Sep 182011
 

 

La rebelión de las féminas

 

– Fernando II el católico -1452-1516 – era un gran consumidor de criadillas de toro,pues creía que la ingesta de testículos bovinos fortalecía su virilidad…. Y digo yo…¿que cosas no?

 

– Napoleón era de los que creía que el agua es para las ranas.Aparte de su empeño en patear los caniches de su esposa Josefina,le mandaba cartas subidas de tono pidiéndole que no se bañara para así poder gozarla”conservada en su jugo”. Parece ser que su fobia al baño se la inculcó a los soldados de su ejército, cuyo hedor podía detectarse, al parecer, desde muchas leguas de distancia…    Sin comentarios…

 

– La sociedad medieval española era terriblemente machista,aunque habí­an excepciones, como revela la lectura del “fuero de Cuenca”,que hace 1184 años castigaba,eso si con multas irrisorias,a los varones que cometiesen los siguientes delitos de género: “del que forzase o robare mujer ajena,de la mujer forzada o rascada,del que denostare a mujer ajena,del que tomare a la mujer por los cabello,del que forzare a la mujer de orden;del que cortare las tetas a la mujer,del que cortare las faldas a la mujer y del que matare a la mujer”…   Pues… solo le ha faltado dejarla “mirando a Cuenca” ¡Digo!

 

– Para hablar en el hogar,las mujeres medievales debían seguir las reglas seguidas por las “taciturnitas“,una actitud virtuosa que impone conversar poco.Según esta, las amas de casa solo hablarán en caso de necesidad y se dirigirán humildemente al conyuge o a los padres. Además, esperarán reverentes a que se les interrogue.Los hombres también negaron a la mujer la palabra escrita.Felipe de Novara afirma en su obra”Les cuatre âges” que la mujer no debe aspirar ni a leer ni a escribir,sino a convertirse en monja,porque muchos son los males que han derivado del leer y el escribir de las mujeres…           ¡¡¡¡JA,JA,JA!!!! Estos no conocían no conocían ni “el facebuke” ni “el internete”, ni a los blogeros del mundo mundial ¡Ay si levantaran la cabeza ¡JA,JA,JA!

¡Ale ! y no sigo ya porque es que acabaré colgándome del primer bonsai que me encuentre.

Abrazos comedidos y besos recatados.

 

El sexo y el amor en la historia    ” Muy interesante”
Sep 182011
 

Afortunadamente la mujer de hoy le ha quitado el testigo a lasmeretrices, por muy de lato estandin que sean...

 

Los hombres griegos preferían que su esposa fuese inculta o ignorante.Las únicas mujeres instruidas en los problemas del mundo y que podían mantener una conversación que versara más allá de los chismorreos,y comentarios domésticos, eran las prostitutas de lujo.”las heteras”.El aislamiento y la ignorancia en que vivian sumidas las damas de posición alta en la Grecia clásica queda recogida en un pasaje de Plutarco donde uno de los enemigos del rey Hieron I,tirano de Siracusa -466 a. de Cristo-se burla de su mal aliento.El monarca desconocedor de su problema de halitosis,acudió inmediatamente a los aposentos de su mujer para reprocharle que nunca le hubiese advertido de lo mal que olía su aliento.La reina completamente perpleja le respondió:Pensé que todos los hombres olían así.

 

El sexo en la historia-Muy Interesante.

Ago 232011
 

 

 

 Gran parte de la literatura del Reino Antiguo hace referencia a la mitología y a los rituales ideados para el rey y los dioses. Sin embargo, el código de conducta y valores éticos y morales vigente en aquel período constituyen una importante fuente que nos brinda una nueva percepción:”Textos sapienciales”. Desde este periodo los egipcios ya reconocían que las acciones de los hombres en la tierra, influirían en el camino para alcanzar la inmortalidad. Las instrucciones proporcionaban una serie de normas de conducta para las relaciones personales. Se trataba de un código de enseñanza que establecía las pautas de comportamiento aceptables, y se utilizaron como modelo para las copias de los escolares durante generaciones.
Normalmente estas obras consisten en una exhortación de un hombre sabio (el rey o un visir) a su hijo o discípulo, aconsejándole sobre como progresar en la vida. La mayoría de los textos fueron compuestos en los Reinos Antiguo y Medio. No obstante, en el Reino Nuevo, el uso de los Textos sapienciales se extendió a la formación de muchachos de clase media, siendo sus ejercicios escolares lo que se ha conservado hasta nuestros días.
Los textos egipcios suelen ser anónimos, pero estas lnstrucciones se atribuyen a autores concretos aunque esto no sea mas que una estratagema para conferirles autoridad, y no para destacar la verdadera identidad del escritor. La instrucción más antigua que existe se atribuye al príncipe Hordyedef, un conocido sabio del Reino Antiguo, pero la Instrucción de Ptahhote es la más famosa.Visir del rey lzezi de la Dinastía V, se le atribuyó la autoría.
Los consejos prácticos que ofrecen estos textos abarcan temas como el de la correcta conducta hacia los superiores, iguales e inferiores, y la necesidad de ser cautos en el hablar y prudentes en la amistad. Se esperaba de los discípulos, que se comportasen con corrección en las casas que visitaban en calidad de invitados, y que mostrasen verdaderas cualidades de liderazgo, tratando con cortesía a las personas de rango inferior, que acudieran en busca de ayuda cuando ellos se convirtieran en funcionarios. Se aconsejaba a los muchachos que se casasen jóvenes, que respetasen a sus esposas, y que se guardasen de las amistades impropias con mujeres de otros hogares. Se les enseñaba cómo educar a sus hijos: Si se os tiene en estima y habéis formado un hogar y tenéis un hijo que place a dios, si actúa con corrección y sigue vuestro ejemplo y escucha vuestras instrucciones y sus iniciativas son buenas para vuestro hogar, buscad para él todo lo que sea bueno. (instrucción de Ptahhotep)51

Advertencias contra la avaricia y pautas de conducta en las comidas:

Si has sido invitado a la mesa de alguien más importante que tú, toma lo que te dé cuando te lo ponga delante. no mires lo que él tiene delante sino lo que está delante de ti … inclina tu rostro hasta que te salude, habla sólo cuando te haya saludado. Ríe cuando él se ría. Esto complacerá a su corazón y lo que hagas será aceptable … (Instrucción de Ptahhotel)52

El sentimiento más destructivo y malvado es la codicia:Si deseas que tu conducta sea buena, apártate de todo mal,y guardarte de la codicia que es una enfermedad incurable. Con ella es imposible la intimidad: hace resentido al buen amigo, aparta al empleado fiel de su señor, envilece al padre y a la madre y también a los hermanos, y separa a la esposa del marido… (instrucción de Ptahhotep)53

Los textos también recomiendan como evitar la codicia:

No seas codicioso en lo relativo al reparto, y no seas exigente con lo que te es debido. No seas codicioso con tu familia… ( Instrucción de Ptahhotep)54 Existe una Instrucción bastante diferente de las demás, y que se conoce con el nombre de “”Sátira sobre los Oficios””, la “”Instrucción de Duauf”” o la “”Instrucción de Jety””. Escrito probablemente en algún momento entre los Reinos Antiguo y Medio, el texto se atribuye a un hombre humilde llamado Duauf, hijo de Jety. Duauf da buenos consejos a su hijo, Fiope, que tiene la fortuna de recibir educación en la “”Escuela de los Libros””, junto con los hijos de los magistrados.Duauf está interesado en que su hijo se aplique en la escuela y se convierta en escriba (un hombre instruido) para que no tenga que sufrir las penurias que acompañan a los distintos oficios. El texto describe como Duauf mientras acompaña a su hijo a la escuela, va enumerando las muchas dificultades que entrañan los diversos oficios y las compara con el estatus y las excelentes condiciones de la profesión de escriba. Para triunfar como escriba, el alumno tiene que ser muy aplicado Y trabajador, y el texto elogia la escuela y la educación en general. Por esta razón, fue uno de los modelos favoritos que generaciones posteriores de estudiantes copiaron y aprendieron. Los “” Textos sapienciales””se remontan, por lo menos a 2400 a.C.

Rosalie david. Religión y Magia en el Antiguo Egipto. Editorial Crítica

Ago 192011
 


 

 Las mujeres egipcias gozaron de más derechos y libertades que, por ejemplo, las griegas que estaban sometidas totalmente a sus maridos. En Egipto una mujer no solo podía dedicarse a actividades como la medicina, la escribanía, el pilotaje de barcos o la dirección de obras, sino que podía llegar a ser faraón o sumo sacerdote. Recibían el mismo salario que los varones por su trabajo y por tanto también la misma pena cuando cometían un delito. Solían casarse entre los doce y los catorce años, y establecían contratos para preservar su patrimonio en caso de divorcio. ¡Pero que adelantadas eran estas chicas! Si levantaran la cabeza y vieran lo que está asando hoy por hoy en su país.

 

 

Las pócimas para atraer a la persona amada eran comunes en Egipto. Uno de los papiros con formulas para filtros amorosos aconseja: «Coge un rizo de cabello de la cabeza de un hombre que haya muerto de manera violenta, siete granos de cebada plantada en la tumba de un hombre y un buen puñado de pepitas de manzana. Muelelo bien hasta que quede reducido casi a polvo. Añade la sangre de un gusano, la de un perro negro, unas gotas de sangre de tu dedo anular y de la palma de tu mano izquierda, unas gotas de tu propio semen y mézclalo todo muy bien. Vierte la mezcla en una copa y disuélvela en tres medidas del vino obtenido en la primera pisada de la uva.

Los funcionarios que trabajaban para el faraón Debian saber adaptarse e a las reglas establecidas para obtener más poder ,y enriquecerse sin despertar sospechas. Uno de los consejos básicos hacia referencia a como debía comportarse un buen funcionario:””solo inspira respeto el hombre reservado,y un hombre con carácter que al mismo tiempo sea rico, se hace un lugar en la administración como un cocodrilo en el sol.””Un faraón aconsejó a su hijo que enriqueciera a sus funcionarios para que no tuvieran que dejarse sobornar. Consejos pàra funcionarios.

