Oct 152017
 

     Y olvidó todo aquel tiempo pasado, tan cercano en el recuerdo cuando uno quiere, por verla sufrir. Se compadeció de ella. No era nada nuevo esa compasión, con tintes de sumisión, que su mente se esforzaba por negar. Ni un solo recuerdo amargo en su cerebro, ni una sola llaga abierta quedaba en su corazón. Y es que desde que la vio caer, con la misma rapidez que el sol del atardecer buscando morir en los brazos de la noche, toda ella le parecía pura bondad:
– ¡Llegarás como un cohete al cielo!- se dijo con los ojos desbordados de lágrimas como un plato sopero rebosando caldo.- ¡Llegarás como un cohete al cielo! porque llevas tanto tiempo sufriendo…
La habitación en penumbra por cortesía de unos visillos de croché, regalo de la abuela de doña Gumersinda, la maestra del colegio del pequeño pueblo a donde habían ido a parar tras finalizar una vida de trotamundos como buen funcionario de los de antes. De un lado a otro con la casa a cuestas y los hijos creciendo… Un abejorro se coló por la ventana sin miramientos dando vueltas por el cuarto hasta posarse en la almohada junto a la cabeza.
-¡Vete de aquí! -le increpa con un aspaviento de la mano.
Y el abejorro vuela hasta el jarrón con flores del campo, que hay sobre la cómoda. Son las primeras flores de primavera, que a ella tanto le gustan, arrancadas de la veredita que lleva hasta el pequeño cementerio situado sobre la colina. Es un cementerio chiquito, chiquito como de juguete; de cruces de hierro forjado oxidadas por el tiempo y nombres  apenas legibles pintados en ellas. Un leve quejido le hace volver la cabeza hacia la mujer que dirigió su vida para bien o para mal. La terrible enfermedad y el macilento color de la piel no han podido acabar con ese rictus de firmeza que la acompañó siempre, porque él nunca vio otra cosa en ella que no fuera firmeza de carácter,aunque todo el mundo dijera que era dominante, prepotente, cruel y despiadada… Su madre, sus hermanos, sus amigos le habían dicho:” no lo consientas”; hasta la gente con la que se cruzaron en el caminar de la vida murmuraban sobre ellos… El abejorro abejorreó sacándolo de sus pensamientos. Pedía paso, el muy tuno, al temprano sol de la mañana, en donde las flores de primavera, sin cortar, lo esperaban cuajadas del rocío de las primeras horas del amanecer ¿Qué le fue infiel? Él nunca presenció una infidelidad ¡Que cosas tenía la gente! ¡Que lengua más viperina! Lo más fuerte fue aquella época en la que coincidieron con Luis, su mejor amigo, en la misma ciudad de provincias. Luis ya estaba allí cuando llegaron destinados a aquel edificio de correos grande y destartalado, al que aún no habían tocado con la gracia de la reforma por falta de presupuesto. Reconocía que llamaba la atención con su pelo rubio y los ojos tan azules… Era un caballero, siempre fue un caballero con las mujeres de los demás y con la suya no iba a ser una excepción. Porque se tomaba algún café de larga sobremesa con su mejor amigo, o porque la acompañaba a casa alguna tarde al acabar las clases de inglés en la academia Barceló, la gente ya veía brujas donde no las había… El era el director y por lo tanto la mayor responsabilidad recaía sobre sus espaldas. No tenía tiempo para cafés.
¡Caracol, col, col, saca los cuernos y vete al sol! -La voces infantiles de sus nietos coreaban la misma canción de su niñez. Se levantó del sillón y miró por la ventana apartando un poco el visillo de la madre de doña Gumersinda. Allí estaban sus tres nietos recitando la canción como las cacatuas, a un asustado caracol arrancado de la pequeña huerta que con tanto mimo cuidaba. -¡Que tu padre y tu madre también los sacaron y se fueron al sol! -cantaban a voz en grito encima del infeliz, al que habían dejado sobre el banco de piedra bajo la ventana…
Se queda mirando a Luis el mediano, que en ese momento levanta la cabeza coronada por una fuerte mata de pelo rubio como una espiga de trigo salvaje y observa sus ojos azules; tan azules como las flores de la lavanda plantadas en el parterre de la entrada. Luis, el nombre con el que decidieron bautizarlo al nacer… Otro quejido le hizo volverse hacia donde se encontraba la mujer a la que había sido fiel durante toda una vida. Se apartó de la ventana y regresó junto a ella. Un rosario entrelazaba los dedos de un mano: – llegarás como un cohete al cielo… – murmuró, con la mirada puesta en una foto enmarcada en un portarretratos comprado en Mallorca, durante aquel cursillo de trabajo.Volvió a mirar la fotografía ¡Que tiempos! ¡Como lo pasaron los tres! Ella sonriente entre los dos con la cabeza ladeada… hacia la de Luis…
-llegarás como un cohete la cielo,te lo prometo… -le dijo cogiendo la almohada que descansaba junto a su querida mujer- Llegarás como un cohete al cielo… – repitió apretando sin demasiada fuerza la almohada sobre la cara de la madre de ¿sus hijos?
Y olvidó todo aquel tiempo pasado,tan cercano en el recuerdo cuando uno quiere,por verla sufrir.

