Oct 242012
 

 

 

Y olvidó todo aquel tiempo pasado,tan cercano en el recuerdo cuando uno quiere,por verla sufrir.Se compadeció de ella.No era nada nuevo esa compasión con tintes de sumisión que su mente se esforzaba por negar. Ni un solo recuerdo amargo en su cerebro,ni una sola llaga abierta quedaba en su corazón.Y es que desde que la vio caer, con la misma rapidez que el sol del atardecer buscando morir en los brazos de la noche,toda ella le parecía pura bondad:
– ¡llegarás como un cohete al cielo!- se dijo con los ojos desbordados de lágrimas como un plato sopero rebosando caldo.- ¡Llegarás como un cohete al cielo! porque lleva tanto tiempo sufriendo!
La habitación en penumbra por cortesía de unos visillos de croché regalo de la abuela de doña Gumersinda,la maestra del colegio del pequeño pueblo a donde habían ido a parar tras finalizar una vida de trotamundos como buen funcionario de los de antes.De un lado a otro con la casa a cuestas y los hijos creciendo…Un abejorro se coló por la ventana sin miramientos dando vueltas por el cuarto hasta posarse en la almohada junto a la cabeza.
-¡Vete de aquí! -le increpa con un aspaviento de la mano.
Y el abejorro vuela hasta el jarrón con flores del campo, que hay sobre la cómoda.Son las primeras flores de primavera,que a ella tanto le gustan,arrancadas de la veredita que lleva hasta el pequeño cementerio situado sobre la colina.Es un cementerio chiquito,chiquito como de juguete de cruces de hierro forjado, oxidadas por el tiempo, y nombres a penas legibles pintadas en ellas.Un leve quejido le hace volver la cabeza hacia la mujer que dirigió su vida para bien o para mal.La terrible enfermedad y el macilento color de la piel no han podido acabar con ese rictus de firmeza que la acompañó siempre,porque él nunca vio otra cosa en ella que no fuera firmeza de carácter,aunque todo el mundo dijera que era dominante,prepotente,cruel y despiadada…Su madre,sus hermanos,sus amigos le habían dicho:” no lo consientas”;hasta la gente con la que se cruzaron en el caminar de la vida murmuraban sobre ellos…El abejorro abejorreó sacándolo de sus pensamientos.Pedía paso, el muy tuno,al temprano sol de la mañana, en donde las flores de primavera, sin cortar, lo esperaban cuajadas del rocío de las primeras horas del amanecer ¿Que le fue infiel? Él nunca presenció una infidelidad ¡Que cosas tenía la gente! ¡Que lengua más viperina!Lo más fuerte fue aquella época en la que coincidieron con Luis,su mejor amigo, en la misma ciudad de provincias,Luis ya estaba allí,cuando llegaron destinados a aquel edificio de correos grande y destartalado al que aún no habían tocado con la gracia de la reforma por falta de presupuesto.Reconocía que llamaba la atención con su pelo rubio y los ojos tan azules… Era un caballero,siempre fue un caballero con las mujeres de lo de mas,y con la suya no iba a ser una excepción. Porque se tomaba algún café de larga sobremesa con su mejor amigo,o porque la acompañaba a casa alguna tarde al acabar las clases de inglés en la academia Barceló la gente ya veía brujas donde no las había… El era el director,y por lo tanto la mayor responsabilidad recaía sobre sus espaldas.
-¡Caracol,col,col,saca los cuernos y vete al sol! -La voces infantiles de sus nietos coreaban la misma canción de su niñez. Se levantó del sillón y miró por la ventana apartando un poco el visillo de la madre de doña Gumersinda.Allí estaban sus tres nietos recitando la canción como las cacatuas, a un asustado caracol arrancado de la pequeña huerta que con tanto mimo cuidaba.-¡Que tu padre y tu madre también los sacaron y se fueron al sol! -cantaban a voz en grito encima del infeliz, al que habían dejado sobre el banco de piedra, bajo la ventana:…
Se queda observando a Álvaro,el mediano, que en ese momento levanta la cabeza coronada por una fuerte mata de pelo rubio como una espiga de trigo salvaje,y mira hacia la ventana con sus ojos azules;tan azules como las flores de la lavanda plantadas en el parterre de la entrada.Se parecía mucho a su hijo Luis…Luis,el nombre con el que decidieron bautizarlo al nacer…Otro quejido le hizo volverse hacia donde se encontraba la mujer a la que había sido fiel durante toda una vida.Se apartó de la ventana y regresó junto a ella. Un rosario entrelazaba los dedos de un mano: <llegarás como un cohete al cielo… >se dijo, con la mirada puesta en una foto enmarcada en un portarretratos comprado en Mallorca, durante aquel cursillo de trabajo.Volvió a mirar la fotografía ¡Que tiempos! ¡Como lo pasaron los tres! Ella sonriente entre los dos con la cabeza ladeada…hacia la de Luis…
-llegarás como un cohete la cielo,te lo prometo…-le dijo cogiendo la almohada que descansaba junto a su querida mujer- Llegarás como un cohete al cielo…- repitió apretando sin demasiada fuerza la almohada sobre la cara de la madre de ¿sus hijos?
Y olvidó todo aquel tiempo pasado,tan cercano en el recuerdo cuando uno quiere,por verla sufrir.