Mundo revistas S.L. H.V. Historia y vida

Ago 102011
 

                     La foto me la envió mi amigo Jose Manuel

Que construyas mi tumba…

Que te cases de nuevo…
Que seas bueno con tus hijos…
Que cada año, cuando se cumpla el aniversario de mi muerte,te acerques a verme…
Son los cuatros deseos que Muntaz Mahal pidió a Shah Jaha,el hombre de su vida y padre de sus catorce hijos,antes de morir.
Con
la fusión de la arquitectura hindú y la persa-musulmana se da vida en
mármol blanco a una de las siete maravillas del mundo  Una de las más
bellas obras que el hombre ha podido hacer por doble partida porque
además de la belleza arquitectónica,encierra el amor más allá de la
muerte entre un hombre y una mujer.
Cada
pedazo de mármol, cada planta, cada piedra preciosa;cada gota de agua
que corre por los canales de los jardines, hablan del emperador musulmán
de la dinastía Mogol y Muntaz Mahal.

La construcción

El edificio empezó a construirse hacia
1632, según los planos de un consejo de arquitectos procedentes de India, Persia
y Asia central, aunque parece que el auténtico inspirador fue el propio
emperador. Trabajaron en su realización más de 20.000 obreros; las obras del
mausoleo concluyeron en 1643 y ¡as de las dependencias adjuntas en 1649. En
total, el proyecto ocupó veintidós años y costó cuarenta millones de rupias. Se
conocen los nombres de algunos de los maestros que participaron en la empresa:
el turco Ismail Afandi, que diseñó las cúpulas; Qazim Khan, de
Lahore
; Chíranji Lal, de Delhi, que se encargó de los mosaicos; el
cantero Amir Ah, de Beluchistán; Amanta Khan, de Shiraz (Persia), insigne
calígrafo. El maestro de obras fue el turco Listad Isa; la leyenda cuenta que,
cuando el edificio estuvo acabado, Jehan ordenó cortar su mano para impedir que
pudiese repetir una’ obra semejante. En los escritos de un misionero portugués
de la época parece aludirse a la posible intervención de un artista italiano,
Jerónimo Veroneo. Aunque efectivamente vivió en Agra durante esos años, nada
parece apoyar de forma seria esta hipótesis.

Fuente:Gran Enciclopedia Universal Espasa Calpe

Ago 082011
 

24 de octubre de 1868-Saint Mandé- 8 de septiembre de 1966-Digne-les-bains.
Fue una mujer polifacetica en extremo. Exploradora, anarquista,orientalista,espiritualista, budista,periodista,antropóloga y hasta cantante de ópera, pero su nombre suena en el mundo por su visita a Lhasa -Tibet-en 1924 cuando a ningún extranjero se le permitía la entrada.
Pasó largo tiempo entre los monjes budistas de los que aprendió y adquirió un conocimiento profundo de todo lo espiritual y de prácticas ancestrales y que a fuerza de una disciplina férrea de la mente, solo ellos podían lograr, pero esta mujer, a la que los retos le daban la vida, hizo caso omiso de las advertencias y  se empeñó en realizar una práctica budista sobre la creación de un “tulpa”:crear un fantasma a través de nuestra mente. Le dijeron que una creación de ese tipo podría volverse incontrolable, pero ella insistió en seguir a delante.
Según los lamas, el universo en el que vivimos es una proyección creada por nosotros mismos, es decir:no hay fenómeno que exista si previamente no lo ha concebido el espíritu humano.Según dicen ellos los “tulpas”son entidades visibles y tangibles,forjadas por sus mentes para utilizarlos como servidores, algo muy peligroso para llevar entremanos si no se dominaba la mente más allá del cien por cien.
Así que se puso por montera todas las advertencias y se concentro en soledad, hasta tal punto que el monje bajo y rechoncho de cara amable,que había forjado en su mente se materializó.
El “tulpa” obedecía maquinalmente todo lo que ella le ordenaba, pero comenzó a tener voluntad propia y se materializaba con naturalidad entre los demás monjes,desobedeciendo sus órdenes una tras otra. Alexandra comenzó a sentir miedo del ser que había creado y decidió desvanecerlo, para lo que tardó seis meses de durisima concentración; así lo explica en su libro”Magia y misterio en el Tibet”:
“No hay nada extraño  en el hecho de que pueda haber creado mi propia alucinación. Lo interesante es que en estos caso de materialización otras personas puedan ver las formas de pensamientos creadas. Cuantos más pensamientos,emociones y creencias se junten, con mayor realidad se mostrará esta materialización”.
 Tras su regreso a París escribió mucho sobre estos temas que había experimentado en primera persona.
Fue nombrada “Caballero de La Legión de Honor”, y galardonada por La Sociedad Geográfica de París con la Medalla de Oro.
Alexandra hizo innumerables viajes a los sitios más extremos del mundo. Y a sus cien años realizó uno al Himalaya simplemente porque quería conocerlo. Esta mujer aventurera y ávida de descubrimientos ,ha dejado  constancia de todos menos de uno;  el viaje más alucinante de la vida:  el que lleva “al Más Allá”.
Alexandra David-Neél es una mujer que admiro por ese espíritu inquieto que le hacía querer ir más lejos que cualquiera de nosotros sin temer a las adversidades y dominando al miedo cuando le venía de frente.

May 032011
 

Marco Polo nació en Venecia hacia 1254 y murió allí en 1324, después de una vida llena de aventuras extraordinarias. Su familia comerciaba con Oriente desde hacía mucho tiempo, y sus parientes habían viajado a Asia a través de Constantinopla. Partieron en 1260 y llegaron a la residencia de verano del Gran Khan, donde conocieron al propio Kublai Khan. El nombre del lugar era Shang-tu, el Xanadú de Coleridge. Kublai envió al padre de Marco, Niccolo, de vuelta a Europa como embajador, llevando cartas que pedían al papa que le cediera a Kublai cien hombres inteligentes «versados en las Siete Artes (liberales). Niccolo llegó a Venecia en 1269 y entonces Vio a su hijo por primera vez.Marco tenía unos quince años.
El papa Clemente IV había muerto hacía poco y Niccolo esperó a que se escogiera uno nuevo para cumplir la orden de Kuhblai. Después de dos años seguía sin escogerse un sucesor. Cansados de esperar,los Polo, esta vez padre e hijo, partieron de nuevo. En Palestina, el legado papal les dio cartas para el Gran Khan, cartas que resultaron ser exactamente lo que esperaban,pues poco después ese legado fue escogido papa como Gregorio X,aunque no se pudo satisfacer la petición del Khan de cien hombres educados. Los Polo dejaron Acre a finales del año 1271 acompañados sólo por dos frailes que, poco acostumbrados a los rigores de los viajes por Asia, pronto dieron media vuelta.lmpertérritos, los Polo siguieron adelante.
Muchos años más tarde cuando marco volvió a Venecia,escribió un libro sobre su viaje:” Il Milione”. En su tiempo fue un bestseller y todavía hoy,” Los viajes de Marco polo” es uno de los mejores libros de viajes, a pesar de que muchos de los contemporáneos de Marco evidentemente consideraron se había inventado todo lo que salía en el libro.Gracias a los esfuerzos de estudioso actuales sabemos
desde hace relativamente poco que el libro contiene un núcleo de información histórica y geográfica indiscutiblemente verídica.
A los Polo les llevó tres años viajar de Acre a la capital mongola de Shang-tu. Probablemente les retrasaron las enfermedades ( puede que uno o ambos contrajeran malaria),pero también eran turistas incorregibles que disfrutaban dando largos rodeos para visitar cosas de las que habían oído hablar. kubilai Khan se alegró de volver a ver al padre de Marco ,y de recibir el frasco de aceite sagrado que habían traído todo el camino desde Jerusalén, junto con las cartas papales.Evi- dentemente, el Khan quedó encantado con el joven Polo,que deleitaba al gran hombre con fascinantes historias de gentes extrañas que habitaban lejanas tierras.
Marco y su padre permanecieron en la corte del Gran Khan durante al menos quince años, durante los cuales hicieron un pequeña fortuna comerciando y vivieron muchas y gloriosas aventuras,sobre las cuales Marco dijo en su lecho de muerte que no había podido incluir ni la mitad el libro. Hacia 1290 empezaron a mostrarse impacientes por regresara Venecia y le contaron a kublai lo que deseaban.Al principio no quería dejar marchar a Marco.Durante más de un año, los Polo aguardaron una oportunidad para convertir su viaje de regreso a casa en algo ventajoso para el emperador.Según la datación tradicional, esa oportunidad surgió en 1292.
Una princesa mongola iba a ser enviada por mar a Persia para convertirse en la esposa de Arghun Khan, el dirigente mongol de aquel país. Unos seiscientos cortesanos acompañarían a la princesa, pero los Polo convencieron a Kublai de que debían acompañarla, pues ellos habían viajado previamente por la ruta por la que ella pasaría. De hecho, puesto que la princesa pensaba viajar por mar alrededor del subcontinente indio, y los Polo habían viajado por tierra de Persia a China, no tenían más experiencia en aquella ruta que ella.
Marco no se recrea en su libro en su despedida del Gran Khan, pero debió de ser conmovedora. El emperador, que entonces ya se acercaba a los ochenta años, debía saber que ya no volvería a ver a su joven amigo, y Marco debía intuir que jamás regresaría, pues cualquier cambio de régimen que se produjera tras la muerte de Kublai podía tornar aquella corte y aquellos países hostiles para los forasteros. Marco tenía ya cerca de cuarenta años, una edad bastante avanzada en aquellos tiempos, y quería pasar sus últimos años en su Venecia natal.
El viaje de China a Persia llevó más de un año. Cuando la flota de la princesa llegó a su destino, descubrió que su prometido había muerto hacía mucho. El hijo de Arghun, Mahmud Ghazan, era ahora el dirigente de Persia y fue él quien se casó con la princesa. Los Polo se unieron a la celebración de las nupcias y luego partieron para Europa cargados de regalos.
En Trapisonda, en la costa sur del mar Negro, abandonaron la esfera de influencia de los mongoles y entraron en la civilización euroasiática en la que habían nacido. Fueron recibidos de forma truculenta por unos ladrones que les robaron la mayor parte de su fortuna pero les perdonaron la vida.
El suceso fue más que meramente irónico. Desde tiempos inmemoriales se había considerado imposible para los europeos viajar por tierra al Lejano Oriente. En una especie de edad dorada, los sucesivos grandes khanes garantizaron un pasaje seguro desde alrededor el año 1200 hasta alrededor del 1400. Su poder no llegaba más allá de Trapisonda, pero al este de Trapisonda los caminos eran seguros.
Incluso en Oriente esta seguridad fue sólo temporal. Tamerlán perdió el control de la China histórica en 1368, cuando un régimen nativo chino,los Ming,recuperaron el país.Conforme el poder Mongol se venía abajo,los Ming crecían en poder e influencia. Al principio de la dinastía Ming, la energía de China estaba orientada hacia el exterior. Las expediciones lideradas por el gran maestro eunuco Zeng He (l371-1435) exploraron el océano Índico.Hacia el año 1431,una flota china sesenta y dos barcos con casi treinta mil hombres llegó a la costa oriental de África.todo indicaba que en menos de medio siglo los chinos hubieran descubierto Europa.
Entonces, en un repentino cambio de política, los emperadores Ming, por motivos que todavía no se comprenden bien,detuvieron todas las expediciones e impulsaron una política conservadora y de cerrazón, La ciencia entró en decadencia, el comercio se estancó y los descubrimientos marítimos fueron olvidados. China se cerró dentro de sí misma durante casi quinientos años.Pronto se convirtió en una nación explotada en lugar de en una nación expansionista.
Con la muerte de Tamerlán en 1405 y la retirada de las flotas expedicionarias chinas una generación después, cayó de nuevo un telón entre Europa y Asia. Los viajes prácticamente se detuvieron v Kublai Khan pervivió sólo como una leyenda romántica en la que creían un puñado de venecianos.La familia Polo sabía que era posible llegar al Lejano Oriente,la fuente de las mayores riquezas del mundo,tanto por tierra como por mar,pues habían seguido ambas rutas.Pero conforme pasó el tiempo y las leyendas familiares se fueron confundiendo y distorsionando,los peligros del viaje llevaron a otros europeos a inventarse obstáculos donde en realidad no había ninguno. A mediados del siglo XV era de “”conocimiento general””que no existía ninguna ruta a través de la que los europeos pudieran llegar a Oriente.Incluso los viajeros más curtidos temían a los monstruos,criaturas diabólica y otros poderes infernales que se suponía que cerraban el paso.Pero al mismo tiempo, discretamente, iban reuniendose una serie de fuerzas económicas que harían que descubrir tal ruta fuera cada vez más necesario.