Oct 152017
 

DSC00346Los recuerdos son recuerdos, nada más. Recuerdos buenos, recuerdos malos que prefieres olvidar… Recuerdos de infancia y de adolescencia, con sus juegos de niños y las ganas de saber, de experimentar; de ir más allá.
Recuerdos dulces de un ayer con calcetines, de una mirada furtiva, de una sonrisa sincera, de unos besos de algodón.
Recuerdos buenos, recuerdos malos de un tiempo sin inocencia, pues se perdió en el camino de la vida con tanto baile de sentimientos; con tanto “si pero no”.
Recuerdos de un ayer no muy lejano, de un hoy, de ahora, de este momento…
Un platillo, una baqueta en el aire, la otra en el tambor grande. Un redoble, el zumbido del pedal al golpear en el bombo…Y la noche en mi ventana. Y la luz en las farolas. Y a la luna hoy le ha dado por dormir; ayer estuvo de marcha la cachonda. La vi desde mi ventana pintada como una puerta de amarillo… la luna llena.
Se han dormido las baquetas; no hay sonido.
Aún no ha salido la luna…
Y en el estante de enfrente un San Judas, unas fotos, una vela con aroma a una noche de pasión y una maceta de barro con un girasol de lata “made in Hong kong”, que está empeñado en vivir aún sabiendo, que no hay más mundo para él que esa lata y ese estante. Ni más luz, que la luz de mi ventana y la que proyecta el flexo que tengo junto al teclado.
Los recuerdos son recuerdos, nada más.
Hay recuerdos enlatados y recuerdos liberados…
Hay recuerdos que te llenan y otros que te dejan huec@.
Los recuerdos son el relleno del tiempo.
Y los recuerdos de ayer y los de hoy fundiéndose en el mañana; tu mañana, mi mañana, su mañana…
Y el redoble y el zumbido del pedal al golpear en el bombo.
Y una baqueta en el aire amor.

Oct 152017
 

IMG_6414

Yo soy luna,
tú eres sol.
Yo soy fuego ,
tú eres agua.
Tú vas
y yo ya he vuelto dos veces.
A ti te va la rutina.
Yo necesito algo nuevo pá respirar día a día.
! Y yo me muero!
! Y yo no puedo!
Como un pez sin su pecera.
Como un grillo sin su caja de cerillas.
Como un Koala sin árbol
Y una pulga sin su perro.
Como un cielo sin estrellas
y un mar sin sus caracolas.
Como un amor sin amor
y un adios sin desamor.
Como un plato sin lentejase
Y una botella vacía sin su mensaje…
! Y es que me muero amor!
! Y es que no puedo!
vivir sin aire en el corazòn.
Soñar dormida,
Llorar riendo,
reír llorando,
besar sin ganas…
Y jugaste y yo jugué
Y apostamos a caballo ganador de nombre AMOR.
! Y apostamos y perdimos!
Y yo soy luna…
Y tú eres sol…
Y una botella vacía,
y una caja de cerillas…
!Y un ADIÓS!