Oct 192012
 

 

Y sé que me quieres.Y sé que te gusto.
Y te gusto más, que un trozo de chocolate derrotándose en tu lengua.
Y tú sabes que te quiero.Y sé que me gustas.
Y me gustas más que ese sabor a canela, de las rosquillas que hace tú madre,  aparcado en la orilla de tus labios que me dice “cómeme”…atrévete y muérdele el labio”…
Y sé que me quieres.Y sé que te gusto.
Y tanto te quiero,y me gustas tanto como un huevo de pato,con perdón para los patos, y sus huevos ¡Mira si me gustas!
Y sé que me quieres.Y se que te gusto.
Y te gusto más que el flan Potax de las caderas de Shakira.
Y tú sabes que te quiero.Y sé que me gustas.
Y me gusta el tsunami de tu cuerpo que me busca,que me llena,que me arropa.Que me hace sentir mujer…amor.
Y me gusta cuando ríes y me miras con ese deseo amor que me pierde,me encocora,me alucina,me fascina,y me hace sentir…
que la vida es un terrón, de azúcar moreno amor.
Y me haces creer…
Que el Gran cañón del Colorado es la zanja de mi calle. Esa que lleva seis mese con un cartel de “desvío”.
Y me haces creer…
Que el Rio Muni es tan solo una acequia para patos con sus huevos,y algún pececillo amor, pasando por tiburón.
Y me haces creer…
que las estrellas del cielo son un marketing de “Gallo” para sus sopas,ya ves ¡Que cosas pienso! ¡Que loca estoy!
¡Y como te quiero amor!
Como la trucha al trucho.
Como la olla al cucharón.
Como el culo a la botella.
Como el niño a su chupete.
Como la lluvia a la tierra.
Como el mar a sus sirenas.
¡Y como te quiero amor!
Como la araña a sus huevos .
Como la hormiga a su miga.
Como el colibrí a la flor.
Como el frío a la hojarasca que alfombra mi calle amor.
Como el perro callejero a su mendigo sin Dios.
Como el viejo a su bastón.
¡Y como me gustas!
Como a un tonto una pelota.
Como a un bebé un sonajero.
Como a un enano una seta.
Como a mi labios los tuyos.
Como a mi cuerpo tus manos.
Como a tu aliento mi hueco.
Como a mis ojos tu luz.
Y se que me quieres…Y sé que te gusto…
Y tú sabes que te quiero…Y sé que me gustas…
¡Y tanto te quiero! ¡Mira si me gustas!
Que el Rio Muni es tan solo…
Y la vida es un terrón de azúcar moreno…
“Cómeme…Atrévete…y muérdele el labio…”
¡Y mira si me gustas!
Me encocoras…
Como a un tonto una pelota…
Como a la hormiga…
Y un marketing de “Gallo”
¡Que loca estoy!

