de su trabajo y de las personas que llevaba con él, por lo que le estaré agradecida toda la vida. Alguno me diréis: -claro como cobraba…
Y yo os contesto:
– otros cobran también y son desagradablemente irresponsables ¿o no?
Nos llevó a un hotel maravilloso: El Valhalla, creo que se escribe así, en donde nos atendieron divinamente, y yo pensando…¡Dios lo que nos van a cobrar! los trescientos euros no hay quien nos los quite… ¡Pues no señor! fueron ochenta y cinco con desayuno incluido! aquí va mi granito de arena para ese hotel, y el personal que cuando nos vieron entrar debieron “flipar en colores”, sobre todo con una servidora que llevaba barro hasta en el implante que me acababa de poner mi dentista Arancha, je, je, je… Bromas a parte, fue una experiencia terrible de la que saqué en conclusión, que formamos parte de una inhumana humanidad. Que me hago cargo de que tal y como está el mundo hoy no nos fiemos de estás situaciones, pero al menos una llamada de teléfono al “112” alertando de los hechos. Ya se que más de un@ estará pensando que querrán saber tus datos y por lo que sea no quieres darlos…vale, puedes decirle a la persona que hay al otro lado del teléfono: – lo siento pero no se los voy a dar…yo ya les he avisado, ahora si quieren ir y confirmarlo…Al menos acallaríamos la conciencia a medias: quedaría medio llena de buena voluntad, pero muchos la dejamos medio vacía, por nuestros miedos a meternos en jaleos…No juzgo a nadie; si acaso a mi misma, por si alguna vez “veo los toros desde la barrera”, y no soy capaz de actuar como hubiera deseado que actuaran con nosotros:¡inhumana humanidad!


Feb 102010
 

Este etiope altivo, Está fuera de su entorno, eso es evidente…parece que está pensando…¿pero que c…hago yo aquí?

Y una negra vieja, sentada en su puesto, me miraba desde el fondo de unos ojos entornados…
A cualquier stand que se le ponga por delante…

es suficiente para darle color…

su artesanía…
Los stand, eras humildes, ya se sabe…
Una parte de la representación de los países africanos ¡llegamos a tiempo!

Pasamos por África con la emoción contenida, al menos yo, los pensamientos de mi consorte en esa corta travesía no se los derroteros que tomaron, aunque imagino que le trasnportaron a ese tiempo, no tan largo como el mío, que pasó en ese continente. Tiempos felices que no volverán; recuerdos dormidos en un rincón del corazón que a veces, salen para recordarte de donde vienes, y en donde se forjó tu carácter; tu forma de ser; de ver la vida¿no dijo alguien? ¿ fue Freud? si no es así que me disculpe el señor en cuestión. Insisto, no dijo alguien, que “la infancia y la adolescencia son las dos etapas de la vida que forman la personalidad del ser humano… La mía se formó en África; en esa África doliente y bella, a la que le ha tocado en el reparto de la tierra, ser “la cenicienta del mundo; la despensa de los demás. La que espera sin más a que alguien la escuche en serio.
– Oiga no; pobre no. Guarda una gran riqueza tanto en el suelo que pisan sus gentes, como en el subsuelo, que gran parte de ellos no sabe que tienen.
No voy a hacer demagogia barata hablando de algo que ya se ha dicho hasta la saciedad: Ríos de tinta han corrido sobre el tema sin solución, y…bla, bla, bla…y bla, bla, bla… solo quiero hablar de lo que me dicta el corazón, y dice mi corazón ¡cuanto te quiero África! mis recuerdos de niña, mis sueños de adolescente, mis complejos, mis vergüenzas, mi timidez… mi primer amor de adolescente, y el que llegó después hasta hoy. Todas y cada una de estas emociones, te las debo a ti. Te amaré siempre África, aunque no mueva un dedo por ti ¿que puedo decir algo en mi descargo? pues si, puedo decir que no tengo el poder en mis manos para mover el mundo, porque si así fuera no seríais la gran olvidada ¡eso lo juro! pero no soy nadie, absolutamente nadie capaz ,y con poder para cambiar el mundo. Algo hay en mi descargo, señor juez; algo hay…

¡Oh Fitur, Fitur!

Feb 102010
 

Pero si para sentir… foto de la Cruz Roja Media Luna
No hay nada para ver…
En el stand de Haiti…

En el stand, de Haiti, no había nada para ver; pero si para sentir…porque era un stand cargado de emociones, de sentimientos, de solidaridad… algo que no se puede admirar con los sentidos, pero si con el alma. En el stand de uno de los países más pobres de la tierra, no vendían playas, ni sol, ni deportes de riesgo, ni turismo rural, ni ciudades para comprar, ni rincones para enamorar. No vendían nada, ni promocionaban absolutamente nada. En el stand de Haiti, hacían uso del trueque: te cambio lo vivido y lo sentido de los seres que están en mi país, por un poco de tú tiempo; por un poco de tu ayuda…
En el stand de Haiti…

¡Oh Fitur. Fitur!

Feb 102010
 

¡No por favor! ¡Por favor noooo!
Pa un lado y pal otro…
¡ay madre! Y uno y dos…
¿Pinchitos? creo recordar que de algo de la mar…
Debía estar sabroso lo que preparaban estos cocineros… ¡Ay! Jamaica, Jamaica, con sus gentes y sus playas, con su ron jamaicano ¡Que rico “pálmojito”! Ay! Jamaica, Jamaica: creo que el buen señor que está sentado se está informando sobre: como hacer un buen mojito
Las pillamos un poco dormidas, a las muchachitas nicaraguenses…
América….

