Nov 302010
 



Fuera,las trompetas de Jerusalem anuncian la llegada del shabat. En el interior del hogar
la menorá preparada por el padre de sus hijos, esperaba sobre el aparador de cedro del Líbano heredado de sus abuelos. Ese rincón era para ella casi un lugar de culto porque durante generaciones la menorá había descansado en él, protegido de las corrientes de aire tan aciagas para la Luz Santa. Así que sus pies la llevaron una vez más hacia la puerta de doble hoja que daba al jardín aunque estaba segura de que permanecía cerrada. Repasó con sus ojos aquel cuarto tan colmado de vivencias plenas y regresó junto al aparador. No había nadie con ella.Tan solo el sonido acompasado del reloj de pared, y su espíritu en paz con el Eterno Dios: “”es hora ya de enceder las velas””-piensa-…Y lo hace sin posar la mirada en la llama para no absorber ni una hilacha de esa luz que traerá al hogar la dicha y la paz tan deseada, e iluminará la comida sagrada del Shabat.Luego sus labios desgranan la oración:
Bendito seas Tú, Eterno, Dios nuestro. Soberano del universo, que nos ha santificado con Sus preceptos y nos ha ordenado encender la vela de Shabat.

Tras el ritual sus ojos se llenan de luz, de la luz que ilumina su alma porque sabe que desde ese momento, el tiempo santo del shabat,se ha fijado en ella.

 

Acuérdate del día sábado para santificarlo. Seis días trabajarás y harás toda tu obra, mas el sábado es el día de reposo del Señor tu Dios. No hagas ningún trabajo en él; ni tú, ni tu hijo, ni tu hija, ni tu siervo, ni tu criada, ni tu bestia, ni tu extranjero que está dentro de tus puertas. Porque en seis días el Eterno hizo el cielo, la tierra y el mar, y todo lo que contienen, y reposó en el séptimo día. Por eso, el Señor bendijo el sábado y lo declaró santo.

Éxodo 20:8-11, versión Reina Valera, 1960.

 

Nov 292010
 

Cuando el recién nacido vislumbró la luz del mundo, casi nadie creyó que fuera a sobrevivir a sus primeros días de vida. Los médicos lo daban por perdido. Sin embargo, y gracias a sus cuidados intensivos, la resuelta niñera se encargó de desmentir tales pronósticos.No obstante, René Descartes permaneció algo débil durante el resto de su vida. De niño le aconsejaron que no saliera de la cama hasta .. entrada la mañana, costumbre que. conservó hasta alcanzar la edad adulta. Y es posible que la obligación de abandonarla precipitara su muerte.
René Descartes nació en Touraine, al noroeste de Francia, en el seno de una acomodada familia de la baja nobleza. Durante un tiempo de su vida dispuso del suficiente dinero para poder dedicarse plenamente y libre de preocupaciones a sus estudios científicos. A los diez años ingresó en el colegio jesuita laFIéche, en Anjou, donde durante ocho años aprendió las matemáticas y la física de su época. Al igual que su contemporáneo Galileo Galilei, treinta y cinco años mayor, Descartes no tardó en rechazar la doctrina escolástica. De joven se mudó a París y allí adoptó el tipo de vida que correspondía a su alcurnia. Sin embargo, esta vida le cansó muy pronto y se mudó a un apartamento cuya localización no conocían ni sus amigos más íntimos. Permaneció dos años allí escondido, tiempo que dedicó al estudio intensivo de las matemáticas y la jurisprudencia.
Cuando en 1618 estalló la guerra de los Treinta Años, Descartes, que un año antes había ingresado en el ejército holandés,participó en las campañas militares de Bohemia y Alemania. El católico Descartes sirvió en ejércitos tanto protestantes como católicos. Debía de saber que en realidad en aquella guerra no se dirimía la fe verdadera, sino la hegemonía sobre Alemania,objetivo que enfrentaba a todas las grandes potencias europeas.Es posible que Descartes no llegara a participar en ninguna operación militar,pues se mantuvo como oficial alejado del frente, en la retaguardia, Cosa que le fue como anillo al dedo. Y es que que anhelaba por encima de todas las cosas observar el mundo y a la gente. En 1619, en los cuarteles de invierno cerca de Ulm, inmerso en el aire sofocante de una habitación caldeada, parece que tuvo una visión que enseguida identificó como la finalidad de su vida: la unidad de la ciencia a partir de ,unos nuevos supuestos y, por encima de todo, sin las condiciones previas a la doctrina cristiana,fijadas por la escolástica.
Durante los años siguientes Descartes realizó numerosos viajes, que alternó con largas estancias en París. Allí entabló una trecha amistad con el monje y filósofo Marin Mersenne. A partir de 1628, quien quisiera contactar con Descartes (que se había retirado para proseguir su trabajo científico) debía acudir a Mersenne. En 1655, en Holanda, al terminar de redactar su primera obra, Descartes conoció la condena que la Inquisición romana había impuesto a Galileo Galilei. Tal noticia le sobresaltó; en su obra, a punto ya para la imprenta, adoptaba la teoría de la rotación de la Tierra de Galileo. Ya no se atrevió a publicar sus ideas, incluso destruyó buena parte de ellas. Cuatro años más tarde, algunos de estos fragmentos aparecieron en el Discours de la méthode (Discurso del método) que publicó precavidamente de forma anónima. Este libro delgado es hoy una de las obras más conocidas de la filosofía, y con su frase «Pienso; luego existo» conmovió el mundo. En el texto original francés fue formulada «je pense, donc je soi», pero se hizo mucho más famosa la traducción latina de 1644: «Cogito ergo sum» .
¿Qué tenía de especial esta frase? A los hombres modernos les parece casi banal y, sin embargo, lo cierto es que contribuyó a cambiar la concepción que el hombre tenía del mundo y de la vida. Las palabras «Pienso, luego existo representan lo que Descartes convirtió en el método de su ciencia y el fundamento de todo conocimiento: la duda. Para Descartes, la duda no era algo que apareciera por un momento y después pudiera aclararse de forma rápida y sencilla (como hasta entonces había enseñado la escolástica) echando un vistazo a la Biblia o a la obra de Aristóteles. Las recientes observaciones y descubrimientos de Nicolás Copérnico y Galileo Galilei pusieron en tela de juicio unas opiniones que antes se habían tomado por inquebrantables e impugnaron ciertas creencias que en la Biblia se exponían como indiscutibles y respecto a las cuales hasta Aristóteles se había equivocado.
Descartes, que buscaba una regla que fuera válida para todas las ciencias, llegó a la conclusión de que en adelante debía dudarse de todas las cosas. Pero esa conclusión, .por sí sola, no era novedosa. Los escépticos de finales del siglo XVI ya habían advertido que la percepción no podía determinarse de forma unívoca: uno ve el mar de color azul, y mientras que otro lo per cibe de color gris, es posible que un tercero lo vea color turquesa. Los escépticos dedujeron de ello que las ciencias exactas , eran imposibles y, por consiguiente, se situaron junto a Aristóteles, que nunca se fió de los sentidos del hombre. justo en este punto, en el instante en que se da cuenta de que todo lo que ha visto o pensado podría ser falso, y que por lo tanto podría no saber nada, Descartes opta por dar un giro atrevido y revolucionario. Si es verdad que nada de lo que percibimos es seguro, sino que podría ser una ilusión, eso tiene que ser válido para el mundo entero, para todo lo que nos rodea. ¿No hubo nada,entonces, que resistiera la duda radical de Descartes, su escepticismo general? En realidad, sí. Descartes volvió a encontrar de pronto el suelo bajo sus pies. Incluso realizó un aterrizaje suave porque de repente se dio cuenta de que en toda inseguridad hay algo evidente: el que duda, piensa. Y dado que piensa, es innegable que, como mínimo, él existe: pienso, luego existo. Para Descartes, esa certeza tenía que ser el principio y el punto de partida de toda filosofía.
Después de volver de nuevo a suelo firme, Descartes miró a su alrededor y encontró el mundo cambiado. En el centro ya no estaban las apariencias y los objetos, sino la propia conciencia.
Descartes estaba convencido de que sólo podía tener pretensión de verdad aquello que se conociera de la misma forma en que se conoce este yo pensante. Por eso concluyó que en el mundo de los objetos y de la percepción sólo podemos confiar en aquello que puede medirse de modo inequívoco. Como los colores, el sabor y el olor no son mensurables, los postergó. En cambio, el mundo del cuerpo es fiable, pues la dilatación y el ·movimiento pueden medirse.
Parecía que comenzaba a tomar cuerpo la visión de una ciencia unida que en cierta ocasión en una caldeada habitación le Ulm, se había aparecido a Descartes. El filósofo estaba convencido de que todo podía explicarse a partir de las matemáticas y la física. Ahora, sin embargo, se presentaba un nuevo problema de pensamiento: la ciencia parecía unida, pero el intelecto y la materia se habían separado. El concepto de mundo de Aristóteles, hasta entonces universalmente válido, y que partía de la unidad de alma y materia, parecía pasado de moda. Ahora había un mundo intelectual y otro material, y cada uno existía por sí mismo. Para Descartes, el intelecto era libre en su mundo y lo examinaba todo independientemente de toda corporeidad. El mundo del intelecto era raciocinio puro. El mundo del cuerpo, en cambio, no tenía ningún tipo de contacto con el del intelecto, estaba sometido a las leyes de la naturaleza y actuaba según procesos meramente mecánicos. El mundo del cuerpo era para Descartes pura mecánica.
Esta concepción del mundo escindido en un mundo puramente intelectual y otro puramente corporal vino a denominarnarse dualismo, y se ha tildado a Descartes de dualista. Como hablaba de la ratio, de la razón y de la palabra en el mundo del pensamiento, también se le ha calificado de racionalista.
Descartes llevó su dualismo hasta tal punto, que ambos mundos sólo se unían en el hombre, según el principio por el cual el hombre es un cuerpo (una máquina) dentro del cual existe un alma (el intelecto). Los animales, en cambio, eran para Descartes mera materia y funcionaban, por lo tanto, mecánicamente.
El efecto de los pensamientos de Descartes fue inmenso y él mismo fue considerado uno de los precursores decisivos de la filosofía moderna. Casi dos siglos después, Hegel identificó en él el principio del pensamiento moderno. También gozó de una apreciación similar por parte de Nietzsche, Heidegger y Bertrand Russell. la metodología de Descartes, consistente en partir de un pequeño punto concreto y seguro para llegar a lo complejo, se abrió paso en la ciencia y se convirtió en la metodología habitual.
La Iglesia, en cambio, vio en Descartes a un heterodoxo blasfemador contra Dios. Si se separa intelecto y materia, ¿cuál es la relación que se establece entre esa nueva razón independizada de la fe? Es probable que Descartes temiera esta pregunta, pues él, católico creyente, no era sólo un hombre prudente, sino que además sabía muy bien cuál había sido el destino de Giordano Bruno y de Galileo Galilei. Por eso intentó introducir en el Discurso, inmediatamente después del «Pienso, luego existo», una demostración de la existencia de Dios. Sin embargo, y en comparación con la brillantez de sus razonamientos precedentes, este último resulta harto deficiente. Descartes manifestó que no sólo sabía con certeza que él pensaba, luego existía, si· no que también se hallaba dentro de él la idea de un ser perfecto. Como esta idea no podía surgir de él mismo, se la tenía que haber dado el mismo ser perfecto. Esto nos recuerda claramente a Anselmo de Canterbury: «El hecho de que pueda imaginarme a un ser perfecto significa que tal ser existe», pues,tal como añadió Descartes, el ser perfecto es precisamente perfecto porque existe. Sino existiera, ya no sería perfecto. Depende de cada cual y sobre todo de su fe decidir si esto es de una racionalidad genial o pura argucia.
A pesar de esa prueba de la existencia de Dios, trece años después de la muerte de Descartes su obra fue censurada en Roma. Fueron sobre todo los jesuitas quienes insistieron en ello. Hasta el siglo XVIII, pronunciar el nombre de Descartes era algo sumamente peligroso en Francia.
Descartes, que pasó casi veinte años escondido en Francia, se fue a Estocolmo en 1649. ¿Por qué razón? Pierre Chanut, uno le sus amigos, había sido nombrado en 1645 embajador francés en Estocolmo. Éste convirtió a la reina Cristina de Suecia en una partidaria de la «teoría cartesiana» denominada así en honor,a Descartes. Cristina y el filósofo entablaron una intensa relación epistolar. Finalmente, la reina lo llamó a su corte. Descartes vaciló. Como católico que era la fe reformada de Suecia le resultaba inconveniente, pero en cuanto la reina insistió en su invitación, Descartes aceptó. Se ganó la confianza de la soberana de forma inmediata. Sin embargo, a menudo la reina deseaba filos0far con él a las cinco de la mañana. Aún hoy es un misterio la cuestión de si falleció por culpa de su debilidad y por tener que madrugar en el frío invierno de Estocolmo o de resultas del arsénico que los celosos sirvientes de la corte supuestamente le ponían en la comida.

