Sep 192011
 

 

Y quemaré una vara de incienso por tod@s vosotr@s...

 

Mañana si Dios quiere, salgo para Shanghai. Estaré unos dias sin asomarme por “La Isla”. Así que aquí os dejo, para que no os olvideis de que una sigue formando parte del espacio sideral, unas letras y un te  caliente en el zaguán. Repartirlo como buen@s coleguillas.
Cuidaros tod@s mucho, que ya sabeis que  no os tengo repetidos.
Un beso de ventosa y un abrazo de oso panda, o de anaconda, según el grado de achuchón que os pida el alma.

Gudea de Lagash

¡¡¡¡¡¡¡¡¡¡¡¡¡¡¡¡¡¡SED BUENOS QUE OS VEO!!!!!!!!!!!!!!!!!!!

 

Sep 182011
 

 

La rebelión de las féminas

 

– Fernando II el católico -1452-1516 – era un gran consumidor de criadillas de toro,pues creía que la ingesta de testículos bovinos fortalecía su virilidad…. Y digo yo…¿que cosas no?

 

– Napoleón era de los que creía que el agua es para las ranas.Aparte de su empeño en patear los caniches de su esposa Josefina,le mandaba cartas subidas de tono pidiéndole que no se bañara para así poder gozarla”conservada en su jugo”. Parece ser que su fobia al baño se la inculcó a los soldados de su ejército, cuyo hedor podía detectarse, al parecer, desde muchas leguas de distancia…    Sin comentarios…

 

– La sociedad medieval española era terriblemente machista,aunque habí­an excepciones, como revela la lectura del “fuero de Cuenca”,que hace 1184 años castigaba,eso si con multas irrisorias,a los varones que cometiesen los siguientes delitos de género: “del que forzase o robare mujer ajena,de la mujer forzada o rascada,del que denostare a mujer ajena,del que tomare a la mujer por los cabello,del que forzare a la mujer de orden;del que cortare las tetas a la mujer,del que cortare las faldas a la mujer y del que matare a la mujer”…   Pues… solo le ha faltado dejarla “mirando a Cuenca” ¡Digo!

 

– Para hablar en el hogar,las mujeres medievales debían seguir las reglas seguidas por las “taciturnitas“,una actitud virtuosa que impone conversar poco.Según esta, las amas de casa solo hablarán en caso de necesidad y se dirigirán humildemente al conyuge o a los padres. Además, esperarán reverentes a que se les interrogue.Los hombres también negaron a la mujer la palabra escrita.Felipe de Novara afirma en su obra”Les cuatre âges” que la mujer no debe aspirar ni a leer ni a escribir,sino a convertirse en monja,porque muchos son los males que han derivado del leer y el escribir de las mujeres…           ¡¡¡¡JA,JA,JA!!!! Estos no conocían no conocían ni “el facebuke” ni “el internete”, ni a los blogeros del mundo mundial ¡Ay si levantaran la cabeza ¡JA,JA,JA!

¡Ale ! y no sigo ya porque es que acabaré colgándome del primer bonsai que me encuentre.

Abrazos comedidos y besos recatados.

 

El sexo y el amor en la historia    ” Muy interesante”
Sep 182011
 

Afortunadamente la mujer de hoy le ha quitado el testigo a lasmeretrices, por muy de lato estandin que sean...

 

Los hombres griegos preferían que su esposa fuese inculta o ignorante.Las únicas mujeres instruidas en los problemas del mundo y que podían mantener una conversación que versara más allá de los chismorreos,y comentarios domésticos, eran las prostitutas de lujo.”las heteras”.El aislamiento y la ignorancia en que vivian sumidas las damas de posición alta en la Grecia clásica queda recogida en un pasaje de Plutarco donde uno de los enemigos del rey Hieron I,tirano de Siracusa -466 a. de Cristo-se burla de su mal aliento.El monarca desconocedor de su problema de halitosis,acudió inmediatamente a los aposentos de su mujer para reprocharle que nunca le hubiese advertido de lo mal que olía su aliento.La reina completamente perpleja le respondió:Pensé que todos los hombres olían así.

 

El sexo en la historia-Muy Interesante.

Sep 182011
 

Como no tengo una foto del bunker de mi amigo, pues aquí os dejo una de los calabozos del fuerte San Domingo en Taiwán. Aclaración: el individuo que hay en el interior no es mi amigo, es una estatua de bronce para la escenificación...

Que estoy como un cencerro…pues no lo voy a discutir, que mi neurona hace de mi lo que le da la gana…pues tampoco. Que no tengo ni pajolera idea de los entresijos informáticos…pues que quereis que os diga: que es tan cierto como que el sol sale y se pone todos los dias; bueno hasta que decida reventar y llevarnos a todos por delante, aunque para entonces tal vez una haya alcanzado la comunión perfecta con su ordenata. Y aquí estoy ¡Ja! dándole a las teclas de mis entretelas por el vicio, costumbre o masoquismo  de aporrearlas,  aunque yo me quedo con esto último porque hay que ser masoca para seguir dale que dale cuando sabes que hoy por hoy a la página de “la isla de las orquídeas” solo llegan los más osados caballeros andantes y las más intrépidas damas del mundo internautico. En fin que estoy viendo que me iré a Shanghai sin saber si los trasgos se fueron de mi ordenata o si continuarán afincados en él cuando yo regrese… Me marcho en unos dias a una ciudad de 21 millones de habitantes…nada,nada eso no es nada ¡21 millones de chinos! Dios! ¿Y yo que como?si una es super sencilla en sus gustos…Que no…que no, que una no está por probar sabores nuevos; no si me veo comiendo cereales todos los dias como los jamster aunque pensándolo bien estos también comen fruta¡Menos mal que están los starbucks de mis entretelas en los que se puede tirar de unos tanques de litrona pero llenos de café aguado, y de unos donuts a lo” Homer”, je…je…je…
No se por qué me acabo de acordar de un amigo; un hombre muy, pero que muy peculiar, al que le preocupa” cantidubi”el tema del fin del mundo, hasta tal punto en que se ha hecho un bunker en el granero de su casa ¡que no os lo creeis? pues es cierto como la vida misma. Y tan preocupado anda con el tema,que una tarde que estaba yo en la sala de juntas dandole a la tecla, vino a consultarme algo crucial para su supervivencia, aunque he de decir que también le ofreció el bunker a su familia pero estos declinaron la invitación, así que si luego les aplasta el sol, no será por culpa de mi amigo que ya les dijo que la puerta estaba abierta para ellos¡que conste en acta!El caso es que como tenía que tomar una decisión crucial para su supervivencia me preguntó:
– Oye que estoy pensando en comprar 1000 euros en latas de sardina y caballa, porque el atún no  me gusta…
Yo lo miré por encima de las gafas sopesando la pregunta porque como lo conozco, la duda de que se estaba quedando conmigo estaba completamente desterrada.
-¿Son los víveres para el bunker? -le dije muy seria.
-¡Claro! Es que no se que hacer si comprarlas aquí en el “Lind”, que sale más barato, o en la península…
-Pues…para empezar, mil euros enlatas de conservas y de las más baratitas, pues…que quieres que te diga lo mejor que te puede pasar es que para cuando las consumas todas,porque te las tendrás que comer tu solito ya que en este mundo no quedará ni Dios, porque como estarás tan escondido no te habrá visto, y se marchará a organizar por el espacio sideral otro mundo nuevecito para que nos lo volvamos a cargar…pues lo que decía, que lo mejor que te puede pasar es que agarres un escorbuto de no te menees, y lo peor es que cuando empieces a pasar por la aduana, de Ceuta -Algeciras, en el maletero latas y latas de sardinas y caballa… Maletero va y maletero viene llenito de latas de conservas,el perro de la guardia Civil tal vez no, porque es carnívoro, pero los señores guardias se van a mosquear mucho y con razón, porque a mi también me mosquearia tanta lata  y te harán abrirlas una a una para ver si en vez de sardinas hay “chocolate”, y fijate tú que desastre porque habrías tirado a la basura mil euritos de nada…a parte de que acabarías en la planta de siquiatria del hospital…
– ¿Si? -con cara de preocupación
-Siiii…..-con cara de poker
Bueno pues quizá tengas razón y lo mejor sea que las compre en el “Lind” en la península…
-Eso seguro¿Que me decias del bunker?
-No nada…nada…
– ¿Ya le has puesto la puerta?
-Pues si; ya se la he puesto
¡Jo! Y yo aquí sin pisarlo ¡Y dices que lo has hecho en el granero de tu casa delpueblo?
-¡Que siii! ya te lo dije¿Es que no te acuerdas?
-¡Si es que una no sabe donde ha puesto la cabeza ultimamente! quizá sean las radiaciones solares…quiza.