Charles Van Doren “Breve Historia del Saber Ed. Planeta

Feb 242011
 

En el interior hacia frío. Un frío seco que se metía en el cuerpo a pesar de los pulgueros, y no paraba hasta apalancarse en los huesos. Se volvió hacia el hogar que permanecía mudo, helado;sin conversación. Ni una chispa, ni una brasa que le alegrara el día, solo las cenizas de la leña quemada el día anterior. Pego la cara en el cristal de la ventana de madera recia y vio que hacia bueno para calentar sus huesos al sol. No lo pensó dos veces así que calándose la boina hasta las cejas y comprobando una vez, más que el fajín rodeaba el diámetro de su cintura, abrió uno de los postigos de la enorme puerta por donde hasta no hacia mucho pasaba la caballería, tras un largo día de labranza, para pernoctar hasta la mañana siguiente. Y así uno y otro día. Durante años solo le bastó la fuerza que le daba la sangre que corría por sus venas. Una sangre joven,que trotaba como un potro salvaje cuando veía a una moza de carnes prietas y ojos grandes y oscuros como los de Margarita ¡Que mirada tenia Margarita! tan expresiva, tan dulce, tan…Un abejorro se coló delante de sus narices y tras un par de vueltas en derredor de la estancia, volvió a salir por donde entro:”Eso ya lo sabia yo amigo. No busques aquí el calor de hogar porque no lo encontrarás”- Pensó arrastrando una silla de anea al exterior en donde lucia un sol radiante. Se sentó apalancando la silla contra la pared a sabiendas de que ya no tenía edad ni reflejos para permanecer así,pero no le importó porque total si se pegaba una hostia nadie se iba a enterar.Un enjambre de insectos revoloteaban entrando y saliendo del macizo de geranios rojos como los labios de una mozuela,que una vez plantó frente al portón.De eso hacia ya mucho tiempo;no sabia con exactitud. Se sacó la boina y girándola un par de veces la volvió a colocar en su cabeza. Una cabeza grande con un bulto del tamaño de un huevo de codorniz, al que le tenia apego por haber estado siempre a su lado. No como los demás que se habían ido marchando… los mas jóvenes buscando nuevos horizontes, y el resto porque podía más la resinación y una vida sin sobresaltos, que el deseo de comenzar otra a la que nunca se acostumbrarían, se fueron también, aunque solo llegaron hasta el otro lado del encinar pasada la fuente vieja. Esa que contaban la gente mayor del pueblo,que hicieron los moros en tiempos de don Rodrigo:”¡y la hicieron bien rediez! -pensó fijando la vista en el castillo que dominaba la hoya desde la colina-porque hasta ese día el agua no había dejado de brotar del caño.Pasada la fuente vieja-repitió en voz alta a un sabiendo que nadie contestaría, aplastando una mosca entre las manos de azadón con las que Dios le había dotado. Manos grandes de dedos gruesos como los chorizos que se hacían en la matanza allá por San Martín. Manos rudas que podían regalar las caricias más suaves en un pajar o bajo las sábanas de hilo de la cama de una moza, o de una mujer casada:¡Que tiempos pensó – Y en su cara se dibujó una pícara sonrisa, y la mirada se le iluminó por un instante con ese brillo que da el recuerdo de esas refriegas de amores consentidos por ellas, y sin consentimiento de sus dueños.¡Que tiempos! -dijo en voz alta irguiendose en la silla con un cierto aire seductor, ese que nunca se marchó, como el huevo de codorniz alojado en su cabeza. Y dando un suspiro se incorporó de la silla.Un graznido le hizo levantar la vista al cielo limpio de nubes en donde un buitre leonado daba vueltas en círculos sobre la hoya. Vio al bello animal de cabeza pelada y gorguera blanca,girar en círculos cada vez más cerrados hasta caer en picado en lo más profundo de la arboleda.Otro graznido se escuchó por toda la hoya fría soleada y algo escasa de almas, porque para almas solo la suya, aunque tal vez esos pájaros también la tuvieran…Se acordó de don Cipriano el cura del pueblo,porque en ese pueblo una vez hubo cura, gente, animales…huertas…Y se acordó de los larguisimos sermones que a voz en grito largaba desde el púlpito, señalando con aquel dedo regordete al que había cometido el pecado de la carne cuando hablaba de lujuria, o al que había trapicheado en algún negocio cuando hablaba de avaricia, y así iba señalando a unos y a otros según le tocara hasta que llegaba a la gula, que entonces con esa verborrea tan de cura se lo saltaba por no volver el índice hacia él ¡no sabia nada don Cipriano! Unos cuantos graznidos más hizo que su mente dejara el recuerdo de ese latir de vida que antaño hubo en el pueblo, en ese pueblo que le vio nacer a él y a sus padre y a sus abuelos…
Cruzó la plaza de la iglesia ahora en ruinas, y se dirigió a las afueras. Caminaba entre los fantasmas de sus recuerdos: “Aquí vivía Juan el de la garrota” -pensó soltando una risotada que le nacia de lo mas profundo del corazón- ¡ja, ja, ja! siempre con la garrota para que no dejaramos sin huevos a las ponedoras de tu corral, pero nunca nos agarraste…Ya ves…ahora donde te encuentras no te hace falta…¿o también habrán ponedoras por esos lares?
Se alejaba del pueblo nombrando a cada habitante de las casas asoladas por los fantasmas del tiempo y la soledad,cuando creyó oír algo más que un graznido de buitre ¡Margarita! Es Margarita! Aguzó el oído endurecido por los años, como una castaña pilonga y volvió a oír, esta vez con más nitidez, el mugido angelical de una vaca. Corrio al trote porque el paso del galope hacia mucho que lo olvidó, por aquel camino que llevaba a las afueras del pueblo, teniendo como oriente el mugido celestial que provenía del encinar.Llegó exhausto, sin frió y con la boina metida en el fajín porque las gotas de sudor le resbalaban por la cabeza y no era cuestión de que se mojara, si lo hacia de seguro que agarraria un resfriado de Padre y muy Señor mio.Y allí estaba!:
– ¡Ay Margarita!”- dijo con unas lágrimas en los ojos del tamaño de una uva moscatel.- ¡Ay Margarita! cuanto te he echado de menos.
El animal ajeno a la alegría del hombre, tras soltar un mugido, siguió bebiendo el agua de la fuente. Un agua fresca, y cantarina que brotaba del caño ignorante del abandono del pueblo y de la felicidad del anciano. Ajena a todo, y a todas las almas que reposaban en el Campo Santo , situado a unos pocos metros de donde ella se encontraba desde los tiempos de don Pelayo.
-¡Ay Margarita que solo quedamos tu y yo.
Y desandando el camino al paso, porque esta vez no era necesario acelerar más, le fue contando todas las visicitudes del pueblo a Margarita que lo miraba sin comprender, desde esos ojos grandes y aterciopelados que no habían perdido ni un ápice de su ternura desde aquel día en que desapareció de su vida.
-¡Ay Margarita! -le dijo a sabiendas de que Margarita, su Margarita, murió de vieja hacia mucho ya.
En el interior hacia frio, un frio seco que se metía en el cuerpo a pesar de los pulgueros…pero eso ya no importaba, pensó abriendo de par en par la enorme puerta para dejar pasar a Margarita.