Ene 292017
 

 

avionaenarecortable 1214

 

Esperaba ver llover con fuerza. Las nubes como alas de cuervo suspendidas sobre los tejados de las casas con buhardilla y diminuto jardín, que conforman las calles de mi urbanización,  planean sobre ellas. No se ve un alma,por no ver no veo pasar ni un coche. El cielo sigue tronando y ni una gota en el cristal de mi ventana. Ahora un relámpago y luego un rayo, y otro y otro ¡Uy! Que cacho de pedazo de trozo, de relámpago acabo de ver.
Me han llamado de la editorial esta tarde preguntandome por el libro de autor. Se han extrañado de que aún no lo tuviera entre las manos…:”Es cosa de brujas”! -pienso-, igual ha pasado algo parecido como en aquella película, en el que el avión de servicio de mensajeria se estrella y el mensajero se tira tropecientos años en una isla, teniendo como compañero de fatigas a un personaje inventado, con forma de pelota de rugby para afrontar la soledad, mientras la esperanza de entregar el paquete a su destinatario le da fuerzas para vivir ¿Como se llamaba la película? No me acuerdo, pero puedo contaros que al final entrega el paquete, aunque se queda sin novia porque la muy pécora, cansada de esperar, se acaba casando con su mejor amigo.Es lo que tienen las esperas, que como no seas de naturaleza paciente,te acabas cansando de esperar…
Esperar un puesto de trabajo, el autobus, la novia que no llega, el novio que no aparece, la cola del banco, el premio de la loteria, la del supermercado, la del cine;el lugar del ranking que ocupo en tus pensamientos…
Un relámpago y ahora un trueno.
Y el lugar de la cola que ocupo en tus pensamientos.
Y esperaba ver llover con fuerza y estaba encantada, como una niña con zapatos nuevos, por esas gotas resbalando por el cristal de la ventana. Encantada de esos rayos y esos truenos, que me impulsan a correr hasta la cama sin tic tac en el reloj.
Y esperaba ver llover con fuerza desde la cama, arrebozada entre el nórdico y tu cuerpo.
Y esperaba ver las gotas de esta tarde de tormenta, sin tormenta ,cayendo por los cristales de las puertas del balcón, que tantos amaneceres nos regaló.
Y esperaba ver llover…
pero solo pude ver unas gotas resbalando en el cristal de la ventana y la luz de una farola titilando, y las casas con jardín difuminadas…
Y una lluvia que no acaba de llegar,
y una lágrima que pide su libertad…
¿Y en que lugar de tu pensamiento?
Y la lluvia sin llegar,
Y arrebujada en tu cuerpo,
Sin nórdico, sin tic tac.
Tu pensamiento…

Ene 242017
 

DSC09677

Y tantas cosas me han venido a la memoria…
Y tantas cosas he borrado de mi vida.
Y tanto y tanto he recordado y añorado,
que los recuerdos son ahora solo pompas de jabón,
y los deseos caramelo de algodón.
Y tantas cosas me han venido a la memoria…
Tantas sonrisas navegando por el mar de la alegria,
y tanta lágrima rodando hacia el pozo de las penas,
que una confunde el ayer con el mañana,
y el hoy con hace una hora.
Te recuerdo en mis recuerdos
y te veo en los cristales sin cortinas,
en el espejo del baño…
Tu sonrisa en los espejos,
en el estanque del parque,
en la tapa de metal de la encimera.
Y tantas cosas he dejado en la cuneta,
y otras tantas he guardado en la mochila de lo amado,
y no olvidado.
Tu sonrisa en los espejos…
Y esas ansias de tenerte;
de colarme por los poros de tu piel.
De buscar la luz de luna en tu mirada.
De columpiar mi cordura en tu sonrisa.
Y… estoy cansada,
de vivir largo tiempo encorsetada,
jugando a ser señora y no mujer.
De sentir que en el tablero de la vida,
la mia es una ficha de ajedrez.
Hoy no hay luna ni hay estrellas,
por no haber,
no hay ni luz en las farolas de mi calle;
esa que da a mi ventana.
¿Y eso importa?
Luz de luna en tu mirada…
La cordura se columpia en tu sonrisa…
Ven…vamos a romper con todo lo que se espera de ti;
lo que se espera de mi.
Sentados en el jardín bajo la lluvia de abril.
Las manos entrelazadas pringadas de caramelo.
Bailando bajo la luna descalza sobre tus pies,
I will always love you…
¡y yo siempre te amaré!

