Feb 282011
 

Y él creía tenerlo todo….y lo tenia. Tenia su voz pronunciando su nombre al entrar en la casa. Y él creía tenerlo todo… y lo tenía. Tenia sus labios rozando su piel con una caricia nueva cada día. Y el creía tenerlo todo…y lo tenia. Tenia esa piel perlada de sudor por ese pulso que desde hacia largo tiempo le echaba a la vida empeñada en segar los sueños más bellos que soñaba. Y el creía tenerlo todo…y lo tenia. Tenia la luz de su mirada contándole sin palabras, como lo quería, cuanto lo necesitaba. Y él creía tenerlo todo…y lo tenia.Tenia sus noches de insomnio, su pánico racional, sus lágrimas, su desaliento, su querer tirar la toalla. Y el creía tenerlo todo…y lo tenia.Tenia toda su debilidad, todo su enojo, todas las señales que esa lucha la dejaba a flor de piel. Y él creía tenerlo todo…y lo tenía. Tenía su valentía, su impedir que la toalla llegara al suelo, sus ganas de vivir; de vivir la vida con él, porque sin él no tendría sentido. Tenia su sonrisa enamorada, su “gracias por estar aquí”. Su “perdoname porque estoy siendo injusta contigo”. Tenia…Tenia y tiene una larga vida por vivir junto a ella.
Y el creía tenerlo todo…¡Y LA TIENE!

Gudea de Lagash

Feb 242011
 

En el interior hacia frío. Un frío seco que se metía en el cuerpo a pesar de los pulgueros, y no paraba hasta apalancarse en los huesos. Se volvió hacia el hogar que permanecía mudo, helado;sin conversación. Ni una chispa, ni una brasa que le alegrara el día, solo las cenizas de la leña quemada el día anterior. Pego la cara en el cristal de la ventana de madera recia y vio que hacia bueno para calentar sus huesos al sol. No lo pensó dos veces así que calándose la boina hasta las cejas y comprobando una vez, más que el fajín rodeaba el diámetro de su cintura, abrió uno de los postigos de la enorme puerta por donde hasta no hacia mucho pasaba la caballería, tras un largo día de labranza, para pernoctar hasta la mañana siguiente. Y así uno y otro día. Durante años solo le bastó la fuerza que le daba la sangre que corría por sus venas. Una sangre joven,que trotaba como un potro salvaje cuando veía a una moza de carnes prietas y ojos grandes y oscuros como los de Margarita ¡Que mirada tenia Margarita! tan expresiva, tan dulce, tan…Un abejorro se coló delante de sus narices y tras un par de vueltas en derredor de la estancia, volvió a salir por donde entro:”Eso ya lo sabia yo amigo. No busques aquí el calor de hogar porque no lo encontrarás”- Pensó arrastrando una silla de anea al exterior en donde lucia un sol radiante. Se sentó apalancando la silla contra la pared a sabiendas de que ya no tenía edad ni reflejos para permanecer así,pero no le importó porque total si se pegaba una hostia nadie se iba a enterar.Un enjambre de insectos revoloteaban entrando y saliendo del macizo de geranios rojos como los labios de una mozuela,que una vez plantó frente al portón.De eso hacia ya mucho tiempo;no sabia con exactitud. Se sacó la boina y girándola un par de veces la volvió a colocar en su cabeza. Una cabeza grande con un bulto del tamaño de un huevo de codorniz, al que le tenia apego por haber estado siempre a su lado. No como los demás que se habían ido marchando… los mas jóvenes buscando nuevos horizontes, y el resto porque podía más la resinación y una vida sin sobresaltos, que el deseo de comenzar otra a la que nunca se acostumbrarían, se fueron también, aunque solo llegaron hasta el otro lado del encinar pasada la fuente vieja. Esa que contaban la gente mayor del pueblo,que hicieron los moros en tiempos de don Rodrigo:”¡y la hicieron bien rediez! -pensó fijando la vista en el castillo que dominaba la hoya desde la colina-porque hasta ese día el agua no había dejado de brotar del caño.Pasada la fuente vieja-repitió en voz alta a un sabiendo que nadie contestaría, aplastando una mosca entre las manos de azadón con las que Dios le había dotado. Manos grandes de dedos gruesos como los chorizos que se hacían en la matanza allá por San Martín. Manos rudas que podían regalar las caricias más suaves en un pajar o bajo las sábanas de hilo de la cama de una moza, o de una mujer casada:¡Que tiempos pensó – Y en su cara se dibujó una pícara sonrisa, y la mirada se le iluminó por un instante con ese brillo que da el recuerdo de esas refriegas de amores consentidos por ellas, y sin consentimiento de sus dueños.¡Que tiempos! -dijo en voz alta irguiendose en la silla con un cierto aire seductor, ese que nunca se marchó, como el huevo de codorniz alojado en su cabeza. Y dando un suspiro se incorporó de la silla.Un graznido le hizo levantar la vista al cielo limpio de nubes en donde un buitre leonado daba vueltas en círculos sobre la hoya. Vio al bello animal de cabeza pelada y gorguera blanca,girar en círculos cada vez más cerrados hasta caer en picado en lo más profundo de la arboleda.Otro graznido se escuchó por toda la hoya fría soleada y algo escasa de almas, porque para almas solo la suya, aunque tal vez esos pájaros también la tuvieran…Se acordó de don Cipriano el cura del pueblo,porque en ese pueblo una vez hubo cura, gente, animales…huertas…Y se acordó de los larguisimos sermones que a voz en grito largaba desde el púlpito, señalando con aquel dedo regordete al que había cometido el pecado de la carne cuando hablaba de lujuria, o al que había trapicheado en algún negocio cuando hablaba de avaricia, y así iba señalando a unos y a otros según le tocara hasta que llegaba a la gula, que entonces con esa verborrea tan de cura se lo saltaba por no volver el índice hacia él ¡no sabia nada don Cipriano! Unos cuantos graznidos más hizo que su mente dejara el recuerdo de ese latir de vida que antaño hubo en el pueblo, en ese pueblo que le vio nacer a él y a sus padre y a sus abuelos…
Cruzó la plaza de la iglesia ahora en ruinas, y se dirigió a las afueras. Caminaba entre los fantasmas de sus recuerdos: “Aquí vivía Juan el de la garrota” -pensó soltando una risotada que le nacia de lo mas profundo del corazón- ¡ja, ja, ja! siempre con la garrota para que no dejaramos sin huevos a las ponedoras de tu corral, pero nunca nos agarraste…Ya ves…ahora donde te encuentras no te hace falta…¿o también habrán ponedoras por esos lares?
Se alejaba del pueblo nombrando a cada habitante de las casas asoladas por los fantasmas del tiempo y la soledad,cuando creyó oír algo más que un graznido de buitre ¡Margarita! Es Margarita! Aguzó el oído endurecido por los años, como una castaña pilonga y volvió a oír, esta vez con más nitidez, el mugido angelical de una vaca. Corrio al trote porque el paso del galope hacia mucho que lo olvidó, por aquel camino que llevaba a las afueras del pueblo, teniendo como oriente el mugido celestial que provenía del encinar.Llegó exhausto, sin frió y con la boina metida en el fajín porque las gotas de sudor le resbalaban por la cabeza y no era cuestión de que se mojara, si lo hacia de seguro que agarraria un resfriado de Padre y muy Señor mio.Y allí estaba!:
– ¡Ay Margarita!”- dijo con unas lágrimas en los ojos del tamaño de una uva moscatel.- ¡Ay Margarita! cuanto te he echado de menos.
El animal ajeno a la alegría del hombre, tras soltar un mugido, siguió bebiendo el agua de la fuente. Un agua fresca, y cantarina que brotaba del caño ignorante del abandono del pueblo y de la felicidad del anciano. Ajena a todo, y a todas las almas que reposaban en el Campo Santo , situado a unos pocos metros de donde ella se encontraba desde los tiempos de don Pelayo.
-¡Ay Margarita que solo quedamos tu y yo.
Y desandando el camino al paso, porque esta vez no era necesario acelerar más, le fue contando todas las visicitudes del pueblo a Margarita que lo miraba sin comprender, desde esos ojos grandes y aterciopelados que no habían perdido ni un ápice de su ternura desde aquel día en que desapareció de su vida.
-¡Ay Margarita! -le dijo a sabiendas de que Margarita, su Margarita, murió de vieja hacia mucho ya.
En el interior hacia frio, un frio seco que se metía en el cuerpo a pesar de los pulgueros…pero eso ya no importaba, pensó abriendo de par en par la enorme puerta para dejar pasar a Margarita.