Sep 172011
 

Y mientras deciden abandonar mi ordenata...un poco de paciencia hermosos y hermosas...

 

Ultimamente estoy teniendo problemas con mi página web porque he observado que el cuenta vueltas a penas se mueve. Hay gente que me ha dicho, que no tiene forma de entrar pues se encuentra con:servidor no encontrado o “que ya me he ido a paseo”, y otros que no les pone ni eso..Así que mientras se arregla este entuerto tened paciencia por favor. La que la va a perder soy yo que me siento como una “gilipo…”escribiendo para los duendes de mi ordenata. Bueno pues eso: que de en cuando en cuando recaleis en “la isla”para ver si ya se han ido todos esos trasgos que no hacen nada más que complicarme la vida ¡ja, ja, ja! ni siquiera se si llegareis a leer esto.

¡Muak!

Gudea de Lagash

 

P.D.  ¡¡¡¡SED BUENOS AUNQUE NO OS VEA!!!!

Sep 172011
 

 

Lo mejor de esa habitación:TU SONRISA

Con motivo del centenario de su fundación en 1911, se expuso en el Museo del Revellín de Ceuta  una pequeña muestra de la  historia  este glorioso ejército.Aquí os dejo una pincelada de:”Los Regulares”

Y no podia faltar ese  himno de Regulares

Soy soldado Regular

nacido en tierra española

orgulloso de servirla

con bravura y sin igual.

Formaré la vanguardia al luchar

y al morir marcharé sin temor

porque así me cubriré de honor

que es la gloria mayor a esperar.

Luchar, vencer y resistir

saber morir y padecer

tal consigna ha de tener

el que me quiera seguir.

A luchar y a sufrir

nadie nos podrá igualar

porque sabemos morir.

ES IMPOSIBLE SEGUIR AL SOLDADO REGULAR.

¡A LUCHAR, A VENCER, A MORIR!

Cuando me mandan luchar

soy ejemplo de leales

Soldado de Regulares

victorias a conquistar.

La Bandera española ha de ser

defendida por mí al combatir,

su presencia nos hará vencer

si juramos por ella morir.

Con paz, justicia y con amor

la paz al mundo llevaré

porque en mi pecho está el valor

unido a Dios por la Fe.

A luchar y a sufrir

nadie nos podrá igualar

porque sabemos morir.

ES IMPOSIBLE SEGUIR AL SOLDADO REGULAR.

¡ A LUCHAR, A VENCER, A MORIR!.

Sep 132011
 

Y me ha venido a la memoria un niño,dos y otro que voló…voló…y voló. Y un hombre bueno y una casa …y un camino…

 

