Abr 242010
 

¡Hasta luego cocodrilo! Una forma de deciros ¡Hasta pronto chic@s guap@s. Hoy el duende que tengo en mi ordenata me está haciendo la puñeta, o quizá sea Internet, porque entre otras cosas ese “chic@s en azul no lo he puesto yo ¡ja, ja, ja! ¿lo veis? este ha salido como tenía que salir, pero bueno eso es lo de menos. Que os cuidéis mucho, que seáis buenos, y que cuando regrese estéis todos en el mismo sitio en donde os dejé, que necesito veros a todos.

Abrazotes gordotes.

Gudea de Lagash

P.D voy a ver si encuentro alguna pasta y algo de té, y si no pues ¡café para todos!
Abr 242010
 

Asómate a la ventana de esa vida que te queda por vivir, y tira los malos ratos, que el viento se los llevará…

Te has apoyado en mi cuando lo has necesitado

He pasado horas al otro lado del móvil, cuando me has necesitado

Te he escuchado en mitad del estrecho, cuando me has necesitado

He roto el el sueño por ti, cuando me has necesitado

He dejado el tenedor en el plato, cuando me has necesitado

Aun estando enferma, he olvidado el malestar, cuando me has necesitado

He cortado las llamadas de la gente que quiero,por atender la tuya, cuando me has necesitado

He dejado todo lo que en ese momento estaba haciendo, cuando me has necesitado

Te llevé conmigo en uno de mis viajes, porque lo necesitabas

He desandado el camino, cuando me has necesitado…

-Solo te tengo a ti Gudea; no tengo a nadie más…

– Aquí estoy para escucharte…

-Necesito tú consejo…

– Me estás cargando con una responsabilidad que no quiero… él es mi amigo también…

-Solo te tengo a ti…

– Sabes que mañana salgo para Barcelona…

– Si…ya lo se, pero estoy desesperada…

– Te dije hace mucho tiempo. Tu misma lo dijiste: esta relación no tenía salida. Los mejores años de tu joven vida los estás dejando en el camino, por alguien a quien le gusta jugar a dos barajas…

Y te dije tantas cosas… y tu escuchabas, y asentías, pero yo que puedo ser tu madre, sabía que en el fondo de tu corazón, no querías dejarlo ¡Que ha sido de ti? pues no lo se, y eso que no te tengo muy lejos, Ceuta es pequeña. Intuyo, que has vuelto al punto de partida, que has dejado tu dignidad en alguna papelera de la ciudad, y has tocado fondo como persona; Es tu vida, y yo no puedo, ni quiero, ni debo meterme en ella, pero cuando me salpica, como me ha salpicado, esta vida mía se ha visto envuelta en esa tormentosa relación.

Me volverá a llamar; lo sé. Y lo harás cuando me necesites.

-Gudea escuchame…

– Y yo oiré tu voz, al otro lado del móvil, y me tomaré un café contigo hasta que todo vuelva a empezar

Estoy para las duras, ya sabes, pero de cuando en cuando me gustan “las maduras”

Ya sabes donde encontrarme:aquí estoy.

Gudea de Lagas

Abr 222010
 




-Titán, Tatín,Titán, tatín – “Ojos De Gato”, jugaba con su hija. A cuatro patas por el piso del comedor, la llevaba a la espalda al más puro estilo del lejano Oeste, mientras el perro de lanas cabriolaba a su alrededor.
– ¡Papá, papá! Titán se esta “modiendo” el rabo… -dice la niña que había dejado de espolear las costillas de su padre. El perro daba vueltas y más vueltas en un vano intento de alcanzarse el rabo, como si de ello le dependiera la vida. – ¡Papá, papá, que el perro, se está “modiendo” el rabo…
La actitud del animal había captado todo su interés; ya no le interesaba trotar en su particular corcel, y Ojos de Gato, agradeció el extravagante modo de llamar la atención del bueno de Titán.
– Ven vamos a leer un poco el Catón*, le dice tomándola de la
mano, y sacudiéndose las rodillas, enrojecidas por no llevar herraduras: “” ya no estoy “pa” trotes”” – piensa.
Sentado bajo el egombegombe, al lado de la casa, con la niña encima de sus piernas y el catón en el regazo, las vocales se desgranan una a unas ayudadas por los dibujos del libro.
Remarca con el índice la abeja dibujada en la hoja, y la niña le mira pero no contesta; duda ante el dibujo que tiene delante. No sabe si es una avispa, una abeja, un abejorro… solo sabe que es una “a”, así que acaba diciendo, como siempre: “a”, dejando al lado la naturaleza del animalito en cuestiones
– “a de bicho”- dice la mocosa en un intento de salir airosa, mientras su padre la mira arqueando una ceja, y el índice tamborileando en “el bicho”
– Muy bien ¿y esta?- dice parando el dedo en un elefante rechoncho, de orejas en abanico, y rabito escuálido.
– ¡La “e” de elefante! – exclama dando botes sobre el regazo de su padre al tiempo que se hurga la nariz.
– No te metas el dedo en la nariz, eso está muy feo- la recrimina sacando el pañuelo del bolsillo impregnado de olor a gasolina y sudor.
– ¡No quiero! – grita la pequeña, al percibir el tufo del pañuelo, pegado a su nariz.
– Venga, venga, que ya está…
– “i de iglesia”- una cruz garabateada de azul, corona la torre de la iglesia que aparece dibujada junto a la “i”. “Ojos de Gato”, aprovecha la ensoñación de la niña para pasar al oso alzado sobre sus patas traseras…
– “O”- dice escueta, pasando el dedo de la nariz a la boca.
– ¿Y esta última? El índice de “Ojos de Gato”, se desliza sobre un racimo de uvas y la vocal.
– “U” ¡de uvas! – exclama alborozada, aunque no sabe exactamente por qué, ya que no ha tenido aún la oportunidad de probarlas.
El estridente ruido de un frenazo corta la paz del momento; un par de ladridos lastimeros y el portazo de la cabina de un camión, le dicen a “Ojos de Gato”, que de Titán solo queda un pellejo reventado por donde asoman las tripas del animal. Su mirada se cruza con la de José que inmediatamente toma a la niña de la mano, alejándola de lo que queda del pobre Titán. Luego un cruce de: “disculpa; lo siento, y no te preocupes; que se le va a hacer…tenía esa manía de cruzarse entre las ruedas y esto tarde o temprano se veía venir”… Así se fue el pobre animal, sin más. Su marcha la sintieron, porque formaba parte de sus vidas, hasta el punto en que decidieron no tener ningún otro perro. Solo en su recuerdo: el viejo Tambor y Titán…

Abr 222010
 

Creo que lo de “la voz de legionario chungo que acojona”, es porque usted no los ha escuchado cantar ni el Himno de la Legión, ni la Canción del Legionario” Oiga cosa fina! se lo recomiendo.