Helge Hesse. La Vuelta a la Historia en Cincuenta frases. Ediciones Destino. C.L.
Nov 292010
 



¡Pero mira que eres fantasma!Que una “titi”, que dos “titis! que tres “titis”. Que si una es morena y está más buena que el flan casero del Grupo Rumasa, que si la otra es rubia con una delantera como dos “monas de Pascua”,pero sin huevo. Que esta…que la otra…Que estaba yo corriendo hacia la frontera…
– ¿La de Benzú?
– No. La del Tarajal…
Que entonces pasó una niña de piernas largas y ropa de lycra ajustada…
-¿que iba de marcha?
– No. Ropa de deporte. Hacia footing…
Y me echó una mirada…
– Igual te conocía…
– Que no. Que lo que quería era “quedada”…
– Y yo le dije al pasar ¡Que no puedes respirar con esa ropa niña!
-¿Y?
– Pues que seguí corriendo y la dejé atrás…
-¿Por?
– ¡Si es que soy muy mayor para ella! y no tengo un duro; ya sabes la bruja de mi ex- mujer…la hipoteca…la manutención…
– Mira que te has quedado flaco ¡te veo fatal !
– Pues serás tú,porque me he dado cuenta de como me miran las nenas el culo.
– ¿?¡?
– Tú porque no me has visto con mis vaqueritos de niño guapo.
– Pero en donde te miran el culo…
– ¡Pues donde va a ser mujer! En los sitios de marcha…yo creo que te estás quedando conmigo
– Anda, anda no me seas fantasma. Y encima has vuelto a fumar… Pero vamos a ver…No ligas porque eres muy mayor para ellas, o porque no tienes un duro…
– Mira que le das vueltas a todo…
– Oye que una está aquí tan tranquila dándole a la tecla hasta que apareces con tus paranoias mentales. Yo no le doy vueltas a todo, Yo solo intento; que digo intento¡Hago esfuerzos sobrehumanos para comprender, medianamente, tu forma de ser!
– Me voy, luego vengo a verte “gitana”…
– Anda si, luego ven a verme, que ya habré recargado las pilas ¡Pero mira que eres fantasma!
– Si yo te contara…
-Ya….

Nov 292010
 

Y aunque no de las almas…Es usted el espíritu santo de las letras.