Latino…Es…
Que linda
¡Ayyyyy!
Y esa es de maíz… esto otro es coco con piña… y el otro…

¡hay Latinoamerica! Eres tan colorida como la paleta de un pintor novato,que emborrona los colores por no saber mezclarlos con acierto, pero de ese desacierto involuntario nacen nuevos tonos,que llenan de luz y color el lienzo de la vida; esa vida bella y plena que vivís sin premeditación ni alevosía; con frescura y naturalidad; con ausencia del “miedo al ridículo”, como el que yo sentí cuando “salté a Latinoamérica”. A una que le gusta pasar desapercibida, aunque pueda parecer lo contrario, le vino la cosa de frente y nunca mejor dicho, pues por el largo pasillo que enlazaba un stand con otro, venía una comitiva de “sangre caliente”, al ritmo de salsa: y uno y dos, “palante, patrás…y pa un lado y pal otro” ¡bamboleo de caderas! ¡venga y toma y dale! ¡y otra vez vuelta a empezar! y una… y nosotros parados, como todos claro, agradablemente asombrados contemplando la escena. Los pies se me iban, supongo que como a todos, y el meneito, aunque leve de las caderas, también denotaba que a una “le pone” , esa música fresca y deshinibida del otro lado del charco…
– ¡Que bien que cerquita están – le digo a mi consorte
– Si la verdad es que está gracioso…Anda trae que te cojo algo, que vas cargada como una burra…
– que no, que no, que no, que me llevas el chaquetón como si fuera un saco de patatas, y me lo dejas como una acordeón; es que te piensas que es tu “trenca”, y eso si que no, que es un regalo de mi “amigo invisible”…
– ¡Pues andando, a sufrir por Dios y por España! j…..
Y en esto estábamos cuando veo que la comitiva está encima de nosotros y la mano del muchacho que dirigía el cotarro me sujeta por la cintura , y se marca unos pasos con la menda, el bolso y el chaquetón de mi “amigo invisible”:
– ¡Pero que ritmo tiene! ¡yaaa! ¡que agilidad! Y uno y dos, palante y patras… Vos lo estáis haciendo muy bieeennn. Y en una de las piruetas me besa la mano muy cortes el argentino
y yo…
– No por favor! ¡Por favor no! que me da mucha vergüenza; que me siento como una maruja bailando los pajaritos en Benidorm…- Y el muchacho que sabrá de las marujas y los pajaritos…
– ¡Despreocupate ya “pivita”! – me dice haciendome girar con tanta soltura como las aspas de una “Minipimer”.
-Por favor que me estoy muriendo de vergüenza…
– Lo siento, y gracias; no pretendía que pasara un mal rato…- me dice con otro beso en la mano.
– Gracias a ti, y de verdad que ha sido toda una experiencia..
¡Venga, venga! sigamoooosss ¡y uno y dos! palante, patrás…
– ¿Que ahora quieres que te lleve algo? ¡ja, ja, ja! estabas muy propia bailando salsa con el chaquetón y el bolso ¡ja, ja ja!
– ¿No habrás sacado ninguna foto?
– Un par pero no se si habrán salido movidas… eso te pasa por querer estar en todas “las salsas”, je, je, je…
Por unos momentos, mientras “bailaba” de la mano del joven argentino,me senti como Malinche, entre Hernán Cortés y Arturo de Mondragón…Un triángulo amoroso a caballo entre la historia y la leyenda…




Malinche, la mujer que sirvió de interprete a Hernan Cortés, ante el mismísimo Moctezuma;la que enamoró a Hernán el mujeriego, el aventurero, el conquistador; la que estuvo a punto de unirse al joven soldado Arturo de Mondragón, por orden de Cortés. La que fue “Doña Marina” una vez la bautizaron, la vistieron y calzarón como a una dama castellana. De ella afirmó Cortés que: “después de Dios debemos la conquista a Doña Marina”.
A la historia ha pasado, para unos como una mujer valiente y enamorada, para otros, como una traidora a sus raíces…¿Pero que raíces me pregunto yo si en aquel periodo de la historia Méjico como tal no existía? permitirme quedarme con la Malitzin o ,Malinche,amante, valiente e inteligente, la mujer que jugo un papel importante en la conquista del Golfo de Mejico; la que sirvió de intermediaria entre Moctezuma, y el hombre que había bajo la armadura brillando bajo los rayos del sol que creyó era un dios, al verle cabalgar sobre aquel extraño animal de cuatro patas…La Malinche que bebía cacao amargo, y arrullaba al hijo que tuvo de Cortés; permitirme quedarme con la Malinche mujer, y si no me lo permitís: Eso me da igual.

¡Oh Fitur, Fitur!

Feb 082010
 




Si yo puedo, tú también ¡lucha Sara! ¡se fuerte!