Bienvenido señor Denke, a esta ciudad “petardo”, como usted la llama, y carente de “exotismo”, según le parece a usted. Opinión muy valida, pero con su permiso, equivocada, porque no se si antes de venir a esta ciudad tan ruidosa a desempeñar su trabajo, en espera de cruzar los mares para realizarse con el “sonómetro” en San Francisco, Victoria, o Coffs Harbour, se informó un poquito sobre esta ciudad y los seres humanos que la habitan, por si acaso su ajetreada vida le impidió hacer esto antes de dejarse caer por aquí, le diré que aquí, en 19 Kilómetros cuadrados, convivimos cuatro culturas diferentes ¡si le parece eso poco exotismo! Claro que debemos disculparnos por no tener entre nosotros unos cuantos leones pululando por las calles de la ciudad, pero creo que eso debería buscarlos un poquito más abajo de donde nos encontramos, y como no creo que sea falta de cultura, porque seguro que fue usted en sus años escolares numero uno en geografía,le recomendaría, si me lo permite, que se comprara un GPS, pues son muy útiles, a mi me funciona muy bien, claro que no se si ya habrán sacado la nueva prestación para personas como usted: la de localizar leones fuera de su habitat, a no ser que estén en un zoo, y esos no valen. Y sigo con el tema geografía, pero ahora la Humana, que también es otra materia importante en esa carrera ,para recordarle que el mencionado GPS, le indicará donde se encuentran :Torremolinos, Lloret, y el Rabal de Barcelona, “aderezado con quillitos valencianos. Una delicia.”, esto último son palabras textuales escritas en su blog. Pues bien en cuanto a los “quillitos” valencianos, no se si a los valencianos les gustará ese cariñoso modo que tiene usted de referirse a ellos, debería preguntárselo…Y en lo referente a las otra ciudades de España , pues que quiere que le diga: lléveles “cultura”, que parece que tiene mucha. Y hablando de cultura le recomendaría que se diera una vueltecita por tanta y tanta como hay en esta ciudad, española: Ceuta es historia pura, y nada tiene que ver con la hamburguesa, las chanclas y la crema bronceadora ¡es mucho más que eso señor Denke! Y como no quiero cansarle más me despido deseándole que acabe pronto y con éxito ese agotador trabajo que le han asignado, y pueda regresar al punto de donde partió.
Saludos cordiales.

Gudea de Lagash

Abr 212010
 

Y…¡Aquí estás tú entre nosotros! ¿ves ese hueco que señalamos con el dedo? pues ahí estás tú; siempre estuviste con nosotros…
Mas reminiscencias…

Reminiscencias…
La vieja torre de control, en la que tanto jugasteis…

Y en nuestro hogar, en el aeropuerto viejo…Aquí naciste tú. Aquí aprendisteis a andar en bicicleta, y aquí pater os enseñó a llevar el volante del coche…Hoy las casas, a pesar de que están habitadas dan verdadera pena verlas…

¡Justo aquí! te tiré por las escaleras de la ermita, con carrito incluido,, Menos mal que llevabas cinturón…Si es que yo tenia cinco años y no quería pasearte; yo lo que quería era jugar al pilla, pilla con mis amigos…El caminito de Onesima, en busca de la piedra en donde Doyo con cuatro o cinco años se sentaba a esperar los refuerzos para llevar la compra a casa después del cole… A si de responsables han salido estos chicos… ¡De eso nada Doyo! en fotografía no tienes nada que hacer comparado con tu hermano,je, je, je..
Una “gansada” de pater…
Papá “Homer”se refresca con una birra bien merecida…
Y los dejé enterrados en la arena de Puerto Nao…
Cuando era pequeño llegó a casa con un pececito pequeño. diciendo que “se lo habíacaminito de Onesima“…Hoy creo que también se ha encontrado, pero esta vez de verdad, una lagartija , que no se ha dejado coger…

Y valen más que mil palabras, y como valen más y pesan también lo suyo, “blogger” se iba a enfadar mucho si me quedo en el mismo sitio, “con la morriña que traen los recuerdos”. Hubo muchos y casi todos buenos; y esos que no entran en el “casi”, los he tirado al mar, ahora no recuerdo si por Garafía, o los dejé enterrados en la arena de Puerto Nao… Solo quedan los buenos; los que dan sentido a la vida, y son aquellas pequeñas cosas compartidas con la única verdad de mi vida: vosotros.
Otro beso.
Mater.

Abr 212010
 



¡Oh San Petronio! Sigue “casi” igual, y ese casi es el alma del restaurante:Gabriela, que ya no está allí.
Me ha gustado por eso te la cuelgo…
Un rincón de la casa del Centro de Emisores…¿la recuerdas? en frente del aeropuerto.
Chicho y el instituto en donde estudió.
Ya sabes; fue mi cumpleaños , y a falta de vela…No faltó el deseo…
Lo dicho…esta hasta las narices, je, je, je…
Debe estar diciendo que debería cobrar por posar, je, je, je…
La misma foto de hace treinta y cinco años…
Aquí está Doyo, señalando en “el caminito de Onesima” que le llevaba al colegio, Y está señalando el punto justo en donde se paraba a esperar a que alguien fuera a recogerle con la compra que yo le había encargado: solo tenia cinco años…
Y porque una imagen vale más que mil palabras…

Esta vez no voy a dejar mucho escrito porque por una vez, voy a ponerme de parte de “pequeño Ángel” -el cerdito aventurero- , recordando aquella discusión dialéctica que nos llevamos los dos a través del Skype, referente a una foto del Andrea Doria, con la que encabezaba algo que escribí en “Dejando huella” sobre la pequeña Andrea. Hoy te hago caso, ya ves, quizá haya sido porque al repasar esas imágenes, la vista se me nubló. Pero no te hagas ilusiones joven trotamundos, ni saques el violín, como sueles decirme, porque últimamente se me nublan más de lo que yo quisiera, y pienso que la causa está, no en que ese hueco que dejaste no hay manera de llenarlo, si no en tanto y tanto ordenador. No te hagas ilusiones caminante solitario, porque hoy las gotas de lluvia han golpeados los cristales de mis gafas, y por eso andan los ojos algo enturbiados: No creas que las lágrimas me caen cada vez que me asomo a la trastienda, y en el mapa veo que alguien sigue este blog sin pretensiones, desde Taiwán; no lo creas porque es el maldito rimel que nunca me acuerdo de comprarlo “resistente al agua”, como hacen las famosas… No pienses que al ver estas fotos tu falta se ha hecho más grande; no lo creas… Por un momento deja de escuchar “los cantos de sirena” que te aferran al otro lado del mundo y aguanta esa pregunta sin respuesta que tantas veces te ha hecho este ser que ahora te escribe: ¿Te has parado a mirar por un momento esa brújula que un día puse en tus manos? En ella dice: “para que encuentres el regreso a tu hogar”… No creas que hoy viendo esa fotos te he echado de menos… Un beso Mater.