Feb 222011
 

Y al final de las tinieblas, encontrareis la luz para vivir en paz. Ese es mi deseo.

Sabia que estábamos locos, o al menos que desde hace tiempo, mucho tiempo, nos comportábamos como locos. Siempre con nuestros egoísmos, con nuestros “ideales”, con nuestras “convicciones”, con nuestro no querer “apearnos del burro”. Con nuestro yo, yo, yo y yo. Solo yo;solo lo mio y por mi como si te pilla un tren. Y el tren nos pilla a todos sin excepción, con tanto tira y afloja, con tanta puñalada por la espalda, con tanto querer mantenerme en el pode¡Bolsa, bolsa, bolsa! petróleo, pasta gansa que amasan los bancos. ¡Odio, odio, y mas odio! que solo genera desconfianza, violencia…violencia como la que estamos viendo en esa otra parte del mundo en la que los seres humanos alzan sus voces pidiendo ser ellos mismos los dueños de sus vidas. Los dueños del futuro; del “ya” de su país. Pero eso no parece ser tan fácil porque a la vista está. Estos días los medios de comunicación nos tienen con el alma en vilo, con el corazón en un puño, con el deseo sincero de que acaben esas masacres y ondeé el pendón de la libertad a los cuatro vientos. Yo no entiendo absolutamente nada de política, pero veo que los que se supone que saben,se lo están tomando con cierto relajo,para frenar esa sangre; ese derrame de vidas que van quedandose en el camino. Aunque tampoco tengo muy claro que se debe hacer, porque por poder se puede entrar a saco y cargarse al elemento, pero arrastrando a mucha gente inocente, porque sino como es posible. Supongo que llevar a cabo esta decisión debe pesar como cualquiera de las losas que conforman el piso de la catedral de Burgos, por poner un ejemplo. Pero la bestia que lleva dentro Gadafi no parece estar dispuesta a batirse en retirada. Una se pregunta, y se hace estas preguntas porque no tiene ni idea de las escaramuzas burocráticas, a puerta cerrada de altos despachos e inaccesibles salas de reuniones, que quien, o quienes surten a la bestia de “los caramelos” necesarios para ahogar a ese pueblo que no es el suyo, aunque el se empeñe en lo contrario, porque claro el mal hombre necesita trabucos y carcasas para matar y eso tiene que tener un punto de salida.¡Cuanta hipocresía Dios mio! aunque una para consolarse lo arregla diciendo que desde que el mundo es mundo:hoy estoy contra ti, y mañana contigo ¡Cuanta hipocresía!
Ahora me doy cuenta de que aquí estoy yo con mi verborrea de andar en zapatillas queriendo arreglar, o al menos parchear lo que otros parece que no pueden, o no quieren, desde estas cuatro paredes en las que, por el momento,no hablan de sangre. No corro desesperada por esas calles, ni llevo grabada en la cara mi horror;el horror del resto de la gente que muere en ese país. No me estoy atrapada en algún aeropuerto angustiada por volar a la libertad. Ni buscando día y noche a la gente que quiero y no encuentro. Ni siquiera me pregunto ¿Que esta pasando? Que nos ha llevado a esto. Ni tampoco me contesto: la libertad de expresión, de pensamiento y de acción. Ni llegó a la conclusión final de que merece la pena luchar, y morir por aquello en lo que crees, desde el convencimiento de que servirá para un mundo mejor.
No se como acabará esta historia tristemente real. Yo espero y deseo con toda la fuerza de mi corazón, que Gadafi y sus partidarios acaben como Sadam Husein. Pero también me pregunto que cual es el motivo por el que el pueblo ha tardado tanto en reaccionar. Que o quien, ha programado este efecto dominó que estamos viviendo con algunos de los países árabes.A ver si vamos a salir de guatemala y entrar en guatepeor: “Gadafi, por la Alqaeda yihaidista”. A ver, a ver… Confío en que cuando todo acabe la sangre derramada, haya valido la pena.Espero y deseo con todo mi corazón, que el pueblo Libio pueda vivir en paz. Acabad con el monstruo porque no sabe vivir sin matar, y cuando un perro muerde hay que apartarlo del camino.