Me ha venido a la memoria una casa con un seto de romero y su  pequeño jardín en el que solo crecía el césped decorado por un hoyo, que pasaba los días a la espera de que el alguien plantara en sus entrañas una palmera,una cica o cualquier otro árbol que le hiciera sentirse útil.Y me ha venido a la memoria esa piscina de plástico en el césped, y los gritos y las risas de los niños que reian y jugaban salpicandose entre ellos entre ladridos de” Nano”un perro que tenía una tarjeta de visita que ponía:boxer aunque no pasara de “callejero”, y al que el abuelo de los niños le había colgado un tanganillo con el fin de que cesara en sus visitas al sembrado de coles y lechugas de un vecino agricultor,que lindaba con el  hogar familiar trescientos metros más allá.Y un abejorro; un abejorro colandose en la cocina a través de una ventana grande de cortinas a cuadros por donde un aroma a” guiso con amor”se escapaba llenando el aire de ese dia de verano.Y un bizcocho en el horno…Y la mesa puesta.
Y me ha vendo al rincón de la memoria una caja de zapatos agujereada en la tapa,con hojas de morera para dar de comer a los gusanos; a esos gusanos de seda que con ilusión guardaba el mayor de los chiquillos. Un niño guapo;un niño bueno y algo tímido, al que no le gustaban nada las alubias “Tio Lucas” que su madre hacía con esmero, pero que a él, ni con todo el amor del mundo quería  comer.
Un pececillo.Un pececillo de colores aflora ahora a mi memoria, aprisionado en una mano pequeña y regordeta cuyo dueño, un nene rubio de sonrisa alegre y con una mirada que te iluminaba los días grises de invierno, la enredaba con el brillo de sus ojos al tiempo que le contaba una historia de un pececillo encontrado en “el camino de Onésima”,un sendero bordado de ciruelos, perales, e hibiscus,que llegaba hasta la escuela del lugar.Su lengua de cartón intenta convencerla de:Y… erase una vez un pececillo de colores que vivía en la tierra porque no sabía nadar…Y la madre lo escucha, a sabiendas de que aquel pececillo tenía su sitio en una pecera de otro hogar no muy lejos del suyo.
-¿Que escondes en la mano?
-Nada…
La mirada del chiquillo desarmando a la madre.
-Abre la mano…A ver…
El pececillo respirando como un bebé en una incubadora.
-Me “loecontrado”…
Dos chapetas rojas y un par de velones abriendose paso hasta los labios.
-Anda ven que se lo daremos a su dueña…
Y el pececillo de colores volvía a su sitio en aquella pecera de aquella vecina y sus niñas, compañeras de juegos,de piscina de plástico,de risas y bizcochos…
Y recuerdo.La memoria ha querido recordar a un bebé a un libro; a un libro y a un bebe en una habitación de hospital. Y a una joven madre recostada en la cama con Sohogun en las manos y el nene en su regazo. Y un capazo azul, y un balón, y una verja, en el pequeño jardín de césped y agujero vacío, de piscina de plástico,gotas de agua y risas de niños. Y una sonrisa y un beso y otro beso…y un no saber que alguna vez habría de volar lejos muy lejos…
Me ha venido a la memoria un hombre joven jugando con los pequeños, y viendolos crecer, sin darse cuenta que alguna vez echarían a volar, volar, volar.
Un recuerdo, otro recuerdo, un esbozo de sonrisa en la memoria, un beso en el corazón, un sentimiento de un no se que…por aquel que se fue hace tiempo a las estrellas…
Me ha venido a la memoria tantas cosas esta noche que se me ha encogido el alma tanto y tanto que no se si me tendrán que dar otra nueva…Y es que quizá no era de tan buena calidad como siempre una creyó…o…es que de tanto añorar…De tanto añorar….
Y una casa, una piscina, un hoyo huérfano de árbol; un bizcocho y un chiquillo, y dos y tres…Un hombre bueno y un pececillo …Y un alma ajada…Y un chiquillo, y dos y tres.
Y un recuerdo…y otro…y otro, me ha venido a la memoria, a esa memoria juguetona y traicionera que recuerda, lo que una hay veces que no quiere recordar. Y se olvida de recuerdos que una no quiere perder.
La memoria…los recuerdos…la solitud de mi alma…
Y una casa…y una caja de zapatos…
y uno…y dos…y tres……………………………
 

 

 

 

 

 

 

 

 

 


Sep 122011
 

la más pequeña.La más traviesa...

 

 

Es mi nena Leyre, la más pequeña,la más traviesa…La que se quedo sin alas y perdió sus antenas de abeja. la niña de las tijeras con mirada de “niña al borde de un ataque de nervios” . A la que le puso por ojos el buen Dios, dos pedacitos de cielos para que viera lo bella que es la vida a pesar de los pesares. La muñeca a la que le gusta jugas con muñecas. la que decora la mesa con las ceras de colores, y parlotea como nadie por el móvil:
-Que esás haciendo Leyre?
-Estoy comiendo un bocadillo…
-Y que más…
-Viendo “POKOYO”…
-Y…
– Juganmdo a las cocinitas, paseando a la muñeca; leyendo un cuento…
-¡Leyendo un cuento!
-El de “Alisia” en en país maravillas…
-¡Que bonito Leyre, cuando vaya Nina te contará ese cuento tumbadas sobre la cama grande de Abu Manolo y nina ¿vale?
-Si Nina..¡Y cuando vamos a pintar LOS CUADROS BLANCOS DE CHICHO?
-Eso se lo preguntas a tu mama…ella es la que te dirá si puedes o no puedes…
-¿Por que Nina?
-Pues…No lo se..creo que porque te manchas…
-¿?¿?¿?¿?¿?¿?¿¿¿?¿¿¿¿
-Dile a Sandra que se ponga…
-No quiere.
– Nina Sandra me ha pegado…
-¿Y tú que le has hecho a ella?
-Nada…
-Ya.
-Bueno otro dia querra.Un beso Leyre.
-Adios Nina ¡mmmuuuuak!
Esta es mi niña chica, la más pequeña;no tengo otra, tengo dos más, pero esta es la más nena.
Un beso Leyre, y ahora un abrazo grandee…Así muy bien ¿Ya has rezado Leyre? Eso lo dudo.Que descanses niña bella

Nina

Sep 112011
 

Y volar…volar…volar hasta el Uhuru…

Si a mi me llegan a decir las cosas que tenía que vivir, cuando era niña…
Si a mi me llegan a mostrar mi vida en una bola de cristal,cuando era nena…
Si a mi ,en los brazos de Morfeo, los hados de los sueños reviven los recuerdos de mi vida ya vivida;
me hablan del momento en el que vivo y de aquello que me queda por vivir…
Si yo llego a saber todo lo que he cargado en el contenedor del alma,todo aquello que cargo y aquello que me queda por cargar, hasta que llegue el dia que emprenda mi camino tan llena de equipaje que no se si me dejarán pasar…
Si yo llego a saber que aquello que creía era perfecto, y hablo de los actos, las acciones y palabras marcadas por impulsos viscerales sin sopesar las preguntas y respuestas…
Si yo llego a saber como cansa este trabajo de vivir cubriendo con “tiritas del perdono pero no olvido””todas esas heridas que duelen al corazón…
Si yo llego a saber que una sola palabra ¡solo una! me haría o te haría tanto daño…
hay veces que una quiere volar…y se queda mirando al infinito ¡Quien pudiera volar!
Quien pudiera perderse en el fondo del mar, en un agujero negro, lo que haya detrás me da igual. Debajo de un botón, dentro de un arcón, en el fondo de un bolsillo vacio de monedas, jugando con las llaves del llavero de algún hogar cualquiera.
Volar…volar…volar… lejos de todo y de todos.Perderse en la flor de una pitera, aunque sea solo por un par de dias para luego volar hasta el Uhuru y fundirme entre las nieves del Kilimanjaro.
Quien pudiera volar; ser un gorrión, un colibrí, una paloma o una golondrina, y acurrucarsee en la mano enorme y amiga del Buda dormido.
Quien pudiera perderse en el interior del congelador y fundirse con un cubito de hielo…
Quien puidera  ser palabra bella, palabra buena y saltar al vació desde tu boca amor…
Quien pudiera volver a empezar la singladura de la vida,sabiendo lo que una sabe por vieja, no por sabia, y sortear los errores como el que sortea charcos, sin que le salpiquen.
Quien pudiera volar…
¡Quien  pudiera volver a empezar!