Abr 202010
 

Y como no podía ser otra cosa, al fin llega Llega ese ósculo que cierra ese pacto de: tú hablas, yo hablo, las dos parloteamos como mirlos de carne y hueso, y los demás que se joroben…



Tras la toma de contacto llegan las confidencias, teniendo como único testigo el extintor de incendio


Yo diría que la “bella Sara” escaneando, bajo la fría mirada del extintor del fondo…

Estas fotos “robadas”son para usted señora Varech: las iba a publicar en el New York Times, pero como le debo una, he preferido entregárselas a usted. Puede hacer con ellas lo que quiera, desde trasferirlas al “Mirlo de Papel”, hasta venderlas a ese programa de televisión que tantos berrinches le causa. son todas suyas.

Abr 192010
 

Aunque una no comprenda muy bien lo que con esta puesta en escena querían expresar…

Por un soplo de aire fresco…

Ha llegado renovada…

A través de Fitur

Desde entonces no he vuelto a Portugal, pero esa tierra bella, ha venido a mi…


El bajista de un teatro de altura, que aplaude al público al final de la función…
Como nosotros, que llegamos a la bella y doliente ciudad de Faro en pos del benjamín de la familia…
mirando al mar…. ellas alegran la vista del viajero
Y casi al ras del suelo…
Allí cerca del cielo…
En los tejados…
Las cigüeñas parecen tener una querencia especial, por esas calles tranquilas y casi faltas de almas…
Estuve hace unos años, en la tierra en donde arropado por una guitarra, un mantón y un corazón lleno de sentimiento, nació el fado hace ya largo tiempo…

“Numa casa portuguesa”

pão e vinho sobre a mesa.
E se à porta humildemente bate alguém,
senta-se à mesa co’a gente.
Fica bem esta franqueza, fica bem,
que o povo nunca desmente.
Uma alegria da pobreza
está nesta grande riqueza
de dar e ficar contente.

Quatro paredes caiadas,
um cheirinho a alecrim,
um cacho de uvas doiradas,
duas rosas num jardim…
Um São José de azulejos
mais o sol da Primavera,
uma promessa de beijos,
dois braços à minha espera…

É uma casa portuguesa, com certeza!
É, com certeza, uma casa portuguesa!

No conforto pobrezinho do meu lar,
há fartura de carinho.
E a cortina da janela, o luar,
mais o sol que bate dela…
Basta pouco, poucochinho p’ra alegrar
uma existência singela…
É só amor, pão e vinho
e um caldo verde, verdinho
a fumegar na tigela.

Quatro paredes caiadas,
um cheirinho a alecrim,
um cacho de uvas doiradas,
duas rosas num jardim…
Um São José de azulejos
mais o sol da Primavera,
uma promessa de beijos,
dois braços à minha espera…
É uma casa portuguesa, com certeza!
É, com certeza, uma casa portuguesa!

Amalia Rodrigues

Dame una viola, un echarpe,y una voz con sentimiento, y te daré un Fado.
Sumergete en los bajos fondos de cualquier puerto marinero, o en una callejuela profunda y oscura, y escucharás un Fado. La canción que desgarra el alma; que sale del corazón para contar al viento las penas de amor, la melancolía,la soledad del emigrante, y eso de que”cualquier tiempo pasado fue mejor”:las historias de últramar, de cuando Portugal era dueña y señora de “al otro lado del oceáno”.
Escucha el rasgueo de la viola, que al compas de una voz doliente, te irá desgranando pequeñas historias de de seres frustrados con un final aciago…
En “Todo esto es Fado” Amalia Rodrigues define a la perfección lo que encierra el fado.

“Amor, celos,

ceniza y fuego,

dolor y pecado.

Todo esto existe;

todo esto es triste;

todo esto es fado”.

Y digo yo, que quizá sea por esa forma de caminar por la vida, silenciosa e introvertida, que tiene ese pueblo portugués al que en un tiempo pasado la gloria le sonrió por ser su gente aventurera, guerrera y conquistadora, lo que hace que nos olvidemos muchas veces de que está ahí junto a nosotros compartiendo historia, Tajo y frontera. Mudo y en la sombra, parece estar este viejo amigo, del que nos olvidamos a veces hasta de que existe. Y es que ni para bien ni para mal escuchamos nada de su dia a dia, en los medios de comunicación ¿estás ahí compañero? Si estás vivo y más que activo, porque eres un país soberano miembro de la Unión Europea, y también de la O.N.U. Porque eres miembro fundador de la Eurozona. Porque cuentas con la Gloria de la mejor cantante de Fados de toda la historia:Amalia Rodrigues, y por ese soberbio escritor al que viste nacer: José Saramago.
Estás viva Portugal porque tu calidad de vida, se encuentra en la lista de los veinte países mejores del mundo:¡Estas viva Portugal!

¡Oh Fitur, Fitur!

Abr 182010
 



Un dia muchos subieron al árbol, y llamaron a sus compañeros diciendoles que estaban en un múndo amterior…

Una historia Chaga cuenta que una muchacha un día salió con sus amigos a recoger hierba. Vio un lugar donde crecía de manera muy abundante, pero cuando puso su pie allí se hundió en seguida en el barro. Sus amigos intentaron sujetarle con sus manos pero ella continuaba hundiéndose más profundamente en el barro hasta que desapareció completamente. Sus amigas fueron a decírselo a los padres y estos pidieron ayuda a los vecinos y todos fueron al cenagal. Aquí un adivino aconsejó que se sacrificaran una vaca y una oveja. Cuando esto hicieron comenzaron a oír la voz de la muchacha, pero pasado un tiempo la voz fue oyéndose más lejana hasta que acabó por quedar callada. Más tarde, en el lugar en el que la muchacha se hundió comenzó a crecer un árbol que poco a poco llegó a tocar el cielo. El árbol servía de cobijo a los jóvenes que cuidaban el ganado cerca de él y cuando el sol calentaban se resguardaban bajo sus ramas . Un día dos muchachos subieron al árbol y llamaron a sus compañeros diciéndoles que estaban en un mundo anterior. Nunca más volvieron. Desde entonces, el árbol es conocido como el Árbol de la Historia.

Ikuska.com/África

Abr 182010
 

Por equivocación acabo delanzar un escrito sacado de un texto del medievo, y no se que es lo que a podido ocurrir, pues solo a salido una primera parte. Lo borraria desde mi blog, pero no puedo, así que os pido que me disculpeis por lanzar un trabajo a mitad.

Saludos cordiales.

Gudea de lagash

Abr 172010
 



Preparese porque: ¡C´est la guerre!