 

Feb 212011
 

Tú te alejas, yo me alejo, nosotros nos alejamos de esa promesa, de ese pacto de “solo quiero estar contigo”¿Donde está? ese” me muero por besarte, por colarme entre las sábanas y sentir tus pies helados en los mios”. Que ha sido de aquella pasta compartida ,y aquel cepillo que un día dejaste sin preguntar, con la palabra de “okupa” flotando en la neblina del baño. Te llevaste la sonrisa de mi alma, me robaste la alegría de vivir. Te quedaste con la bolsa de mis sueños, con el álbum de recuerdos compartidos, con los compás de Santana,de Maná, de Melendi y de Sabina. Has limpiado el disco duro del Mackintosh; ni una foto , ni una frase que te recordara a mi. Por llevarte te has llevado hasta “el pato laqueado” que pendía del el imán que compramos en Danshui.
Tú te quedas con lo bueno. Yo sobrellevo lo malo,eso que no necesitas para seguir con tu vida:”borrón y cuenta nueva”, dijiste dando un portazo, y olvidandote los guantes de ante rosa en el sofá.”Borrón y cuenta nueva”, pensé yo, con tu lentilla perdida, en la yema de mi dedo.
Tú te quedaste lo bueno; casi todo, porque me quedó el recuerdo de lo nuestro y esa lentilla perdida en el lavabo, que guardé dentro de un sobre y colgué de la nevera con un imán del IKEA.
Te quedaste con la bolsa de mis sueños…con el álbum de recuerdos compartidos, y a mi me quedó de ti, esa lentilla perdida que tal vez sigas buscando…

Feb 192011
 



Y es así. Mi lado más ¡ja, ja, ja! “informatico”….Y…mi lado más humano no puede vivir sin ella. Es un encanto, es un amor, es inteligente y atractiva. Es un saco de PACIENCIA y comprensión. Es una buena amiga. Y por todo esto y más:graaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaa
aaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaa
aaciiiiiiiiiiiiiiiiiiiiiiiiiiiiiiiiiiiiiiiiiiiiiiiiiiiiiiiiiiiiiiiiiiiiiiiiiiiiiiiiiiiiiiiiiiiiiiiiiiiiiiiiiiiiiiiiiiiiiiiiiiiiiiiiiiiiiiiiiiiiiiiiiiiiiiiiiiiiiiiiiiiiiiiiaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaa
aaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaassssssssssssssssssssssssssssssssssssssssssssssssssssssssssssssssssssssssssssssssssssss
¡¡¡¡¡¡¡¡¡¡¡¡¡¡¡¡¡¡¡¡¡¡¡¡¡¡¡¡¡¡¡¡¡¡¡¡¡SEÑORA VARES!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!

Gudea de Lagash

Feb 182011
 





El aroma; el aroma a café. Un intenso y penetrante aroma a café colándose por el pasillo, por la estancia grande y los cuartos de paredes blancas y pesados muebles de lineas sencillas y paños de ganchillo fino. El aroma; el aroma a café, filtrándose entre los visillos de tela suave y etérea que acuna una brisa revoltosa envuelta también,en aroma a café; ese café negro y amargo que se pega al paladar despejando la mente, avispando los ojos velados por el sueño. Aroma a café uhuuummm…ese aroma a café que se eleva de la taza besando unos labios, rozando una nariz. Ese café que atrae al terrón de azúcar como la miel a una abeja. El embrujo del aroma del café que le lleva a un irrefrenable deseo de perderse en la opacidad de sus entrañas, fundiéndose en la esencia de los granos de un cafeto,madurados y tostados al sol.Uhuuummm… ese aroma que desprende esa taza de café que ha marcado con su sello una parte de la mesa situada junto a la ventana, de visillos de tela suave que mece la brisa abrazada al dulce aroma del café.

Una abeja baila en torno a la mermeladera de vidrio pintado que hoy contiene compota de arándanos, mientras un azucarillo se hunde sin más en el negro, intenso y amargo café.
El aroma a café….el aroma del café…..ese aroma a café….el embrujo del aroma del café,filtrándose entre los visillos de tela suave…

 

Feb 182011
 


Con el río Benito de fondo.Uno de los muchos y maravillosos cuentacuentos que tuve la suerte de tener.

Este cuento que os dejo aquí me lo contó de niña, como otros muchos, un hombre negro al amor de la lumbre de una cocina de leña en Guinea Ecuatorial. Los cuentos africanos;los auténticos cuentos africanos, los de toda la vida, son de tradición oral, y por lo general tienen como protagonistas a los seres que habitan la selva. Son cuentos con una gran carga de ingenuidad, encerrando la mayoría de las veces una enseñanza o moraleja. Espero que os guste.

Erase una vez un cocodrilo que vivía en las profundas y cenagosas aguas del río Benito y que solo ponía una pata en tierra durante la noche. Tenia la piel brillante y lisa como la de un “monguito“-niño pequeño -,y el pensaba que era porque un haz de luna se posaba cada noche en su piel, puliéndola hasta dejarla como un espejo para que la luna se asomara a ella.Los animales que en la noche bajaban al río a beber de sus aguas se quedaban prendados de la belleza de la piel del cocodrilo. Así que viendo el éxito que tenia decidió pasearse noche si y noche también, de arriba a bajo y de abajo arriba a lo largo de ese tramo del río en donde había afincado su hogar. Un día llegó un viejo cocodrilo de piel rugosa y escamas tan duras como la concha de una tortuga de carey, y sin admirar ni un pedacito de su persona se sumergió en el agua dejando asomar solamente los ojos y las fosas nasales. El Cocodrilo, que no había quien lo aguantara con tantos halagos, no podía creer que ese congénere tan viejo y feo que había invadido su Edén pasase de él como de una “caca”de mono, así que herido en su orgullo decidió pasar de su presencia.Los animales seguían acercándose al río en las noches de luna, sin dejar de maravillarse del bello cocodrilo, que viendo el éxito que tenia decidió salir del agua fangosa, a la luz del día creyendo que al sol también le gustaría posar alguno de sus dorados rayos en su piel dándole a esta aún más belleza. Y así lo hizo. el cocodrilo se paseaba de abajo arriba y de arriba a bajo en el tramo del río en donde habitaba, a las horas en que más calienta el sol. Una mañana se dio cuenta de que los animales dejaron de ir al río,y pensando en esto escuchó unas risotadas que venían de la otra otra orilla, que aunque estaba muy alejada porque el rio Benito tiene mucha anchura, se escuchaban perfectamente: ¡Ja, ja, jaaaaaaa!
volvió la cabeza al viejo cocodrilo que sacando la suya del agua le dijo con sonrisa burlona:
– Son los monos que se están riendo de ti
– ¿Por qué? dijo pavoneandose de arriba a bajo y de abajo arriba…
ja, ja, ja! -se volvió a escuchar- ¡De que presumes viejo y feo cocodrilo!
Le gritó un mono grande que colgado de una liana palmoteaba su panza riendo sin parar.Y el cocodrilo cada vez más incómodo porque no entendían como no alababan su magnifica piel lisa, brillante y dorada por los rayos del sol, le rogó al viejo congénere que le explicara lo que estaba pasando.
Mirate en el agua- le dijo con sonrisa burlona.Yo era igual que tú antes de envejecer. Y tu has acelerado esa fealdad creyéndote ser tan bello que hasta el poderoso sol se quedaría prendado de ti ¡ja, ja, ja Y lo que has conseguido es que volviera tu pie tan vieja y fea como la mía.
Incómodo el presumido cocodrilo se asomo al agua y cuando vio su hermosa y lisa piel convertida en un pellejo duro y rugoso se sumergió en el profundo río dejando asomar solo los ojos y las fosas nasales.Al momento comprendió lo que había ocurrido. Ahora entendía porqué los cocodrilos se escondían en el agua cada vez que veían llegar a otros animales:porque se avergonzaban de su fealdad.
Moraleja de entonces: la belleza no es eterna.
Moraleja de hoy; cuidado con el sol y los bisturies ¡ja, ja, ja!