El móvil me sacó de un sueño desagradable y extraño. Era mi consorte haciendo de hombre del tiempo :-“No salgas que está lloviendo”. Y es que sabe que soy como un suéter de lana de oveja de las montañas del Pakistán que como lo laves de manera indebida se queda para uso de la “Leyre Queca” , una muñeca a la que le tengo un cariño especial y a la que mi nieta Leyre, le encanta pasear por los suelos, por mucho que yo le diga:”cuidala que es de Nina”. Así que conociendo lo facilona que soy para agarrar resfriados y dolores de garganta me avisó,y yo le agradecí que acabara con esos trasiegos en los que estaba inmersa mi neurona. En el reloj del móvil las 10’30 clavadas, y en mis ojos las las cortinas aún a medio abrir señal inequívoca en mi persona de que había salido de un pesado y profundo sueño, cosa poco usual porque tengo un dormir que no cruza el umbral de la fase alfa con frecuencia.Y soñé que me encontraba en una iglesia en mitad de una misa de domingo, en uno de los últimos bancos junto a mi consorte y mi nieta Sandra de tres años. De pie junto a la puerta nuestro hijo Doyo, el padre de la criatura. La niña se mostraba inquieta como casi todos los pequeños cuando se les pide que paren de moverse y permanezcan en silencio, cosa harto difícil de conseguir en unos huesos que están en continuo crecimiento, pero ¡en fin! Y yo no hacia más que llamarle la atención más que nada porque molestaba a la señora que estaba junto a ella.Tras un tira y afloja y un “no enterarme de nada” la misa acabó y sin más, me encuentro en la iglesia vacía junto a los mios, y el sacerdote que se acercaba caminando entre los bancos. Una carcajada de lo más horripilante llenó el recinto sagrado y a nosotros nos faltó el tiempo para darnos la vuelta dispuestos a salir al exterior pero nuestros pies no se movían. Solo la niña cruzó al otro lado de la puerta parándose junto a la señora que había ocupado un lugar a su lado durante la misa. La mujer la tenia tomada de la mano y parecía tranquila. El sacerdote llegó hasta nosotros y nos indicó que nos refugiáramos en la sacristía, que se encontraba justamente a nuestro lado y así lo hicimos con tanta prisa como si el alma de todos se la fuera a llevar el diablo que ya volaba enfilado hacia las mas rezagadas que eran las nuestras . Cerramos la puerta con tal fuerza que el ruido retumbó por toda la iglesia, como un cañonazo. En la habitación de paredes desnudas solo había una larga mesa rectangular con unas cuantas sillas y un portátil en el centro. El cura miró a Doyo a la vez que le decía, que él era la llave para acabar con el maligno a lo que el respondió sentandose a la mesa y abriendo el ordenador. A partir de ese momento todo fue como un torbellino. Tecleó, y tecleó un sin fin de números y letras con una rapidez brutal. No podía creer lo que estaba viendo porque mientras sus dedos patinaban sobre las letras del teclado sus ojos permanecían cerrados. Al cabo de un tiempo, no se si minutos u horas, los golpes en la puerta cesaron y las voces de ultratumba se acallaron, dando paso al héroe de mi sueño: el sonido del móvil.
Ha sido un sueño extraño e inquietante de los muchos a los que mi impresionable neurona me tiene acostumbrada, aunque se que el peso de la culpa no es totalmente suya sino de ese dueño y señor de las letras, que lo es , Garcia Marquez, y su : Sierva María de todos los Ángeles ,”Del Amor y otros Demonios”.
Es usted culpable señor García Marquez, de que esté enganchada a sus libros. De que me sienta más torpe en esto de las letras que una liendre en “la calva de un calvo” o que un peine en la piel de un erizo de mar. Lo siento pero:es usted culpable señor García Marquez.

Nov 262010
 

¡Hola guap@s! tengo muuuuuuuuuucha prisa, porque la maleta está a medio hacer y aún me queda alguna que otra cosilla que ordenar antes de irme.
Un besote gordote ¡muak! bueno mejor dos ¡muak! ¡Y que tal un abrazote? ¡Marchandooooooooo una de abrazotes!
Té y pastas al fondo a la derecha entrando al zaguán.

Gudea de Lagash.

P. D. Cuidaros mucho porque no os tengo repetidos.

Nov 252010
 

I have a dream

Miles de personas marchaban pacíficamente hacia Washington. El 28 de agosto de 1963, un domingo soleado, se reunió una inmensa multitud al pie del Lincoln Memorial. Que el lugar de reunión fuera precisamente el monumento a ese presidente era algo muy adecuado al propósito de aquel día. No en vano, cien años antes Abraham Lincoln había liberado a millones de personas de la esclavitud con la Proclamación de Emancipación de 1862 y la victoria de las tropas de la Unión en la guerra civil americana (1861-1865)· Ahora los descendientes de esos antiguos esclavos venían a reclamar lo que Lincon había declarado en su célebre discurso del 19 de noviembre de 1863 en el campo de batalla de Gettysburg; esto es, que la nación norteamericana se había fundado sobre la idea de la igualdad de todos los seres humanos. En el año 1963 esta igualdad todavía quedaba muy lejos para la gran mayoría de los afroamericanos. La mayoría de ellos vivían en la pobreza y en el sur del país sufrían una rigurosa segregación racial. El que en las escuelas, las estaciones tren, los teatros y cines se colgara el excluyente cartel de «For whites only» (Sólo para blancos) solamente era una parte del problema. Era impensable la posibilidad de desempeñar cargos públicos.Cien años después de las palabras de Abraham Lincoln, entre los 250.000 congregados ante su monumento no sólo había personas de piel negra; más de sesenta mil blancos se habían adherido a la marcha a Washington. Sobre los escalones del LincoIn Memorial se sucedieron las intervenciones de oradores y cantantes. Después de numerosos discursos, comunicados y cantos a la libertad y la igualdad de todas las personas, apareció ante la multitud, justo después de que la cantante de blues Mahaha Jackson interpretase un espiritual negro, un hombre de color Martin Luther King Jr., ministro de la Iglesia bautista nacido en Georgia y jefe del Movimiento por los Derechos Civiles en Estados Unidos. Ese instante se convirtió en uno de los momentos estelares de su vida. Cuando era un joven pastor, King se dio a conocer por vez primera en 1955· Rosa Parks, activista en pro de los derechos civiles, había sido encarcelada por haberse negado a acatar la ley segregacionista que obligaba a las personas de color a ceder su , asiento en los autobuses públicos a personas blancas, Cuando se conoció este suceso, cincuenta dirigentes afroamericanos, entre ellos King, organizaron un boicot a los autobuses de MontI gomery para protestar contra la segregación de negros y blancas en los autobuses. El boicot duró 382 días, hasta que la ley local de segregación entre afroamericanos y blancos fue anulada. Este episodio, que suele considerarse la chispa del Movimiento por los Derechos Civiles, estuvo inspirado en el ejemplo de Mahatma Gandhi, cuya filosofía y prácticas de la resistencia no violenta habían contribuido a que la India alcanzase la independencia. Al otro lado del micrófono, Martin Luther King miró a la multitud que se encontraba ante él, limitada a ambos lados por el intenso verde de unas largas filas de árboles. A lo lejos, se elevaba hacia el cielo el gran obelisco blanco del Monumento a Washington. Al comienzo de su discurso Luther King invocó a Lincoln: «Hace Cien años, un gran americano, bajo cuya simbólica sombra nos encontramos hoy, firmó la Proclamación de Emancipación». Sin embargo, hoy -continuó- todavía no existe esta igualdad. Por eso se habían reunido entonces: para cobra ese pagaré, ese cheque para la libertad e igualdad de todos. Martin Luther King elevaba y bajaba la voz, hablaba con una melodía evocadora. Su discurso fue una obra maestra en la elección de las palabras y el ritmo, y no sólo iba a ser inolvidable para las personas que lo oyeron ese día de verano en la capital estadounidense, sino que incluso como texto leído las palabras de Luther King no han perdido su capacidad de emocionar. Su discurso terminó con una serie de frases, pronunciadas con un tono de voz variable y que comenzaron todas ellas con las palabras “”I have a dreram”” (tengo un sueño):””Tengo un sueño, el sueño de que un dia mis cuatro hijos pequeños vivan en una nación que no los juzgue por el color de su piel sino por su caracter…¡Hoy tengo un sueño!
Luther King concluyó su discurso exhortando a todos los presentes a hacer «que repicase la libertad» por todo el país. «Cuando repique la libertad y la hagamos repicar en cada aldea y en cada caserío, en cada estado y en cada ciudad, podremos celebrar la llegada del día en que todos los hijos de Dios, negros y blancos, judíos y cristianos, protestantes y católicos, puedan unir sus manos y cantar las palabras del viejo espiritual negro: “¡Libres al fin! ¡Libres al fin! Gracias a Dios omnipotente, ¡somos libres al fin!”.» La marcha a Washington fue un éxito imponente, pacifico pero impresionante, uno de los momentos álgidos del Movimiento por los Derechos Civiles. El presidente estadounidense, John F. Kennedy, a pesar de que compartía los objetivos del movimiento, intentó impedir la marcha aduciendo que aquella concentración masiva ante el Capitolio podía llevar a los diputados contrarios al movimiento, y aun a los indecisos, a votar en contra del Civil Rights Act (la nueva Ley de los derechos civiles) sin otro fin que el de demostrar que no se dejaban presionar. Cuando se dio cuenta de que no podría disuadir a los promotores de la marrcha, aprobó públicamente la iniciativa. Sin embargo, hasta el momento de su asesinato, en noviembre de 1963, no consiguió que el Congreso ratificara la Ley de derechos civiles En 1964, Lyndon B. Johnson, el sucesor de Kennedy, logró, tras una intensa lucha y largos debates, que el Congreso aprobara esta Ley, y en una forma todavía más ambiciosa que la propuesta por Kennedy. Tras el discurso de Martin Luther King, el presidente recibió en la Casa Blanca a los organizadores de la marcha, que querían hablar sobre el Civil Rights Act pendiente de aprobación. Cuando saludó a Luther King, Kennedy le sonrió y le dijo: « I have a dream». El presidente estaba impresionado por el discurso pronunciado por el religioso pero volvió a advertirles lo peligroso que sería para su causa común que él respaldara públicamente los objetivos del Movimiento por los Derechos Civiles. La marcha no sólo provocó rechazo entre los blancos conservadores. Los dirigentes del movimiento negro reprocharan a Luther King que hubiera suavizado el conflicto racial ,y que hubiese representado una «versiún de clase media» del verdadero Black Movement. Haciendo un juego de palabras, Malcolm X llamó a la manifestación · Farce on Washington (Farsa de Washington). Con todo, aquella manifestación tuvo mayor influencia en la política y la opinión pública que cualquier otro acto anterior del Movimiento por los Derechos Civiles,y la marcha se convirtió en un modelo para los activistas de todos los demás movimientos de emancipación y liberación. En la década de 1960 estos movimientos, no sólo en Occidente, tuvieron una influencia cada vez mayor en el progreso de las sociedades. De toda la historia de la humanidad, la de 1960 fue quizá la década en la que, a pesar de los aspectos sombríos de la Guerra Fría y la guerra de Vietnam, se impuso con mayor fuerza en el mundo entero el ideal de la libertad: fue la época del antibelicismo,las revueltas de los estudiantes, el feminismo y el comienzo del ecologismo. En 1964 Martin Luther King recibió el premio Nobel de la Paz. Todos estos procesos culminaron en 1968, año que ha adquirido el carácter de un mito. Ese mismo año también fue el del inicio del fin de aquel sueño. El 3 de abril de 1968 Martin Luther King, que había recibido continuamente amenazas de muerte y ya había escapado a varios atentados,dijo en un discurso que, aunque como todo el mundo quería cumplir muchos años, aquella cuestión no le preocupaba en absoluto. Dios, declaró, lo había llevado hasta la cima de la montaña y le había mostrado la Tierra de Promisión. Al día siguiente Martin Luther King fue aseslnado. James Earl Ray, uno de los fugitivos más buscados por el FBI, se declaró culpable del asesinato de LutherKing y fue condenado a noventa y nueve años de cárcel. Ray, que poste riormente negó su confesión de culpabilidad y que en 1977 se fugó de la cárcel y volvió a ser apresado, murió en 1997 en presidio l la edad de setenta años. A finales de 1999 se realizó un nuevo juicio sobre este caso, en el que declararon setenta testigos, y el jurado dictaminó que Luther King no había sido victima de un único asesino, sino de una conspiración.