Creí que me lo había quitado de encima, pero me parece que estaba equivocada. Año y medio he vivido creyendo que el puñetero había ido a parar al cubo de la basura entre apósitos y algodones de aquel frío quirófano del H. Universitario de Valencia ¡pero no! a mi este no me engaña porque siento que está ocupando de nuevo esa fosa nasal de mi nariz a la que le ha tomado tanto cariño ¡claro! como no tiene que pagar hipoteca, ni luz, ni agua ni nada que le agobie la vida pues andando a vivir de ocupa hasta que me echen: si es que esta vez pueden.
Y es que una de buena que es parece tonta. Primero dejé durante años que mi viejo amigo el señor “Pólipo”, un individuo normal y corriente, se instalara cómodamente en un ala de mi nariz, y yo no protesté pensando en que algún día se iría para ver mundo, porque menudo aburrimiento pasarse la vida metido en un agujero oscuro, por el que solo ves pasar mocos y mas mocos, y de cuando en cuando alguna manifestación “moqueril”, cabreada porque la dueña ha cogido un resfriado y tienen que desalojar el garito. En fin, que como estaba diciendo, dejé que el señor pólipo viviera sin más su aburrida vida,yendo conmigo de un lado a otro pero sin participar de las experiencias vividas: “” Que elemento más cargante””- pensaba yo,- Pero noooo; no es que estuviera mirando las musarañas; bueno lo que se dice musarañas…más bien la mucosidad que decoraba, cual papel pintado, las paredes de “su hogar de ocupa. Lo que estaba haciendo el muy pendejo, era preparar las oposiciones para :”Papiloma Schneideriano invertido” ¡casi nada al aparato! no se conformaba con pertenecer a la alta burguesía, no, el quería mención de honor y así que dijo:¡a por todas! y consiguió la meta que se había marcado: de un humilde y pusilánime pólipo, pasó a ser el señor don: Papiloma Schneideriano, que mucho “señor don”, pero sigue de ocupa el muy rata.
En fin que en junio, que es cuando tengo mi cita con Javier, mi otorrino “cachas”, veré si estaba equivocada o no; a mi me parece que no, porque conozco su rastrera forma de actuar: es solapado, traicionero, y muy incómodo de soportar, pero veremos quien puede más: si él o yo.
¡Preparese señor don Papilóma schnideriano! porque vamos a jugar una nueva partida, je, je, je…
La dueña de la nariz.

Abr 152010
 





P.D.Pido disculpas a todo el que la lea, por haberla colgado en mayúsculas pero he querido ponerla tal y como la escribió “Ojos de Gato”. Mis disculpas de nuevo.
Gracias por vuestra comprensión.

5/10/45- 1

QUERIDA SARITA:
COMO VES TE ESCRIBO APROVECHANDO BAJA EL CAMIÓN A ESA, TAL Y COMO LO HABÍAMOS ACORDADO.CON EL MISMO TE MANDO UNOS AGUACATES QUE DESDE LUEGO SON PEORES DE LO QUE ME CREÍA.
EL VIAJE PARA ESTA LO HICIMOS MUY BIEN.PARAMOS UN RATO EN NIEFANG,EN DONDE COMIMOS EN CASA DE R0DRIGUEZ. TODAVÍA NO NOS HABÍAN SERRADO EL ÉBANO EN ABASCAL CON LO CUAL, LO DEL BAR SE RETRASARÁ UN ‘POCO. VEREMOS A VER SI EN ESTE VIAJE NOS LO SUBEN.
NO TE SE OLVIDE DE MANDARME LA TELA QUE COMPRE Y SOBRETODO SE LA DAS A ALEJANDRO BIEN ENVUELTA EN PAPELES O LO QUE SEA, YA QUE ESTE LA METERÁ DEBAJO DEL ASIENTO Y CABE LA LLENE DE GRASAS O ACEITE, PUES YA SABES LO MARRANISIMOS QUE SON.ASÍ MISMO DILE A TU PADRE RECOJA O MANDE RECOGER EN EL jUZGADO EL CHEQUE DEL QUE HABLAMOS…
YO POR ESTA BIEN.SIGO TRABAJANDO EN TODAS LAS COSAS QUE POR AQUÍ TENE-
MOS A MEDIO HILVÁN Y TAMBIÉN HAGO ALGUNA COSA EN TU MUEBLE,SI BIEN POCA COSA ME QUEDA POR HACER, HASTA NO TENER EL ÉBANO.
CONTESTAME CON ALEJANDRO Y DIME SI YA SE TE QUITO LA FIEBRE.
YA ME DIRÁS SI HAS VUELTO A SALIR, CON ELENA Y SU TORMENTO Y QUE ES LO QUE HAN DICHO DE MI CON RESPECTO A LO DE LA OTRA NOCHE.NO DUDO DE QUE ME HA JUZGADO COMO A UN FRESCO EN LO QUE QUIZÁ NO SE EQUIVOQUEN. NADA MAS TE DIRÉ POR AHORA, DE FORMA QUE NO TE OLVIDES DE LOS ENCARGOS QUE TE HAGO:SOBRETODO LO DE LA TELA PARA QUE ME HAGAN UN UNIFORME ÑANG- ÑANGA, EN ESTA CAPITAL DE EVINAYÓN. RECUERDOS PARA TU CASA ,Y TU YA SABES QUE TE QUIERO Y QUE “HAGO MUY BUENA CABEZA” POR CUMPLIR CON TUS DESEOS.

P.D. COMO VERÁS, POR COMPLACERTE TE. ESCRIBO A MANO. ÁNGEL

Ñanga-ñanga: en la lengua fang, significa “elegante”

“Hacer buena cabeza”: ser sensat@

Nota: la carta no está escrita a mano, sino a máquina. La bella Sara tenía mucho empeño en que lo escrito fuera a mano, pero como él no tenía mucho tiempo libre, ironiza con el tema.