Feb 182011
 

Intenta imaginar el mundo en el que Colón nació en 1451. Supón que fueras europeo de cualquier país ¿Cómo verías el mundo? En primer lugar, no te parecería redondo. La idea matemática de un mundo redondo se remonta a la antigua Grecia, pero para la mayoría de la gente se trataba sólo de una abstracción. (Los marineros,que podían ver cómo un barco desaparecía tras el horizonte sabían al menos que el mundo no era plano.) Que la tierra es esférica no es una abstracción para nosotros.Estamos bastante seguros de que si decidiéramos viajar alrededor del mundo, en cualquier dirección (este, oeste, norte o sur), acabaríamos tarde o temprano regresando al lugar desde donde partimos”. si seguimos las rutas de viaje establecidas,la empresa no debería llevarnos , mucho tiempo, tres o cuatro días como máximo. Lo que es más, sabemos que dentro de los límites marcados por la estabilidad o el desorden político, estaremos en todas partes igual de seguros que en nuestro hogar.Justificar a ambos lados Es decir estamos seguros de que no hay monstruos ni barreras mitológicas de ningún otro tipo que nos impidan circunnavegar el orbe. En 1450, el mundo no te habría parecido redondo porque tu mente, a menos que fueras un genio como Colón, no podría concebirlo como una esfera, es decir, no podría concebirlo como lo concebimos actualmente. Colón cambió la imagen mental que todo ser humano tenía del mundo. Nadie más ha conseguido , algo similar. Esos exploradores y descubridores fueron todos ellos hombres “excepcionales. El príncipe Enrique el Navegante, Bartolomeu Días, Vasco da Gama, Fernando Magallanes y muchos otros. Todos . ellos se arriesgaron hasta un punto que hoy nos produciría vértigo. La mayoría de ellos no regresó a casa para disfrutar los frutos de sus grandes descubrimientos. De los doscientos setenta hombres que acompañaron a Magallanes en sus cinco barcos cuando abandonó España en 1519, sólo dieciocho regresaron dos años después. Unos cuantos desertaron durante el viaje, pero la mayoría murió de hambre o cayó pasto de enfermedades o víctima de heridas. Las posibilidades de sobrevivir a uno de esos primeros viajes, que eran empresas de un atrevimiento y una ambición asombrosas, eran mucho menores que los peligros a los que se enfrentó Neil Armstrong cuando fue a la Luna en 1969. Y, sin embargo, en los puertos de España y Portugal en los primeros años del siglo XVI, y más tarde también en los puertos ingleses, franceses y holandeses, nunca faltaban marineros para tripular ni capitanes para mandar los barcos que constantemente partían hacia lugares remotos y desconocidos. No eran hombres impulsivos. Igual que Neil Armstrong y los demás astronautas, estaban convencidos de que contaban con la mejor tecnología disponible en el mundo. En otras palabras, creían que tenían las máximas posibilidades de triunfo. Y partían en busca de lo desconocido, a menudo casándose y teniendo un hijo antes de partir de modo que su nombre sobreviviera si su cuerpo no lo hacía, y casi nunca dejaban de escribir su testamento antes de zarpar. Iban a aquellos Viajes a pesar de sus miedos, pues nada hubiera podido impedirles ir. ¿Por qué lo hacían? Para muchos la promesa de enormes riquezas reales o imaginarias era suficiente para hacerles salir de sus casas, y mandarlos al mar abordo de aquellos barcos.A los que fueron después de que se realizaran los primeros grandes descubrimientos geograficos les debió atraer, sobre todo la búsqueda de riquezas. Pero no creo que ese fuera el caso de los grandes descubridores y ciertamente ese no fue el caso de Colón.Por brillante que fuera, por loco que estuviera, Cristobal Colón fue uno de los hombres más notables que han existido. Nunca escondió su voluntad de enrriquecerse pero no era dinero lo que buscaba, no era por eso por lo que estaba dispuesto a jugarse la vida.Lo que quería era buscarse la fama eterna, pues sabía, quizá mejor que nadie de su época que el descubrimiento de un nuevo mundo se la proporcionaría. El arrollador deseo de honor y de gloria,fue calificado por el poeta John Milton como”esa última debilidad de las mentes nobles”. Es una frase que se malinterpreta a menudo. Milton quería decir que de todos los motivos que mueven a los hombres solo hay uno que sea mayor que el deseo de fama y honor:el deseo de la salvación, de la gloria eterna cristiana.El deseo de la fama es de una pureza tan alta que solo lo superan lo que los santos desean o conocen.Colón no era un santo, bien lo sabe Dios,era un pecador demasiado grande para pretenderlo. Pero si hay santos seculares, hombres y mujeres que poseen una pureza de corazón y una voluntad que está solo a un paso de la santidad, y de lo divino, sin duda Colón fue uno de ellos. Charles Van Doren Ed. Planta.

Feb 152011
 

Han sido muchos años junto a ti….”Ojos de Gato”


Y ha llenado mis pulmones el aire limpio del valle.