Feb 182011
 

Intenta imaginar el mundo en el que Colón nació en 1451. Supón que fueras europeo de cualquier país ¿Cómo verías el mundo? En primer lugar, no te parecería redondo. La idea matemática de un mundo redondo se remonta a la antigua Grecia, pero para la mayoría de la gente se trataba sólo de una abstracción. (Los marineros,que podían ver cómo un barco desaparecía tras el horizonte sabían al menos que el mundo no era plano.) Que la tierra es esférica no es una abstracción para nosotros.Estamos bastante seguros de que si decidiéramos viajar alrededor del mundo, en cualquier dirección (este, oeste, norte o sur), acabaríamos tarde o temprano regresando al lugar desde donde partimos”. si seguimos las rutas de viaje establecidas,la empresa no debería llevarnos , mucho tiempo, tres o cuatro días como máximo. Lo que es más, sabemos que dentro de los límites marcados por la estabilidad o el desorden político, estaremos en todas partes igual de seguros que en nuestro hogar.Justificar a ambos lados Es decir estamos seguros de que no hay monstruos ni barreras mitológicas de ningún otro tipo que nos impidan circunnavegar el orbe. En 1450, el mundo no te habría parecido redondo porque tu mente, a menos que fueras un genio como Colón, no podría concebirlo como una esfera, es decir, no podría concebirlo como lo concebimos actualmente. Colón cambió la imagen mental que todo ser humano tenía del mundo. Nadie más ha conseguido , algo similar. Esos exploradores y descubridores fueron todos ellos hombres “excepcionales. El príncipe Enrique el Navegante, Bartolomeu Días, Vasco da Gama, Fernando Magallanes y muchos otros. Todos . ellos se arriesgaron hasta un punto que hoy nos produciría vértigo. La mayoría de ellos no regresó a casa para disfrutar los frutos de sus grandes descubrimientos. De los doscientos setenta hombres que acompañaron a Magallanes en sus cinco barcos cuando abandonó España en 1519, sólo dieciocho regresaron dos años después. Unos cuantos desertaron durante el viaje, pero la mayoría murió de hambre o cayó pasto de enfermedades o víctima de heridas. Las posibilidades de sobrevivir a uno de esos primeros viajes, que eran empresas de un atrevimiento y una ambición asombrosas, eran mucho menores que los peligros a los que se enfrentó Neil Armstrong cuando fue a la Luna en 1969. Y, sin embargo, en los puertos de España y Portugal en los primeros años del siglo XVI, y más tarde también en los puertos ingleses, franceses y holandeses, nunca faltaban marineros para tripular ni capitanes para mandar los barcos que constantemente partían hacia lugares remotos y desconocidos. No eran hombres impulsivos. Igual que Neil Armstrong y los demás astronautas, estaban convencidos de que contaban con la mejor tecnología disponible en el mundo. En otras palabras, creían que tenían las máximas posibilidades de triunfo. Y partían en busca de lo desconocido, a menudo casándose y teniendo un hijo antes de partir de modo que su nombre sobreviviera si su cuerpo no lo hacía, y casi nunca dejaban de escribir su testamento antes de zarpar. Iban a aquellos Viajes a pesar de sus miedos, pues nada hubiera podido impedirles ir. ¿Por qué lo hacían? Para muchos la promesa de enormes riquezas reales o imaginarias era suficiente para hacerles salir de sus casas, y mandarlos al mar abordo de aquellos barcos.A los que fueron después de que se realizaran los primeros grandes descubrimientos geograficos les debió atraer, sobre todo la búsqueda de riquezas. Pero no creo que ese fuera el caso de los grandes descubridores y ciertamente ese no fue el caso de Colón.Por brillante que fuera, por loco que estuviera, Cristobal Colón fue uno de los hombres más notables que han existido. Nunca escondió su voluntad de enrriquecerse pero no era dinero lo que buscaba, no era por eso por lo que estaba dispuesto a jugarse la vida.Lo que quería era buscarse la fama eterna, pues sabía, quizá mejor que nadie de su época que el descubrimiento de un nuevo mundo se la proporcionaría. El arrollador deseo de honor y de gloria,fue calificado por el poeta John Milton como”esa última debilidad de las mentes nobles”. Es una frase que se malinterpreta a menudo. Milton quería decir que de todos los motivos que mueven a los hombres solo hay uno que sea mayor que el deseo de fama y honor:el deseo de la salvación, de la gloria eterna cristiana.El deseo de la fama es de una pureza tan alta que solo lo superan lo que los santos desean o conocen.Colón no era un santo, bien lo sabe Dios,era un pecador demasiado grande para pretenderlo. Pero si hay santos seculares, hombres y mujeres que poseen una pureza de corazón y una voluntad que está solo a un paso de la santidad, y de lo divino, sin duda Colón fue uno de ellos. Charles Van Doren Ed. Planta.

Feb 142011
 

Todos los hombres y mujeres se enfrentan a los mismos obstáculos y todos ellos pueden ganar el reino de los cielos si lo buscan con amor en sus corazones.

La mayoría de los reinos e imperios de la antgüedad se crearon a partir del caos existente entre clanes guerreros, aldeas o tribus enfrentadas. Para la mayor parte de estos imperios, el mantenimiento del orden social y político se convirtió en lo más importante. A menudo, el orden venía impuesto sólo por la fuerza. Casi todo el mundo, al verse enfrentado a la amenaza de una muerte inminente y dolorosa, tanto entonces como ahora, prefiere callarse y obedecer … al menos mientras se mantenga la amenaza de la fuerza. El problema consistía, pues, en como mantener el orden cuando esa fuerza no estaba presente, pues, como es lógico, no se podía ejercer la fuerza a la vez en todas partes y en todo momento. Hemos visto que la solución egipcia a este dilema pasó por una aversión al cambio. Las cosas tal como están no son perfectas, pero lo más probable es que cualquier cambio sea a peor. Los egipcios llevaron este principio más lejos que ninguna otra sociedad en la historia pero todas las civilizaciones lo han adoptado en mayor o menor grado. La solución india consistió en el establecimiento de un sistema de castas. Básicamente significaba que existía un acuerdo generalizado de que el nacimiento de una persona justificaba y explicaba su posición social. Este es también un principio muy útil, pues sobre el nacimiento de una persona no hay disputa posible. Mis padres eran quienes eran y, por lo tanto, yo soy quien soy. Si no parece justo que los que lo tienen todo lo sigan teniendo todo siempre y los que no tienen nada sigan siempre sin tener nada, generación tras generación, el consuelo es que el orden social, lo que los egipcios denominaban ma’at es tan importante que cualquier injusticia que sirva para mantenerlo está justificada. Porque, ¿qué alternativa hay? Nada más que el caos total y el conflicto, que conducen invariablemente a la destrucción. Los chinos justificaron las desiguadades sociales de una forma nueva, El nacimiento no hacía adecuado a un hombre para nada; sólo progresaría en la vida y ocuparía una posición superior quien fuera superior. No era necesario observar siempre y en todo lugar este principio. Era lógico que el emperador se reservase los puestos más importantes para su familia.Era práctico. ¿Quién no iba a hacerlo? Pero la idea de que los superiores fueran superiores porque merecía serlo gozó de amplia aceptación. Era quizá más complicado acentar la idea de que tal superioridad debiera demostrarse por un mayor dominio de los textos confucianos. Sin embargo, era necesario establecer algún tipo de examen objetivo que determinase la valía del candidato, y los textos confucianos eran mejores que muchos otros textos que podrían haberse utilizado para ese fin. En la actualidad, la a superioridad se demuestra mediante notas altas en un tipo distinto de examen objetivo.En Estados Unidos, por ejemplo, se utiliza el SAT (Scholastic Aptitude Tests). Estos exámenes no tienen nada que ver con Confucio, pero el principio por el que operan es el mismo que el de aquellas antiguas pruebas chinas. Conforme se desarrolló la alfabetización en varias civilizaciones mesopotámicas, surgió una clase distinta de prueba de superioridad. La capacidad de leer y escribir no establecía la posición política y social de un hombre. Pero franqueaba el acceso a una pequeña minoría que controlaba la mayoría de los asuntos del Estado, tanto Públicos como privados. La capacidad de leer y escribir confería el control sobre los sistemas de información de la sociedad, que siempre han sido cruciales para su funcionamiento y que todavía lo son más hoy en día. Se estima que la industria de la información representa más de la mitad del producto interior bruto de un estado industrial moderno. La información era un negocio floreciente en la antigua Mesopotamia. Hoy es el mayor negocio de nuestro tiempo. Es un hecho curioso e innegable que todos los grandes maestros y fundadores de religiones cuyas doctrinas han llegado hasta nosotros se oponían a los principios de organización6n social que hemos enumerado aquí. Todos ellos eran rebeldes, revolucionarios que lucharon contra los intereses creados y los poderes establecidos de su época. ¿Hemos de concluir, entonces, que su rebeldía explica, al menos en parte, su éxito? Abraham y los demás patriarcas judíos empezaron proclamando que su dios tribal era el dios más importante de todos y acabaron diciendo que sólo había un Dios, Jehová, para todos los hombres. Los politeístas paganos adoraban siempre al menos dos tipos de dioses, los buenos y los malvados. Los dioses buenos eran los responsables de las cosas buenas y los malos, de las malas; adorar a los últimos era reconocer su existencia, lo cual se hacia para tratar de evitar que influyesen en la vida de uno. Los judíos fueron los primeros en insistir en que el hombre es responsable de sus propios actos y que no puede echarle la culpa a los dioses de las cosas que hace. Jesús y sus seguidores cristianos llevaron esa doctrina revolucionaria un paso más allá. Eva había sido tentada por Satanás, y Adán la siguió . Ambos habían caído presa del pecado y la muerte. Pero no se podía culpar al Diablo de la desobediencia del hombre. El exilio del Edén era culpa del propio hombre y él y la mujer tendrían que pagar las consecuencias por toda la eternidad. Dios, que amaba a Adán y a Eva y a toda su estirpe, podía redimir y redimió a la humanidad con la sangre de su único hijo. Pero la responsabilidad permanece allí donde los judíos dijeron que radicaba: en el alma individual de cada persona. Confucio, quizá por razones que tienen que ver con las especiales circunstancias de su vida, se rebeló contra el sistema feudal de su tiempo, que basaba el sistema de organización social en el derecho de nacimiento. Sólo el mérito debía capacitar a un hombre para ocupar un alto cargo en la sociedad o en el Estado, , y ese mérito debía determinarse por la capacidad de aprender. El estado chino al menos superficialmente, adoptó este principio. Pero si Confucio regresara, ¿diría él que la mejor manera de medir el mérito es el conocimiento de una serie determinada de textos, fueran escritos por él o por otros? No era acaso su mensaje más profundo y revolucionario que eso? Buda luchó contra el sistema de castas que dominaba la India que él conoció. Tdos los hombres son iguales, dijo. en su sufrimiento;todos los hombres se enfrentan a los mismos retos y deben tratar de seguir el mismo camino. El profundo arraigo que previó en la brutalmente injusta sociedad de su tiempo fue también previsto por David,Jesús y Mahoma. Ni el mero hecho de nacer ni tan siquiera el estudio pueden ganar el favor de Dios. Todos los hombres y mujeres se enfrentan a los mismos obstáculos y todos ellos pueden ganar el reino de los cielos si lo buscan con amor en sus corazones. La idea de la igualdad social es consustancialmente revolucionaria. Pasarían más de dos mil años hasta que volviera a tomarse en serio como un principio justo sobre el que organizar la sociedad. pero la influencia de los antiguos judíos, de los primeros cristianos, de Mahoma y sus inmediatos seguidores, así como la de Buda, Confucio y sabios orientales -por no hablar del pagano Sócrates- permanecería viva a lo largo de los siglos siguientes.