Abr 152010
 


……- Ángel coge un coche que nos vamos a Fuenterrabía porque he perdido el contacto con mi mujer, y estoy preocupado… ¡En marcha! — dijo el capitán Palló.
En medio de un día gris y lluvioso e inmersos en nuestros pensamientos, salimos del cuartel y nos subimos al primer coche oficial que vimos sin conductor, sin pararnos a pensar en las consecuencias que eso podría tener.Y asi emprendimos el viaje en medio de un silencio casi total si no hubiera sido por el acompasado vaivén del limpia parabrisas, al barrer las gotas que se estrellaban contra el cristal. Viajamos varios kilómetros sin decir palabra y durante ese tiempo no sé lo que pasaría por su mente pero a la mía, vino el abrazo que me dio el día en que regresó al cuartel tras el arresto del capitán Corchera. Un abrazo fuerte, lleno de calor; un abrazo de padre, porque eso era lo que había sido para mi desde el primer momento en que llegué a Estella… El tronar de la artillería, me situó de nuevo en la oscura realidad; conforme nos acercábamos al puente de Endarzala, sobre el río Bidasoa, pudimos ver la columna de Beorlegui que se encontraba detenida porque la artillería de la guardia de Asalto, junto con los carabineros, desde el monte San Marcial, había volado el puente. Los soldados de la columna, trabajaban sin descanso para intentar poner en funcionamiento dicho puente, mientras las balas silbaban sobre nuestras cabezas y los cañonazos acortaban distancia. La carretera transcurría a lo largo del río, teniendo a nuestra derecha Francia y a nuestra izquierda, el monte San Marcial desde donde el ejercito republicano defendía con arrojo su emplazamiento, que no era otro que el fuerte San Marcos, muy cerca de lrún. El oficial que mandaba la columna,- capitán Barroso- nos preguntó que a donde nos dirigíamos, y mi capitán le explicó todo lo referente a su familia…
– Su familia tendrá que esperar ya que no se cuando podremos salir de esta encerrona. Como ven somos un blanco fácil para el enemigo…
De pronto se cayó. Miró al cielo buscando algo, y entonces, los oímos ¡Eran aviones! ¡Aviones bimotores franceses!
– ¡Todos fuera de los vehículos! ¡Dispersaos! ¡no os quedéis en la carretera! — Gritaba el capitán, yendo de un lado a otro.
Corrimos a protegernos entre los árboles, mientras que la artillería del enemigo seguía tronando. El capitán Palló, fue el primero en darse cuenta de que los aviones solo nos observaban.
– ¡Es una escuadrilla de reconocimiento, que vigila la línea fronteriza francesa! ¡si los gabachos, hubieran querido acabar con nosotros hace rato que lo habrían hecho!- Dijo a gritos, intentando hacerse oír por encima del estruendo.
Tres días estuvimos en ese infierno agazapados entre los árboles y avanzando poco a poco, por la ladera del monte, en el intento de hacernos con ese reducto. Los hombres caían como moscas en ambos bandos. El aire, estaba impregnado de olor a pólvora, a sangre y al hedor de intestinos reventados por la metralla. Los lamentos de los heridos, horadaban mis tímpanos hasta clavarse en mi cerebro, pero lo peor de todo eran sus ojos; esos ojos cuya mirada de angustia reflejaban un infinito miedo a la muerte, te pedían ayuda y tú, apartando la vista les mentías diciéndoles que todo iba a ir bien, mientras en tu interior maldecías tú impotencia ante el sufrimiento de toda esa gente… Recuerdo un muchacho que me pedía un pitillo extendiendo su brazo en un intento de coger el cigarrillo. Le faltaba la mano hasta casi la muñeca, pero él no se había dado cuenta, ni si quiera parecía sentir dolor
— Acercarte más… que no lo alcanzo… – decía, mientras los jirones de carne que le colgaban del brazo, bailaban, con cada movimiento .
– Espera, que te lo pongo en la boca- contesté, mientras encendía uno nuevo con la colilla ensalivada que llevaba entre los labios…………

Abr 132010
 

espero que no los pierdas…
Imborrables…
estos recuerdos…


Te traje…

De la palma …

Querido Pitty te echo de menos…De alguna manera siempre has estado junto a mi; de alguna manera ¡ja, ja,ja! y tanto que has estado, y estás ¡como que te tengo entre esos amigos de las fotos del blog, que habéis querido quedaros en él ,compartiendo mis paranoias. Tal vez sea porque hace un par de semanas estuve en la Isla Bonita, recordando junto a los míos aquel tiempo pasado. Fue un viaje de los de: llena tus pulmones de su aire, regalale al cerebro cada uno de los rincones de esa preciosa isla en la que nacieron tus hijos,y guarda en el corazón los abrazos, las sonrisas y el : ¡que alegría verte de nuevo! de la buena gente que de eso hay mucha.
Querido Pitty he intentado colarme en tu “Potaje de amigos y emociones”, pero el camino a recorrer me resulta más difícil que subir a la torre Eiffel haciendo el pino, o eso creo, claro que si fuera capaz de hacer semejante cosa, no estaría ahora viendo pasar la vida desde mi ventana, mientras tecleo estas lineas en chandal y pantuflas: formaría parte del ” Circo del Sol” je,je, je…
Querido pitty: te echo de menos.
Un beso, y cuidate mucho.
Gudea de Lagash
P. D. A Gudea No le acompañan “las tres lunas”, porque en esta trastienda no tengo emoticones; no importa, porque siempre estarán de pensamiento.

Abr 122010
 

Hay veces en que su luz ilumina el alma y calienta el corazón…


Me gustan las velas porque:

Cuando abres los ojos en la oscuridad de la noche agradeces su luz, que aunque menuda, te despeja el sendero de los malos sueños dibujando todo aquello que tiene a su alcance.
No hay mejor compañer@ para encontrar tu espacio vital, que la luz de una vela.Pierde la mirada en ella, y verás...
Las velas dan calor de hogar. En la entrada, en el salón, en los cuartos de baño…me gustan las velas porque a mi me huelen a hogar.
Se habla, se cuenta, se afirma, que un alimento determinado, o una pastilla de laboratorio son los remedios infalibles para las desapetencias del sexo. Yo no lo creo: las velas han sido, son y serán, poderosas armas de seducción; confidentes mudas de todo lo que ocurra entre dos seres que jueguen al amor bajo su luz.

¿Que se coloca en la habitación de un niño para que pierda el temor a la oscuridad? una pequeña luz en un enchufe, que no es otra cosa que la vela de ayer…
Las velas nos acompañan al recibir nuestro nombre, y nos dicen adiós cuando morimos:la vela es luz, y la luz es vida.
Me gustan las velas. Tengo fascinación por ellas, grandes pequeñas, gruesas, finas, con dibujos o formas;con aroma a chocolate, a vainilla,a canela, o café. Me hechizan con su luz… Que le voy a hacer ¡me gustan las velas! Y a ti ¿te gustan también?
Abr 122010
 

Vale…que estas muy guapa con esa camisa que te ha regalado tu amigo invisible… ¡pero quieres al menos abrochartela bien!
Un beso “bella Sara”