Era de noche cuando llegaron. Un viento frío azotaba las calles colándose en la cabina del camión. Instintivamente, Sara remetió la manta entre los cuerpos de sus hijos que, ajenos al frío y al incomodo traqueteo , hacía rato que dormían el sueño de los justos. Atravesaron varias calles hasta llegar a una, estrecha y mal iluminada: “Calle de la tristeza”- leyó pensativa-. La única luz, provenía de un viejo farol enganchado a la pared, que iluminaba a un rosal trepador, plantado en un barril de madera, cerca de la puerta de entrada de un viejo caserón. El rosal, subía por la pared entrelazando sus peladas ramas, hasta llegar a un balcón, en donde zigzagueaba por entre los barrotes de forja. A Sara, la visión del rosal le reconfortaba el alma, pues a pesar de haber pasado por sus hojas el otoño, seguía erguido, preparado para soportar el crudo invierno que llamaba a la puerta. Con sus ganas de vivir, era como si le estuviera diciendo: – si yo puedo, tú también ¡Lucha Sara, sé fuerte! …
La dueña de la casa, se llamaba doña Angustias. Era doña angustias, una mujer de mediana edad; entrada en carnes y con un trasero tan grandioso, que al caminar, sus nalgas se movían como dos flanes “el Mandarín”. Sus pesadas piernas surcadas de varices, aparecían enfundadas en un par de medias, rematadas por unos calcetines de lana negros que cubrían unos pies tan pequeños, que a Sara le recordaban a los vendados de las geishas… La mujer, caminaba a pasitos cortos, bamboleándose como si fuera un pesado león de mar…
Una vez trasmitido “el santo y seña”, la improvisada procesión, formada por doña Angustias, Sara, los niños y Victoriano, recorrieron el largo pasillo, cargados con los bultos que habían traído en el camión: dos cestos de mimbre con alimentos, dos barreños llenos de cachivaches de cocina, un par de maletas, un baúl, y tres colchones de borra que arrastró pesadamente el bueno de Victoriano, hasta que la dueña, parándose en seco, se plantó ante una puerta que abrió al tiempo que decía: – “este es el cuarto con derecho a cosina y a retrete, que ha alquilao su mario”. – Y continuó diciendo. – “Esta, e una casa mu respetable y aunque no e el caso, porque utede sois una familia”…- Dijo, con expresión interrogante, al tiempo que miraba a Victoriano. –”Habei de sabé, que no se admiten visitas femeninas en los cuartos de los hombres, ni tampoco en el de las mujere. Y ahora les dejo que tengo a la Antonia en la cosina, limpiando lenteja y si no la echo un ojo, seguro que me sisa un puñao pa dársela algún desarraigao desos que vienen pidiendo… ¡Ay Dió mío, cuanto tenemo que aguantá las personas Jonradas!” Y diciendo esto, desapareció por el pasillo, llevándose con ella los dos inmensos flanes que tenía por nalgas…
La habitación no era muy grande; con un rápido repaso a la estancia, Sara hizo el inventario: una cama de dos cuerpos, un camastro de cuerpo y medio, un armario, dos sillas de anea, un sillón que cojeaba, una mesa camilla con un brasero apagado, y un fregadero en la pared, además de un perchero clavado detrás de la puerta… Con desaliento, se dejó caer en el sillón, que mostró su disgusto a ser ocupado, inclinándose hacía un lado. Estaba cansada, deprimida; solo habían pasado unos días desde que Salvador se marchó, pero a ella le parecía un siglo… Tenía ganas de llorar, pero como siempre, no quería hacerlo delante de los niños, sabía que si daba rienda suelta a sus emociones, no podría parar y eso no podía permitírselo…
– Mamá… ¡Tengo sueño! – Lloriqueaba el pequeño, apoyando la cabeza en el regazo de su madre.
– ¡Y yo también! –Exclamó, la niña…
– Venga, venga, dejar un momento tranquila a vuestra madre. – Dijo Victoriano con vehemencia -. A ver Sara, me gustaría servirle de ayuda, dígame que puedo hacer. Sara que jugaba, con los rizos de su hijo, levantó la cabeza y sus ojos se cruzaron con los del hombre, y en ese momento supo que podía confiar en él.
– Estoy muy preocupada, Victoriano, no sé nada de mi marido, ni tan siquiera le ha dejado un recado a la casera para mí… Eso no es normal… Igual le ha pasado algo…
Está bien, voy a ir al cuartel. No se lo que tardaré, pues ya sabe que ahora anda la cosa un poco revuelta, pero no se preocupe, volveré con noticias…
Feb 042010
 

Con historia y mucha…

¡Dejaaate la camara ya¡ ¿es que vos no me oistes?

Junto a una estatua de cartón piedra de un personaje muy argentino…

Junto a Carola, la camarera más dulce de todo Ceuta. Mi amiga argentina…un beso Carola.

Mi hijo junto a Lau ¿Que te pasaba?¡ja, ja, ja! ¡La vida es bella! reir esteis donde esteis…no dejeis de hacerlo.

Nico y Lau, dos jóvenes argentinos, junto a mi hijo Ángel,los tres emigrantes en Taiwán…

“Los que lejos de su patria trabajan por ella, honran la memoria de sus padres, y labran el porvenir de sus hijos”.
S. M. D. Alfonso XIII

Algo muy vuestro…



..………….Al llegar los conquistadores a estas tierras, notaron que los nativos practicaban el ritual de juntarse a beber una infusión a los que los guaraníes llamaban “caiguá”. Esta expresión deriva de los vocablos guaraníes “káa” (yerba), “y” (agua) y “gua” (procedencia), lo que se puede traducir en “agua de yerba”.

La expresión “mate”, nace del vocablo quechua “matí”, que significa calabaza, que es donde se preparaba el mate. El mismo se tomaba a través de una cañita denominada “tacuarí”, en cuyo extremo se colocaba una semilla ahuecada que hacía las veces de filtro.

Por extensión, los conquistadores denominaron de esta manera a la infusión elaborada a partir de la yerba (ilex paraguayensis). Estos tenían la creencia de que era una “hierba del demonio” por desconocer su práctica. Sostenían además que era una bebida de haraganes, ya que los nativos dedicaban varias horas por día a este rito.

La yerba mate debe su sabor amargo a los taninos de sus hojas, es por esto que hay quienes gustan de endulzarlo un poco, y la espuma que se genera al cebar, es causa de los glicósidos.

Según al antropólogo Daniel Vidart, el mate es algo más que una bebida. Es una tradición que vence las costumbres aislacionistas del criollo y empareja las clases sociales… y a través de los tiempos, es el mate quien hizo la rueda de amigos, y no la rueda quien trajo al mate. Y no solo eso, también es un símbolo para todo aquel que se aleja de su país natal (Paraguay, Uruguay, Argentina, Chile y Brasil) y encuentra en él una remembranza y un enlace con su tierra.



Preparación del mate

Para preparar un mate cebado se coloca la yerba en un recipiente llamado mate o calabaza, hasta las tres cuartas partes del mismo. Luego se tapa con la mano, se coloca boca abajo y se lo agita (esto hace que las partículas mas finas queden en la parte superior, y no obstruyan la bombilla). Se lo coloca nuevamente boca arriba y se le agrega un poco de agua caliente cerca del borde. El agua debe estar a una temperatura cercana a 75ºC (antes del punto de ebullición). Se deja reposar algunos segundos (hasta que se absorba el agua) y se termina de llenar con agua caliente, hasta aproximadamente 7 u 8 mm del borde. Luego de uno o dos minutos, se coloca la bombilla tapándole la boca con el dedo pulgar y presionando firmemente hasta el fondo.

El tomar mate, se ha convertido en un hábito social que se realiza muchas veces en conjunto. Es decir que varias personas comparten el mismo mate, llenándolo completamente para cada bebedor, donde uno de ellos oficia de “cebador”. Este cebador es el encargado de llenar el mate y, a modo de ronda, pasarlo al siguiente bebedor.

También es un hábito muy común endulzarlo. Esto puede hacerse de dos maneras: una de ellas es mezclar el endulzante con el agua, con lo cual se logra un sabor homogéneo; y la otra es agregar el endulzante entre cebada y cebada.

Curado del recipiente

Los recipientes de calabaza o de madera se deben curar antes de usarse, para que no transmitan a la bebida sabores extraños, aunque el curado del mate se prolonga durante toda su vida útil como recipiente (“el mate se cura cebando”). Para hacerlo se deja el mate preparado por un tiempo antes de usarse por primera vez, generalmente entre 24 y 48 horas.