No se si es porque el día acompaña para arrancar los recuerdos de ahí adentro, o tal vez porque susurras en mi oído:”no te olvides de mi”. El caso es que hoy bajo la lluvia y el viento que sopla en mi ciudad me acuerdo de ti, por acordarme un poco más no te vayas a creer, porque olvidarte no pude ni puedo. Han sido muchos años a tu lado. Me has enseñado mucho; tu has sido mi maestro de lo bueno,pero mi espíritu rebelde quiso hacer un master de lo malo y aprendí todo aquello que dejaste en la cuneta…que pensaste “no era sano para mi”.
Hoy recuerdo tenerte entre mis brazos y avanzar por el corto sendero bordeado de prímulas del color de la luna de verano, que unas trémulas manos,antaño de pulso firme,han sembrado año tras año sin saber que un día llegaría en que no me guiarías de tu mano. La memoria me ha traído esa mañana, el sendero y el aroma de las flores. Y ha llenado mis pulmones el aire limpio del valle. Lo siento; siento que no puedo dejarte. Que una fuerza incomprensible me aferra a ti en un abrazo tan fuerte, tan profundo, tan tremendo, que no puedo entregarte.Me siento tan pequeña, tan vulnerable, tan triste…me siento tan impotente, tan poca cosa, tan desamparada…Tu has sido mi maestro, no puedo soltar el lazo de ese abrazo…
Me asomo al valle y no se si de pronto ha llegado la neblina o son mis ojos que se están portando mal.
-Dámelo ya…
– No quiero…espera un poco.
-Dáselo ya que luego queda un buen tramo para bajar…
– Yo lo haré…
Deshago ese lazo del abrazo y esparzo al viento tus cenizas;cenizas que no se van, que el viento vuelve a traer, quizá sea que no te quieres marchar. Y las manos de tu nieto te recogen como pueden para devolverte al valle. y yo siento en mis labios la ceniza que ese viento ha querido regalarme, mientras el, el ermitaño compañero de tus juegos infantiles,ha fundido con la tierra del sendero la caja que ha guardado lo que ha quedado de ti.
– ¿que haces?
– Le dejo a mi amigo de la infancia unas flores a su lado. Yo cuidaré de él.
-Gracias amigo de mi padre.
– Gracias amigo de mi abuelo.
– Gracias por traerlo a este valle, el que le vio nacer.
Me alejo del sendero de las prímulas y bajo, sin querer mirar atrás, por ese monte que te vio correr, que te vio jugar y hacer mil travesuras en la edad de tu niñez.
Nos hemos alejado del sendero, de la ermita, de tu amigo de la infancia, ese ermitaño de mirada amable que ha plantado junto a ti, y en el borde del camino, un brote nuevo, un brote verde colmado de esperanza en que renacerás entre sus flores del color de la luna de verano.
Tú has sido mi maestro. No puedo soltar el lazo de ese abrazo…
Deshago ese lazo del abrazo y esparzo al viento tus cenizas…
Tú has sido mi maestro.

Feb 142011
 

Todos los hombres y mujeres se enfrentan a los mismos obstáculos y todos ellos pueden ganar el reino de los cielos si lo buscan con amor en sus corazones.

La mayoría de los reinos e imperios de la antgüedad se crearon a partir del caos existente entre clanes guerreros, aldeas o tribus enfrentadas. Para la mayor parte de estos imperios, el mantenimiento del orden social y político se convirtió en lo más importante. A menudo, el orden venía impuesto sólo por la fuerza. Casi todo el mundo, al verse enfrentado a la amenaza de una muerte inminente y dolorosa, tanto entonces como ahora, prefiere callarse y obedecer … al menos mientras se mantenga la amenaza de la fuerza. El problema consistía, pues, en como mantener el orden cuando esa fuerza no estaba presente, pues, como es lógico, no se podía ejercer la fuerza a la vez en todas partes y en todo momento. Hemos visto que la solución egipcia a este dilema pasó por una aversión al cambio. Las cosas tal como están no son perfectas, pero lo más probable es que cualquier cambio sea a peor. Los egipcios llevaron este principio más lejos que ninguna otra sociedad en la historia pero todas las civilizaciones lo han adoptado en mayor o menor grado. La solución india consistió en el establecimiento de un sistema de castas. Básicamente significaba que existía un acuerdo generalizado de que el nacimiento de una persona justificaba y explicaba su posición social. Este es también un principio muy útil, pues sobre el nacimiento de una persona no hay disputa posible. Mis padres eran quienes eran y, por lo tanto, yo soy quien soy. Si no parece justo que los que lo tienen todo lo sigan teniendo todo siempre y los que no tienen nada sigan siempre sin tener nada, generación tras generación, el consuelo es que el orden social, lo que los egipcios denominaban ma’at es tan importante que cualquier injusticia que sirva para mantenerlo está justificada. Porque, ¿qué alternativa hay? Nada más que el caos total y el conflicto, que conducen invariablemente a la destrucción. Los chinos justificaron las desiguadades sociales de una forma nueva, El nacimiento no hacía adecuado a un hombre para nada; sólo progresaría en la vida y ocuparía una posición superior quien fuera superior. No era necesario observar siempre y en todo lugar este principio. Era lógico que el emperador se reservase los puestos más importantes para su familia.Era práctico. ¿Quién no iba a hacerlo? Pero la idea de que los superiores fueran superiores porque merecía serlo gozó de amplia aceptación. Era quizá más complicado acentar la idea de que tal superioridad debiera demostrarse por un mayor dominio de los textos confucianos. Sin embargo, era necesario establecer algún tipo de examen objetivo que determinase la valía del candidato, y los textos confucianos eran mejores que muchos otros textos que podrían haberse utilizado para ese fin. En la actualidad, la a superioridad se demuestra mediante notas altas en un tipo distinto de examen objetivo.En Estados Unidos, por ejemplo, se utiliza el SAT (Scholastic Aptitude Tests). Estos exámenes no tienen nada que ver con Confucio, pero el principio por el que operan es el mismo que el de aquellas antiguas pruebas chinas. Conforme se desarrolló la alfabetización en varias civilizaciones mesopotámicas, surgió una clase distinta de prueba de superioridad. La capacidad de leer y escribir no establecía la posición política y social de un hombre. Pero franqueaba el acceso a una pequeña minoría que controlaba la mayoría de los asuntos del Estado, tanto Públicos como privados. La capacidad de leer y escribir confería el control sobre los sistemas de información de la sociedad, que siempre han sido cruciales para su funcionamiento y que todavía lo son más hoy en día. Se estima que la industria de la información representa más de la mitad del producto interior bruto de un estado industrial moderno. La información era un negocio floreciente en la antigua Mesopotamia. Hoy es el mayor negocio de nuestro tiempo. Es un hecho curioso e innegable que todos los grandes maestros y fundadores de religiones cuyas doctrinas han llegado hasta nosotros se oponían a los principios de organización6n social que hemos enumerado aquí. Todos ellos eran rebeldes, revolucionarios que lucharon contra los intereses creados y los poderes establecidos de su época. ¿Hemos de concluir, entonces, que su rebeldía explica, al menos en parte, su éxito? Abraham y los demás patriarcas judíos empezaron proclamando que su dios tribal era el dios más importante de todos y acabaron diciendo que sólo había un Dios, Jehová, para todos los hombres. Los politeístas paganos adoraban siempre al menos dos tipos de dioses, los buenos y los malvados. Los dioses buenos eran los responsables de las cosas buenas y los malos, de las malas; adorar a los últimos era reconocer su existencia, lo cual se hacia para tratar de evitar que influyesen en la vida de uno. Los judíos fueron los primeros en insistir en que el hombre es responsable de sus propios actos y que no puede echarle la culpa a los dioses de las cosas que hace. Jesús y sus seguidores cristianos llevaron esa doctrina revolucionaria un paso más allá. Eva había sido tentada por Satanás, y Adán la siguió . Ambos habían caído presa del pecado y la muerte. Pero no se podía culpar al Diablo de la desobediencia del hombre. El exilio del Edén era culpa del propio hombre y él y la mujer tendrían que pagar las consecuencias por toda la eternidad. Dios, que amaba a Adán y a Eva y a toda su estirpe, podía redimir y redimió a la humanidad con la sangre de su único hijo. Pero la responsabilidad permanece allí donde los judíos dijeron que radicaba: en el alma individual de cada persona. Confucio, quizá por razones que tienen que ver con las especiales circunstancias de su vida, se rebeló contra el sistema feudal de su tiempo, que basaba el sistema de organización social en el derecho de nacimiento. Sólo el mérito debía capacitar a un hombre para ocupar un alto cargo en la sociedad o en el Estado, , y ese mérito debía determinarse por la capacidad de aprender. El estado chino al menos superficialmente, adoptó este principio. Pero si Confucio regresara, ¿diría él que la mejor manera de medir el mérito es el conocimiento de una serie determinada de textos, fueran escritos por él o por otros? No era acaso su mensaje más profundo y revolucionario que eso? Buda luchó contra el sistema de castas que dominaba la India que él conoció. Tdos los hombres son iguales, dijo. en su sufrimiento;todos los hombres se enfrentan a los mismos retos y deben tratar de seguir el mismo camino. El profundo arraigo que previó en la brutalmente injusta sociedad de su tiempo fue también previsto por David,Jesús y Mahoma. Ni el mero hecho de nacer ni tan siquiera el estudio pueden ganar el favor de Dios. Todos los hombres y mujeres se enfrentan a los mismos obstáculos y todos ellos pueden ganar el reino de los cielos si lo buscan con amor en sus corazones. La idea de la igualdad social es consustancialmente revolucionaria. Pasarían más de dos mil años hasta que volviera a tomarse en serio como un principio justo sobre el que organizar la sociedad. pero la influencia de los antiguos judíos, de los primeros cristianos, de Mahoma y sus inmediatos seguidores, así como la de Buda, Confucio y sabios orientales -por no hablar del pagano Sócrates- permanecería viva a lo largo de los siglos siguientes.