Sep 082011
 

Quiero ser tu canción desde principio a fin,
quiero rozarme en tus labios y ser tu carmín.
ser el jabón que te suaviza, el baño que te baña,
la toalla que deslizas por tu piel mojada.
Yo quiero ser tu almohada, tu edredón de seda,
besarte mientras sueñas y verte dormir
yo quiero ser el sol que entra y da sobre tu cama,
despertarte poco a poco, hacerte sonreír.
Quiero estar en el más suave toque de tus dedos,
entrar en lo más íntimo de tus secretos,
quiero ser la cosa buena, liberada o prohibida,
ser todo en tu vida.
Todo lo que me quieras dar quiero que me lo des,
yo te doy todo lo que un hombre entrega a una mujer,
ir más allá de ese cariño que siempre me das,
me imagino tantas cosas, quiero siempre más.
Tú eres mi dulce desayuno, mi pastel perfecto,
mi bebida preferida el plato predilecto,
yo como y bebo de lo bueno y no tengo hora fija,
de mañana, tarde o noche no hago dieta.
Y este amor que alimenta a mi fantasía,
es mi sueño, es mi fiesta, es mi alegría,
la comida más sabrosa, mi perfume, mi bebida,
es todo en mi vida.
Todo hombre que sabe querer,
sabe dar y pedir a la mujer,
lo mejor y hacer de este amor,
lo que come, que bebe, que da, que recibe.
El hombre que sabe querer,
y se apasiona por una mujer,
convierte su amor en su vida,
su comida y bebida, en la justa medida.
El hombre que sabe querer……

                                                                                                                                                                         

                                                                                                                         ROBERTO CARLOS

Sep 062011
 

Y tengo tanto…tanto…y tanto para darte…

Y tengo el corazón como el azúcar de un azucarero olvidado al sol, tras una sobremesa de café, humo y licor. Y tengo el corazón como ese azucarero de azúcar a medio desleir, plantado al sol que más calienta, llamando a las hormigas a golpe de grano derramado en el mantel, en la loseta del porche, en la pata de la silla y hasta en tu zapato amor.Y siento el corazón lleno de hormigas, quizá por no haber otra  forma de tenerte. Y es que alguna vez, las he visto trepando por la seda de tu piel y yo, me subo al carro de la suerte y te rozo, culpando a las hormigas que corren como locas por tu brazo y alguna despistada, que llega  hasta el escote del vestido; de ese vestido tuyo que verdea al sol de la mañana y al del atardecer, que pierde a las hormigas pequeñas aliadas de mis sueños, que no son otra cosa que tus sueños… que no son otra cosa, que el roce de mis dedos por tu cuerpo como granos de azúcar, de aquel azucarero volcado en el mantel.
Los dedos de mis manos, inquietos y excitados, que una vez titilaron al tacto de tu carne como hormigas traviesas corriendo en el sendero del azúcar, sembrado en el mantel, de aquella sobremesa de copa y de café, lo roban de los bares y terrazas, que enredan la ciudad, por sentir esos granos pensando que es el roce de tu piel.
Y tengo. Hoy tengo el corazón como el azúcar del  azucarero sin tapa, y olvidado al sol de la mañana hasta el anochecer, de aquella sobremesa, en la que no pudo ser, cuando la luna bella iluminaba los granos dormidos sobre el mantel, la loseta del patio, la pata de la silla sin zapato… Mis dedos, subiendo por la seda de tu piel como hormigas traviesas, hasta llegar al límite del tirante caido de tu hombro y del lóbulo carnoso de tu oreja…
Y tengo, tengo y tengo. Hoy tengo el corazón hormigueando de deseo por saber, a que sabe esa piel dorada al sol como una plantación de caña dulce. Hoy tengo el corazón hormigueando por decirte, que deseo más que nuca cuatro patas… dos antenas, a riesgo de que acaben con mi vida otros dedos inquietos, que al igual que los mios, se mueran por tu piel.
Hoy quiero ser la punta del zapato salpicado de azúcar. La hormiga que corre por tu brazo. La que recorre tu escote despistada… La que se enreda en tu pelo…
Y hoy tengo el corazón como el azúcar de un azucarero…
Y hoy los dedos de mis manos titilan al tacto de tu carne…
Y hoy he resbalado por el borde de tu escote…
Y hoy he olvidado el azúcar de los bares, terrazas y cafés…
Y hoy mis dedos han subido por fin hasta tu hombro…
Y hoy mis dedos han rozado al fin, el lóbulo de tu oreja…
Y tengo… y tengo… y tengo… y tengo tanto amor… tanto deseo…
Y tengo… y tengo… y tengo para darte.

Sep 052011
 

Subiendo la gran cuesta que nos lleva hasta el Lotus Spá, se yergue orgulloso a pesar de los años…..

Ya veo que te has parado en mi zaguán… Quiero que lo observes. A simple vista es un edificio derruido, por el que parece que ha pasado un terremoto y no te equivocas. Nada tuvo que ver los cincuenta años de ocupación japonesa en la sorprendente isla de Taiwán, todo lo contrario, cuando quedó destruido por esa fuerza de la naturaleza, el pueblo taiwanés, gente paciente y mirada con las creencias del ser humano, supo respetar lo que quedaba de él y aún permanece en pie . Subiendo ladera arriba en el distrito de Xinbeitou y tras un muro de piedra ve pasar el tiempo y a la gente que le rodea. Ve al niño nacer y se alegra por ello. Lo ve madurar día a día y se alegra por ello. Ve liberarse su alma del cascarón, y se alegra por ello. Y todo esto le llena de fuerza para mantenerse en el tiempo y estirarse un poco más al paso de la gente haciendo crujir el viejo armazón y sonríe en lo más profundo de su corazón de madera por la necedad del ser humano que no ve más allá de lo que tiene delante…
Como ese viejo templo japonés, procuro pasar por la vida erguida, luchando por no caer ante el empuje del viento de los tropiezos, del tifón de la mezquindad, del seísmo de la soberbia, e intento asirme, aunque no siempre lo consigo, a una punta de la estrella de la comprensión, o a un cuerno de la luna de la misericordia , y cuando la tierra florece un buen remedio para la ira y el come cocos, es mezclarse con las gotas de lluvia de primavera. he dejado el bálsamo que alivia el alma para el final: Mirar siempre a los ojos y apretar con fuerza la mano que te ofrecen. Te has parado en mi zaguán: gracias por ello.

Sep 052011
 

 

 

 

AL salir se puso a llover y los taxis iban a tope…

 

Y esta mole impresionante al natural, es un péndulo antiterremotos situada en el centro mismo del edifivio...Su peso es de 60 T.M.

 

las cuatro patas hidráulicas que la sujetan van calibrando los movimientos del péndulo por muy imperceptibles que parezcan...

Las vistas eran impresionantes por los cuatro lados...

Un rincón del 101...

Y otro...

 

Ya en el departamento de ventas, una no sabía a donde mirar de tanta cosa maravillosa y caraaaa, por la materia prima empleada:piedras preciosas...y metales nobles ¡vamos que porque no llevaba cambios!que si no...

 

Ya no recuerdo si era de coral o palo rojo...