-Pero vamos a ver si alguien me explica esto…- dice la “bella Sara”, enderezándose en el sillón tras pelearse con los dos cojines que tiene detrás- si el mundo es una bola redonda que está en el universo y nosotros vivimos sobre ella ¿como no nos caemos? Ya se, ya se que me vas a decir lo de la gravedad, se lo he oído a tu padre un montón de veces ¡pero es que no lo entiendo!
– ¡ja! ¿y si mi padre se ha pasado la vida explicándotelo y no ha conseguido meterte algo tan sencillo en la mollera pretendes que lo haga yo, y a estas alturas de la vida? ¡ja, ja, ja! Anda, anda sigue con tu sodoku y no hagas trampas, que a mi no me la das.
– Vale; ya se que es por la gravedad, pero es que no lo entiendo…¿es como un imán?-y ella insistiendo.
– Mira Mamalela -a la “bella Sara” toda la familia le llama así-,¿tu notas que te caes? bueno escorada hacia estribor andas un poco escorada, je, je, je…- le digo con malicia.
– ¡oye ! ¿que te has creído? ¡escorada irás tú que yo camino muy recta! Eso es lo que me dicen todas las señoras en misa: – ¡Sarita, hay que ver lo recta que te sientas en misa!
– ¡Señor, Señor! que baje Modesto porque la “bella Sara” lo ha dejado en pañales ¿Que voy a hacer contigo? Mira que eres creída…
– ¡a si; eso si. A mi todo el mundo me dice que soy muy guapa y que menudo estilo tengo vistiendo…
-eso era antes, ahora pareces un perchero…
– ………….
– ¡Si eso era antes! ahora te colocas la ropa y los complementos sin orden ni concierto…que te lo he dicho mil veces, que pareces daltónica…- y me mira con esa mirada que también conozco y que dice: eso lo dirás tú que no tienes ni idea de como se coloca un pañuelo al cuello ¡ Y tiene razón!
– Bueno, bueno, dejemos eso ahora. A mi todo el mundo me dice que voy muy guapa y no hay nada más que hablar.
Cambio de tercio
– Y…otra pregunta -ya se lo que quiere saber, pero no me queda más remedio que seguirle el juego- Si ahora estamos aquí – dice cerrando un puño mientras el índice de la otra mano presiona una parte determinada para indicar la situación en donde nos encontramos-, y hacemos un agujero hasta el otro lado ¿nos caemos verdad?
La miro con la misma resignación que tendría una oveja a punto de ser esquilada.
– Que no….que ya te he dicho lo de la gravedad…
– Vale – ahora le da al mando de la tele, y busca el “teletexto” ¡Que sería el mundo sin “teletexto”! La bella Sara seguramente se uniría a la resistencia para salvaguardar tan “magno documento” de la caja tonta- Bueno y de toda la vida;a mi desde chiquitita me enseñaron que la tierra era redonda – la interrumpo para recordarle que sigue siéndolo-,y que el cielo estaba arriba, y el infierno abajo- lo dice señalando con ese índice que a modo de vara de los maestros de antaño, usó para investigar sobre la gravedad, y ahora lo hace para temas más versados del alma -, me vienen con el cuento de que el cielo no se sabe donde está, y el infierno tampoco anda por aquí abajo…
Lo dice mirando una de las losetas del suelo, y yo pienso si la vecina que habita bajo nuestras “infernales losetas”, llevará un tridente y guardará cuernos y cola, bajo una piel elástica tipo lagartos de U.V.E.”aquella serie de la tele que tanto impacto nos causó a más de un@ en su momento. Y yo pienso… hasta donde me deja, claro.
– Mira tú por eso no te preocupes, porque en algún sitio estarán ubicados, claro que con los tiempos que corremos, y como tuvieran hipoteca…¡ja, ja, ja! ¡pero mira que eres simple! de esto hemos hablado tropecientasmil veces.Eso es como lo de los Reyes Magos que no se sabe si fueron dos, tres, o cuarenta mil ¡que más dará ! Anda que te voy a apañar del todo:¿te has enterado de que ahora dice el Papa, que el Limbo no existe?
– Bueno ya era hora, porque a mi siempre me pareció una tontería…el Limbo… ni para un lado ni para otro.Es que hay que ver que cosas tiene Dios ¡a veces no hay quien lo entienda!
La doy por imposible, ahora resulta que “ella entiende a Dios” ¡toma ya! Ay bella Sara, bella Sara, que cosas tienes: ahora resulta que Platón, Cicerón, Voltaire, Rousseau, Santo Tomás, y toda una cadena de pensadores ilustres han pasado por el mundo sin comprender los designios de Dios, y llegas tú y ¡hale! “”Sin problemas oye. Que entre crucigrama, sodocu, y teletexto, alguna parrafadilla ya nos hemos echado, ya, y nos conocemos nuestro modo de ser.”” Pues muy bien ¿eso es lo que me quieres decir? Anda, y arreglate, que te esperan tus amigas “las Chicas de Oro” en la cafetería de Quique ¡que menuda paciencia que tienen allí tod@s con vosotras!
Pero esa es otra historia, no precisamente existencial, que otro día os contaré.
-¡Que guapa estás bella Sara! ¿pero no crees que has sido generosisima con el perfume?
-¡Que va si yo no me huelo!
– Déjalo; es cierto a penas se nota – y yo rezando para que nadie bajara con nosotras en el ascensor…

Abr 062010
 


Mañana me iré una vez más, así que os digo “hasta pronto “, el “adiós” nunca me ha gustado…
Ya sabéis, cuidaros mucho, y ejercitad los risorios; es decir:¡¡¡¡¡¡¡¡¡¡¡¡¡¡SONREÍD!!!!!!!!!!!!!!!! es importante para los achuchones del alma y los pellizquitos del corazón.
El té sin pastas, pues al de las ídem le ha tocado la lotería y ha dejado una nota en la puerta diciendo, que el que quiera pastas que entre, se ponga el mandil y se las haga con esas manitas que Dios le ha dado, porque él ya no está por la labor…je, je, je…
Abrazotes y hasta la vuelta
Gudea de Lagash