Charles Van Doren. Ed. Planeta

Feb 132011
 














Esta mañana me calcé los zapatos de “trotar”; esos que se han chupado todas las excavaciones en las que he participado, y mas de una caminata por esos mundos de Dios ¡oye! y que no hay manera de romperlos, y yo encantada claro, porque mis pies les tienen querencia y ellos a mis pies. Se prometieron mutuo amor hace ya años. En fin que lo dicho. Me calcé los zapatos de “trotar”y salí con mi consorte a mover las carnes, porque el esqueleto con tanta ídem yo creo que ni se entera de que de cuando en cuando hacemos ejercicio. Y salimos dirección la frontera del Tarajal, en donde hay un paseo tan concurrido que parece que está una en Copacabana pero con chandals y sin tangas.Pero una como es como es, iba buscando “clareo humano”, la frase no es muy ortodoxa pero bueno…Y buscando buscando entre toda esa humanidad que prefería ir más “a su bola” me quedé con este pedacito de ella, no porque la otra no mereciera la pena “que tó er mundo e güeno”. Pero no se…para mi tienen algo.
y…¡me gusta la gente, me gusta, me gusta!
Feb 132011
 




Los encontré esta mañana en una de las teterías de mi calle. Y estaban así de guapos, por lo que no me pude resistir y tras calentar motores echando una foto al tendido, les dije:¿foto? El chico se llama Plácido “como el cantante pero sin Domingo”, me dijo riendo. Y ella con una sonrisa encantadora me aclaró que se llamaba Carmen.En realidad son vecinos mios pues viven muy cerca pero nunca había tenido la oportunidad de cruzar unas palabras con “ella”. A ti amigo, ya te conocía porque alguna que otra vez pasé por tú oficina.
Sois los dos un encanto. Todo un placer teneros en este blog.
Un abrazo.

Gudea de Lagash



Feb 132011
 

Y cierto, es cierto que se aprende a tortas o a guantazos, a gusto del consumidor. Estoy que me subo por las paredes con guantes de boxeo y con aletas de pesca submarina porque al pasar las fotos al ordenador: “”””416″””” ni una más ni una menos ¡¡¡¡¡¡¡¡¡¡se han ido TODAS al garete!!!!!!!!! No se que ha podido pasar. Lo mas probable es que yo sea una negada total para estas cosas y ganas me dan de mandar a freír espárragos el blog y todo lo que encierra ¡Que asco! ¡416! fotos.Y el caso es que no lo entiendo porque llevo más de un año subiéndolas al ordenata y nunca me había pasado una cosa así…Ya se que no es el fin del múndo….pero…¡PARA MI SIIIIIIIIII!
Hasta mañana. Cuidaros.