Cebado

El acto de agregar agua a la infusión se denomina “cebar mate”. No se debe mojar toda la yerba Primero se debe echar el agua cerca de la bombilla y luego ir mojando el resto. Algunos para cebar encostan un poco la yerba como para dejar un hoyo para echar allí el agua de modo que sea menos amarga y que no pase por la bombilla restos de yerba mate.

Lenguaje del mate

Matear

“Matear”, es decir, tomar mate en rondas de mate, es toda una ceremonia con un específico lenguaje del mate, aunque —como en todo lenguaje— pueden darse variaciones según la región.

Aunque en Argentina y UruguaY es común la frase “un mate no se le niega a nadie”, se verá que tal expresión no es absoluta.

Ensillar el mate

Ensillar el mate es el acto de sacarle un poco de yerba (no toda) y agregarle un poco más. Con esto se logra que el mate mantenga el sabor un poco más de tiempo (si es que uno no quiere volver a prepararlo completo).

Mate del sonso

El mate inicial que se entrega primeramente a una persona en una ronda de mate es llamado mate del sonso (zonzo = tonto) ya que se considera a tal mate como demasiado fuerte y aún sin el gusto o “bouquet” apropiado, generalmente lo toma el cebador mismo, o se lo descarta.

Dar gracias

En Paraguay, Uruguay y Argentina, además de en el sur de Chile, decir “gracias” en el momento de devolver el mate al cebador, quiere decir que ya no seguirá tomando.

Puentear

Es grave ofensa que en una ronda de mate el cebador (y especialmente la cebadora, ya que en las “mateadas” si hay una mujer, se le suele dejar el honor de ser la distribuidora de la infusión) omita o “puente” a alguien, tal persona omitida o “ninguneada” o “puenteada” o “castigada una vuelta” en el lenguaje del mate es considerada como totalmente despreciada. (En gran parte del campo argentino y uruguayo, se acostumbra a que cebe el mate el propietario del mismo, y no necesariamente la mujer. Se considera ofensivo cebar mates ajenos sin permiso).

Un gesto de rechazo hacia alguien puede ser ofrecer ostensiblemente el mate con la bombilla apuntando “hacia atrás” (en dirección opuesta a quien va a recibir ese mate) para esto existe la expresión gauchesca: «con bombilla hacia atrás pa’ que no volvás».

Mate largo

Se llama “mate largo”, “alargar el mate” o “dormir el mate” cuando alguien retiene por un tiempo relativamente prolongado el mate antes de entregarlo a la persona que esta cebando. Otro uso que se le da a esta frase es para indicar que el mate tiene poca yerba y mucha agua. En Paraguay suele hacerse la broma de decir “Largá el mate que no es micrófono”, para indicarle a uno que ya retuvo el mate en manos por un buen tiempo y que se apresure en terminarlo para seguir la ronda. En Argentina se suele preguntar: “¿Le estás enseñando a hablar?”. En Uruguay se le dice a la persona que está “conversando o durmiendo el mate”.

Mate caliente

Antiguamente, si la mujer ofrecía a alguien un mate caliente —aunque no hirviente— o dulce solía entenderse que esa mujer estaba demostrando amor. Otras formas de expresar el deseo ha sido o es (en algunas zonas se mantiene vigente) el endulzar el mate (en momentos o situaciones en que se bebe amargo), o añadirle ingredientes como el torinjil

El del estribo

Es el último mate que se le ceba a una persona antes de irse del lugar en donde está la ronda. Del estribo por aquello de subirse al caballo: era el último, antes de subirse al caballo e irse.

Quedarse rengo

Comúnmente existe la expresión ‘quedar rengo’ cuando una persona ha bebido un sólo mate, y antes de marchar, desea y pide tomar un mate más para no ‘quedar rengo’, es decir, un mate para cada pierna.

Vocabulario

“Matera”: tipo de ‘bolso’ donde se puede llevar el mate junto al termo, de tal forma que permanezcan en posición vertical para que así no se caiga ni la yerba ni el agua caliente. Este término es utilizado especialmente en Uruguay; en Argentina se lo conoce también como “termera” o “porta termo”.

“Matera” se llama también a una habitación, generalmente junto a un galpón o separada de la casa, en que la gente de campo se junta a tomar mate o a almorzar. Suele estar muy escasamente decorada y amueblada, pero siempre dispone de algún fogón o chimenea para calentar el agua para el mate y asar carne. También se usa para alojar trabajadores temporarios, generalmente por una noche o dos.

“Cebadura”: yerba necesaria para rellenar una vez el mat

“Cebar”: es la acción de echar agua a la temperatura adecuada en el mate sobre la yerba“Amargo”: el mate sin endulzado, por extensión tal término es utilizado ocasionalmente como sinónimo de la acción de matear; más común en Argentina y Uruguayy en particular en este último. Con mayor frecuencia: “tomar unos amargos”, esta acción sólo indica tomar mate del tipo amargo.

“Agua cruda”: el agua calentada a punto para preparar un mate, esto suele ser entre los 60° a 80° C, en la pavada, o caldera esto se hace notar cuando comienza a “chiflar” echando algún vapor y se forman pequeñas burbujas de aire en las paredes del recipiente.

“Agua quemada”: el agua que ha entrado en punto de ebullición (usualmente a 0 msmn la temperatura de hervor es a los 100 °C), tal agua pierde oxígeno y da al mate un gusto desabrido; por lo que se suele llamar:
“Mate de gurí” (mate de niño) al poco gustoso ya que está preparado con “agua quemada” es decir: agua que ha llegado a hervir.

“Lavado”: es una característica del mate, se refiere a cuando la yerba pierde el gusto. Ej “Este mate está lavado”.

“Bostear y ensillar”: método utilizado cuando el mate está lavado; se refiere, primero, a sacar aproximadamente 1/3 de la yerba ya usada e introducir, luego, nueva, a fin de que el mate retome el gusto

“Dada vuelta” o “dar vuelta la bombilla”: dícese de la acción de cambiar la bombilla a una posición opuesta a la original, conservando el gusto por más tiempo.