 

La señora de Check, con un collar de perlas ,sentada bajo una imagen de "la madonna". Una forma de promocionar las perlas...

 

Otra miniatura...

 

 

Me la habría llevado sin pensarlo dos veces pero una no tenía ni dinero para comprarla, ni para pagar el sobrepeso en el avión...

 

 

 

En la cola del Planetarium...Coreanos,chinos, y japos, son mayoritariamente los turistas que campan por esta gran desconocida como es Taiwán...

 

 

Frente a él este otro; nada que envidiar al más moderno del mundo occidental...

 

 

En uno de los muchos restaurantes que se encuentran en el edificio,nos sorprendió gratamente ver El guernica…
Un ángulo de la primera planta, con un inequívoco aire futuris
Un camino divertido. Estaba dibujado en el suelo…

 

Cruzando la calle `para entrar en el edificio...

En los alrededores del Taipei 101, cultura y tradiciones se dejan a un lado. Si aumentáis la foto vereis a una muchacha pelirroja, acaba de someterse a una sesión de peluquería; va a la última, como podéis onservar. están promocionando ¡vaya usted a saber! que marca, ya que todo esta escrito en mandarín. para amenizar estas promociones, un grupo de música deleitan a los curiosos con letra y música “occidentalizada”, pero con un punto de regusto Taiwuanés. La mezcla: algo curioso de ver y escuchar.

 

No podían faltar las orquídeas…

El Taipei 101 se puede ver desde cualquier punto...

¡Madrid! ¡ja! Un pedacito de España en mitad del 101 ¡bieeeeennnnnnn!

 

 

 

Aquí os dejo estas fotos de ese país al que en tan poco tiempo he querido tanto…podría estar colgando más, más y más pero entonces no acabaría nunca…Espero que las disfruteis.

Sep 052011
 

 

 

La meta ¡Por fin!

 

Vistas subiendo a lo alto de la pagoda. Los flamboyanes despuntan sobre los otros árboles… Otro reto: la pagoda del lago Sun Moon Lake…

 

Nuestros compañeros de fatigas: el chino solitario , la china parlanchina, con su marido el serio y correcto caballero, y mammamía acompañado de su gorra blanca…

Pueden significar cualquier cosa: una venta de coches, un pase de modelos… un entierro…

 

 

 

Que si…nena, que estás viendo a dos osos panda…

 

 

 

 

 

 

Si no hablan la misma lengua ¿de que hablan?

 

Así se quedó la muchachita, al ver a dos osos pandas en un microbus…

 

 

De cuento de hadas…Kaohsiung.

 

por el camino verde de Kenting…

 

¡ Por fin el faro de Kenting!

 

Son centrales nuc¿con cual de ellas os quedais?leares…

 

la sonrisa en los labios y en la mano¡Un boleto de la suerte!

 

 

No puede faltar el Karaoque .Hasta en los sitios más pregrinos te encuentras uno…Es el deporte nacional, o poco le falta…

 

 

Y no podian faltar las vendedoras de betel,algo así como los estancos por aquí pero bastante más peculiares y más desagradable…

¿uno de los cuatro jinetes del APOCALIPSIS?

 

Se la asocia con la guerra, pero es un símbolo de PAZ..

 

Más, y más plantaciones de betel…

 

 

En el microbús mammamía lee la prensa camino de Kenting, a su lado el chino solitario de sonrisa de limón, y al volante el “miniyó” de mammamía…

Con solo esto no podeís haceros una idea de la vida que tiene ¡Hay que verlo “in situ”!

 

Chicas tímidas, las de la zumería…

¿ Sopa de tofoo? Hay mogollón de variedades… a mi no me gusta ninguna y menos su olor…

 

 

 

 

 

Las patas de pollo caramelizadas y otros manjares !

 

Frutas exóticas y jugosas. “la cabeza de Buda” en primer plano…


 

Burritos mejicanos made in Taiwán… Son muy aficionados…

 

El centinela de la palmera…

Junto al agua en Kaohsiung…

 

No llegaba el dinero para fruslerías…

 

desde lo que fue la embajada inglesa en Kaohsiung…. En la isla junto con la palmera de betel, es el rey…

 

 

El flanboyán, o “pajaro de fuego”, como ellos le llaman, destaca en el paisaje…

 

En el puerto…

En el metro de, ahora no recuerdo que ciudad, mammía conversa con la china parlanchina ¡Hablaran de comida?

 

Y ya quisieran mucho los metros cuadrados de ese palomar…

 

¡Galletas! ¿Galletas? ¿?¿?¿? ¡Comidaaaaa!

 

La joven turista china parlanchina, y su pata de pollo caramelizada…

 

Eso de la mano es lo que le quedaba de la sepia “secada al sol”… Yo ya la había degustado solo con aspirar su”aroma”…

 

 

Lo de: quien mueve las piernas mueve el corazon, parece que lo tienen claro… Como en otras culturas, la piel tostada por el sol no es precisamente bella ¡Pero es que hacía cuarenta grados !y con una humedad terrible¡ Por la izquierda: el chino solitario, mammamía, Manolo,la china parlanchina y su marido el señor del jarabe…

 

Rebuscando en el bolso unas monedas para las ofrendas. En occidente sería: comprar una vela…

 

Largas mesas para las ofrendas…

 

 

dos adolescentes orando…quizá no sean tan niñas…

Me tendrían que anestesiar para dejarme sola aqui…

 

 

Yo si sé lo que estaba pensando ¡que me ahogaba con tanto incienso!

 

 

 

Esperan llegar al cielo…

 

En relación con los antepasados…

 

 

Quizá horrendos para mis ojos pero no para los suyos…

Al caer la noche…

 

 

Las oraciones esperan pacientes hasta que les llegue el momento de volar al cielo…


 

 

El incienso desprende un aroma dulzón y empalagoso…

 

 

No recuerdo su nombre pero lo llevo en el corazón… No recuerdo el nombre del templo pero aquello que viví lo llevo en el corazón

 

 

 

Entre las plantaciones de betel, despunta la pagoda de la paz…


 

 

Llamarlo como querais, pero hasta en los confines del mundo se busca a Dios…


 


En franca comunicación con su horóscopo chino: Es “cerdo o jabalí”

 


Sin palabras……


 


 