Charles Van Doren. Ed. Planeta

Ene 132011
 

Los soldados llevaban ya tres semanas de marcha por los desiertos de Egipto, donde se habían expuesto al aplastante calor de un sol inclemente con unos uniformes de tela demasiado gruesa. La luz resplandeciente había cegado a algunos; a otros la sed los había vuelto locos. Poco antes las tropas habían podido refrescarse en las aguas del Nilo .. Acto seguido hubieron de volver a cargar su pesada impedimenta y reanudar la marcha. Les esperaba una batalla que su general, Napoleón Bonaparte, quería resolver por la vía rápida. De forma impaciente y tenaz, Napoleón guiaba a sus soldados hacia El Cairo. No hacía mucho tiempo que el joven y ambicioso general había terminado la campaña italiana de forma exitosa para la Francia revolucionaria. Nacido en Córcega, Napoleón, que en realidad se apellidaba Buenaparte. procedía de una familia perteneciente a la nobleza local. Sin embargo, sus padres tenían poco dinero y ocho hijos a los que alimentar y dar una buena educación. Afortunadamente encontraron unos mecenas aristócratas. Napoleón abandonó a la familia con tan sólo nueve años, y a los quince llegó a Francia para ingresar en una academia militar. (Antes debió aprender francés; su lengua materna era el corso v durante toda su vida conservó un fuerte acento.) Demostró ser un joven bien dotado y año más tarde ya fue nombrado oficial. Durante la Revolución francesa y las guerras de coalición, el joven comandante de artillería pronto se hizo un nombre. En 1796 tomó el mando del ejército francés de ltalia. Obtuvo varias victorias brillantes contra un enemigo que contaba con una fuerza varias veces superior, y en la paz de Campo Formio, el 17 de octubre de 1797, logró arrancar a Austria algunas concesiones dolorosas. Así terminó la primera guerra de coalición, comenzada en 1792. Ahora Napoleón anhelaba realizar nuevas heroicidades. Como antes Alejandro Magno, el único general de la historia con el que toleraba ser comparado, estaba resuelto a llegar a Asia. El Directorio formado por cinco personas que gobernaba en París desde 1795 tenía la intención de mandar a Inglaterra un ejército de ocupación a las órdenes de Napoleón, pero éste aseguró que la empresa no tenía buenos augurios. No obstante, como el Directorio quería mandar lo más lejos posible a aquel general tan popular, acabó aprobando su plan aparentemente descabellado de conquistar Egipto con el objetivo de cortar la ruta de Gran Bretaña a la India, entonces la colonia más importante de los ingleses. El 19 de mayo o de 1798 el cuerpo expedicionario de NapoIeón se hizo a la mar desde Toulon. Durante la travesía las tropas de Bonaparte fueron reforzadas por fuerzas procedentes de Italia y finalmente el corso contó con un ejército de más de cuarenta mil hombres, que a bordo de cuatrocientas naves viajaba rumbo al norte de África. En el Mediterráneo les esperaban los barcos de guerra del almirante Nelson, pero la flota de Napoleón consiguió sortearlos sin ser vista y aún tuvo tiempo para Conquistar la isla de Malta para Francia. Tras llegar a la costa del norte de África, la rápida conquista de Alejandría fue seguida por la extenuante marcha hacia El Cairo. Después de dos meses de suplicio, la ciudad quedaba tan sólo a un días de distancia. Tras algunas escaramuzas, el 21 de julio se desencadenó la batalla decisiva. Napoleón dispuso a sus tropas formando cuadros de infantería, formación defensiva que fue esencial para hacer frente en inferioridad numérica a las cargas de los mamelucos, una de las mejores tropas de caballería de aquella época. La derrota del ejército egipcio a las órdenes de Murad Bey fue devastadora: mientras que sus tropas sufrieron más de veinte mil bajas entre heridos y muertos, Napoleón sólo perdió a unos cuatrocientos hombres. Esta victoria despejó para los franceses el camino hasta El Cairo. Al anochecer del siguiente día se perfilaba en el horizonte la silueta de la metrópoli. Las esbeltas torres de las mezquitas se elevaban como soberbias lanzas por encima de los tejados de la ciudad. Sin embargo, en la visión que ofrecía aquel atardecer en el desierto a los soldados procedentes de Norma,Provena, Aquitania, Loteringia y muchas otras partes de Francia había algo aún más prodigioso. Los soldados habían oído hablar de ellas, pero ahora las vieron con sus propios ojos: gigantescas paredes de piedra se alzaban sobre la planicie, majestuosas en su tamaño y perfectas en su sumaria geometría. Los vórtices de las pirámides se elevaban imponentes por encima de todo lo demás, y parecían superar todas las dimensiones del espacio y el tiempo. «Cuarenta siglos os contemplan», dijo supuestamente Napoleón a sus soldados. Napoleón entró en El Cairo. También conquistó Gaza y Jaffa. Según Sonja Hegasy, estudiosa del islam, la. campaña de Napoleón significó el inicio de las humillaciones que Occidente ha infligido al mundo árabe. Mientras Napoleón conquistaba militarmente el país, sus soldados saqueaban los tesoros y los científicos que acompañaban al general arramblaron con los testimonios de la cultura milenaria del país. No se les puede acusar de falta de celo. miento. La peste y el cólera asolaron a la soldadesca. Como respuesta al desafío de la campaña de En el Mediterráneo, el almirante Nelson finalmente dio caza a la flota francesa a principios de agosto de 1798 y la aniquiló ante la costa de Abukir, cerca de Alejandría. S6lo escaparon tres barcos franceses. La expedición de Napoleón quedó cortada de las tropas de refuerzo mandadas desde Francia, y a las huestes napoleónicas todavía les esperaban meses de lucha y sufriEgipto, el Imperio otomano declaró la guerra a Francia el 24 de julio de 1799. Napoleón obtuvo otra victoria contra el ejército otomano en otra batalla en Abukir, justo antes de abandonar el país y a sus soldados marchándose en una goleta rumbo a Francia. Si bien el éxito de la campaña de Egipto era dudoso, Napoleón logró presentarla como un triunfo y fue recibido en la patria con atronadoras muestras de júbilo. El 9 de noviembre de 1799 protagonizó un golpe de Estado contra el Directorio y obtuvo el poder absoluto en Francia. Al principio, los soldados en Egipto lucharon a las órdenes del general Jean-Baptiste Cléber, quien, tras cosechar algunos éxitos y derrotar al ejército otomano en Heliópolis, murió víctima de un atentado en El Cairo. En 1801, después de sufrir algunas derrotas contra las tropas británicas, el ejército expedicionario francés se avino a abandonar Egipto a cambio de un salvoconducto. Aunque el resultado militar de esta expedición fue insatisfactorio para Napoleón, tuvo consecuencias de largo alcance en otro terreno: el de la cultura. Napoleón había llevado consigo a casi doscientos civiles (eruditos, pintores, poetas,geógrafos y arqueólogos), que anotaron, recopilaron, dibujaron y midieron. Y con su trabajo volvieron a acercar la milenaria cultura egipcia a la conciencia europea. Si bien Egipto ya había estado de moda antes de la campaña napoleónica, ya hacía tiempo que ningún artista se inspiraba en el arte y la arquitectura egipcias. Tuvo una gran importancia, durante esta expedición, el hallazgo de la piedra de Roseta, un pedazo de granito negro donde en el siglo II a.c. unos sacerdotes egipcios habían grabado un decreto en tres alfabetos. En 1822, comparando las tres versiones del mismo texto, escrito en jeroglíficos y con los alfabetos griego y demótico, el lingüista francés Jean-Francoise Champollion logró descifrar los jeroglíficos. Los soldados de Napoleón se burlaban de los intelectuales que viajaban con ellos. Sin embargo, el general protegió en todo ,momento a aquellos hombres, a sabiendas de que su trabajo constituiría una propaganda impagable para su causa. Se hizo famosa la orden de Napoleón antes de la conocida más tarde como batalla de las Pirámides. Cuando los soldados iban a formar los cuadros defensivos, exclamó: ¡Los asnos y los sabios en el centro! en su biografía del todavía estaba a un día de camino. Por l0 tanto, la famosa frase de «Cuarenta siglos os contemplan» La batalla de las Pirámides se convirtió en la más célebre de Napoleón durante toda la campaña de Egipto. Fue él mismo quien le puso este nombre. Como buen maestro no sólo de la estrategia militar, sino también del arte de la propia publicidad, sabía del gran efecto que causaría una victoria a la sombra de las pirámides. Ahora bien, como explica Johannes Willmscorso, desde el campo de batalla no se podían ver las pirámides: El Cairoposiblemente sea otro elemento melodramático añadido a posteriori por el interesado. Willms sostiene que fue en el exilio de Santa Helena, muchos años después de la batalla de las Pirámides, cuando Napoleón dictó su famosa exclamación: ¡Quarante siecles vousregardent !». En los más de dos siglos transcurridos desde entonces, se han citado muchas veces estas palabras, en esta y en muchas otras versiones, y a menudo para mayor gloria de Napoleón.

La Vuelta a la historia en cincuenta frases. Helge Hesse. C.L.Justificar a ambos lados

Ene 132011
 



La energía de la Luna nos ayuda en los aspectos más intuitivos y secretos de la vida. Esta es una razón por la cual las fases de la Luna son especialmente importantes en los trabajos mágicos. La celebración de las fases lunares (luna nueva, creciente, llena, menguante y oscura) se llama en brujería «esbat», y el momento más poderoso psiquicamente hablando es durante la fase de luna llena.
Cada fase de la Luna, se cree, corresponde con una de los aspectos de la Diosa: doncella, madre y anciana.
Se piensa que la luna nueva tiene la energía de la doncella. Durante esta fase el tipo de magia que se practica tiene que ver con hechizos que aseguren el éxito de los nuevos proyectos o de un nuevo amor. Y también es el momento de hacer hechizos para atraer más dinero y las posesiones materiales que necesitemos.
La fase de luna llena es el momento en el que la Diosa ha alcanzado su madurez y es normalmente el mejor momento para que el mago. realice hechizos curativos y trabajos mágicos que aumenten su intuición, tal vez utilizando métodos adivinatorios. Es también el mejor momento de construir poderosos amuletos y talismanes.
El momento más poderoso para construir un talismán es cuando la luna llena acontece el día de la semana que corresponde al cuerpo celeste que gobierna el talismán.
Las fases de cuarto menguante y luna llena tienen que ver con la anciana, la mujer sabia que tiene una inconmensurable experiencia y conocimientos. Este es el mejor momento para los rituales mágicos y hechizos en los que el mago desea disminuir una amenaza o la posibilidad de convertirse en víctima de un hechizo.