Helgue Hesse. LA vuelta a la historia en cincuenta frases.Editorial Destino. Circulo de Lectores

Nov 252010
 



¿Por qué le tienes miedo a las palabras? si son solo palabras adormecidas sobre un papel, esperando que tu lengua las despierte y tus sesos las incluya en una “carpeta nueva” con el :”solo son palabras”. Y ya puestos a pedir, y por pedir que no quede, que siempre estás a tiempo de no dar, que tu corazón las guarde para siempre; que no las eche a volar. Las he escrito, las escribo, y escribiré para ti. Y lo haré como siempre sin reparos, cada vez que mis manos estén prestas a bailar en el teclado. Y sé que lo haré aunque no quiera porque si hay algo que no tengo es voluntad. Voluntad para dejar que me domine el común menos común. Voluntad para negarle a un pobre,voluntad para odiar; para herir con los cinco sentidos, para dejar de decir lo que pienso, para borrar lo que escribo por muy duro que a tu alma le parezca. No es mi intención causar en tu mente un desconcierto, y menos aún turbar tu corazón. Seguiré desgranando las palabras día a día para ti, a sabiendas de que me has de censurar cada vez que al leer lo que hay escrito tu cerebro grite “se ha pasado”. Seguiré desgajando las palabras que me invento, que me cuentan, que me dicta el corazón, porque son solo palabras ¿Por qué le tienes miedo a las palabras? si solo son palabras.

Nov 242010
 

Por encima del aullido del viento y el fragor de la lluvia, las toses y lamentos de los infelices se escuchaban por todo el pabellón. Un golpe de tos seca lo acometió quebrándole las baldosas del alma sin piedad, o al menos así lo sentía él. Se aferró con la nula fuerza que aún conservaba a los barrotes de metal de la cama que ocupaba junto a la puerta, en el momento justo en que un relámpago iluminaba el esputo de sangre sobre el embozo. Esta vez no podría seguir a delante: “se acabó” – se dijo con un hilo de voz ahogado, por el pitido agudo que lo acompañaba en ese trabajo forzado como era el respirar:””ella dijo que vendría mañana a buscarme…pero yo no puedo más””…Y esta vez sabía que había llegado su fin. Esbozó una sonrisa por lo irónico de la situación diciéndose que ni la muerte se iba a molestar en pasarle la guadaña de la agonía, porque hacia tanto tiempo que era de su pertenencia, que ni el lacre de su beso le estamparía en la frente. Aunque si se dignara a pararse a los pies de su cama le rogaria que le aflojara algo la soga para que ella cabalgara sobre sus huesos una última vez, con ese deseo egoísta y falto de cualquier rastro de amor. Nunca le perdonaría aquella obsesión por acabar con la criatura fajándose hasta cumplido los nueve meses:””para que reviente””- le dijo ella- “solo te quiero para mi”. Mujer cruel –pensó- y una lágrima resbaló sin avisar por el pergamino de su piel al acordarse de la pequeña, y la borró haciendo acopio de la rabia que aún guardaba para cuando ese muro que había interpuesto entre sus sentimientos y él, amenazara con desmoronarse como un castillo de naipes.

……………………Tendría unos cinco o seis años la dueña de los pies descalzos. Unos pies regordetes y pequeños que manejaban un par de piernas picadas de mosquitos. La dueña de los pies descalzos contaba entre su fortuna con una piel del color de las galletas recién horneadas y unos ojos verde aceituna de tal embrujo, que hasta Napoleón habría olvidado sus batallas por ellos. El ceño fruncido en el rostro de la chiquilla, poco habituada al jabón, revelaba que su corta vida no estaba libre de escollos como el que en ese momento tenia con el borrico, que se negaba a seguir con toda la testarudez de la que es capaz un borrico a la hora de decir: “hasta aquí hemos llegado”. Solo quedaba torcer la esquina y habrían ganado la plaza. Sus ojos verde aceituna retaron al sol de la mañana de verano. Era algo que le gustaba hacer aunque su padre le dijo una vez que se quedaría ciega si se empeñaba en desafiarlo…Volvió la vista al carro y tiró con desgana del animal, pensando solo en acabar rápido su faena para perderse después en un punto de la ribera del río, en donde abundaban las Mariquitas de alas rojas, y los Caballitos del Diablo. Y luego estaban los renacuajos con esa piel traslúcida, que acariciaba con toda la delicadeza que sus regordetes dedos se lo permitían experimentando una sensación agridulce, por esa falta de mimo que ella tenía…Se pasó una mano por la cara,apartando el pelo sin peinar, como queriendo despejar su mente de la ensoñación que la envolvía, porque debía montar el puesto de verduras de esa mujer a la que se empeñaba en llamar “madre” , aún a sabiendas de que ella le decía:”no te quiero nunca te he querido”. Tiró nuevamente de las riendas del testarudo animal y consiguió, no sin esfuerzo, conducirlo hasta el lugar que ocupaba el puesto de aquella que la parió aún sin querer. Y es que para su corta edad sabía más de lo que debiera, no porque ella escuchara lo que estaba vetado para su edad, entre otras cosas porque eran jaleos de los mayores, sino porque su progenitora se encargó en aleccionarla sobre el odio que experimentaba hacia su persona, y el morboso amor que sentía por su padre. Su padre…el si la quería, se lo había dicho una y mil veces con sonrisas y besos… con los labios; con ocupar parte de su tiempo en escucharla…en ir a coger ranas al río, en contarle historias sobre niños felices en mundos felices… Luego llegó la enfermedad, esa tan terrible, que le hizo acabar en el Hospital de las monjas…y aunque alguna vez salió ya nunca volvió a ser lo mismo…
-Ni se te ocurra entrar en la alcoba…- le susurraba al oído como una serpiente sibilina.
Y la pequeña obedecía sentándose en el suelo junto a la alcallería apilada a un lado de la pared cercana a la puerta, como un perro rechazado por el amo. Y en la espera unas veces el sueño le vencía y otras, la marea de susurros y gritos sofocados, inquietaba su cerebro de niña; su alma de nena…Luego el silencio y con él las horas tragándose a la noche.Y al alba,el despertar sin saber que brazos la dejaron en el camastro junto al hogar. La puerta de par en par y unas sábanas revueltas, era todo el recuerdo que le quedaba de ese padre que tanto quería.
-¡No te quiero! Quiero que sepas que quise ahogarte antes de que nacieras, pero ¡maldita seas! no lo conseguí.
Le dijo una tarde en que al acabar la marea de susurros y gritos reprimidos salió al corral a orinar. Estaba allí, acuclillada entre las gallinas afanadas en picotear la inmundicia, cuando entró remangandose las enaguas soltando frente a ella un chorro de orina y clara de huevo…
-¿Es que guardas los huevos ahí?
Le preguntó con toda la ingenuidad posible de un alma cándida como la suya. Y ella la miró triunfante concentrando todo el odio del mundo en sus ojos de loba.
– No. ¡Míralo bien porque es tu padre que me lo he bebido!
………..Las campanas sonaron a muerto por él: un pedazo de papel con un: te quiero pequeña. Fue su último acto de AMOR.
Las campanas guardaron silencio por ella, que acabó con su vida pendiendo de una soga asegurada a una viga del techo. Fue su último acto de ODIO: la niña la encontró colgando en una mañana de invierno.