Abr 062010
 




……………Estaba dando el último repaso a una pequeña capilla de ébano, en la que había tallado una virgen de marfil. La cháchara de los tres guardias que trabajaban en el taller era interminable, pero a él le gustaba escucharles hablar pamue*. Sabía que lo hacían así cuando no querían que él se enterará de la conversación, pero no le importaba, pues tenía su gracia adivinar por la expresión de sus caras y la complicidad de las miradas por donde iba el tema…
– Elías dejaros ya de “hacer historia”*, y acaba de cepillar esa madera, que el ataúd tiene que estar listo para mañana.- pensó con sorna que “seguía la tradición”, familiar: su padre los hacia para los lugareños, y ahora también le rondaban a él, puesto que por la necesidad, todos los ataúdes de los blancos se hacían en las carpinterías de los campamentos. Vio el cepillo de carpintero perderse entre las manazas de Elías, bailando de un lado a otro con movimientos, cachazudos, y pesados, y no podía ser de otra forma, porque Elias era un hombre con una cachaza tan desmesurada como su persona, que cargaba con casi dos metros de estatura y un montón de kilos de peso. Cuando estaba de buenas, mirarle a los ojos era como estar viendo a una oveja pastando feliz en un valle, pero si algo le preocupaba, entonces la “oveja feliz” se esfumaba detrás de una expresión estúpida, dando paso a: “soy una pobre oveja fuera del redil”… A “Ojos de Gato” le ganaba su flema porque le recordaba a su hermano Andrés y así esgrimía, benevolente, mil excusas ante su holgazanería en el taller.
¡Abó, abó!*- Las palabras mágicas causaron el efecto deseado porque se incorporó, del banco en donde seguramente había permanecido recostado buena parte de la mañana: lo sabía porque le había pillado más de una vez roncando como una marmota. Los tres hombres comenzaron a cortar, cepillar, y lijar la madera: el “hacer historia” quedaría para otro momento en que no hubiera ningún masa* por allí…
Eran más de las tres, “Ojos de Gato” extendió un paño grueso sobre la mesa de carpintero y colocó en el la pequeña capilla de ébano. Paseaba los dedos por toda la talla como un ciego: tanteando con empeño cada ángulo, cada hueco, cada trazo curvo, o recto…Las uñas negras, los dedos desollados, las manos arañadas, todo valía la pena…
– Masa ¿A comer?- Decían los ojos de Elías, con la enorme cabeza ladeada hacía un lado y el pesado cuerpo de pie ante el “masa”. Enredaba torpemente entre las manos el tarbus* de fieltro rojo, como un patoso muchacho enamorado de alguna remota aldea ecuatoriana, lo haría con su jipijapa. No pudo por menos que sonreír ante la estampa que le había venido a la cabeza, y elucubró sobre los tejemanejes del cerebro que te llevan a donde quieren y cuando quieren… Los dos tenían algo en común: el amor. Uno enamorado del amor… El otro, algo más prosaico: enamorado del condumio…
– A comer, Elías; anda, iros a comer…- Los vio alejarse a paso rápido rajando sin parar; haciendo historia ahora que no estaba el masa, caminaban como chiquillos despreocupados sin más problema que calmar sus estómagos. Envolvió la pieza en el paño y salió al exterior en donde unas pesadas nubes oscuras planeaban en el cielo. Uno de los calcetines se empeñaba en deslizarse de la pantorrilla a cada paso, así que lo dejó sin más porque solo quería llegar a casa y “beberse todo el Sinaí”;* comer lo que el cocinero le hubiera guisado y dormir algo, si es que podía…

Pamue*: aunque es la lengua de la tribu pamue, es hablada por el resto de los pueblos.

Hacer historia*:
conversación interminable.

Sinaí*:
hace referencia a los filtros de cerámica de Manises, que se usaban para depurar el agua.

En la mesa un blanco mantel le esperaba con un menaje impecable. Los destellos de los cubiertos de alpaca; la luz de un rayo de sol posado en el cristal de la copa; las señales de las dobleces de la tela… hablaban de las horas de trabajo del bueno de Agustín. Un agradable olor a guiso bailaba por la casa. Era el inconfundible aroma del pollo al “contrychop”*, que Elisendo, el cocinero, hacía como nadie: – huuummm…. Con esa salsa espesa de cacahuetes…- pensó mientras metía y sacaba la cabeza de la tina de agua, oscilándola como un pato en un estanque:- huuuummm….pollo al contrychop…
Había dormido una buena siesta porque el tiempo había cambiado. En una pared de la sobria habitación en penumbra, las lejas de la contraventana quedaban dibujadas por una mano artista e invisible, dando la sensación de una estancia menos vacía. Tras un rato corto de abstracción en el negativo de la pared, saco una mano de la mosquitera y tanteó la pequeña mesa que tenía al lado buscando la cinta amarilla. La cogió y la oprimió contra su pecho: – Tengo que hablar con ella… Pero en que estás pensando…eres un viejo para ella…- Se sentó en la cama con la vista fija en una salamandra que corría a esconderse en alguno de los pliegues del mosquitero. – Tengo que verla… necesito verla…- Hablaba en voz alta, mientras sus pies buscaban los zapatos; los movía con cautela, porque ya se había encontrado más de un “inquilino no deseado” en ellos… el último visitante fue un magnifico ejemplar de alacrán que a punto estuvo de causarle un disgusto. Se acercó a la ventana y la abrió de par en par. El mundo que le rodeaba parecía dormitar bajo un cielo dormido de sol; hasta la bandera que a falta de un soplo de aire, y ensopada de agua, caía desmayada a lo largo del mástil que la sostenía, y a sus pies, la magnifica calavera de elefante seguía enfilando los colmillos a ese cielo cargado, ajena a todo lo que no fuera su reducido mundo de “cielo y bandera” Extrañamente una mariposa de gran tamaño pasó por delante de la ventana y fue a posarse, amparada entre las hojas, en una de las flores de un hibisco, de un color rojo intenso, que crecía feliz entre el contrití*, Era una visión inusual para esa época del año. Bajo la lluvia desplegó las alas aterciopeladas de bellos tonos marrones salpicados de blanco, permaneció inmóvil en la flor esperando ilusamente que se le secaran las alas para seguir el camino. Pensando en la fugaz vida del insecto, guardó la cinta en uno de los bolsillos de la sahariana, y apartándose de la ventana salió al exterior…

Contrychop*:plato típico africano. Guiso de pollo cuya salsa está hecha con cacahuete

Contrití* : planta aromática, de hojas finas, alargadas y cortantes. Con las hojas se hace una infusión cuyo sabor recuerda al de la “yervaluisa”

Abr 062010
 

Palabra de honor que no es pasión: el stand tenía clase ¡guapo, guapo, guapo!
Ya en el interior del Stand, y “haciendo patria”…
Fue algo original; solo estaba ella en todo Fitur
Mostrando orgullosa “La Bombonera”…
Con su slogan en Fitur, “dos + dos”: dos mares tiene “la pequeña”…