Gudea de Lagash

Feb 112011
 



En el camino te encontré y en el camino te dejaré. En el camino me encontraste y en el camino me dejarás.Unas veces más y mejor y otras peor imposible, pero en todas esas batallas de amor he puesto el corazón, pero no el alma, el alma la he guardado alguna vez bajo un ladrillo de mi habitación. Otras en el interior del rulo de cartón del papel de la cocina, en un taper dentro de la nevera por aquello de que al conservar las cosas, le de algo de la frescura y lozanía que con el paso de los años ha ido perdiendo de tantos golpes que le han dado y ha ofrecido. Por lo general la suelo dejar dentro de mis” calcetines de la suerte”, son fucsia coronados por un cerdito sonrosado con cara de cerdito sonrosado, como no podía ser otra cosa.Una vez probé a dejarla en el interior de una botella de aceite de baño para bebes,pero la infeliz se ahogaba no porque tuviera dificultad para respirar porque el alma está exenta de esa necesidad, sino porque al sumergirse en el liquido denso brillante y limpio, se dio cuenta de que era tal su nitidez que quizá se me podría pasar por la cabeza sustituirla sin más.Pero no lo hice porque en aquella época mi piel era grasa y no era cuestión de añadir más leña al fuego, no fuera a ocurrir un estropicio si alguna vez se agitaba de más en vista de mi conducta.”Mi neurona” acaba de pegar dos golpes en la pared del cerebro recordándome aquella vez que por error la tiré a una papelera del mobiliario urbano de una ciudad cualquiera de las muchas por las que he pasado: la llevaba en el bolsillo del abrigo junto a un cartucho de castañas pilongas que quemaban como un trago de tequila añejo corriendo por la garganta. Y se fue tras el guante, y el cartucho llenito de pieles. Como os podéis figurar retrocedí sobre mis pasos al advertir que andaba más ligera : -¿A donde vas sin alma? Anda, anda, que si no fuera por mi…- dijo “mi neurona” pegando saltos de esos que pegan las neuronas-Se ha ido tras el guante y el cartucho…
Se fue tras el guante, el cartucho y las mondas de castañas,. Tuve suerte de que al camión de la basura aún le quedara varias horas para hacer su recorrido. Desde entonces la tengo pegada a la nevera con un imán “made in Taiwán”, junto a una “dieta milagro” que nunca empecé.
Y he puesto el corazón en todas las batallas donde manda el corazón,pero no el alma…el alma la he guardado…la he guardado…la he guardado…

Feb 102011
 





       Se fueron juntos a vivir, lo que tuvieran que vivir, una mañana de abril llevando en la mochila él: una foto de su madre, del padre no valía la pena, un llavero del Madrid, cuatro condones y un paquete de Maltesers entre un par de mudas y un cepillo de dientes cansado de su trabajo y a punto de su jubilación. Y ella se fue con él para vivir lo que la vida y las ganas de vivir le depararan, con su historia metida en una maleta pequeña de plástico de un rojo cereza, a la que aún no le había quitado ni la etiqueta del precio,”diez euros” marcaba. Los diez que había tomado prestado del monedero de su madre, porque padre no tenía, o al menos ella no lo conocía, con la promesa de reponerlos algún día no muy lejano en el calendario. Y en esa caja de plástico de ruedas pequeñas y endebles guardó, antes de dejar la casa que la vio crecer y a la madre que la parió, un pequeño oso de peluche despeluchado y cabeza de goma cuarteada y pegajosa por los cambios de tiempo, a lo largo del tiempo; dos “Princesas” de color turquesa, un paquete de compresas para esos “días” tan nuevos para ella y algunos afeites que su ego adolescente creía necesitar para” gustarle más”, sin darse cuenta de que a esa piel lozana, prieta, y tan llena de ganas de todo, ni falta que le hacía cargar con los afeites. Pero la chiquilla tenia disculpa porque nadie le explicó nunca,que los ungüentos y todo ese mundo de perlas negras, rosas o champán era solo necesario para la carne que ha perdido su jardín de primavera y solo le queda el de invierno. Un Campoamor de piel gastada con la hoja marcada en”Quien supiera escribir”, que un día perteneció a su abuela, o eso le contó más de una vez su madre, al arroparla tras un largo día de trabajo en el “Comer Bien”; el burguer enclavado al otro lado del río cerca del “barrio chino”, eran todos sus poderes; eso y los cuatro billetes que había ahorrado por obra y milagro de cambiar el autobús cotidiano que la llevaba de la casa al instituto y del instituto a casa, por ese “coche de San Fernando”, el de”un ratito a pie y otro andando”, y ese chicle ensalivado a falta del sandwich de la mañana.
Se fueron juntos a vivir una mañana de abril, con lluvia de regadera y olor a tierra mojada. Se fueron juntos con la ilusión de llegar al borde del arcoiris y para eso cogieron ese coche de “un ratito a pie y otro andando”, un par de chicles y una gran provisión de sueños e ilusiones, por si acaso “las vacas flacas” aunque no les importaba el”contigo pan y cebolla”.
Se fueron juntos a vivir lo que tuvieran que vivir ¡ y lo vivieron!
https://vimeo.com/122934557
Feb 102011
 

Hoy tengo el cerebro hueco. No os riáis pero es verdad ¿nunca habéis tenido esa sensación? Es como si te aburriese pensar; recordar. Y es que estoy tan falta de “ciencia infusa” que creo que mi vieja compañera de fatigas la “neurona” , se ha tomado un tiempo de vacaciones. Vale, me parece muy bien, pero si se cree que me voy a rasgar las vestiduras y a tirarme en el sofá en un deshecho de lamentos porque no me echa un cable lo lleva claro. Quizá no sabe, que yo se, que ha hecho trencitas con sus dendritas y tras enrollar su axón como una esterilla de esas que te llevas de acampada para pasar una noche mágica a la luz de las estrellas entre hormigas y “chinorrios” que no te dejan pegar ojo, ha volado de su espacio en mi cabeza. Y yo me pregunto que a saber a donde habrá ido, porque acoger, lo que se dice acoger a esa descerebrada no creo que haya un solo cerebro que se arriesgue a darle asilo. Yo aviso, y la que avisa no es traidora. Es insolente, desvergonzada, alocada, impulsiva, colérica,y algo paranoica….pero también, y debo decirlo, tiene algún momento álgido y entonces se la puede aguantar, pero esto ocurre de tarde en tarde como los eclipses de sol y de luna, o la visión del Holandés Errante navegando en una noche de verano. Es mas fácil que a Pinocho no le crezca la nariz, o que Hiponeja baile el Lago de los Cisnes, que esta desagradecida valore el espacio que tiene en este cerebro mio. Todo, todito para su persona porque como nunca hubo más neurona que ella…Bueno si, hace tiempo alguna que otra había pero eso fue hace mucho; cuando una era niña.Cuando una era una niña…Una nena con una imaginación desbordante que pasaba el tiempo caminando por el mundo irreal.
Bueno pues “que te den” ….Ya volverás cuando te venga en gana con tus dendritas ondeando al viento y plegando tu axón como un tamdista su tándem.
Bueno pues “que te den”……