Basado en hechos reales.

Nov 222010
 

Las medicinas existen desde hace miles de años. Los chamanes y curanderos del neolítico, y quizá incluso del paleolítico, conocían los poderes curativos de muchas plantas. Como mínimo desde el segundo milenio antes de Cristo se conoce la capacidad del alcohol, presente en el vino, la cerveza o en licores más fuertes, para hacer mejor de lo que realmente es. Durante siglos se han utilizado diversos narcóticos buscando resultados similares. Así pues, los fármacos no son un invento del siglo xx. Tampoco percibimos como nuevo el uso de sustancias químicas para curar una enfermedad o atenunuar sus síntomas.
Sin embargo, casi todos los medicamentos utilizados hoy en día se han descubierto no solo en el siglo xx. Sino en su segunda mitad, a partir del final de la guerra de 1939-1945. En muchos sentidos, el más importante fue el fármaco cuyo descubrimiento casual inauguró la era de los antibióticos: la penicilina.
Alexander Fleming (l881-1955) nació en Escocia. Después de licenciarse en medicina en 1906 empezó unas investigaciones en sustancias antibacterianas que no resultasen tóxicas para los tejidos humanos. Se sabía que eran las bacterias las que causaban muchas de las infecciones. Se sabía también que se podía matar alas bacterias. Pero los venenos que se utilizaban para acabar con ellas, como el ácido carbólico, eran muy tóxicos y ponían en peligro la vida del paciente.
En 1928, mientras trabajaba con cultivos de Staphylococcus aureus, la bacteria que produce el pus, Fleming vio que alrededor de un poco de moho (PeniciLLium notatum) que había contaminado una de sus placas había un círculo libre de bacterias. El moho crece en el pan viejo y puede que hubiera caído una miga, sin que él se diera Cuenta, en su cultivo. Entusiasmado, Fleming aisló la sustancia. Al hacerlo, descubrió algo en el moho que era capaz de matar a las bacterias incluso si lo diluía ochocientas veces. Lo bautizó como penicilina. Otros investigadores concentraron la sustancia antibacteriana, lo que llevó a la comercialización del medicamento.
Entre las bacterias que la penicilina elimina están las que causan las infecciones de garganta, la neumonía, la meningitis espinal, la difteria, la sífilis y la gonorrea. El medicamento no es efect ivo contra todo tipo de bacterias, pero los investigadores, inspirados por el ejemplo de Fleming, no tardaron en crear una industria que invierte hoy millones en descubrir medicamentos nuevos y cada vez más específicos con los que obtienen muchos millones más de beneficios.
La penicilina resultó, como Fleming esperaba, no ser tóxica para la mayoría de las personas, aunque unas pocas son alérgicas a ella.Muchos de los otros medicamentos que han contribuido a las maravillas médicas de nuestra época tienen graves efectos secundarios y obligan a los pacientes a sopesar las ventajas de tomar un medicamento frente al malestar que pueda causarles. Cuando la enfermedad es un cáncer terminal, la decisión es sencilla: hay que tomar el medicamento y esperar que logre vencer al cáncer. En muchos otros casos, la decisión no es tan fácil, pues los efectos secundarios del medicamento parecen sólo un poco más tolerables que la enfermedad en sí.
Según una teoría, todos los medicamentos tienen algún tipo de efecto secundario, y ha surgido una clase de pacientes que se niegan a tomar ningún medicamento en absoluto, excepto quizás en situaciones extremas, para un terrible cáncer o un dolor insoportable. Un grupo todavía mayor se apresura a tomar cualquier medicamento que creen que puede ayudarles. Con ello ha nacido una nueva cultura del medicamento que se define por la necesidad de tomar fármacos siempre que la vida es dolorosa o desagradable. Algunos de estos medicamentos son adictivos, pero el tomar medicamentos es adictivo en si mismo. Ésta es la cara oscura del gran regalo de vida que nos hizo Fleming con su descubrimiento.

Breve Historia del Saber. Charles Van Doren. Edit. Planeta.

Nov 212010
 

Y me va…me va…me va…esa pincelada de “rollito canalla” que lo envuelve…

Y me vais…me vais…me vais…

lo que huele a humano ¡que guapas estáis a través de ese cristal!


Me va todo…


me va….


Y me va…

Y me van esas mañanas de domingo; de esos días raros en que puedo pasear con mi consorte, sin prisas. Disfrutando de los rincones que llenan la ciudad. Del saludo amigo, y la charla agradable, no exenta de complicidad alguna que otra vez. De la sonrisa en los labios y la mirada derrochando alegría de “verte de nuevo amig@” y “malegro verte”. Y me van esas mañanas de sábanas revueltas en que las campanas de la Virgen de África me devuelven al mundo real de un día de fiesta. Y me va, me va y me va, ese salir a la calle casi desierta en busca de un café amigo y un saludo cordial que nadie como el nos puede regalar a esa hora del café. El primer día que lo conocí hace ya bastantes años, me llamó la atención ese porte de señor, al que le sienta como a pocos los trajes con chaleco, y esa pincelada de “rollito canalla”que le envuelve. Entré a matar con reservas en la primera oportunidad que se me presentó. Y entre charla, y sorbo de café, mordisco de tostada y “sientate un rato con nosotros” me llevé a la talega las dos orejas y el rabo, ganando su confianza y creo que parte de su corazón. Estoy hablando de ti querido Juan Luis. De tus cafés en “El Puente”, de esas tardes de verano a la caída del sol, en las que acudimos fieles a la cita con la Coca Cola y el té helado en “la cafetería de Juan Luis”, que así es como la bautizamos.De esa charla amena y ese : – ¡noooooooooo puedooooo! cada vez que te invitaba a sentarte a nuestra mesa:- ¡noooooooo puedooooooo! tengo que currar… Ha pasado el tiempo, y hoy al verte he pensado en traerte a este blog sin pedirte permiso siquiera; lo siento… Y me vas…me vas…me vas….Y es que me lo ha dictado el corazón, y ya sabes que con las cosas del corazón no se debe jugar. Un beso y un abrazo fuerte querido amigo. Gudea de Lagash

Nov 202010
 

 

No tenia ni idea de que me amaras; ni puñetera idea tenia de que uno de tus aficiones fuera coleccionar pedazos de mi vida, retazos de mi voz; expresiones de este rostro encalado de experiencias que regalan los años y alguna que otra chispa huida de esos ojos inquietos con los que la vida me equipó. Y eso que de un tiempo a esta parte el timbre de tu voz lo he notado algo cambiado y he pensado “está nervioso; algo le ocurre”… porque tus labios al nombrarme temblaban como un flan de mandarina y tus ojos al cruzarse con los mios, echaban a volar buscando el refugio de un punto en el infinito, del botón de una chaqueta de alguien que pasaba en su momento, de una taza de café abandonada sobre el mantel manchado justo en la mesa de al lado. No tenia ni idea de que soñaras con verme despertar junto a ti en las mañanas. Me lo han dicho tus ojos; no te enfades con ellos, pues los mios han sido más ladinos y han logrado que entraran en el juego. Me lo ha contado el calor de tus manos al rozarse con las mías, tan solo con un saludo, mira tú. Mira tú que pies tienes más traidores que dirigen tus pasos hacia mi, sin que seas capaz de dominarlos y no tienes más remedio que inventarte mil escusa de porqué vienes a mi. Y ya ves… no tenia ni idea de que era amada por otro corazón al que no estoy acostumbrada…