“Piscina” o “empantanado”: dícese cuando el agua tapa completamente la yerba. También conocido como “Palangana”.

“Montículo” o “Montaña”: se refiere a la yerba remanente del mate, para ser usada en la acción “dada vuelta” con yerba no usada, mantener el montículo permite tener un mate que dure más tiempo sin lavarse.

“Tapado”: en referencia a la dificultad o bien a la imposibilidad de succionar por la bombilla.

Variantes ]

Mate amargo



Mate amargo recién preparado.

En gran parte del Río de la Plata se prefiere beber el mate sin endulzarlo como lo hacen en Argentina y Uruguay, a ésta acción en Brasil se le dice cimarrón, se entiende por esto al mate no endulzado, aunque en ciertas zonas el significado se invierte. Muchas personas opinan que el mate debe ser tomado de esta forma, considerando al mate dulce (sea por el agregado de azúcar o de algún otro endulzante) como una especie de profanación. “Cimarrón” era el nombre que se daba antiguamente en el campo al ganado salvaje, especialmente, al caballo, que estaba tan ligado al gaucho.

Mate dulce

Es considerado por los tradicionalistas como un mate falso, y la diferencia consiste en que en cada cebada se incorpora ázucara gusto del bebedor; también se usa cuando en la ronda hay niños presentes. Esta forma de preparación es muy difundida en Argentina, entre los habitantes de Santiago del Estero y, aunque no tanto, de Buenos Aires y sus alrededores. También se lo denomina mate entrerriano por la costumbre arraigada en la provincia de Entre Ríos de agregarle ázucar al mate. Esta costumbre proviene de los inmigrantes, tanto los provenientes de Alemania, como en las importantes colonias judías de esa provincia llegados de los países del este de Europa, entre quienes también se da esa costumbre; estos tomaban el mate agregando un pequeño terrón de azúcar (que algunos colocaban directamente en la boca), para apagar un poco el sabor amargo de la infusión. La costumbre se difundió, aunque sustituyendo generalmente el terrón de azúcar por cucharadas de la misma sustancia. En Chile esta forma de preparación del mate está difundida mayoritariamente en zonas rurales

En el mate dulce también suelen agregarse edulcorantes artificiales, tanto por problemas de salud como la diabetescomo por problemas de estética, aunque como endulzante alternativo es preferible la natural ka’a he’ê que es una de las hierbas (que se usan para preparar todos los mates en el Paraguay) que se le agrega para dar un toque dulzón Stevia Revaudiana En Perú esta difundido en zonas rurales, y se prepara con coca o dulce estilo a té con rodajas pequeñas de limón o naranja.

La calabaza donde se toma mate cimarrón jamás se usa para consumir mate dulce, ya que el sabor del azúcar perjudica su posterior utilización para un “amargo”, se dice que se “estropea el sabor” del mate. En Chile, los recipientes para tomar el mate, son llamados solo mates, y son, tradicionalmente, de plata. En los siglos anteriores, la “aristocracia criolla” lucía mates hechos de oro, con incrustaciones de joyas preciosas.

Quienes acostumbran a tomar mate amargo suelen considerar que el dulce no es mate. Un dato gracioso: En Uruguay se suele decir que los hombres que toman mate dulce son golpeados por sus mujeres, una vieja creencia para desprestigiar a este mate, por lo que es muy difícil ver un hombre tomar este mate (por lo menos en público); en cambio, en la mujer es muy común.

Mate de leche

La diferencia con el mate amargo es que en lugar de cebar con agua, se lo hace con leche (o leche condensada) y ázucar Esta variante tiene la desventaja de no poder limpiar fácilmente la bombilla y el mate, por eso suelen utilizarse unos distintos a los de las variantes tradicionales. En el Paraguay, también se acostumbra a cebar mate dulce de leche caliente, cambiando la yerba por coco rallado.

Mate con otras hierbas

Es posible adicionar otras hierbas (“yuyos”) a la infusión (tanto al agua con que se ceba el mate como directamente a la yerba mate) para darle un sabor diferente o con fines medicinales. Es común el agregado de hierbas con propiedades digestivas o sedativas, por ejemplo: coca paperina, poleo melisa, toronjil, menta, “cola de caballo“,incayuo,té de burro, ajenjo, carqueja, anís, etc.

En el Paraguay esta bebida se consume casi en un 90% con hierbas o yuyos medicinales nativos de la región, que los indígenas guaraníes ya conocían y utilizaban. La variedad de hierbas adicionadas es amplia, comprendiendo anís, ajenjo, sen, semillas de lino, boldo, manzanilla, jaguareté ka’a, hojas de eucalipto, hojas de menta, suico, siempre vive, azafrán, caña brava, pynó guzú rapó, doradilla, urusu he’ê, borraja, limón sutíl, malva, jate’i ka’a y otras.

Mate de té:

El mate de té, es considerado otra variante del mate dulce; este mate no se realiza con yerba mate y es muy común en la Provincia de Entre Ríos y muy popular entre los chicos y adolescentes. Como su nombre lo indica, se prepara con té (negro generalmente) y limón como ingredientes principales; no se usa la calabaza del mate, sino algún recipiente similar a una taza (ya que este mate al ser dulce y con té arruinaría el sabor del “cimarrón”), lo que tienen en común es que sí se utiliza bombilla. Opcionalmente se pueden agregar una gran variedad de ingredientes siendo populares algunos “yuyos” o hierbas como, por ejemplo, menta, cedrón, boldo, tilo, manzanilla. También es popular agregar algunos otros aditivos como cáscaras de naranja o rodajas de esta misma fruta, trozos de manzana entre otros. Una vez seleccionados los ingredientes y colocados en la taza se agrega el agua caliente acompañando cada cebada de azúcar (o algún edulcorante si se prefiere). Es tradición para este tipo de mate el tomarlo en las “siestas” durante el invierno, debido a que el agua es un poco más caliente que el mate tradicional (entre 80º y 90º) y debido también a las propiedades digestivas del té con limón y de los “yuyos” normalmente utilizados. El mismo no guarda ninguna relación con la yerba mate. Lo que sí tiene en común es el compartirlo, el agua caliente y la bombilla.


