Nov 302010
 



Fuera,las trompetas de Jerusalem anuncian la llegada del shabat. En el interior del hogar
la menorá preparada por el padre de sus hijos, esperaba sobre el aparador de cedro del Líbano heredado de sus abuelos. Ese rincón era para ella casi un lugar de culto porque durante generaciones la menorá había descansado en él, protegido de las corrientes de aire tan aciagas para la Luz Santa. Así que sus pies la llevaron una vez más hacia la puerta de doble hoja que daba al jardín aunque estaba segura de que permanecía cerrada. Repasó con sus ojos aquel cuarto tan colmado de vivencias plenas y regresó junto al aparador. No había nadie con ella.Tan solo el sonido acompasado del reloj de pared, y su espíritu en paz con el Eterno Dios: “”es hora ya de enceder las velas””-piensa-…Y lo hace sin posar la mirada en la llama para no absorber ni una hilacha de esa luz que traerá al hogar la dicha y la paz tan deseada, e iluminará la comida sagrada del Shabat.Luego sus labios desgranan la oración:
Bendito seas Tú, Eterno, Dios nuestro. Soberano del universo, que nos ha santificado con Sus preceptos y nos ha ordenado encender la vela de Shabat.

Tras el ritual sus ojos se llenan de luz, de la luz que ilumina su alma porque sabe que desde ese momento, el tiempo santo del shabat,se ha fijado en ella.

 

Acuérdate del día sábado para santificarlo. Seis días trabajarás y harás toda tu obra, mas el sábado es el día de reposo del Señor tu Dios. No hagas ningún trabajo en él; ni tú, ni tu hijo, ni tu hija, ni tu siervo, ni tu criada, ni tu bestia, ni tu extranjero que está dentro de tus puertas. Porque en seis días el Eterno hizo el cielo, la tierra y el mar, y todo lo que contienen, y reposó en el séptimo día. Por eso, el Señor bendijo el sábado y lo declaró santo.

Éxodo 20:8-11, versión Reina Valera, 1960.

 


 Leave a Reply

You may use these HTML tags and attributes: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>