 

Ene 242017
 

Hoy llueve en mi ventana. Las gotas de lluvia resbalan por el cristal embadurnado de polvo y tierra, que el tiempo y mis ganas de escaparme del mundo que vive el vecino de enfrente, ha hecho que dejara adrede. Sin premeditación y en su momento, solo me frenaba la aburrida perspectiva de pasar el paño, por esa abertura a la realidad del mundo que me rodea. Y está lloviendo, con una lluvia cansina que cae sobre todo y sobre la gente que pasa, que no es mucha porque el día invita a no salir de la burbuja de cristal, que cada uno tiene en tal calle, en tal piso, o en tal soportal elegido al azar cuando no hay ni calle, ni piso de un@; cuando no hay burbuja de cristal.
Y la lluvia pega en el cristal haciéndose notar. Se desliza gota a gota por ese mapa desigual que el paso del tiempo ha dejado impreso, a falta de bayeta en ese boquete al mundo real. Y entre esas gotas veo, aun sin querer, la luz encendida en un cuarto del piso de enfrente. Un hombre de una cierta edad, se asoma a la calle por una ventana y parece que mira hacia mí, y no me gusta porque siento que ha ocupado mi espacio vital: que tontería– pienso –si a la tenue luz de mi viejo ordenador nada puede ver. Mi viejo ordenador y esta habitación pequeña, en donde tantas horas de mi vida he pasado. El caos que en ella hay lleva mi firma. Los libros arrumbados en un desordenado orden, al que solo yo puedo acceder, por eso de que: ”ahí no hay quien encuentre nada”, como me ha dicho algún que otro ser humano, pocos, dicho sea de paso, pues es mi refugio; el búnker acorazado que guarda los pensamientos y desvaríos de este cerebro cansado de tanto imaginar, suponer, analizar… de tanto pensar lo impensable; de tanto soñar… Un momento, porque estoy algo acatarrada y siento la necesidad de sonarme la nariz: – ¡que asco de mocos que me impiden respirar! – me digo en voz alta, mientras abro el primer cajón de esta mesa diminuta, que más que una mesa parece el cuadro de mandos de una nave espacial, con tanto cable enchufado a la regleta. Mi mano acierta a encontrar ese rollo de papel higiénico compañero de catarros y de alguna que otra lágrima furtiva. Y me sueno la nariz con un trozo de papel, que envió a esa papelera de plástico barato, que no es otra cosa que una bolsa del Supermercado: la tengo que cambiar– me digo, apretujando su interior – pero ya lo haré mañana… Dirijo la vista a la pantalla que brilla entre las sombras de esta tarde tediosa y mojada, y releo lo escrito una vez más y ahora me parece lo que he dejado aquí un rollo de los guapos, que a nadie puede interesar ¡ja! En mi cara ha dibujado la cordura una irónica sonrisa, y mi neurona me dice:
– No serás capaz… Mira que es un bodrio de los buenos…
Ya lo se compañera de camino, pero como tantas veces no te voy a escuchar, así que,  cierrate en banda si quieres, pero aquí se queda mi desvarío.
Hoy las gotas de lluvia resbalan por las ventanas. Por la suya, limpia y transparente… Por la mía, separada del mundo por ese mapa que el tiempo, a falta de bayeta, ha dejado en el cristal.
Hoy me amotiné contra mi neurona.
Hoy llueve en mi ventana…