Mate con otros añadidos

En el Paraguay así como en el nordeste argentino es frecuente que se añada jugo de naranja, pomelo u otros cítricos, cáscara de naranja o limón e, incluso, café. En el nordeste argentinoaunque predomina el consumo de mate cimarrón, en ciertas ocasiones se realiza el llamado “yerbiao”, que consiste en añadir aguardiente (generalmente caña quemada) al mate. Actualmente puede comprarse yerba mate saborizada con naranja, limón, etc..

Hasta inicios del siglo xx era frecuente entre los gauchos añadir unas gotas de ginebra al cimarrón. La ginebra —algunas veces llamada “chinchibirria”*— se había hecho común en el actual territorio argentino y uruguayo debido a las masivas y baratas importaciones de ginebra desde los Paises Bajos ya a fines del siglo XVII

Se considera que facilita el adelgazar consumir en infusión una mezcla de yerba mate con cochayuyo o cachiyuyo,cedrón, cola de caballo, hisopo, peperina, poleo, menta o algas marinas fucus.

Otras bebidas preparadas con yerba mate [

Aunque es la principal en los países del Río de la Plata el mate no es la única bebida a base de yerba mate

Tereré

El tereré(palabra de origen guaraní )es una bebida tradicional, de amplio consumo en el Paraguayy el Noreste argentino, consistente en una mezcla de agua fría con yerba mate, remedios refrescantes naturales (hierbas medicinales) e hielo. Como hierbas suelen emplearse la menta (Mentha arvensis), el cedrón(Lippia Cittriodora), menta peperina, de limón, y otras, como el kokú y la cola de caballo. La yerba mate es puesta en maceración en agua fría y proporciona una bebida agradable por su efecto refrescante, especialmente en jornadas con altas temperaturas, evitando así los inconvenientes del mate hervido.

Mate cocido

El mate cocidoes una infusión. La yerba mate se hierve en agua, se cuela y se sirve en una taza. Es una bebida que reemplaza al café en el desayuno o la merienda. Se consume en Paraguay y Argentina. Varias empresas ofrecen yerba mate envasada en saquitos, similares a los de té.

Gaseosa

Durante el siglo XX en diversas ocasiones algunas empresas elaboraron de bebidas gaseosas basadas en la yerba mate, aunque hasta el momento el éxito ha sido poco significativo. La primera marca que lanzó el sabor mate en Argentina fue “Gaseosas Ricky” en los años 1960Otras marcas fueron “Che Mate”, que San Isidro Refrescos presentó en 2002, y “Harlem mate”, cuyo sabor era a mate lavado, frío y con gas. En noviembre de 2003 Coca Colapesos argentinos (1,4 millones de dólares estadounidenses. “Nativa” no alcanzó los objetivos comerciales previstos (vender unos cuatro millones de litros al año) y fue retirada del mercado. Argentina lanzó la marca “Nativa”, en la que invirtió cuatro millones de

La explicación más probable de la poca aceptación de estas bebidas se debe, quizás, al hecho de que se ha logrado imponer como gaseosas estimulantes las llamadas “colas” y en cuanto al mate la población del Cono sur ha sido de gustos tradicionalistas.

Mate refrescante

En algunos cafés de París y en Brasil se ofrece mate cocido frío en recipientes descartables. En idioma francésse le denomina maté.

En los años 1950 en Río de Janeiro una de las bebidas más populares era el mate cocido helado, preparado en forma casera y comercializado por vendedores ambulantes en las playas. El popularmente conocido té brasileño comenzó a ser producido en forma industrial. La primera empresa en hacerlo fue Leāo Junior S.A., que introdujo en el mercado el producto “Matte Leāo pronto para beber”. Actualmente la empresa elabora su producto en envases de 0,3, 0,34, 0,5 y 1,5 litros en distintas versiones de sabores: natural, limón, durazno, manzana y diet

En 2009 el Consejo Administrativo de Defensa Económica (CADE), la división antimonopolio del Ministerio de Justicia de Brasil, aprobó la compra de Leāo Junior S.A. por parte de Coca-Cola. El proceso de adquisión había comenzado en marzo de 2007. La fusión fue aprobada a condición de que Coca-Cola cediera su participación en la empresa BPW, consorcio con Nestlé fabricante de la marca de tés fríos Nestea.

Mate sirio

En el sur de Siria en la región de Daraa así como en el Norte, en Latakia es muy popular la ingestión del mate, pero de una forma distinta a como se lo consume en el Río de la Plata. Utilizan un pequeño vaso de vidrio (de los que se usan también para el té) con yerba mate hasta la mitad y una pequeña bombilla. No comparten el vaso. Para cada bebedor debe haber un vaso distinto (esta es una gran diferencia con respecto a la tradición del mate en Sudamérica, donde en general el mate es compartido).

Cargan agua caliente y una cucharadita de azúcar y lo revuelven. La pava de agua caliente está disponible en el centro de la mesa. Cada vez que renuevan el agua adhieren una nueva cucharadita de azúcar. La yerba es fácilmente encontrada en las despensas de Daraa, y son, mayoritariamente, de origen argentino y paraguayo, con etiquetado en idioma arabe. Cuentan que el mate fue llevado a Siria por árabes que vivieron muchos años en Argentina y retornaron a su país de origen durante el siglo XX. Habrían llevado también la costumbre de agregar azúcar al mate.

Cerveza de yerba mate

El fabricante brasileño de cervezas DaDo Bier lanzó al mercado la primera cerveza con yerba mate, bajo la denominación comercial “Ilex”. Además de yerba mate, contiene lúpulo agua mineral, fermentos y un blend de maltas Posee un color verdoso, baja fermentación y una graduación alcohólica media (7º)



Actualmente el mate sigue siendo una infusión de gran popularidad en casi todos los países mencionados, sobre todo en Argentina y Uruguay, teniendo la particularidad de que es bebido diariamente por gran parte de la población. En Uruguay es usual ver que se lo consuma en la calle, mientras se espera el transporte o simplemente se camina al trabajo. En Argentina es muy común tomar mate en los viajes; a su vez, es usual ver a la gente tomando mate en plazas o parques. Cabe aclarar que el mate en Argentina y Uruguay no suele ser una bebida de consumo individual, sino que es costumbre compartirlo entre conocidos. En estos dos países el mate forma parte de la actividad cotidiana en muchos hogares y, en algunos casos, en oficinas, donde es muy común ver a profesionales trabajando frente a sus computadoras con el termo y el mate acompañando su actividad. Es por sus característicasy por su bajo costo la bebida por antonomasia del estudiante universitario en estos dos países.