Templos, y mas templos, en donde la gente dejaban ofrendas a buda y a otros dioses que a mis ojos resultaban espantosos, no así a los de ellos; eso seguro. Quemé incienso, para Buda, siguiendo el ritual, como mandan los canones. Compramos un farolillo de oraciones en el que escribimos: “la tribu de papalelo”. Había infinidad colgados al aire libre, brillando al sol, pero nosotros preferimos colgarlo en nuestro humilde hogar. En las mesas de las ofrendas, una pequeñas piezas de madera en forma de media luna contestaban a tus preguntas, si las lanzabas repetidas veces al suelo: dinero, suerte, amor, salud… pero sobre todo dinero y suerte, eso es lo que más desea el pueblo taiwanes; todos los amuletos tienes que ver con la “suerte-dinero”. Y en el exterior “los mercaderes del templo”, vendían toda clase de objetos relacionados con los rituales, para un mejor bienestar, del difunto en el otro mundo: dinero de papel, coches, casas, joyas… todo lo que se supone que en esta vida terrenal, hace feliz al ser humano, impreso en hojas de papel que en un santiamén volaba al paraíso a través de un horno crematorio situado fuera del templo.
Y luego Kentíng con su faro, mirando al Pacifico, y su bello, bellisimo paisaje… Y otra vez al microbús, con la joven y parlanchina, turista china, que no paraba de comer “golosinas” como garras de pollo caramelizadas, sepias secadas al sol, que despedían un olor nauseabundo, y los famosos huevos cocidos en té, entre otro montón de alimentos que no conseguí descifrar; la joven parlanchina china, y su marido , un chino muy señor y muy correcto, bastante mayor que ella, y que cada cierto tiempo, mientras ella degustaba los manjares, él tomaba su medicación, entre beso y beso con sabor a huevos cocidos en té y garra de pollo caramelizada, miraba coqueta a los hombres de la excursión, desde su gorrilla con personajes de Walt Disney y sus short con “loves” en los bolsillos . Y luego estaba el otro compañero de viaje, un compatriota, de la joven china parlanchina.: flaco y solitario, y encantador, con el que no cruzamos ni una palabra en todos esos días de excursión porque solo hablaba su idioma, pero que por cosas de la vida, tuvimos una “buena onda”, y nos comprendíamos a la perfección, echando mano de los socorridos gestos y expresiones, a los que todo el mundo se agarra en caso de desesperación como era el nuestro: siempre nos esperaba cuando veía que nos rezagábamos, y al vernos nos dedicaba su mejor sonrisa de limón, cosa que nosotros se lo agradecíamos tomándole las fotos que el quería con su máquina, ya que al ir solo no tenía más remedio que pedir a los demás que le hicieran ese favor. Nos separamos de nuestro amigo al regresar a Taipei, sin saber, como se las había apañado durante todos eso días con el tema ropa, pues no llevaba equipaje ninguno, solo una pequeña bandolera colgando del hombro. Pregunta: ¿si no llevaba equipaje, como hacia para que el polo blanco a rayas rojas y el pantalón gris de vestir, nada apropiado para esa excursión, estuvieran siempre limpios? Y luego estaban los zapatos, también de vestir, que trotaban por los caminos y pedregales sin sufrir ni un rasguño… Si es que lo que no hagan los chinos…
Subimos montaña arriba, hasta llegar a una maravillosa pagoda. No podría decir los escalones que dejamos a tras, pero si, que fueron muchísimos en mitad de un panorama difícil de plasmar en esta fría pantalla de ordenador. Era tanto el esfuerzo que solo alcanzamos la meta, nuestro amigo el chino solitario y nosotros dos. Al bajar, sellamos nuestro pequeño reto con un beso al pie de la escalinata; un beso digno de “lo que el viento se llevó”, aplaudido por el resto de compañeros de tournée.
Y llovía en la carretera, y salía el sol, y vuelta a llover. Y así pasábamos por pueblos y ciudades, dejando al borde de los caminos pequeños y curiosos cementerios, que los habitantes de cada `pueblo habían ido formando sin orden ni concierto, entre los extensos cultivos de la palmera del “betel”, y las luces de colores anunciadoras de los locales donde se guardaba, en pequeñas bolsas, dentro de una nevera, el fruto que excitaba los sentidos. Tras los cristales de estos locales ,y bajo las luces de colores, jóvenes con aspecto de prostituta por el excesivo maquillaje, la exigua falda y los tacones de aguja , vendían las bolsitas del fruto cuyo efecto al masticarlo, según nos contaron, era como el de seis, siete, u ocho cafés bien cargados. Los taiwaneses sienten verdadera debilidad por el betel…
-¿Es que se ha hecho una herida en los labios?
– No. Es que está masticando betel y el jugo, de color rojo, que suelta provoca una fuerte salivación, y cuando lo escupen parece que sufran una hemorragia…
– No lo he visto en las ciudades…
– Allí, hay menos costumbre; lo mastican en barriadas o en las afueras. Es algo más propio de los pueblos.
Y mammam mía paró ante un puesto de Betel, en donde una joven vendedora de largas piernas, y exiguos shorts, calzada con unos imposibles tacones de aguja, sacó de una nevera un pequeño envoltorio entregándoselo a mama mía junto a una sonrisa de plástico.
– ¿Queréis uno? – nos dice alargando el paquete como el que te ofrece un cigarrillo, junto a un par de vasitos de plástico .
– Noooo…. “Bon apetite”, le digo yo a falta de inglés.
Me miró sonriendo y dijo algo en mandarín al conductor, que por el espejo retrovisor me observó guiñandome un ojo. He de decir que el resto de los compañeros de viaje tambien rehusaron.

¡Ay! Taiwán,Taiwán.

Sep 052011
 

Con nuestro hijo Chicho...


Son de ensueño...

En los sitios más agrestes te los puedes encontrar...

 

 