Oct 062012
 

 

 

¡JA,ja,ja! ¡Juaaaa! ¡Juaaa! ¡Juaaa! tararí,tarará.Tatachín,tatachán!!! qhshdhfhsir. yapadapaduuuuuuuuuuuuuuuuuuuuuuuuuuuuuuuuuuuu!!!!! RRRRRRRRRRRREEEEEEEEEEEEEE….Breeeeeeeeeeeeee ¡a…..chíssss! ¡Jesús! ¡Gracias! ¡Jua,jua,jua! ¿?¿?¿?¿?¿ ¡UUUUUUUFFFFFF! Y ahora cuento hasta cieeennn: Uno,dos,ters,cuatro,cinco,seis,siete,ocho,nueve,diez,once,doce,trece,catorce,quince,dieciesei,diecisiete,dieciocho,diecinueve,veinte…tatan,tan,tanta,y otros tantos y…¡Cien! Cien borregos he contado y aún estoy con los ojos como dos platos soperos de los que mi abuela guardaba en la vitrina como oro en paño,y a los que ni ninguna femina de la familia hizo después ni puñetero caso. Ni la pastilleja ,ni la infusión de “Duerme bien” made in Mercadona,ni “ná,de ná” consigue que al plomazo de mi neurona diga “etoy canzá”.Y menos mal que he conseguido ver y parlotear con alguien a quien quiero mucho y que anda perdido en los confines del mundo,nunca mejor dicho. Debería estar ya acostumbrada pero es una lucha que no he ganado todavía,ni creo que pueda vencer a la nostalgia que da la distancia…Te he visto ,y hemos hablado un ratito corto,de esos de musaraña.Te he visto y me he dado cuenta de que todo iba bien;de que estabas bien ¿Sabes? hay luz en tu mirada, y la sonrisa de tu cara es tan amplia como una rodaja de sandia de esa de Marruecos, que pesan veinticinco kilos.Me has dicho:-está lloviendo.
Te he dicho cuidate ,y no olvides que sin ti, a este tronco le falta una rama.Te esperamos por navidad…
– Allí estaré
Te olvidaste decir:si Dios quiere.Es muy importante,no te olvides de invitarle siempre a lo que te montes,pues es un tio “mú enrollao”…
-Cuidate…
-Tú tambien…
Y debería estar ya acostumbrada…
Ni creo que pueda vencer a la nostalgia que da la distancia…
Y…un ,dos,tres,cuatro,cinco…Mi neurona dice no me voy,la pesada con la que tengo que vivir me lleva secuestrada a la cama porque dice que no es de “mujeres decentes” estar a estas horas de la madrugada trasnochando por estos vericuetos “del internete” dejando hablar al corazón,y menos contando borregos que no me hacen ni puñetero caso…
Y…uno,y dos,y tres…Me voy a la cama.Os permito la licencia de ponerme como hoja de perejil y contar a los cuatro vientos que estoy como una Harley.Je…je…je…
Y vendrá por navidad,si DIOS lo quiere.
Y vendrá….

Oct 042012
 

En una hoja de papel,unas letras,un trazo, otro,y otro. En una hoja de papel.
Suena el móvil no eres tú. Y una hoja de papel…En una hoja de papel.
Y un café caliente,y un cigarro muriendo en el cenicero.Y el recuerdo de tu voz metiéndose en mis sentidos.
Y una hoja de papel hecha un barquito velero  navega por el mantel, de cuadros caldero y crema, de una mesa en el café confidente de mis cosas;testigo de tu silencio.
Y te espero,aunque sé que no vendrás a la cita del café.Y mis manos hartas ya de retener las caricias que han guardado para ti,se entretienen dibujando garabatos en la hoja de papel.
Me dijiste:- Yo te quiero como no he querido a otra.
Yo te dije :- Me conformo conque no quieras a otra.
Y una hoja de papel.
Y echo un vistazo al reloj por el que no pasa el tiempo. Y la lluvia en el cristal,en la acera,en la calzada…y en el anorak de un niño con chupete y en carrito.
Y una hoja de papel…Garabateo tu nombre remarcando letra a letra,en un comienzo sin final.
Y me dice el camarero:-¿Quieres otro?
Y respondo: -Si,por favor,otro café, y…
-Ya sé…ya sé: y otra hoja de papel…- se apresura a responder.
Y en un reloj dan las diez,y ya sé que no vendrás.Ya son las diez.
-¿Cuanto te debo?
-Déjalo.Hoy invita la casa…y a esas hojas de papel-dice aireando el blog para las comandas, sin las hojas de papel.
Y una hoja de papel…
Y te espero,y no vendrás…
Yo te quiero…
Me conformo con…
Y te espero…
Y una hoja de papel…
Y el blog para las comandas…
¡Y una gallina de bosque subida en el limonar!