Feb 082011
 


Y aquí estoy sentada con el pollo en la olla y las acelgas al fuego,con el convencimiento de que los hados me recordarán que el condumio está en franco proceso de elaboración y que el guerrero de la casa cuando llegue querrá tener algo que llevarse a la boca, aunque pensándolo bien sería bueno un diita en ayunas “ambos dos”, pero cualquiera le convence. Bueno lo dicho que mis dedos están con las teclas y las dichosas ollas en el fuego. ¡Que mañana llevo! entre la revisión de los dientes que por cierto están impolutos, “las pelas” me cuestas los puñeteros, y el encuentro con un par de amig@s con algún problemilla, o problemón, según se mire, a cuestas…pues mejor me habría ido calzandome los tenis y llegar hasta El Tarajal – para el que se haya perdido le diré que El Tarajal, es el nombre de la frontera con Marruecos- que hoy hace un día precioso para poner un pie delante del otro y pasito a pasito caminar como Pulgarcito con la cámara en una mano y las gafas de sol en los ojos Importándome un comino que el pelo se me quede, a causa del salitre del mar, hecho un moco, y que luego parezca que hace una semana que no paso por la ducha ¡Y lo que una disfruta bajando esas escaleras! y acordándome de ellas cuando tengo que subirlas ¡Y lo que una disfruta caminando por la orilla de la playa con esas patitas que Dios le dio, que hasta los chiguaguas van más rápido que una. Me encanta el mar en invierno, y la arena y las conchas que dejan las olas en ella de las que luego recojo una y otra, y otra y acabo rompiendo los bolsillos del chandal con el peso ¿que que hago luego con las conchas? pues pintarlas, o simplemente guardarlas en uno de las muchas cajas que voy juntando y en las que guardo una y mil cosas. Me gustan las cajas, las tengo de madera, de cartón de hojalata, de plástico, de plata, de aire para los pensamientos y de nada para los malos recuerdos. La arena,el mar y yo…En invierno…solo en invierno. No me busque en verano en esa playa. Buscame solo en invierno.
Uuuummmm…..el jolgorio de las ollas en la cocina me han devuelto a la realidad, seguramente han sido los hados que me llaman para unirme a la fiesta del pollo y las acelgas ¡que divertido! ¡Que gratificante! ¡Como me gusta la cocina! ¡Que harta estoy de”guisoteos”!

Y… no me busques en verano en esa playa, buscame en invierno cuando no esté en la cocina.

Feb 072011
 

El orgullo mascuIino.

Las esposas de los faraones siempre eran mantenidas en un nivel inferior al de estos pesar de que muchas de ellas eran más poderosas que sus cónyuges. Para que las diferencias quedaran claras, a los pies de las estatuas colosales de los monarcas se colocaba una pequeña Imagen de sus reinas, que así quedaban sometidas a ellos para siempre.

Avances agradables

Los besos en la boca no fueron una práctica común entre los egipcios hasta siglo VI a. de C.. cuando los pusieron de moda en el país del Nilo. Hasta entonces, los amantes juntaban sus narices para intercambiar el aire respirado, ya que creían que de esta manera tomaban una parte de la esencia del otro.

Una humillante falta de respeto _

Cuando el arqueólogo inglés Howard Carter y lord Carnarrlton encontraron intacta la tumba de Tutankhamón en 1922, ya estaban a punto de darse por vencidos. Carter y sus ayudantes ocasionaron numerosos desperfectos en la momia de Tutankhamón, por lo que muchos elementos que habrían permitido averiguar las circunstancias de su muerte se perdieron para siempre. El sarcófago donde descansaba el cuerpo momificado del faraón , fue hecho con madera cubierta de oro, lo que unido a la abundancia de los ungüentos y a que había sido vendado a toda prisa hizo que se descompusiera y quedara parcialmente soldado al fondo. Para despegar la momia, Carter utilizó un cincel pero en vista de las roturas que ocasionadas, decidió colocar hornillos bajo el sarcófago para reblandecer los restos y poder separarlos. Una vez despegada la momia fue desvendada sin miramientos y sometida a una autopsia que eliminó cualquier rastro que pudiera quedar de un posible asesinato.
El cuerpo quedó totalmente desmembrado y se perdieron trozos de la cabeza y el tórax.Con el paso del tiempo oreja izquierda y el pene también desaparecieron.

Mundo revista S.L. HV

Feb 062011
 

Leí hace poco en “África Puente Cristo”, un blog de los muchos y buenos que contiene “Blog de Ceuta”,las cavilaciones de su dueña sobre una estatua de Hércules, que por aburrirse un h…. en el lugar en el que lo habían ubicado decidieron no hace mucho su reubicación. La dueña del blog ,como es natural, no pudo contener la curiosidad y se acercó a ver toda la fuerza bruta que de lejos transmite a los ojos de todos nosotros esa imponente escultura de bronce forjada para que dure más que las pilas del conejo de” duracell”. Y eso esperamos más de un@ porque con lo que ha costado…en fin, que mi neurona se ha ido por “Monte Hacho”… ya regresa;a lo que iba. Se acercó para admirar, o para satisfacer su curiosidad natural y humana, de si el artista había sido fiel a la realidad proporcional de peso, estatura y poderío muscular, a la hora de completar la anatomía de tan magno personaje de la mitología griega, fiel a los cánones de belleza que marcaron esa esplendida etapa creativa, o tal vez siguiendo las enseñanzas del bueno de Giorgio Vasari, contemporáneo y amigo del señor de los señores Miguel Ángel, que dijo:
El artista extrae lo superfluo y reduce la obra a la idea que guarda en su menete

El caso es que la señora blogera en cuestión se quedó como una servidora:”pasmá” porque ni clásico griego, ni cánones de Vasari, ni “ná de ná” . Y como a una le picó la curiosidad, agarré el bolso y a mi consorte, y me planté ante el enigma ¡ja! mis ojos se clavaron en la entrepierna del macho en cuestión sin poder creer lo que veia. Allí en aquel punto preciso y conciso en donde la virilidad de semejante coloso debía ser un explosión de vida, se encontraba un “algo” parecido a…¿un kleenex para narices grandes? ¿una bayeta para abrillantar las columnas maltratadas por el salitre? O quizá la mantita de Charlie Brown,panacea insustituible de todos los complejos y miedos que abordan a este entrañable personaje. No se, no se, quizá todo esto que he dejado aquí escrito solo son paranoias de mi neurona y sencillamente sea el acabado “fino” al que nos tiene acostumbrados el país asiático ¡ay! que hay que esmerarse más en los acabados, que luego pasa lo que pasa y a más de un@ nos corroe la duda de si será o no será.
Feb 062011
 

Dicen que recordar es volver a vivir….


Hoy hago “palmas con las orejas”. Hoy por fin la he visto asomada a la ventana de la Isla de las Orquídeas. Gracias por su compañía.

Gudea de Lagash

P.D. No la vi en el “canal 7” esa noche del viernes. Es una lástima que dicho canal,no llegue hasta aquí para poder disfrutar de su voz ¡Otra vez será! hay muchos viernes y mucha Lalygc.