…….Y por fin llegó el tiempo de volar hacia el país de los “tres mil templos”…
06’55 – Doyo, “nuestro chico guapo” llego esta mañana de nervios, a lomos de ese pedazo de moto que tanto nos hace sufrir. Su aparición nos inquietó un poco, porque no es muy frecuente en él, venir entre semana a vernos y menos a esa hora…
Levantándose el casco a media frente, nos da un par de besos y un abrazo de esos que calan el alma. En una mano un sobre que agita en el aire como un matamoscas.
– ¡Ale! Aquí tenéis esto para que os acerquéis hasta Japón…- le miramos extrañados sin comprender… – Que siiii… cogerlo que es de la family…
En su interior, una cantidad determinada de euros, esperaban pacientes a que nos decidiéramos. Y nos decidimos tras mucho tira y afloja, agradeciendo a la vida, no el dinero que guardaba el sobre sino el significado de esa acción. Y nos abrazamos teniendo como mudo testigo el casco de la moto
07´00 – Salimos de casa a buscar al retoño mayor
He de explicar que tenemos tres hijos a los que cariñosamente me refiero a ellos comoretoños.
07´45 – Llegamos al aeropuerto de Alicante: bocata queso “pater”, bocata patata, yo y croissant chocolate el retoño mayor . Permanecemos sentados, en espera del vuelo. Hay gente a “tutiplén” . Cara de tontos guardando equipaje. Observo alal teoño y a pater : los dos con ojos de sueño.
08´45 – Pasamos el control de seguridad, no sin antes achuchar al retoño con “teletubi” incluido.
En el control me quitan el gel de baño del equipaje de mano,, menos mal que la colonia se la entrego, vía guardia, al retoño, que nos dedica su mejor sonrisa, mientras nos lanza un beso al aire.
Entramos en la sala “VIP” ¡Que poderío! Como vive la gente con pelas: sillones en los que te pierdes, azafata con sonrisa de “profident”. Self service y “pipiroom” limpio, je, je, je…
09´35 – Subimos al avión de Iberia, me siento como una sardina en lata ¡
10´45 – El piloto se ha sacado el carné en una tómbola: o espabila o lo veo en el INEM ¡madre mía, que aterrizaje! Pater dice que es normal; si él lo dice…
13´00 – Sala VIP “Puerta del sol” ¡Que poderío, poderío! Pater me hace una foto, para comprobar si la maquina de fotos funciona, pues en la jardinera que nos trajo hasta esta terminal, se fueron al garete, por un frenazo, todas las maletas, y la maquina también: debo estar arrebatadora con los carillos inflados, como los de un hámster comiendo pipas.
15´00 – A estas alturas estamos ya hartos de VIP. Pater está dormido en un sillón que caben dos paters,y yo hace rato que he dejado de leer “Los Hombre que no amaban a las mujeres”
16´00 – Ya hemos subido al avión; no se porqué, pero creo que no me inspira seguridad… mira que si le faltan algunos tornillos…je, je, je… Primero lo han hecho los “bussines”, y luego la plebe, o sea nosotros: ahora me siento como una sardinilla, de lo llenísimo que va el cacharro. A pater le ha tocado un “chino joven” al lado, que estornuda cantidad, y al otro lado del pasillo lo mismo…: no si veremos a ver con tanto germen pululando por estos lares…
A partir de este momento soy consciente de que mi comprensión se ha perdido en el submundo de las deferentes lenguas, me siento como si estuviera en la torre de Babel; es como si fuera sordomuda, con tanto chapurreo; todo menos español ¡pobre de mi! Pero que gordos estamos mon Dieu, me he dado cuenta por los asientos de los aviones, claro que si fuéramos en uno de bussines, la cosa cambiaría…
18´00 – Nos acaban de servir el ágape, lo han hecho “Keny y Heidi”, que con estereotipada sonrisa se han dirigido a mi parloteando en inglés. Pregunta con premio si se acierta: ¿por qué, si la compañía es holandesa y Holanda es el país del queso, el sanwis de queso no sabe a ídem? Menos mal que el white cofee estaba caliente, je, je, je…
18´50 – llegada a Schiphol y en los lavabos me peleo con la taza del w.c. pongo el mismo empeño que Indiana jones en: “En busca del arca perdida”, en encontrar el pulsador de la cisterna, sin conseguirlo, hasta que me doy cuenta de que al separarme de la taza el agua comienza a correr ¡Pero cuantas modernidades hay por el múndo!
Caminamos por la terminal con paso rápido buscando la siguiente puerta de salida, y a nuestro paso vemos mucho cristal de Swaroski, mucho trozo de chocolate,, y mucho puesto de plantitas, entre las que se encuentran los famosos tulipanes, pero de queso…¡nada de nada! He llegado a la conclusión de que por no haber, no hay ni vacas.
Nos sentamos a esperar el próximo vuelo hacia Bankog, y miro a través de los cristales el cielo holandés triste y nublado, y pienso en el nuestro tan lleno de luz, con ese sol y ese azul sin nubes; con esa luz que lo baña todo, y entonces comprendo por qué los europeos tienen ese carácter tan reservado, tan frío y tan triste…: les falta luz: la luz del sol. ¡Viva mi pueblo! Y su vinito, con su jamoncito y su quesito. ¡Viva! La tortilla de patatas, con su aseitito de oliva, el gazpachito, la paella, y las sardinas a la brasa ¡ole! Por el pescaito frito, el pan de hogaza, las migas y la chistorra; los churros con chocolate, y el pan con tomate. ¡Tres húrras! Por sus pueblos y ciudades, por la sonrisa de su gente, por que llevan el sol en la mirada, por la risa de sus niños. ¡Chapeau por los míos!
20´00 – De nuevo en el avión, como sardinas, pero esta vez con almohada y mantita como compañeros de viaje. Miro a Manolo que está cruzado de brazos, mirando al frente con cara de circunstancias, y pienso que cuando lleguemos al final del camino, habrá que llamar a un chatarrero para que le abra los brazos, porque se le habrán quedado como las alitas de pollo del “Foster”. Al lado lleva un tío muy raro, con pinta de pederasta.
Estamos dentro del avión pero aún no se ha puesto en marcha ¿? ¿? ¿?
21´15 – Por fin nos movemos. Ni idea del retraso, tal vez estuvieran apretando tornillos. A fuera está lloviendo, y aquí dentro hace un frío que pela, y yo con un pantalón pirata y una camiseta.
10´30 – hace un frío que pela, si lo sé no vengo con sandalias ¡Ángel, te voyt a matar! Esto me pasa por verte llegar, en Barajas, con manga corta y bermudas en Navidad…¡Que frío!
09´30 – ya no se si es la hora de allí, o la de aquí, ¡Que lío! El hombre que está sentado al lado de Manolo no se ha movido en toda el trayecto del asiento. Piensa, y no creo que se equivoque: que viene a Bankog, a lo que viene…
En la terminal de bankog: se ve gente con mascarilla. Me fijo en una limpiadora, que llevaba una: ha salido de los lavabos, con el trapo de fregar en la mano y sin guantes: que incongruencia…
Lo que nos pronosticó el cerdito aventurero, se está empezando a cumplir: _hay gente que nos observan como a osos panda.
El dinero , que muy generosamente nos dio nuestro buen amigo Carlos “el del banco” , no nos sirvió de nada en ese aeropuerto: Speedy Gonsales, se queda corto.
De nuevo en el avión. Al lado de Manolo, esta vez un joven monje budista con su chaquetilla corta y sus “pantalones” color azafrán. Este compañero de viaje, inspira paz; lo digo en serio: inspira paz…
Lidia , la azafata lleva una “Pandora” ,a medio montar ¡Bienvenida al club, le digo por telepatía cuando se inclina ante mi, quizá le llegó mi mensaje: sonreía.
Tras un viaje de cuatro horas, este estaba “chupado”, después de las once, de Ámsterdam a Bankog. Tengo un lió de medicamentos……
¡Por fin el final de trayecto! Desde el aire las luces de la ciudad de Taipei, nos dan la bienvenida…
Nos retienen un rato en el control de pasaportes, porque ¡oh desastre! No sabíamos la dirección de Ángel, ni su número de teléfono ¡ja, ja, ja! La tarjeta de visita del cerdito, se nos olvidó en Murcia, y el número…: no necesitábamos el dichoso numerito viviendo en la otra parte del mundo ¿No? ¡Pues si! para no acabar solos ante un señor muyyyyy serio que al final nos miró con cara de benevolencia, bueno en realidad la cara la puso conmigo, debió comprender que éramos dos padres en busca de su cachorro: nos dejo atravesar la puerta. ¡Guuuuapo! ¡olé los chinos, digo taiwaneses enrollaos, que saben distinguir entre una pareja de hampones y unos padres desesperados.