Ene 202017
 

IMG_7424

Me alegro de verte; de verte en la casa, aunque solo sea recogiendo cosas. Me alegro de verte: – ¡ toma esto también!
Me alegro de verte, aunque vengas con prisas y te cueste mirarme a la cara. No te olvides a Eric Clapton y su Groaning The blues… Que no se te quede aquí porque se que es importante para ti, o al menos lo era cuando cada noche llegabas cansado y venias a mi…
Cuanto me alegro de verte, aunque se que te ha costado mucho regresar, aunque se que hubieras preferido no encontrarme. Casi se te olvida esto… toma: quedate el marco de plata de aquel viaje a Cancún. Yo me quedo con la foto, es divertida, los dos en la misma hamaca con un mojito en la mano y una sonrisa como la luna de agosto, en tus labios y en los mios.
Me alegro de verte. Ya ves… me alegro tanto de verte, que olvidé por un momento y si tú quieres para siempre, esas manos dormidas, esa mirada esquiva, ese colchón de dos cuerpos que solo acunaba a uno y ese mar de aniversarios desganados. Tanto y tanto mimo, tanto beso, tanto abrazo robado para otra.
Como me alegro de verte:- ¡toma esto y esto, y esto otro también. Mete en la maleta las zapatillas de” Homer” y aquel pijama de rayas que nunca llegaste a usar.
Yo me quedo con tu almohada y el olor de tu colonia aprisionada en el latex.
Yo me quedo … Me quedo con el aroma del Mac Baren de tu pipa.
Yo me quedo… Me quedo con los recuerdos, con los buenos y los malos, porque al cabo, son recuerdos de tus días y los mios.
Yo me quedo… con tus promesas, tus besos, los de verdad, tus bóxer con el “cómeme” pintado en el trasero…
Yo me quedo con tu sombra y algún hilo de tu voz flotando en la habitación.
Yo me quedo con tu amor; ese que solo puedo encontrar de noche en mi soledad.
Y me alegro de verte… es cierto ¡Cuanto me alegro de verte! Cuanto me alegro.

Jul 292016
 

DSC00527

         Cuatro gotas de barro de chocolate, diría una si hubiera vuelto a la infancia. Cuatro gotas mal contadas que han dejado las losetas de mi patio revestidas de lo que la imaginación quiera ver. Estoy oyendo una voz que tiene dueño, mi pequeño vecino, Álvaro se llama. Un crio despierto, inquieto y parlanchín, que contrasta con la forma de ser de su hermana, tan callada y tímida ella… Claro que es un a adolescente y ya se sabe, que no se comportan igual cuando están entre adultos y encima extraños,que cuando se mueven entre la alegre fauna de su generación. Es difícil ver lo que ocurre en el pedazo de calle que a la ventana de mi estudio le ha tocado en suerte, a causa de la rejilla de la mosquitera y la fina capa de agua, como de chocolate, que ha desdibujado los cristales.Una bandera española ondea  con modestia,tal vez por no molestar, casi al final de donde alcanza mi vista. Una vecina muy maruja y muy cotilla,ha salido a su balcón luciendo un modelo de bata al más puro estilo retro. Mira a un lado y luego al otro, brujuleando los patios de los vecinos colindantes, al más puro estilo Comando G ! Me encantan sus rulos tan vintage! Un coche acaba de pasar; bueno uno y otro y otro. En realidad no paran porque la playa está cerca y ya se sabe que los mortales en general se mueren por ella,cosa que una no comprende… la arena,la gente,el niño con la pelota,el que vende las chuches, el dichoso sol que me sienta como un tiro, y ese mar llenito de bañistas, patines, y niños llorando y riendo,según pinte el dia. Con lo que a una le gusta la montaña,los rios y los lagos,el frio,la lluvia,las tormentas y esa playita en invierno ¡Ay! esa playita en invierno,eso si que es canela fina. Si me tocara la lotería, a la que no juego nada más que por navidad, por no romper las tradiciones, me compro un faro, allá por la costa atlantica o el mar de los Sargazos, o en algún mar que tuviera mucho mal café,enfadado ¡Que gustazo!, con mi barquita para acercarme a tierra cuando tuviera que rellenar la neverita. Con mi cañita de pescar,que aunque no sabe pescar ya me las apañaría yo. Con mis libros, mis pinceles, mi música, mi ESPACIO VITAL, mi movíl,mi  ordenador…¿ Móvil? ¿ordenador? ¿y la luz? ¡Dios! ¡mejor me quedo donde estoy.

