Oct 192014
 

DSC02637
Yo no se que hacer contigo…
Si aparcarte en la cuneta del olvido,
o guardarte en el cajón de los recuerdos más queridos.
Y no tengo voluntad cuando se trata de ti.
Y no se que hacer contigo…
Cuando tú vienes yo voy,
cuando yo vengo,
tu has vuelto veinte veces, y una más.
Y me siento tan pequeña,
tan inútil,
tan vacía,como un barco de papel navegando por el mar de Los Sargazos.
Y no se que hacer contigo.
Si atarte de pies y manos a la pata de la cama,
y no soltarte jamás.
Si dejarte en la cuneta…
si guardarte en un cajón…
Si meter tu corazón en un puchero y esperar a que se ablande,
o encerrarlo en una jaula,
y tirar la llave al fondo del estanque de los patos;
de ese parque,
y de ese banco de los sueños y las ilusiones rotas.
Y no se que hacer contigo…
Y no se que hacer conmigo…
Quizá me atiborre a helado,
o me cuelgue de un bonsai.
Tal vez me corte las venas con una hebra de hilo,
Mejor me pinto los labios y le pregunto al espejo:
Bebete el mundo a chupitos; dale cancha al corazón, dice guiñandome un ojo.
Y le hice caso:
me bebí el mundo a chupitos pero sin pasión, amor…
Y le hice caso;
le di cancha al corazón pero no quiso latir por otra piel…
Y no se que hacer contigo…
Y no se que hacer conmigo…
Y una caja de galletas…
Tequila, sal y limón…
Y una carta en la maleta…
Y un amor y un desamor…
Y a tres bandas el deseo…
¡Carambola al corazón!
Mi corazón.

 

Oct 072014
 

 

DSC08830

Y olvide decirte que te quiero.
Que eres mi pasado, mi presente y mi mañana.
Y olvide decirte que no puedo cerrar los ojos,
sin ver los tuyos primero.
Y olvide decirte,
que el café de la mañana no es café si no estás tú.
Que las risas de los niños en la casa, se escaparon al país de “nunca más”.
Que los pájaros no trinan en las ramas.
Que mi piel te busca en el aroma de un jersey, de una camisa,
o de aquel polo que compramos en Venecia aquella vez…
Y olvide decirte tantas veces que te quiero…
Tal vez fuera la costumbre, la rutina, el dia a dia…
el saber que lo sabías.
Te he buscado en el silencio del silencio.
En la soledad del cuarto.
En la inmensidad vacía de esa cama compartida con sus guerras y sus triunfos.
Con sus risas y sus lágrimas.
Te he buscado en la cocina, en el ropero y en la entrada de la casa.
Y me he asomado al balcón,
para ver si te veía entre la gente bajando del autobús.
Hoy mis pies siguen tus pasos por la casa.
Te he buscado en las estrellas y en la inmensidad del mar.
“Y el humo ciega tus ojos”…
“Desencandenando melodias”…
“Río de la Luna”…
Frank Sinatra y su My Way…
Y Santana
Otis Redding en la bahia…
Eric Clapton viviendo su encrucijada…
Y yo viviendo la mia.
Hoy mi alma me ha pedido que la abraces.
Y mi corazón te añora.
Y te he buscado en las estrellas
Y olvidé decirte que te quiero
¡Lo siento tanto!
Hoy el silencio se ha adueñado de mi vida.

Oct 012014
 

CSC_0293
Mariposas en el estómago.
Y la luz de la bombilla,
colgada del techo de la buhardilla.
Y en la mesilla, una lámpara cubierta con un pañuelo de color rosa.
Una vara de incienso en el quemador de madera sin pulir,
y el olor a mandarina bailando en la habitación.
Y el brillo de caramelo que hay en tus ojos.
De caramelo ,nena,de caramelo.
Y el sol bailando en tu pelo al escondite.
y la ropa por el piso jugando con las volutas de polvo añejo,que ruedan por la madera.
Y la carpeta en la silla,
y los libros en la mesa dormidos de aburrimiento.
Un tenis y una sandalia juegan a hacerse cosquillas.
Y te busco entre las sábanas Made in China,de la Hanna Montana.
Y me pierdo ente el aroma de tu piel
y me muero por fundirme en tu pijama de corazones partidos,que hay debajo de la almohada.
De esa almohada confidente de tus sueños.
y deseos deseados,todavía sin cumplir…
Mariposas en el estómago,dices.
Una pecera con pez.
Un terrario sin tortuga.
Un hamster duerme en la jaula creyendo estar en su cielo,
de pipas de girasol y pedazos de manzana.
He notado mi deseo entre tus piernas,
y he leido en tu mirada,que era la primera vez…
Y en la pared, al lado de la cama,
un poster de Justín Bieber de mirada adolescente,
y un “te quiero” escrito con carmín.
Volutas de polvo añejo…
Un tenis y un sandalia.
Una risa y mil cosquillas.
Pedacitos de manzana,
y pipas de girasol,
El libro de historia abierto por el Cisma de Occidente.
Un wassap que no contestas.
Otro del que paso yo.
Y el quemador con cenizas de aróma de mandarina.
Y ese piercing en tu ombligo
Y ese duendecillo azul,tauado en tu cintura.
Y he leido en tu mirada que era la primera vez…
Mariposas en el estómago dices…

Y…