En Chile, desde el siglo XX el consumo del y el café han dejado a nivel urbano en segundo o tercer plano la costumbre de beber mate; presentándose en este país gran parte de su consumo en las zonas rurales Sin embargo, su consumo se acrecenta por parte de la juventud chilena, especialmente universitaria, debido a la relación existente con Argentina y Uruguay. Por otra parte es más común beber mate en el sur de Chile, que en la zona norte de dicho país, y es muy popular sobre todo en la Región de Aysén, en la zona próxima a Coyaisqué. También el mate es una bebida muy común y muy popular entre los presos o población carcelaria de todo Chile.

El mate posee una vajilla especial: el recipiente principal (el mate o porongo), la bombilla y —añadido desde el Siglo XX— el termo. A este conjunto se suma frecuentemente un ensamble portátil (casi siempre constituido principalmente con metal) que reúne dos recipientes: la “yerbera” (es decir el recipiente en donde se deposita la yerba para cebar el mate) y la “azucarera” para el mate dulce.

Incluso la “pava”, usada en Argentina, con la cual se calienta y vierte el agua para el mate suele ser especial. Este recipiente es llamado metafóricamente “pava” en Argentina porque su silueta recuerda a un pavo Es muy semejante a una tetera, aunque su pico tiene una muesca que facilita el vertido con un chorro fino del agua caliente dentro de los recipientes. Incluso existen bandejas especiales con molduras para acomodar la vajilla precitada y el plato en el cual se colocan galletitas o “facturas” con las que tradicionalmente se acompaña el mate.

Propiedades

El mate es un excelente tónico y depurativo, lo segundo por su carácter diurético. Su capacidad diurética explica una “paradoja” de la “dieta gaucha” hasta inicios del siglo XX: hasta entonces los habitantes de las zonas rurales del Cono Sur solían tener una dieta hiperproteínica sin aparente contrabalanceo, lo cual hubiera provocado –en el más benigno de los casos– una elevadísima concentración de urea que se reflejaría rápidamente en afecciones imposibilitantes como la gota. Sin embargo, la diuresis que se lograba por la elevada ingesta de mate contrapesaba los excesos de una dieta hiperproteica. El mate, por otra parte, posee excelentes antioxidantes Según las conclusiones de un estudio llevado a cabo en Estados Unidos, el consumo de mate puede reducir el colestrol LDLo colesterol “malo”, a la vez que promueve el aumento de colesterol HD Lo colesterol “bueno”. La investigación afirma que el mate tiene propiedades que inducen la actividad de importantes encimas antioxidantes en el organismo; una de las más importantes es laparaoxonasa – 1, que ayuda a retirar el colesterol malo y tiene efectos cardioprotectores También aporta el mate (especialmente si es bebido mediante el “cebado” con bombilla) elevados niveles de xantinas y hasta doce beneficiosos polifenoles entre los cuales se destacan el acido cloregénicoy la quercitina

Otra característica (actualmente casi anecdótica) fue bastante fortuita: los combatientes criollos o gauchos durante la Gerra de la Independencia obtenían la mayor parte de su agua a través de la ingesta de infusiones y decoctos de mate, de este modo el agua era purificada de gran parte de las bacterias y posibles parásitos; los europeos (españoles y mercenarios) que solían considerar al mate como algo “bárbaro” o “primitivo” bebían las aguas sin el necesario caldeado, por lo cual contraían con frecuencia parasitosis.

Por lo anterior se observa que el mate es una bebida beneficiosa sólo contraindicada en casos de personalidades muy ansiosas, padecientes de insomnio o de algunas disfunciones renales severas.

Como se ha observado recientemente con el café, el mate favorece la atención y con ello las actividades intelectuales Resulta asimismo un buen antidepresivo; a diferencia del café bebido en exceso, no se han registrado fehacientemente casos de insomnio debidos al mate, lo cual puede deberse a que el mate se bebe bien diluido en agua y es consumido preferentemente a la mañana o hasta el mediodía; por otra parte la diuresisque provoca el mate elimina rápidamente los catabolitos de alcaloides de la cafeínaal mismo tiempo que depura al organismo de toxinas.


¡El mate! No sabía yo, que fuera tan extensa su historia y tan variada su elaboración…

¡Oh Fitur, Fitur!

Feb 012010
 

Y…¡Aqui estamos el señor Singh y yo,posando para el fotografo

¡Ganesh! ¡Ganesha! ocupando un lugar muy especial en un rincón de mi hogar…
Dipi, Andrea, y Guita; junto a ellas el cerdito soñador.
Manolo con su buen amigo Dayal, un indú muy caballa.

– ¡A donde vas! -desconcierto total del fotógrafo, que no es otro que mi sufrido consorte.
– ¡A la India!¡tú sigueme! – acelero el paso antes de que empiece a recular.
Dos señores con turbante, uno negro y el otro amarillo, a las puertas del territorio de “Kim de la India”, mantienen una conversación, sentados en unas sillas, frias e insulsas, a falta de mullidos cojines. Bajo los pies, ni un solo pelo de oveja del Pakistán; ni una hebra de algodón ¡por Snupy! que lo juro.Solo ese material hijo del petroleo, que tanto se usa hoy en dia ¿que cual es su nombre? ni idea, pero eso si; si por desgracia ardiera, de sus entrañas se escaparía un humo denso y negro como la pez en lugar del “natural de toda la vida”¡Que cosas se me ocurren! todo sea por “mantener” el planeta con los desastres del hombre a la vieja usanza, o los de la madre naturaleza…Si hay que cargarselo, al menos que sea lo más “limpio” posible: anda Gudea dejate ya de cambiar la derrota, y dedicate a lo que ibas.Pues eso, que hacia ellos me fui sin pensarlo y sin intención de ser grosera, interrumpo la conversación.
– Puedo pedirles un favor…- El caballero del turbante amarillo se volvió hacia mi, con gesto amable, e inclinandose un poco me dijo.
– Pidame lo que usted quiera, que aquí estoy para servirla.
¡Dios! me senti como Anita Delgado y su maharaní de Kapurthala…
– ¿Podría hacerme una foto con usted-le dije sin poder apartar la vista de aquel penacho de plumas rojas que coronaban el turbante.
Me mira sonriente y me dice…
– ¡Como no! pero “abrazandonos” ¿o.k.?
Yo me azoré como una colegiala “de las de antes”, y le contesté…
-¡De eso nada monada!
Y se echó a reir al tiempo que se ponia en pose junto a “la colegiala de las de antes”.
-Hay foto, o no hay foto- dice mi papparacchi particular, lanzandome una mirada como diciendo:”mira que te metes en cada lío”… y yo le guiñé el ojo.
Le pase la mano por detrás de su cintura, y al momento me di cuenta de que lo que había querido decir era: en un abrazo de amigos.
¡Ay señor Singh, siendo usted el “vice president del Group BAJAJ”, como no se dedica a perfeccionar el español, porque ¿vió lo que pasó? Ande, ande, practique más los idiomas, que luego pasa lo que pasa.Bueno para compensar le planté dos sonoros besos uno en cada lado de su luenga barba, aunque no se si los sintió, con aquella alfombra de pelo de Pakistán que lucía en la cara.
Gracias por su amabilidad, señor Partap Singh, le prometo que cuando tenga un euro ahorrado, haré un viaje a ese enigmatico país que de siempre me atrajo como un imán casero a su nevera. Fue usted un encanto.