Sep 052011
 

a la entrada del metro de Xin Beitou,..

 

En la jaula del retoño...

Uno de los muchos rincones encantadores del Spá...

La primera mañana en Taipei...

Y otro rincón...

¡Primera lección de como sujetar los palillos!

Llegando al Spá...

Guapisimo; nuestro retoño estaba como siempre como un queso de tetilla: como los otros retoños. No se me olvidará el abrazo que nos dimos: en el nuestro iba encerrado el de toda la tribu; en el suyo: todo el cariño que siente por su familia. Junto a él, un señor muy serio uniformado, que llevó las maletas hasta un coche de esos de película con todos los cristales ahumados, hasta el del parabrisas ¡Que cosas! Esto lo haces en España y te crujen. Nos subimos al coche y el señor del uniforme que resultó ser el chofer de la empresa, nos condujo al trote, y con música en ingles hasta el apartamento del retoño, luego  ángel nos explica que la música le importa un comino puesto que no entiende ni papa de inglés, pero que la conectan como deferencia, pensando que a nosotros nos “pirra” :
¿Quien canta?
– Ni puñetera idea, mater, no se que grupo es, ni reconozco la canción…
– Je, je, je… . Durante el tiempo que allí estuvimos nos dimos cuenta que cada vez que subíamos a un Taxi, o al microbús del hotel, siempre, aunque estuvieran escuchando otra cosa, nos ponían canciones en inglés ¡Que corteses! Una vez que llegamos al edificio, en donde  Ángel tenía su apartamento, un muy ceremonioso portero, que parecía salido de un recortable, salió disparado hasta el ascensor pasando una tarjeta que llevaba colgada al cuello, por los botones del idem : – thank you very much, a lo que el contestó algo que no se parecía ni de lejos al: “no gracias, no gracias”, pero en “inglis”
Y el apartamento era una replica del que tenían los “pini pon” :no diré que la bañera tenía mas metros cuadrados que la casa, pero… vamos a dejarlo ahí. En la parte de arriba, , estaba el dormitorio:
-descalzaros si subís a verlo…
– Se me ha vuelto loco – pienso-.
– Al final lo entiendes: el colchón en el suelo, y del suelo al techo no llegaba a mi altura <1´54> . El número era para haberlo grabado: caminando a gatas Manolo y yo, sin posibilidad de ponernos de pie… ¡ja, ja, ja!
– ¿Por qué tienes esa pequeña herida en la cabeza? –Ángel me mira como diciendo. ¿Qué, te estas quedando conmigo? ¡Andando al hotel!
– Bueno al menos te pondrás agua oxigenada? Je, je, je… el pobre cada vez que se olvidaba del techo se daba en el mismo sitio con un saliente, al que aun no le ha descubierto su finalidad.- Bueno y eso que es… ¿la tabla de planchar de los “pini- pon”? – una mini, mini, tabla de planchar, que mas que una tabla de ídem, parecía una tabla de wind surf de parvulitos.
– Observar, pero cachondeos pocos…- nos dice con cara de pitorreo, mientras se sienta en la tarima a lo “moro muza” , y tira de una de las camisetas que tenía colgada en un mini tendedero plegable al lado de “la cama”. La tabla no levanta mas de un palmo des suelo y así… nos muestra como plancha su corto fondo de armario: – ¡Andando al hotel!
El trayecto hasta el hotel es corto. Lo hacemos en taxi por las maletas. El taxista, ya se sabe: amenizando el trayecto con canciones en inglés, y sin entender el buen hombre nada de ese idioma. : Ángel le habla en una jerga que luego me entero que es mandarín.
– Que no se chino.
lo estudia en una academia, y digo yo que aunque diga que no sabe el conductor le ha comprendido, perfectamente…
Navidad, navidad, blanca navidad… menudo galimatías tiene esta gente. toda la ciudad está iluminada con guirnaldas, luces rodeando los árboles. En el hotel Lotus Spá de Xin Beitou, , las luces que rodean las paredes del exterior, te dan la bienvenida, mientras suena “Blanca Navidad” o, “Noche de Paz”. Un hotel precioso rodeado de una vegetación maravillosa. Huele a ozono; a tierra mojada, un olor que desde mi niñez no había vuelto a experimentar… Huele a tierra mojada. Ahora está lloviendo, caen unas gotas gruesas como monedas de dos euros, y seguro que en un momento cesará, y así una y otra vez… La atmósfera está limpia, y las plantas también; es el paraíso de los alérgicos a los ácaros del polvo . Nos reciben con la ya estudiada ceremonia; es gente amable que nos mira con curiosidad: somos los únicos occidentales del hotel ¡será por eso? La habitación es de impresión, pero más aun el cuarto de baño, en donde una enorme bañera de esa de chorros, nos espera, , pero yo le digo mirándola de frente: – espera, espera, que yo ahí no memento que soy capaz de ahogarme… me quedo con la ducha de al lado.
Nuestro, ya, amigo Domingo”, el conductor del microbús, nos devuelve a los tres, al edificio en donde vive Ángel. Es un hombre encantador, que demuestra tener una gran simpatía por los “sibaña”, es como suena “españoles” en mandarín. Se afana el hombre en hablarnos en nuestra lengua, cosa que hace fatal, pero pone tanto empeño, que no somos capaces de desanimarlo, así que entre la necesidad de comprenderle, el ingles que chapurrea, y los gestos, va tirando la conversación.
– Para junto a ese “Seven eleven”, -le dice pequeño Ángel, en el idioma de la reina madre –
Los Seven Eleven, son una especie de drugstore americano, que funciona las veinticuatro horas del día. Durante el tiempo que allí estuvimos pude comprobar que son muy socorridos, pues en ellos encuentras un poco de todo, por encontrar encuentras hasta unas ollas, llenas de té, en la que un montón de huevos, cuyas cáscaras tintadas a causa de la infusión, presentan un aspecto poco apetecible, esperan día tras día a que los taiwuanese se los vayan engullendo: se mueren por ellos. Yo en cambio le eché el ojo a la nevera en donde los Hagen däsh esperan pacientes el momento desesperado de comer “algo decente”.