         ¡ Hay que ver! lo que han dado de si las cuatro gotas de barro de chocolate, que han pintado las losetas de mi pequeño patio y han vestido de chantilly los cristales de la ventana, que me asoma al mundo real aunque no quiera asomarme…

Y la lluvia jugando con la ilusión de ver llover.
Y la maruja rabiando por no saber.
Y está cayendo la noche, y yo sigo en mi ventana vestida de chantilly.
y en mis sueños hay un faró en un mar lleno de besos, de sonrisas y de llantos.
Píntame el cielo de añil y el mar de verde cinabrio,
y el triste gris del asfalto, del color del chocolate con pepitas de cacao.
En un bolsillo del delantal llevo un taper de cristal con un par de tus sonrisas,
sin aditivos,ni colorantes, sin malos rollos.
Sonrisas frescas,sinceras;
Sonrisas tuyas,amor…
Y hay que ver lo que han dado de si,
las cuatro gotas de barro de chocolate…
Sonrisas buenas…
sonrisas tuyas…
Amor.

 

Jun 202016
 

DSC05732 DSC05916

Dime que me amas. Dime que me adoras; que me bajaras la luna y la pondrás a mis pies, envuelta en un celofán del color de la amapola que crece en la veredita de los te quiero y de los besos de cartón piedra, pá que sonría, pá que me ría, pá que no tire mi corazón a la papelera.
Y dimelo despacio. Dimelo al oído. Deja que tus labios jueguen con los míos.
Y bájame la luna envuelta en un celofán, como un caramelo.
Y bájame las estrellas, pintadas de colorines, bañadas de azúcar glas.
Y bájame la luna…
Y dimelo despacio…
Y dimelo al oído…

Jun 202016
 

DSC03299

La encontré sentada en la escalera con los libros descansando en su regazo.La mirada perdida, en un punto de la entrada del portal. La cabeza apoyada en una mano y el corazón achuchando a la razón.
La encontré en una tarde de verano, en un banco del parque del desengaño. Con la mirada perdida en el recuerdo y el alma desvestida de inocencia.
La sonrisa de cartòn.
Los labios en almoneda y
el corazón secuestrado.
Y la encontré…
Y aún no había cumplido los dieciséis…

Jun 202016
 

avionaenarecortable 1099

Y que la noche te traiga paz.
Que los buenos sueños te lleven al país de siempre jamás.
Que tu luna sea llena.
Que la buena estrella compañera de tu vida, no se apague nunca.
Que la brisa de la noche te deje recuerdos bellos.
Y que la noche te traiga paz…
Que los buenos sueños…
Que tu luna…
Y tu buena estrella…

Jun 202016
 

 

DSC00942

Cuéntame que ha sido de tu vida, si eres feliz, si tienes con quien soñar, si tienes por qué luchar, si te ha llegado el amor…
Y yo te cuento algo de la mía, aunque no tenga mucho que contar…mi vida es siempre una triste rutina, conjugando día a día, solamente el verbo AMAR… Y es que te amé, te amo y te amaré más allá de las estrellas, escalando el Himalaya, o cruzando el Gran Cañón del Colorado, porque no se conjugar ” he de olvidar”…
Y cuéntame si eres feliz porque yo leo en tus ojos, que tampoco has aprendido a conjugar ” he de olvidar”…
Y cuéntame…
Y el verbo AMAR…
Con quien soñar…
Y las estrellas…
Y el Gran Cañón…
Olvidar…

May 132016
 

DSC00992

 

Que sorpresa…

Qué sorpresa verte hoy. Encontrarte a la salida del café. Tú entrabas y yo salía. Qué sorpresa…que bien te ha sentado el tiempo,que ha pasado de puntillas por tu piel. Te has cortado la melena y has pintado la mirada con un toque de añil del anochecer.
Sigues fiel a tu perfume de violetas y al rouge con sabor a fresa, que tan loco me volvía…
Qué sorpresa verte hoy y encontrarte a la salida del café, aunque yo fuera una sombra para ti…

Feb 132016
 

DSC04629
Con el recuerdo
y en el recuerdo de aquellas noche de primavera.
Noche de brisa buena.
Un perro ladra a la luna,
luna llena de mis ensueños;
gajo de limón,
que alegras mi corazón.
Un buho y una lechuza,
mariposean entre las ramas del limonar.
Una araña tejedora columpiandose en su tela.
Una oruga despistada,
en la charca de los patos,
sin patos ni lodazal.
Y el gato capon y vago,
ronroneando en la galería sin darse cuenta,
de un ratoncillo llamado “Amor”,
que anda jugando “a que no me pillas”,
por los pasillos largos y frios.
Por las estancias mudas de risas.
Por las alcobas huecas de amor…
Y estoy sentada a la puerta del “ama luna”,
pá que me arrulle con una nana;
la del olvido.
Pá que me cuente una de indios
¡Que tú me quires!
Pá que me seque la última lágrima de desamor.
Pá que me diga “pierdete un rato entre las estrellas”
y meta en la coctelera del “¡pierdete!”,
besos,abrazos;
guerra de almohadas.
Frente a la puerta del “ahi te quedas”…