El libro de los magos. Antón y Mina Adams. Edaf

Nov 292010
 

Cuando el recién nacido vislumbró la luz del mundo, casi nadie creyó que fuera a sobrevivir a sus primeros días de vida. Los médicos lo daban por perdido. Sin embargo, y gracias a sus cuidados intensivos, la resuelta niñera se encargó de desmentir tales pronósticos.No obstante, René Descartes permaneció algo débil durante el resto de su vida. De niño le aconsejaron que no saliera de la cama hasta .. entrada la mañana, costumbre que. conservó hasta alcanzar la edad adulta. Y es posible que la obligación de abandonarla precipitara su muerte.
René Descartes nació en Touraine, al noroeste de Francia, en el seno de una acomodada familia de la baja nobleza. Durante un tiempo de su vida dispuso del suficiente dinero para poder dedicarse plenamente y libre de preocupaciones a sus estudios científicos. A los diez años ingresó en el colegio jesuita laFIéche, en Anjou, donde durante ocho años aprendió las matemáticas y la física de su época. Al igual que su contemporáneo Galileo Galilei, treinta y cinco años mayor, Descartes no tardó en rechazar la doctrina escolástica. De joven se mudó a París y allí adoptó el tipo de vida que correspondía a su alcurnia. Sin embargo, esta vida le cansó muy pronto y se mudó a un apartamento cuya localización no conocían ni sus amigos más íntimos. Permaneció dos años allí escondido, tiempo que dedicó al estudio intensivo de las matemáticas y la jurisprudencia.
Cuando en 1618 estalló la guerra de los Treinta Años, Descartes, que un año antes había ingresado en el ejército holandés,participó en las campañas militares de Bohemia y Alemania. El católico Descartes sirvió en ejércitos tanto protestantes como católicos. Debía de saber que en realidad en aquella guerra no se dirimía la fe verdadera, sino la hegemonía sobre Alemania,objetivo que enfrentaba a todas las grandes potencias europeas.Es posible que Descartes no llegara a participar en ninguna operación militar,pues se mantuvo como oficial alejado del frente, en la retaguardia, Cosa que le fue como anillo al dedo. Y es que que anhelaba por encima de todas las cosas observar el mundo y a la gente. En 1619, en los cuarteles de invierno cerca de Ulm, inmerso en el aire sofocante de una habitación caldeada, parece que tuvo una visión que enseguida identificó como la finalidad de su vida: la unidad de la ciencia a partir de ,unos nuevos supuestos y, por encima de todo, sin las condiciones previas a la doctrina cristiana,fijadas por la escolástica.
Durante los años siguientes Descartes realizó numerosos viajes, que alternó con largas estancias en París. Allí entabló una trecha amistad con el monje y filósofo Marin Mersenne. A partir de 1628, quien quisiera contactar con Descartes (que se había retirado para proseguir su trabajo científico) debía acudir a Mersenne. En 1655, en Holanda, al terminar de redactar su primera obra, Descartes conoció la condena que la Inquisición romana había impuesto a Galileo Galilei. Tal noticia le sobresaltó; en su obra, a punto ya para la imprenta, adoptaba la teoría de la rotación de la Tierra de Galileo. Ya no se atrevió a publicar sus ideas, incluso destruyó buena parte de ellas. Cuatro años más tarde, algunos de estos fragmentos aparecieron en el Discours de la méthode (Discurso del método) que publicó precavidamente de forma anónima. Este libro delgado es hoy una de las obras más conocidas de la filosofía, y con su frase «Pienso; luego existo» conmovió el mundo. En el texto original francés fue formulada «je pense, donc je soi», pero se hizo mucho más famosa la traducción latina de 1644: «Cogito ergo sum» .
¿Qué tenía de especial esta frase? A los hombres modernos les parece casi banal y, sin embargo, lo cierto es que contribuyó a cambiar la concepción que el hombre tenía del mundo y de la vida. Las palabras «Pienso, luego existo representan lo que Descartes convirtió en el método de su ciencia y el fundamento de todo conocimiento: la duda. Para Descartes, la duda no era algo que apareciera por un momento y después pudiera aclararse de forma rápida y sencilla (como hasta entonces había enseñado la escolástica) echando un vistazo a la Biblia o a la obra de Aristóteles. Las recientes observaciones y descubrimientos de Nicolás Copérnico y Galileo Galilei pusieron en tela de juicio unas opiniones que antes se habían tomado por inquebrantables e impugnaron ciertas creencias que en la Biblia se exponían como indiscutibles y respecto a las cuales hasta Aristóteles se había equivocado.
Descartes, que buscaba una regla que fuera válida para todas las ciencias, llegó a la conclusión de que en adelante debía dudarse de todas las cosas. Pero esa conclusión, .por sí sola, no era novedosa. Los escépticos de finales del siglo XVI ya habían advertido que la percepción no podía determinarse de forma unívoca: uno ve el mar de color azul, y mientras que otro lo per cibe de color gris, es posible que un tercero lo vea color turquesa. Los escépticos dedujeron de ello que las ciencias exactas , eran imposibles y, por consiguiente, se situaron junto a Aristóteles, que nunca se fió de los sentidos del hombre. justo en este punto, en el instante en que se da cuenta de que todo lo que ha visto o pensado podría ser falso, y que por lo tanto podría no saber nada, Descartes opta por dar un giro atrevido y revolucionario. Si es verdad que nada de lo que percibimos es seguro, sino que podría ser una ilusión, eso tiene que ser válido para el mundo entero, para todo lo que nos rodea. ¿No hubo nada,entonces, que resistiera la duda radical de Descartes, su escepticismo general? En realidad, sí. Descartes volvió a encontrar de pronto el suelo bajo sus pies. Incluso realizó un aterrizaje suave porque de repente se dio cuenta de que en toda inseguridad hay algo evidente: el que duda, piensa. Y dado que piensa, es innegable que, como mínimo, él existe: pienso, luego existo. Para Descartes, esa certeza tenía que ser el principio y el punto de partida de toda filosofía.
Después de volver de nuevo a suelo firme, Descartes miró a su alrededor y encontró el mundo cambiado. En el centro ya no estaban las apariencias y los objetos, sino la propia conciencia.
Descartes estaba convencido de que sólo podía tener pretensión de verdad aquello que se conociera de la misma forma en que se conoce este yo pensante. Por eso concluyó que en el mundo de los objetos y de la percepción sólo podemos confiar en aquello que puede medirse de modo inequívoco. Como los colores, el sabor y el olor no son mensurables, los postergó. En cambio, el mundo del cuerpo es fiable, pues la dilatación y el ·movimiento pueden medirse.
Parecía que comenzaba a tomar cuerpo la visión de una ciencia unida que en cierta ocasión en una caldeada habitación le Ulm, se había aparecido a Descartes. El filósofo estaba convencido de que todo podía explicarse a partir de las matemáticas y la física. Ahora, sin embargo, se presentaba un nuevo problema de pensamiento: la ciencia parecía unida, pero el intelecto y la materia se habían separado. El concepto de mundo de Aristóteles, hasta entonces universalmente válido, y que partía de la unidad de alma y materia, parecía pasado de moda. Ahora había un mundo intelectual y otro material, y cada uno existía por sí mismo. Para Descartes, el intelecto era libre en su mundo y lo examinaba todo independientemente de toda corporeidad. El mundo del intelecto era raciocinio puro. El mundo del cuerpo, en cambio, no tenía ningún tipo de contacto con el del intelecto, estaba sometido a las leyes de la naturaleza y actuaba según procesos meramente mecánicos. El mundo del cuerpo era para Descartes pura mecánica.
Esta concepción del mundo escindido en un mundo puramente intelectual y otro puramente corporal vino a denominarnarse dualismo, y se ha tildado a Descartes de dualista. Como hablaba de la ratio, de la razón y de la palabra en el mundo del pensamiento, también se le ha calificado de racionalista.
Descartes llevó su dualismo hasta tal punto, que ambos mundos sólo se unían en el hombre, según el principio por el cual el hombre es un cuerpo (una máquina) dentro del cual existe un alma (el intelecto). Los animales, en cambio, eran para Descartes mera materia y funcionaban, por lo tanto, mecánicamente.
El efecto de los pensamientos de Descartes fue inmenso y él mismo fue considerado uno de los precursores decisivos de la filosofía moderna. Casi dos siglos después, Hegel identificó en él el principio del pensamiento moderno. También gozó de una apreciación similar por parte de Nietzsche, Heidegger y Bertrand Russell. la metodología de Descartes, consistente en partir de un pequeño punto concreto y seguro para llegar a lo complejo, se abrió paso en la ciencia y se convirtió en la metodología habitual.
La Iglesia, en cambio, vio en Descartes a un heterodoxo blasfemador contra Dios. Si se separa intelecto y materia, ¿cuál es la relación que se establece entre esa nueva razón independizada de la fe? Es probable que Descartes temiera esta pregunta, pues él, católico creyente, no era sólo un hombre prudente, sino que además sabía muy bien cuál había sido el destino de Giordano Bruno y de Galileo Galilei. Por eso intentó introducir en el Discurso, inmediatamente después del «Pienso, luego existo», una demostración de la existencia de Dios. Sin embargo, y en comparación con la brillantez de sus razonamientos precedentes, este último resulta harto deficiente. Descartes manifestó que no sólo sabía con certeza que él pensaba, luego existía, si· no que también se hallaba dentro de él la idea de un ser perfecto. Como esta idea no podía surgir de él mismo, se la tenía que haber dado el mismo ser perfecto. Esto nos recuerda claramente a Anselmo de Canterbury: «El hecho de que pueda imaginarme a un ser perfecto significa que tal ser existe», pues,tal como añadió Descartes, el ser perfecto es precisamente perfecto porque existe. Sino existiera, ya no sería perfecto. Depende de cada cual y sobre todo de su fe decidir si esto es de una racionalidad genial o pura argucia.
A pesar de esa prueba de la existencia de Dios, trece años después de la muerte de Descartes su obra fue censurada en Roma. Fueron sobre todo los jesuitas quienes insistieron en ello. Hasta el siglo XVIII, pronunciar el nombre de Descartes era algo sumamente peligroso en Francia.
Descartes, que pasó casi veinte años escondido en Francia, se fue a Estocolmo en 1649. ¿Por qué razón? Pierre Chanut, uno le sus amigos, había sido nombrado en 1645 embajador francés en Estocolmo. Éste convirtió a la reina Cristina de Suecia en una partidaria de la «teoría cartesiana» denominada así en honor,a Descartes. Cristina y el filósofo entablaron una intensa relación epistolar. Finalmente, la reina lo llamó a su corte. Descartes vaciló. Como católico que era la fe reformada de Suecia le resultaba inconveniente, pero en cuanto la reina insistió en su invitación, Descartes aceptó. Se ganó la confianza de la soberana de forma inmediata. Sin embargo, a menudo la reina deseaba filos0far con él a las cinco de la mañana. Aún hoy es un misterio la cuestión de si falleció por culpa de su debilidad y por tener que madrugar en el frío invierno de Estocolmo o de resultas del arsénico que los celosos sirvientes de la corte supuestamente le ponían en la comida.