Nov 202010
 


En la época de Mahoma había en La Meca una gran comunidad judía. Sin duda influyeron en Mahoma, que aprendió mucho de los historiadores y pensadores judíos. También estaba familiarizado con la tradición cristiana. Aceptaba a Abraham como el primer patriarca (de modo que Abraham es un hombre sagrado en las tres religiones) y creía que Cristo había sido el más grande de los profetas antes que él mismo. Pero no aceptaba la afirmación de Jesús de ser (o la afirmación de los seguidores de Jesús de que era) el hijo de Dios.
La visión que Mahoma tenía del judaísmo y el cristianismo fue, al menos al principio, básicamente positiva. Los judíos y los cristianos eran “pueblos del libro” y por tanto se les permitía mantener su autonomía religiosa; sin embargo, tenían que pagar un impuesto per capita por no ser musulmanes y eso, de hecho, llevó a muchos de ellos a convertirse al islam en el siglo posterior a la muerte del profeta. El estatus de judíos y cristianos era muy diferente del de los paganos, a los que se forzaba a escoger entre la conversión y la muerte. Desde el principio, el islam fue una fe agresiva y belicosa; su manifestación externa era la jihad o guerra santa. Esta fe estableció una frontera muy clara entre sus fieles y el resto del mundo y generó con ello una sensación de fraternal comunidad entre sus seguidores que condujo a rápidas y asombrosas victorias sobre sociedades y culturas que no estaban tan cohesionadas.
Cristo le dijo a san Pedro en relación con el dinero de los impuestos que existía una clara distinción entre «lo que es del César y lo que es de Dios», En otras palabras, hay dos reinos muy diferentes el religioso y el secular, que no necesariamente deben entrar en conflicto pero que de ningún modo deben confundirse. El judaísmo reconocía una distinción similar, pero el islam no. En sus inicios, el islam adquirió su “ethos” característico como una religión que unía tanto lo espiritual como lo terrenal en una sola comunidad y que buscaba controlar no sólo la relación del individuo con Dios sino también sus relaciones sociales y políticas con sus congéneres.
Así pues, se estableció no sólo una institución religiosa islámica, sino también una ley islámica y un estado islámico.Sólo en el siglo xx, e incluso entonces sólo en unos pocos países islámicos (como por ejemplo, Turquía), se ha instaurado alguna distinción entre lo religioso y lo secular. El enorme poder que el ayatolá Jomeini ejerció en Irán puede explicarse por el hecho de que combinaba en su persona, como Imán, el liderazgo político y religioso de la nación. Al hacerlo, actuó igual que habían hecho muchos líderes islámicos antes.
¿Tienen estas tres grandes religiones, emparentadas pero en conflicto, todavía un mensaje viable y vital para la humanidad? Miles de millones de personas en el mundo creen y dicen que sí. Aunque seis millones de judíos murieron en el Holocausto durante la segunda guerra mundial, y aunque el judaísmo fue prácticamente borrado de Europa, sobrevive como compromiso vital de millones de hombres y mujeres en Israel, Rusia, Estados Unidos y otros países. El cristianismo, en sus diversas manifestaciones, quizá cuenta con más seguidores que ninguna otra religión. y el islam ha gozado de un reciente renacimiento, conforme movimientos conservadores en varios países han reinstaurado las costumbres tradicionales, entre ellas la aplicación de la sharia, la subyugación de las mujeres y el control total de la educación por parte de los líderes religiosos La jihad ha cobrado nueva fuerza y parece · que se ha desarrollado entre los musulmanes de todo el mundo un renovado sentimiento de hermandad.

Charles Van Doren. Breve Historia del Saber. Editorial Planeta,S.A.

Nov 192010
 



Y como sabían de mi buen hacer con ellas…las puertas se cerraban para mi ¡ja, ja, ja!


De esta tienda solo recuerdo que era un túnel…


Ya lo veis…

Fotos a la zona afectada por la epidemia de agujas y dedales
saqué….
Para que no se diga...
Esto si que “mola”…
Rollitos de primavera…
Esa tela la reconozco. Je..je..je…
En el templo sagrado de” la aguja y el dedal”

En un café cualquiera,la señora Varech, haciendo apología sobre las toallitas anti -gérmenes con la encantadora Chelo el alma mater de “Baile”

Y como dice la canción…”nos vemos en Madrid y sin remordimientos…¡ja,ja, ja! que no. A una todo le fue de maravilla hasta que a la señora Varech se le ocurrió “teletransportarla”mediante el Metro a los puntos de destino necesariamente necesarios”. Pero que mal lo pasa una que es muy, pero que muy de pueblo cuando va a la capital, tan grande ella, tan llena de carriles que a la hora de cruzarlos todos parece que una servidora se dispone a cruzar el rió Benito, ese enorme, profundo y caudaloso rió de la tierra que me vio nacer.Me estoy riendo “conmigo misma”al recordar aquella vez en que fuimos a cruzar Alberto Aguilera, es decir: el río Benito, cuando en mitad del recorrido me veo un coche con el guardabarros practicamente en el suelo. Mi vena samaritana despertó ante el terrible problema que se le avecinaba al conductor en cuanto el semáforo se abriera para él, y me paré sin pensarlo dos veces para indicarle lo que le ocurría ¡ja, ja, ja! la señora Varech, flipaba en colores, desde la otra punta del “rio de asfalto”, al verme parada en mitad de la calzada entre un montón de coches esperando que se abriera la veda. Y yo dale que dale, y el conductor que resultó ser un chico joven gesticulando sin bajar a ver lo que le decía. Tantas voces de advertencia me dio la sufrida señora Varech, que al final me puse en marcha sin dejar de mirar atrás y seguir con mi advertencia a base de gestos, llevando conmigo todas las papeletas para besar el suelo de la magnifica calle de A. Aguilera, pero como el que la sigue la consigue, el muchacho cuando vio que la extraterrestre se encontraba a una distancia prudencial bajo del coche y comprobó que lo que le indicaba era cierto, y que no tenia la menor intención de robarle el bocata de mortadela que tan celosamente guardaba en el asiento de al lado.Agradecido alzó ambos brazos y como si estuviera haciendo la ola,me dijo “hasta otra cocodrila”, haciendome el ser más feliz de toda la calle,a pesar del sermón de la señora varech, sobre eso de que nadie se baja del coche por mucho que le indiquen una cosa u otra…
– ¡Pues que lastima!
– Si es que no entiendo como se bajó del coche; nadie lo hace por si acaso…
– Si es que tenemos una pinta de delincuentes las dos…y en mitad de la calle con un mogollón de coches parados a ambos lados en espera del semáforo…¡Ja, ja, ja!
– Es que no sabe señora Gudea las cosas que pasan…
Ella hablaba y yo con cada paso que daba me preguntaba si la gente no tiene ojos en la cara para darse cuenta de lo en forma que estoy para echar a correr tras unas cuantas fechorias al más puro estilo de Alí-babá.Y tras este aventurero recuerdo, regreso al punto de partida : “un viaje en metro tras la señora Varech en busca de “la tierra perdida de aguja y dedal”. pánico ¡pánico! tenia yo a ese viajecito porque me acordaba de mi primera práctica de “metring” con ella también… hasta el guardia de seguridad salió tras de mi diciendo que me había colado¡vamos que no había pagado el billete! y todo el mundo mirándome y yo muerta de vergüenza…¡Ay Dios mio !lo que hace ser de pueblo, tanto me había pegado a la reina del asfalto que mi billete no llego a marcarse, es decir que pase con ella pegada como un chicle a la suela de un zapato, un moco a un pañuelo, o la miel a una tostada. Así con ese recuerdo tan vivo en mi memoria le hice saber mis temores, a lo que ella contestó con tranquilizadora sonrisa que era una exagerada…
Sube y baja, baja y sube por aquellas escaleras empinadas tras la señora en cuestión que iba tan pancha mientras yo resollaba como el jamelgo de Sancho Panza ¡Que bonito! ¡Que rápido! ¡Que descansado! Pero que caras más serias lleva todo el mundo en esos vagones ¡si van dormidos!
– Ahora ya nos toca…
Y una pensando en que podría hacer alguna “fotillo” de esas “infragantis”,que tanto me gustan:””la Puerta del Sol…Que bien, la de fotos…””
– El bolso bien agarrado que aquí si que puede haber tirón.
– ¡Pues si que estamos listas!
Y tras escalar la torre de esacalones: la humanidad en plena ebullición en torno a mi, pero una es muy obediente y agarró el bolso como si en el llevara una partida de fresas a la mismísima reina Sofia, que se que le pirran, y no aflojé hasta llegar al templo de las “diosas hacendosas”¡mamma mia! la de féminas que saben darle a la aguja y yo sin saber pegar un botón. Ya, ya, que se que más de un@ no se lo cree, pues es cierto, pero en mi descargo diré que esto vine de herencia. Que se sepa: Sara madre de la “bella Sara”, la “bella Sara” y una servidora. Tres generaciones y creo que vamos a por la cuarta por lo que observo en la madre de mis nietas y en la mayor ¡Así es la vida!
Cosa cosa señora Varech, siga usted haciendo esas manualidades tan preciosas, para paliar un poco la torpeza de otras como yo.
Fueron unas horas las que pasé con usted, en las que disfruté de lo lindo. Gracias por sus atenciones.
Un abrazo.