Un ratoncillo llamado “Amor”,

que anda jugando…

Ene 112016
 

avionaenarecortable 1099

No pidas permiso,
entra en mi vida sin más.
No te cortes;
cruza el límite.
Deja el “està bien, o está mal” en la nevera,
envuelto en papel de ” Albal”,
por si te llega el momento del “mal de remordimiento”.
Entra en mi vida sin más.
Cuélate en mi cama,
usa mi jabòn,
la pasta de dientes;
mi albornoz.
Riega las macetas
!Café para dos!
Peli y palomitas.
Sabina y the Beatles.
Disco de vinilo,
Música de saxo…
Juegos de sofá.
Pizza y macarrones
y un perro de lanas rayando el parquet.
Y entra en mi vida sin más.
No me digas ¿puedo?
No pidas permiso.
! Entra por favor!
Y déja en la nevera,
“el mal de remordimiento”,
envuelto en papel…
Cuélate en mi cama…
Usa mi jabòn…
Disco de vinilo,
Sabina y The Beatles…
No pidas permiso…
Entra en mi vida…sin más…

Ene 112016
 

DSC00166

Y no se ganò Zamora en una hora.
Y no perdiò su sillòn aunque fue a Leòn.
Y no tirò su pañuelo al rio,
ni se bebió un whisky on the rock.
! Tequila, sal y limòn!
Dejame que te bese en los labios.
Déjame que te mire a los ojos.
Déjame que me envuelva en tu aroma
y me pierda en el mar de tu piel.
Ven niña, vente conmigo.
Ven nena, ven a soñar.
Te alcanzaré las estrellas si tú me dices
! Las quiero!
Y volaré hasta la luna,
cualquier noche en que estè llena.
Llenita de ” lacasitos”.
La dejaré en tu cancela cuando el gato esté dormido en su rincòn
y la calle,
cansada y muerta de sueño,
decida irse a dormir.
Y no se ganò Zamora en una hora…
Ni un par de tragos de ron.
! Camarero, por favor!
Un whisky sin on the rock!
Un whisky con ” lacasitos”.
Necesito.
Esta noche necesito
!Ver el mundo de color!
Y volaré hasta la luna,
llenita de ” lacasitos”…
Te alcanzaré las estrellas…
Ven nena,
ven a soñar…
Y déjame que te bese en los labios…

Y déjame que me pierda en tu aroma…
Y déjame…
Déjame soñar que te tengo,
en un mar de ” lacasitos”,
En un cielo de algodòn de caramelo.
Y déjame soñar…

Ene 112016
 

DSC00358

Bailando con la salsa de tomate.
A cucharadas,
las burbujas y el chop, chop…
Mi vida se desgrana en la cocina,
Por el pasillo y en el ordenador.
mi vida se evapora con los días,
Bailando con la rutina del día,
de penas
y sin glorias prometidas.
De sueños y
sin metas alcanzadas,
por culpa de”mañana u otro día”.
Por no tener valor.
Por falta de tesòn.
Las macetas de ” siempre”
y de ” jamás”,
no han llegado a brotar.
Tal vez fue tu desidia,
o fue la mía,
regadas con la esencia del olvido,
de lo que fuimos una vez tú y yo.
Soñando a ser una mota de polvo,
dorada por el sol,
me cuelo por un hueco de la puerta entreabierta,
del balcòn
Y me pierdo en tu pelo y
me columpio amor,
en tus labios dormidos.
Ya ves que poco necesito para sentirte,
Amor.
Una mota de polvo solamente,
dorada por el sol.
Y bailando con la salsa de tomate…
Por el pasillo
y en el ordenador…
Las macetas de ” siempre”
y de ” jamás”…
Y una mota de polvo,
dorada por el sol…