Helge Hesse. La Vuelta a la Historia en Cincuenta frases. Ediciones Destino. C.L.
Nov 252010
 

I have a dream

Miles de personas marchaban pacíficamente hacia Washington. El 28 de agosto de 1963, un domingo soleado, se reunió una inmensa multitud al pie del Lincoln Memorial. Que el lugar de reunión fuera precisamente el monumento a ese presidente era algo muy adecuado al propósito de aquel día. No en vano, cien años antes Abraham Lincoln había liberado a millones de personas de la esclavitud con la Proclamación de Emancipación de 1862 y la victoria de las tropas de la Unión en la guerra civil americana (1861-1865)· Ahora los descendientes de esos antiguos esclavos venían a reclamar lo que Lincon había declarado en su célebre discurso del 19 de noviembre de 1863 en el campo de batalla de Gettysburg; esto es, que la nación norteamericana se había fundado sobre la idea de la igualdad de todos los seres humanos. En el año 1963 esta igualdad todavía quedaba muy lejos para la gran mayoría de los afroamericanos. La mayoría de ellos vivían en la pobreza y en el sur del país sufrían una rigurosa segregación racial. El que en las escuelas, las estaciones tren, los teatros y cines se colgara el excluyente cartel de «For whites only» (Sólo para blancos) solamente era una parte del problema. Era impensable la posibilidad de desempeñar cargos públicos.Cien años después de las palabras de Abraham Lincoln, entre los 250.000 congregados ante su monumento no sólo había personas de piel negra; más de sesenta mil blancos se habían adherido a la marcha a Washington. Sobre los escalones del LincoIn Memorial se sucedieron las intervenciones de oradores y cantantes. Después de numerosos discursos, comunicados y cantos a la libertad y la igualdad de todas las personas, apareció ante la multitud, justo después de que la cantante de blues Mahaha Jackson interpretase un espiritual negro, un hombre de color Martin Luther King Jr., ministro de la Iglesia bautista nacido en Georgia y jefe del Movimiento por los Derechos Civiles en Estados Unidos. Ese instante se convirtió en uno de los momentos estelares de su vida. Cuando era un joven pastor, King se dio a conocer por vez primera en 1955· Rosa Parks, activista en pro de los derechos civiles, había sido encarcelada por haberse negado a acatar la ley segregacionista que obligaba a las personas de color a ceder su , asiento en los autobuses públicos a personas blancas, Cuando se conoció este suceso, cincuenta dirigentes afroamericanos, entre ellos King, organizaron un boicot a los autobuses de MontI gomery para protestar contra la segregación de negros y blancas en los autobuses. El boicot duró 382 días, hasta que la ley local de segregación entre afroamericanos y blancos fue anulada. Este episodio, que suele considerarse la chispa del Movimiento por los Derechos Civiles, estuvo inspirado en el ejemplo de Mahatma Gandhi, cuya filosofía y prácticas de la resistencia no violenta habían contribuido a que la India alcanzase la independencia. Al otro lado del micrófono, Martin Luther King miró a la multitud que se encontraba ante él, limitada a ambos lados por el intenso verde de unas largas filas de árboles. A lo lejos, se elevaba hacia el cielo el gran obelisco blanco del Monumento a Washington. Al comienzo de su discurso Luther King invocó a Lincoln: «Hace Cien años, un gran americano, bajo cuya simbólica sombra nos encontramos hoy, firmó la Proclamación de Emancipación». Sin embargo, hoy -continuó- todavía no existe esta igualdad. Por eso se habían reunido entonces: para cobra ese pagaré, ese cheque para la libertad e igualdad de todos. Martin Luther King elevaba y bajaba la voz, hablaba con una melodía evocadora. Su discurso fue una obra maestra en la elección de las palabras y el ritmo, y no sólo iba a ser inolvidable para las personas que lo oyeron ese día de verano en la capital estadounidense, sino que incluso como texto leído las palabras de Luther King no han perdido su capacidad de emocionar. Su discurso terminó con una serie de frases, pronunciadas con un tono de voz variable y que comenzaron todas ellas con las palabras “”I have a dreram”” (tengo un sueño):””Tengo un sueño, el sueño de que un dia mis cuatro hijos pequeños vivan en una nación que no los juzgue por el color de su piel sino por su caracter…¡Hoy tengo un sueño!
Luther King concluyó su discurso exhortando a todos los presentes a hacer «que repicase la libertad» por todo el país. «Cuando repique la libertad y la hagamos repicar en cada aldea y en cada caserío, en cada estado y en cada ciudad, podremos celebrar la llegada del día en que todos los hijos de Dios, negros y blancos, judíos y cristianos, protestantes y católicos, puedan unir sus manos y cantar las palabras del viejo espiritual negro: “¡Libres al fin! ¡Libres al fin! Gracias a Dios omnipotente, ¡somos libres al fin!”.» La marcha a Washington fue un éxito imponente, pacifico pero impresionante, uno de los momentos álgidos del Movimiento por los Derechos Civiles. El presidente estadounidense, John F. Kennedy, a pesar de que compartía los objetivos del movimiento, intentó impedir la marcha aduciendo que aquella concentración masiva ante el Capitolio podía llevar a los diputados contrarios al movimiento, y aun a los indecisos, a votar en contra del Civil Rights Act (la nueva Ley de los derechos civiles) sin otro fin que el de demostrar que no se dejaban presionar. Cuando se dio cuenta de que no podría disuadir a los promotores de la marrcha, aprobó públicamente la iniciativa. Sin embargo, hasta el momento de su asesinato, en noviembre de 1963, no consiguió que el Congreso ratificara la Ley de derechos civiles En 1964, Lyndon B. Johnson, el sucesor de Kennedy, logró, tras una intensa lucha y largos debates, que el Congreso aprobara esta Ley, y en una forma todavía más ambiciosa que la propuesta por Kennedy. Tras el discurso de Martin Luther King, el presidente recibió en la Casa Blanca a los organizadores de la marcha, que querían hablar sobre el Civil Rights Act pendiente de aprobación. Cuando saludó a Luther King, Kennedy le sonrió y le dijo: « I have a dream». El presidente estaba impresionado por el discurso pronunciado por el religioso pero volvió a advertirles lo peligroso que sería para su causa común que él respaldara públicamente los objetivos del Movimiento por los Derechos Civiles. La marcha no sólo provocó rechazo entre los blancos conservadores. Los dirigentes del movimiento negro reprocharan a Luther King que hubiera suavizado el conflicto racial ,y que hubiese representado una «versiún de clase media» del verdadero Black Movement. Haciendo un juego de palabras, Malcolm X llamó a la manifestación · Farce on Washington (Farsa de Washington). Con todo, aquella manifestación tuvo mayor influencia en la política y la opinión pública que cualquier otro acto anterior del Movimiento por los Derechos Civiles,y la marcha se convirtió en un modelo para los activistas de todos los demás movimientos de emancipación y liberación. En la década de 1960 estos movimientos, no sólo en Occidente, tuvieron una influencia cada vez mayor en el progreso de las sociedades. De toda la historia de la humanidad, la de 1960 fue quizá la década en la que, a pesar de los aspectos sombríos de la Guerra Fría y la guerra de Vietnam, se impuso con mayor fuerza en el mundo entero el ideal de la libertad: fue la época del antibelicismo,las revueltas de los estudiantes, el feminismo y el comienzo del ecologismo. En 1964 Martin Luther King recibió el premio Nobel de la Paz. Todos estos procesos culminaron en 1968, año que ha adquirido el carácter de un mito. Ese mismo año también fue el del inicio del fin de aquel sueño. El 3 de abril de 1968 Martin Luther King, que había recibido continuamente amenazas de muerte y ya había escapado a varios atentados,dijo en un discurso que, aunque como todo el mundo quería cumplir muchos años, aquella cuestión no le preocupaba en absoluto. Dios, declaró, lo había llevado hasta la cima de la montaña y le había mostrado la Tierra de Promisión. Al día siguiente Martin Luther King fue aseslnado. James Earl Ray, uno de los fugitivos más buscados por el FBI, se declaró culpable del asesinato de LutherKing y fue condenado a noventa y nueve años de cárcel. Ray, que poste riormente negó su confesión de culpabilidad y que en 1977 se fugó de la cárcel y volvió a ser apresado, murió en 1997 en presidio l la edad de setenta años. A finales de 1999 se realizó un nuevo juicio sobre este caso, en el que declararon setenta testigos, y el jurado dictaminó que Luther King no había sido victima de un único asesino, sino de una conspiración.