Gudea de Lagash

P.D. Por cierto que sigo sin ver “el calendario de adviento” ¿serán los duendes de mi ordenata?







Nov 182010
 

Lo siento, señora “Bibliotecaria”, pero como dice el dicho: “nunca es tarde si la dicha es buena”. así que sea usted bienvenida a mi zaguán, en donde la puerta estará abierta, siempre que quiera,para usted.
Agradecida por asomarse a esa pequeña ventana, aunque sea sin “imagen de guerra”.
Un abrazo.

Gudea de lagash

Nov 172010
 

Ayer seguí en un programa de T.V. una entrevista que se le hizo a la señora Ministra de Exteriores Trinidad Jimenez, Y llegué a la conclusión de que, o nos estaba tomando el pelo, o yo me encontraba en ese momento inmersa en un viaje astral. Y lo digo porque contestaba con desacierto a las preguntas que le hacían, tal vez por el nerviosismo que le traicionaba, que no era para menos. Señora Jimenez como puede usted decir que el papel de la mujer en Marruecos está valorado y que es un Estado laico ¿Como se pudo escuchar en ese plató que a diferencia de otros países islámicos en el que el gobierno pasa de padres a hijos en Marruecos existe una democracia hasta con partido comunista incluido?Esta última perla creo que la soltó al aire, el repersentante de su partido un joven que invitaron a la mesa por ser de los más avispados, o eso dijeron, del que no recuerdo su nombre. ¿Se están quedando con nosotros?Pero bueno estas afirmaciones en estos momentos son para mi, y para la mayoría de los españoles pecata minuta comparadas con las actitudes tomadas en cuanto al gravisimo problema del pueblo saharaui que luchan desde hace 35 años por la libertad en medio de la desesperación de cuando fueron abandonados a su suerte¿Que es lo que impide a su Gobierno ser claro y contundente con los bárbaros sucesos en el desmantelado campamento de Gdeim Izik en el Aaiún ¿que les impide CONDENAR lo que allí está ocurriendo? Usted y su gobierno, que tanto han cacareado la defensa de los más débiles y la lucha por las libertades ¿libertades? pues ahora tiene la ocasión de poner esas ideas en practica, abogando con seriedad ante El rey Mohamed VI, vía RubalcabaTaib: -Hay que ser prudentes…hasta que Marruecos no “aclare” lo sucedido…Es decir que la palabra de este país es ¡la Biblia en verso! lo que ellos digan va a misa, y sobre eso se pronunciarán ¡ja, ja, ja! Permitamen que me ría por favor,que ya somos mayorcitos para comprender que capotean el temporal porque hay MIEDO a la reacción de su Majestad el rey vecino. El motivo sinceramente no lo se, pero tiene que ser algo de peso, y de lo que, a los que realmente habitamos esta casa y de los que muchos habitantes de ella les votaron,no tenemos ni pajolera información de los juegos malabares que se traen y a los que tan acostumbrados nos tienen, pero en este caso se han pasado tres pueblos con sus actitudes ante el sufrimiento de ese otro pueblo armado tan solo con piedras y palos para defender lo que es suyo por ley. Y se han pasado tres y medio, con esa actitud rastrera de no amparar a los distintos medios de información que querían cubrir el territorio para traernos la verdad:”cuando lo decida el gobierno marroquí,” eso si. Cuando ya hayan limpiado todo vestigios de barbarie y violencia de la zona masacrada. Dejemos…dejemos que limpie la casita, para que muestren al múndo que nada de eso fue nunca verdad.
El pueblo saharaui no merece este sufrimiento y esta humillación como pueblo libre que es. Necesita sentir que forman parte de su país ¡que tiene un país¡:La República Democrática del Sahara en donde hombre, mujeres y niños puedan vivir en paz y ser capaces de resolver ellos solos sus problemas, y no vivir encerrados como animales bajo la bota marroquí.
Se. Me consta y lo he vivido, que muchas familias españolas acogen a esos niños saharauis durante temporadas dándoles aquello que les falta en sus campamentos,y se que los niños son felices y las familias que los acogen también.Y yo me pregunto que estarán viviendo todos ellos en su corazón…
Señora Trinidad Jimenez y señor Zapatero ¡por favor! hagan un esfuerzo aunque solo sea por una vez, y actúen con consecuencia atándose los machos Condenando los hechos al mismísimo Mohamed VI, y ya saben:contra el vicio de pedir ¡la virtud de no dar! por si acaso se les plantea el dilema de Ceuta y Melilla dos ciudades españolas que no quieren perder la libertad de expresión,ni los derechos humanos, ni el rebujito con l@s amigo@s.
Tomen cartas en el asunto YA y se estarán haciendo un favor con la opinión pública, a la que hace tanto tiempo les resbala sus opiniones, que no sus decisiones porque eso nos afecta a todos.
El pueblo sajaraui sufre, y ni ustedes ni la ONU mueven un dedo ¡increíble y vergonzoso!
Señora Jimenez decididamente no quisiera estar en su pellejo y menos aún en su conciencia. prefiero vivir en el interior de este pellejo anónimo y escuchar a mi conciencia que aunque carga con un saco de debilidades y algún que otro remordimiento, puede mirar a los ojos hasta el último ser de ese pueblo humillado, sin temblar.
Aquí le dejo esto Doña Trinidad, por si se pasa por La Isla de Las Orquideas, y si lo hace prometo invitarla a un te sajaraui y a pastas de un país que quiere ser LIBRE y equivocarse el solito.

Gudea De Lagash.

Nov 112010
 




Mando de un puntapié una zapatilla al norte y otra al sur, y guardo el camisón bajo la almohada. Estoy muerta de sueño, y no atino con las lentillas. La ducha no me ha espabilado:”eso te pasa por quedarte hasta las tantas en comunión con tu neurona, tonta del bote”- me dice mi yo más sensato- . Son las siete y media de la mañana y tengo que subir al barco. Conversación rutinaria que una tiene siempre que “tiene que subir al barco”. Hasta pronto. Cuidaros. Besotes, abrazos, tirones de orejas para el que no se cuide ¡ja, ja, ja! Habrá que empezar por mi que soy muy mala.Je, je, je… ¡¡¡¡¡¡¡¡¡¡¡¡¡¡Muuuuuuuuuuuuuuuuuaaaaaaaaaaaaak!!!!!!!!!!!!

Gudea de Lagash

P.D. Y como siempre…té…con menta y pastas muchas pastas ¡ricas, ricas! En el zaguán; como no.