Antes de alejarnos vi sobre la mesa, una pequeña estatuilla de Ganesh ¡como no! es alguien que no puede faltar en el local, por pequeño que sea, de todo negociante indú. Ganesh…Ganesha… dios de la sabiduria, de los negocios, el de los problemas internos:yo, con mi yo, y nadie más. El dios come bombones…el dios de LOS ESCRITORES. Es un personaje simpático que ejerce en mi una extraña atracción, y aunque no crea en el lo tengo en mi hogar y aquí en la mesilla de noche, grabado en una moneda de plata que mi amiga Minu un dia; hace ya años, me regaló.Se ha contado su leyenda de mil maneras, y muchas de ellas las he leido, pero de todas las versiones me quedo con esta que voy a dejar aquí…
La diosa Parvati vivia en paz en el universo, junto a su esposo el dios Shiva, pero le faltaba algo, y ese algo era un hijo. Un dia mientras Shiva dormia, ella tomó del pecho de su marido un poco de ceniza – los hombres de vida ascética, y por supuesto, se supone que también los dioses, se untan la piel con ceniza-,y la mezcló con unas gotas de su sudor, y amasando entre las y,emas de los dedos esa pasta, dió forma a Ganesh niño. Lo había forjado con la virtud de la bondad y con un profundo amor filial, es decir que era obediente y bueno.
Cuando Parvati se retiraba a sus aposentos el muchacho permanecia a la puerta, para guardar el sueño de su madre porque así se lo había pedido ella. Pero un dia Shiva quiso entrar, y Ganesh, se lo impidió, el padre montó en colera y sacando la espada le cortó la cabeza. Con los gritos, Parvati se despertó y salió a la puerta viendo a su hijo muerto en el suelo y sin cabeza. Sus gritos de dolor se escuchaban por todo el universo, y le pidió a su marido que volviera a dar vida a Ganesh. Shiva era un dios colérico – el hombre tenía un pronto muy malo pero luego no era nadie-, eso nos pasa a más de uno ¿no es cierto?Así que mandó a un soldado, o a un criado, eso es lo de menos,que le trajera la cabeza de lo primero que se encontrara con vida. Y el criado se tropezó con un elefante, al cual sin pensarselo dos veces le separó la cabeza del cuerpo, y se la llevó a Shiva, que inmediatamente la unió al cuerpo del dios niño, Ganesh.
Ganesh siempre fue un dios goloso, tanto de niño como de adulto, asi que una noche en que se había pegado un buen atracón, de dulces, y estaba a punto de reventar-todos sabemos lo malisimas que són las grandes cenas-, decidió ir a dar un paseo montado en su medio de locomoción preferido: la rata. Así que salió en una noche de luna llena preciosa, y como esa noche era preciosa y había luna llena, no solo a él le apetecia dar un paseo, tambien a otros seres vivos que habítaban el jardín de palacio, como una serpiente que ajena al paso de Ganes a lomo de su rata, asomó la cabeza, por encima de una pequeña roca, pegandose la rata un susto de no te menees, que hizo caer al dios elefante estrellandose este panza a bajo. La enorme barriga se le rajó, esparciendose por el suelo todos los bombones y pasteles que había comido. Enfadado agarró a la pobre serpiente y una vez metidos los dulces de nuevo en el vientre, sujeto este con el pobre bicho a modo de cinturón, mientras estaba ocupado en esta operación, se escucho una tremenda carcajada…
– ¡ja, ja, jaaaaaaa! -Era la luna llena que desde el cielo estaba viendo todos los movimientos de Ganesh- Que ridiculo eres tan gordo, y sujetandote la barrigota con ese bichejo vil ¡ja, ja, ja! y montado en esa rata ¡mira que eres ridiculo y feo!
– ¡Callate maldita! a partir de ahora nunca existiras como luna plena todo el tiempo, habrá dias que decrecerás sin que lo puedas evitar, para luego volver a crecer, y así por toda la eternidad.
Al llegar a este punto hay cierta polémica sobre el porqué se representa a Ganesh con uno de sus colmillos en la mano. Hay quien cree que es porque se lo arrancó, para luego lanzarselo a la luna llena, y así rajar su redondez, y otro creen que el colmillo suelto, no tiene que ver con la soberbia luna, pero si con el tiempo en que hizo de escriba para un sabio al que ayudó copiando los versos que le dictaba,-el Majabharata-, utilizando el colmillo que lleva en la mano como pluma.
Leyendas o no, cada uno que crea lo que quiera, ya he dicho que es un dios encantador, dueño y señor de la sabiduria, que te ayuda en los problemas internos y amante de los escritores, por eso en la India es su patrón.

Majabharata: la mayor y mas grande epopeya escrita de todos los tiempos. Trata sobre los origenes de la India.

La rata: por su rapidez y capacidad de sortear los obstáculos, se la vincula con Ganesh

¡Oh Fitur, fitur!