Es una ciudad preciosa, mimada y muy deseada…

Alguno pensará que por no ser “caballa”, no puedo sentir a este pedacito de tierra española, como mía; quizá alguno dirá que solo quiero quedar bien por estar viviendo entre “caballas” de pura cepa. Y también, la mayoría se preguntarán que en donde se encuentra Ceuta, y eso es lo más natural,no nos engañemos porque es un punto diminuto que solo sale en los globos de mayor escala, difícil de descubrir por los habitantes que pueblan la Tierra. Pero, esta ciudad, aunque pequeña tiene su lugar en este mundo que para unos lo hizo Dios, y para otros es fruto del tan manoseado Big Bang. Se han escrito ¿ríos de tinta? sobre su belleza, su tolerancia-tema complicado- , su particular cultura , y su historia, que la tiene, así que nada nuevo podré decir sobre ello, porque gente más versada en cuestiones de esta ciudad, lo han hecho antes,y con mayor rigor que este ser humano en camisón pudiera hacerlo, así que como la distancia que me separa de ellos es abismal, esa materia se queda en el tintero. pero si hay algo que quiero decir, y es que aunque no sea caballa, estoy ligada a vosotros en sentimientos, por esa tierra que me vió nacer allí abajo, por donde pasa el Ecuador, y que en su momento y desde el siglo XIX fue española también. Reconozco esa emoción que ciñe el alma de solitud, y ese aferrarse a La Bandera haciendo de ella nuestro carné de identidad. Nuestros padres decían, de esa bendita tierra que me vió nacer: -no tenemos manera de saber de “España”, porque los periódicos nos llegan con dos y tres meses de retraso…mejor así, vivimos al margen de los problemas…y no era verdad, en el fondo esa comunidad española sentía en sus corazones un barullo de amor por esa tierra lejana en donde habitaban y ese puntito de sentimiento amargo que da la distancia cuando se ama tanto a alguien o a algo. Y se que amáis a esta tierra porque os ha visto nacer, crecer y morir; porque disteis el primer apretón de manos, y también el primer beso. Porque aun por encima de vuestros problemas y discusiones con este o con aquel, os une los lazos de “estar en casa” aunque sea en el ala sur.
Amigo caballa, si te has molestado en leerme: yo también estreché la mano, y di mi primer beso,en el “otro” pedazo de tierra española,que lo fue en su momento.Amigo caballa:Yo también tengo enterrados a mis seres queridos allí, así que da alguna manera,, y si me lo permites,también puedo sentir este pequeño bastión como mío…

¡Oh Fitur, Fitur!

Abr 052010
 

Y a mi mente viene una playa, un hombre de mirada tranquila, y a una niña chica, escuálida y vivaracha…


– Me ha venido a la memoria…
-¿Que te ha venido a la memoria Gudea?
– Mi primer año de vida, que aunque parezca imposible, así es.
Recuerdo a una niña pequeña subida en una tarima, muy cerca de sus padres, y rodeada de gente. La veo bailando, más bien balanceandose con ese vaivén de los niños chicos cuando queremos que se muevan al ritmo de la música: arriba y a bajo; arriba y a bajo…Y la niña baila con desparpajo, al son de la charanga que no deja de tocar, mientras la gente aplaude y ríe: con el tiempo me enteré de que estando destinado “Ojos de gato” en Almeria, me llevaron a un circo junto con mi hermana. Mi padre, en un descanso de las actuaciones me había colocado al borde de la pista-estábamos en la primera fila-, para que desfogara un poco mis piernas y brazos incapaces de permanecer quietos demasiado tiempo, y así me puse a bailar al ritmo de esa orquesta que amenizaba el entreacto…
Veo a esa niña, sentada en una trona, junto a sus padres y hermana, en torno a una mesa. La mortecina luz de una lampara de techo, de esas de las de antes; si de las que una sencilla pantalla cónica circundaba una bombilla que despedía una luz débil y ambarina. La niña miraba el plato de embutidos que había en el centro de la mesa sobre un mantel a cuadros. Lloraba y lloraba con los ojos fijos en ese plato de chorizo sobrasada y queso.Lloraba y lloraba, y de su garganta brotaba el llanto agudo y cargante típico de “un pequeño monstruito” cuando quiere algo que no le dan. Recuerdo a su padre coger la pieza de sobrasada por el cordel, y acercarse a la pequeña que lo miraba como diciendo: – ¡lo conseguí! Y estoy viendo como rodea su cuello con la delgada cuerda de la sobrasada colgando esta junto al chupete.
Cuando crecí me contaron, al nombrar yo ese recuerdo, que fue así durante un tiempo: a la hora de cenar la sobrasada pendía de mi cuello como el Raviratna, el rubí más grande del mundo…
A mi mente viene una playa, un hombre de mirada tranquila, y una niña chica escuálida, y vivaracha. El hombre la llevaba de una mano y junto a la orilla se agachaba rozando la ola que va a morir a la arena, y la niña junto a él imitando todos sus movimientos:- así, así…muy bien, ahora la mano en la frente, y luego al pecho…-y la niña lo hace-, y ahora la mano en este hombro-y el hombre llevaba la mano de la pequeña hasta el suyo-, y luego al otro…:¿ya has hecho “mi”?
-“ya hecho mi”
Entonces la cría se aferraba al cuello de ese hombre bueno que como si fuera un delfín, o un caballito de mar- a ella así se lo parecía-, nadaba entre las olas llevando con el a su retoño.
¡Confianza de una hija! ¡fe ciega en su padre! ella sabía que junto a él nada malo podía pasarle.
¿”Ojos de Gato” donde estás ahora?
………………..-¡Esta niña se está comiendo el descascarillado de la barrotes de hierro del balcón!
la escuálida y ojerosa pequeña, está pegándose un festín con las cascarillas que el oxido ha provocado en los barrotes torneados de uno de los balcones de una casa grande, y destartalada;de esas de largos pasillos e interminables habitaciones, cuartos y cuartuchos; de esas en las que se cuela el viento cuando quiere jugar con visillos y cortinas al “corre corre que te pillo”, mientras un gato dormita al calor que despide un brasero a través del faldón de una mesa camilla.
– ¡Esta niña se está “comiendo el óxido” de los barrotes de hierro del balcón!
-Eso es que le falta hierro…
Aún conservo el sabor de esos barrotes de hierro del balcón, en mi cerebro…si señor…
En el patio de la casa cuartel de Almadraba, un edificio pequeño viejo y descuajeringado, una niña de un año o dos de vida, se entretenía en roer con sus dientes de leche la cal desconchada de las paredes del zaguán de su hogar.
-¡Pero que estás haciendo! ¡Esta niña se está comiendo la cal de la pared!
– Es que le falta calcio…
Y la niña con hierro, o sin hierro, con calcio o sin él, brincaba, bailaba, reía, lloraba, soñaba, comía – aunque poco-,mojaba la cama, y hacía caca, en un orinal, como todos los niños, pero lo que nunca supo, ni sabrá, es si esos niños también se comían el hierro oxidado y la cal de alguna pared…
Recuerdo una madre sosteniendo un vaso con un huevo pasado por agua y pedacitos de pan flotando en él. Su voz arrullaba a la niña, que permanecía de pie en una cuna de madera de palo rojo que su padre había hecho para ella, y la acunaba con el relato de un cuento; un cuento de una bella nena, y siete enanos habitantes de un bosque encantado,dueños y señores de una vieja mina de diamantes…Y la madre narraba y la pequeña comía poquito a poco sin ganas de comer hechizada por la historia de nena y enanos, mientras el pantalón de su pijama blanco de diminutas estrellas rojas, le resbalaba por las piernas incapaz de mantenerse en su lugar al no parar quieta la chiquilla.
Recuerdo….y no “recuerdos”, ya que es el único que conservo del particular “instinto maternal” de “la bella Sara”. seguro que hay más…eso seguro, pero no conservo ningún otro de esa temprana edad ¿Los hay no es cierto “bella Sara”?
Me ha venido a la memoria aquellos recuerdos de esa temprana edad…