Nov 112010
 




El evento de los premios MTV ha sido en España, y parece ser que todo ha salido a pedir de boca, aunque hubo un pequeño resbalón con la ausencia de alguna cara conocida del mundo de la T.V. española a la hora de conducir el programa ¡Que se le va a hacer! Menos mal que la falta de esta nuestra representación a pie de micrófono ha sido paliada por el disfraz de “jamón” con que una cantante famosa, y de la que no recuerdo ni su cara, ni su nombre ni tan siquiera lo que cantó, salió al escenario con la buena intención de homenajear al país anfitrión, y la verdad no se si la idea fue acertada o no porque ahí acabó la noticia. Pero el caso es que a mi me hizo un favor porque trajo a mi memoria aquellas fiestas infantiles de disfraces en las que por unas horas te sentías “Pocajontas”, Blancanieves, o un arlequín veneciano con lagrima negra incluida, sobre una cara empolvada, que duraba sin churretes, lo mismo que la más fugaz de las estrellas. Me vistieron de Paulova, con un tozo de mosquitera por falda y alguna lentejuela doradas cosida entre pecho y espalda para alegrar el pedazo de tela con la que habían confeccionado el resto del vestido. y a falta de melena con la que coronar la cabeza en un moño, me encajaron en la cabeza una diadema de esas de comunión que el ”tío Chito”,hermano de la “Bella Sara” vendía entre mil cachivaches más, en su factoría de Niefang ¡Horror! a mi me parecía de lo más horrorosa con aquel elástico que llevaba para sujetarla por debajo de la barbilla. Recuerdo que tras mi tozudez por no adornar mí tierna cabeza con semejante bodrio la “Bella Sara” me amenazó con retirar de la circulación mi colección de cromos que con tanto esfuerzo había reunido, y es que soplarle a la gente menuda como yo, los cromos no era pan comido. Llegábamos a levantar con el hueco de la mano hasta cuatro o seis a la vez y puedo aseguraros que la adrenalina, que entonces nadie tenia ni idea de lo que era, se multiplicaba poniendo nuestros nervios a cien ¡En fin! Que no me quedó más remedio que cargar con la diadema provocando en mi yo más profundo un sentimiento de ridículo tal que me negué a ir a la fiesta de disfraces. Y seguramente hubiera cumplido mi palabra aún a riesgo de perder en algún lugar oculto, que solo la “bella Sara” sabía, mi colección de cromos por la que me habría dado de tortas sin importarme un comino que era una “nena” y eso estaba mal visto, si “ojos de Gato” no hubiera aparecido con aquellas doradas zapatillas de ballet que había hecho para mi con unos desgastados zapatitos de charol, a los que había cosido unas cintas doradas algo largas para las cortas pantorrillas de mis piernas que al acabar de cruzarlas me llegaban hasta casi la rodilla, causando la sensación de que más que unas zapatillas de danza clásica eran el burdo recuerdo de una sandalias romanas.
-Pero ¿las zapatillas de ballet no tienen las cintas más cortas?
– ………..
-Pero ¿las zapatillas de ballete no se atan a los tobillos?
-……..
-¡Menos mal que no se las has hecho con unas sandalias porque parecerian unas sandalias romanas
– ………
– ¿Con que las has pintado?
– Con purpurina, es que no lo ves.
– ¡papá! ¡papá! El zapato está “duro”, no puedo “mover los pies” –quería decir caminar por la rigidez-
– Entonces los tiramos y papá te hará otras zapatillas de ballet
– ¡nooooo! Déjame estas que me gustan.
– Te harán daño…
– Nooooo. Que yo me pongo despacito de puntillas…
Y tanto me puse de puntillas para practicar mi mejor salto del”pato”, porque a cisne no aspiraba, que acabé con unas ampollas en los pies de “no te menees”. A la hora de la verdad, y llegada la tarde tan esperada hice mi aparición con la horrorosa diadema y unas sandalias alas que “Ojos de Gato” había recortado la piel allá donde había una llaga. Llegué llorando y salí riendo, porque al cocodrilo se le había roto la cola al sentarse en una silla sin tomar la precaución de apartarla antes. La tortuga, mi amigo Luisin, tampoco llegó muy digna que digamos porque a la hora de introducir la cabeza por el caparazón, el cálculo diametral de su mollera no había sido correctamente calculado. En la cestita de la caperucita solo quedaban envoltorios de caramelos y es que a falta del quesito, el pastel y la tarrina de miel, los caramelos se suponía que era la solución: craso error.
Fue una fiesta divertida en la que el disfraz de jamón de mi amigo Jose triunfó junto a la dulce ingenuidad producida por esa inocencia infantil que a todos nos ha acompañó en nuestra niñez y que me hizo olvidar todos los agobios pasados antes de la función. Al final regresé en brazos de “Ojos de Gato”, iba descalza, y sin la causa de todos mis males que debió acabar bajo una mesa o en algún rincón de aquel jardín del capitán.
El evento de los premios NTV y su disfraz de jamón, me ha hecho recordar aquellas zapatillas de ballet…aquella horrible corona…aquel ensayar, mi mejor “salto del pato”…aquel cocodrilo sin cola y cestita sin quesito, ni pastel, ni tarrina de miel que llevarse a la boca…Aquella tortuga cabezona de cómica concha de mi amigo Luisín.

Nov 102010
 





La vida es como un caleidoscopio de colores que te atrapa desde el primer destello de luces.
La vida es como un campo de margaritas en tiempo de primavera:no la escaches demasiado porque se puede mustiar.Debes tomarla con tiento para disfrutar de todo lo bueno que guarda en su interior.
La vida es como un juego de ajedrez :según muevas las piezas será un tornado de arena, o una nube de color.
Sea cual sea la vida que te ha tocado soñar,atrapala con fuerza por fatal que te parezca; siempre hay alguien que te regalara una sonrisa, o un destello del brillo de sus ojos, o un roce de sus dedos aunque sea para dejar unas monedas en tu mano.
La vida es un largo sueño del que nadie quiere despertar aún sabiendo que la realidad eterna que le espera es mil veces mejor…tal vez sea porque irse a vivir a la eternidad tiene una pega y es que aunque regreses, esta vez como inquilino,lo harás sin derecho a los abrazos, caricias y besos que tanto calientan el alma y alegran el corazón. Es decir: por mucho que te empeñes aquellos a quien tanto amas no volverán a sentir el contacto de tu piel ni el roce de tus labios, ni el brillo de tus ojos.Conclusión:La eternidad, por eso de ser eterna, puede esperar, el sueño de la vida en cambio hay que vivirlo disfrutando cada momento…como un beso con sabor a Cabernet Sauvignon…lentamente, paladeando incluso los sorbos amargos porque dan fortaleza para seguir la marcha.
La vida…¡¡¡¡¡ES BELLA!!!!!

Nov 102010
 

Hay animales que tienen ventajas físicas respecto a los seres humanos:ven, oye, huelen mejor,corren más rápidos, sus mordiscos son más dañinos…Ni los animales ni las plantas necesitan casas en las que vivir, ni escuelas en las que se les enseñe en el que deben saber para sobrevivir en un mundo hostil.El hombre despojado de sus adornos es un mono desnudo que tirita cuando hace frío padece el acoso del hambre y la sed,tiene miedo y se siente solo.
Pero cuenta con el saber.Con él ha conquistado la tierra.el resto del universo aguarda su llegada con, sospecho, inquietud.
Es muy difícil entrar dentro de la mente de otra persona y comprenderla,aunque se trate de alguien a quien conozcas muy bien, alguien con quien vives o trabajas,alguien a quien ves cada día.Es todavía más difícil, penetrar, y comprender la mente de una pareja de monos desnudos,la primera mujer y el primer hombre que puede que vivieran hace nada menos que un cuarto de millón de años. No obstante vale la pena intentarlo,aunque sea valiéndonos de nuestra imaginación.
Nuestros ancestros debieron ser físicamente bastante parecidos a nosotros. el macho debía de ser pequeño, la hembra todavía más pequeña, ambos por debajo del metro y medio de altura. Imaginatelos de pie frente a ti. Imaginate mirarles a los ojos¿Que es lo que verías?¿que verían ellos en ti?
Dejemos a un lado el miedo que probablemente tendrías y que sin duda,ellos sentirían también.

Supongamos que los tres podéis superar ese miedo;imagina que podéis llegar a conoceros. No asumas que podrías hablar con ellos, puede que no tuvieran un lenguaje tal como hoy lo entendemos. Aún así podían comunicarse los unos con los otros,como puedes ver con claridad al observarles.Mirales mientras hacen cosas y deja que te observen. Puede que de ese modo te hagas una idea de lo que saben.

Si te lo imaginas depie frente ati, si te los imaginas moviendose,gesticulando,comunicandose;limpiándose;cubriéndose contra el frío;acariciándose el uno al otro; y haciendo el amor…conforme imaginas

todo esto deberás concluir que nuestros antepasados sabían muchas cosas
Esas criaturas ,por fuerza deben saber algo de lo que tú sabes . Pero por fuerza tienen que saber algo de lo que tu ignoras. A menos que seas un consumado experto en técnicas de supervivencia.Al llegar a esta conclusión te darás cuenta de que muchas de las cosas que sabes. Las sabes exactamente de la misma manera que ellos las sabrían más aun,la mayor parte de lo que sabes, es como lo que ellos saben.


Breve Historia del saber
Charles Van Dorem
Editorial Planeta