Helgue Hesse. LA vuelta a la historia en cincuenta frases.Editorial Destino. Circulo de Lectores

Nov 222010
 

Las medicinas existen desde hace miles de años. Los chamanes y curanderos del neolítico, y quizá incluso del paleolítico, conocían los poderes curativos de muchas plantas. Como mínimo desde el segundo milenio antes de Cristo se conoce la capacidad del alcohol, presente en el vino, la cerveza o en licores más fuertes, para hacer mejor de lo que realmente es. Durante siglos se han utilizado diversos narcóticos buscando resultados similares. Así pues, los fármacos no son un invento del siglo xx. Tampoco percibimos como nuevo el uso de sustancias químicas para curar una enfermedad o atenunuar sus síntomas.
Sin embargo, casi todos los medicamentos utilizados hoy en día se han descubierto no solo en el siglo xx. Sino en su segunda mitad, a partir del final de la guerra de 1939-1945. En muchos sentidos, el más importante fue el fármaco cuyo descubrimiento casual inauguró la era de los antibióticos: la penicilina.
Alexander Fleming (l881-1955) nació en Escocia. Después de licenciarse en medicina en 1906 empezó unas investigaciones en sustancias antibacterianas que no resultasen tóxicas para los tejidos humanos. Se sabía que eran las bacterias las que causaban muchas de las infecciones. Se sabía también que se podía matar alas bacterias. Pero los venenos que se utilizaban para acabar con ellas, como el ácido carbólico, eran muy tóxicos y ponían en peligro la vida del paciente.
En 1928, mientras trabajaba con cultivos de Staphylococcus aureus, la bacteria que produce el pus, Fleming vio que alrededor de un poco de moho (PeniciLLium notatum) que había contaminado una de sus placas había un círculo libre de bacterias. El moho crece en el pan viejo y puede que hubiera caído una miga, sin que él se diera Cuenta, en su cultivo. Entusiasmado, Fleming aisló la sustancia. Al hacerlo, descubrió algo en el moho que era capaz de matar a las bacterias incluso si lo diluía ochocientas veces. Lo bautizó como penicilina. Otros investigadores concentraron la sustancia antibacteriana, lo que llevó a la comercialización del medicamento.
Entre las bacterias que la penicilina elimina están las que causan las infecciones de garganta, la neumonía, la meningitis espinal, la difteria, la sífilis y la gonorrea. El medicamento no es efect ivo contra todo tipo de bacterias, pero los investigadores, inspirados por el ejemplo de Fleming, no tardaron en crear una industria que invierte hoy millones en descubrir medicamentos nuevos y cada vez más específicos con los que obtienen muchos millones más de beneficios.
La penicilina resultó, como Fleming esperaba, no ser tóxica para la mayoría de las personas, aunque unas pocas son alérgicas a ella.Muchos de los otros medicamentos que han contribuido a las maravillas médicas de nuestra época tienen graves efectos secundarios y obligan a los pacientes a sopesar las ventajas de tomar un medicamento frente al malestar que pueda causarles. Cuando la enfermedad es un cáncer terminal, la decisión es sencilla: hay que tomar el medicamento y esperar que logre vencer al cáncer. En muchos otros casos, la decisión no es tan fácil, pues los efectos secundarios del medicamento parecen sólo un poco más tolerables que la enfermedad en sí.
Según una teoría, todos los medicamentos tienen algún tipo de efecto secundario, y ha surgido una clase de pacientes que se niegan a tomar ningún medicamento en absoluto, excepto quizás en situaciones extremas, para un terrible cáncer o un dolor insoportable. Un grupo todavía mayor se apresura a tomar cualquier medicamento que creen que puede ayudarles. Con ello ha nacido una nueva cultura del medicamento que se define por la necesidad de tomar fármacos siempre que la vida es dolorosa o desagradable. Algunos de estos medicamentos son adictivos, pero el tomar medicamentos es adictivo en si mismo. Ésta es la cara oscura del gran regalo de vida que nos hizo Fleming con su descubrimiento.

Breve Historia del Saber. Charles Van Doren. Edit. Planeta.

Nov 202010
 


En la época de Mahoma había en La Meca una gran comunidad judía. Sin duda influyeron en Mahoma, que aprendió mucho de los historiadores y pensadores judíos. También estaba familiarizado con la tradición cristiana. Aceptaba a Abraham como el primer patriarca (de modo que Abraham es un hombre sagrado en las tres religiones) y creía que Cristo había sido el más grande de los profetas antes que él mismo. Pero no aceptaba la afirmación de Jesús de ser (o la afirmación de los seguidores de Jesús de que era) el hijo de Dios.
La visión que Mahoma tenía del judaísmo y el cristianismo fue, al menos al principio, básicamente positiva. Los judíos y los cristianos eran “pueblos del libro” y por tanto se les permitía mantener su autonomía religiosa; sin embargo, tenían que pagar un impuesto per capita por no ser musulmanes y eso, de hecho, llevó a muchos de ellos a convertirse al islam en el siglo posterior a la muerte del profeta. El estatus de judíos y cristianos era muy diferente del de los paganos, a los que se forzaba a escoger entre la conversión y la muerte. Desde el principio, el islam fue una fe agresiva y belicosa; su manifestación externa era la jihad o guerra santa. Esta fe estableció una frontera muy clara entre sus fieles y el resto del mundo y generó con ello una sensación de fraternal comunidad entre sus seguidores que condujo a rápidas y asombrosas victorias sobre sociedades y culturas que no estaban tan cohesionadas.
Cristo le dijo a san Pedro en relación con el dinero de los impuestos que existía una clara distinción entre «lo que es del César y lo que es de Dios», En otras palabras, hay dos reinos muy diferentes el religioso y el secular, que no necesariamente deben entrar en conflicto pero que de ningún modo deben confundirse. El judaísmo reconocía una distinción similar, pero el islam no. En sus inicios, el islam adquirió su “ethos” característico como una religión que unía tanto lo espiritual como lo terrenal en una sola comunidad y que buscaba controlar no sólo la relación del individuo con Dios sino también sus relaciones sociales y políticas con sus congéneres.
Así pues, se estableció no sólo una institución religiosa islámica, sino también una ley islámica y un estado islámico.Sólo en el siglo xx, e incluso entonces sólo en unos pocos países islámicos (como por ejemplo, Turquía), se ha instaurado alguna distinción entre lo religioso y lo secular. El enorme poder que el ayatolá Jomeini ejerció en Irán puede explicarse por el hecho de que combinaba en su persona, como Imán, el liderazgo político y religioso de la nación. Al hacerlo, actuó igual que habían hecho muchos líderes islámicos antes.
¿Tienen estas tres grandes religiones, emparentadas pero en conflicto, todavía un mensaje viable y vital para la humanidad? Miles de millones de personas en el mundo creen y dicen que sí. Aunque seis millones de judíos murieron en el Holocausto durante la segunda guerra mundial, y aunque el judaísmo fue prácticamente borrado de Europa, sobrevive como compromiso vital de millones de hombres y mujeres en Israel, Rusia, Estados Unidos y otros países. El cristianismo, en sus diversas manifestaciones, quizá cuenta con más seguidores que ninguna otra religión. y el islam ha gozado de un reciente renacimiento, conforme movimientos conservadores en varios países han reinstaurado las costumbres tradicionales, entre ellas la aplicación de la sharia, la subyugación de las mujeres y el control total de la educación por parte de los líderes religiosos La jihad ha cobrado nueva fuerza y parece · que se ha desarrollado entre los musulmanes de todo el mundo un renovado sentimiento de hermandad.

Charles Van Doren. Breve Historia del Saber. Editorial Planeta,S.A.

Nov 102010
 

Hay animales que tienen ventajas físicas respecto a los seres humanos:ven, oye, huelen mejor,corren más rápidos, sus mordiscos son más dañinos…Ni los animales ni las plantas necesitan casas en las que vivir, ni escuelas en las que se les enseñe en el que deben saber para sobrevivir en un mundo hostil.El hombre despojado de sus adornos es un mono desnudo que tirita cuando hace frío padece el acoso del hambre y la sed,tiene miedo y se siente solo.
Pero cuenta con el saber.Con él ha conquistado la tierra.el resto del universo aguarda su llegada con, sospecho, inquietud.
Es muy difícil entrar dentro de la mente de otra persona y comprenderla,aunque se trate de alguien a quien conozcas muy bien, alguien con quien vives o trabajas,alguien a quien ves cada día.Es todavía más difícil, penetrar, y comprender la mente de una pareja de monos desnudos,la primera mujer y el primer hombre que puede que vivieran hace nada menos que un cuarto de millón de años. No obstante vale la pena intentarlo,aunque sea valiéndonos de nuestra imaginación.
Nuestros ancestros debieron ser físicamente bastante parecidos a nosotros. el macho debía de ser pequeño, la hembra todavía más pequeña, ambos por debajo del metro y medio de altura. Imaginatelos de pie frente a ti. Imaginate mirarles a los ojos¿Que es lo que verías?¿que verían ellos en ti?
Dejemos a un lado el miedo que probablemente tendrías y que sin duda,ellos sentirían también.

Supongamos que los tres podéis superar ese miedo;imagina que podéis llegar a conoceros. No asumas que podrías hablar con ellos, puede que no tuvieran un lenguaje tal como hoy lo entendemos. Aún así podían comunicarse los unos con los otros,como puedes ver con claridad al observarles.Mirales mientras hacen cosas y deja que te observen. Puede que de ese modo te hagas una idea de lo que saben.

Si te lo imaginas depie frente ati, si te los imaginas moviendose,gesticulando,comunicandose;limpiándose;cubriéndose contra el frío;acariciándose el uno al otro; y haciendo el amor…conforme imaginas

todo esto deberás concluir que nuestros antepasados sabían muchas cosas
Esas criaturas ,por fuerza deben saber algo de lo que tú sabes . Pero por fuerza tienen que saber algo de lo que tu ignoras. A menos que seas un consumado experto en técnicas de supervivencia.Al llegar a esta conclusión te darás cuenta de que muchas de las cosas que sabes. Las sabes exactamente de la misma manera que ellos las sabrían más aun,la mayor parte de lo que sabes, es como lo que ellos saben.


Breve Historia del saber
Charles Van Dorem
Editorial Planeta

Sep 082010
 

La representación más antigua de una imprenta según “La Danza Macabra”publicada en Lyón (1499)

Aunque la imprenta surgió a finales de la Edad Media, el siglo xv fue testigo de etapas esenciales en su historia: el descubrimiento del proceso de impresión en Occidente, su difusión, y el perfeccionamiento de los tipos. La creciente demanda de libros, reflejada en la producción de códices manuscritos, fue uno de los principales estímulos para el desarrollo de la imprenta.
Aunque conocida ya en China, lo más probable es que se desarrollase de manera independiente en Occidente. El orfebre Johann Gutenberg resolvió los problemas mecánicos de la reproducción de escritura “artificial” mediante un sistema manejable, que llegó a ser el modelo utilizado durante los siguientes trescientos cincuenta años. En 1455-56 completó el primer libro impreso, la Biblia de Gutenberg, en una edición de 200 ejemplares en papel y vitela. El paquete de caracteres tipográficos en plomo que creó Gutenberg, fue grabado a mano en la letra gótica germánica propia de los manuscritos de la época, que , se ha conservado en Alemania hasta el siglo xx. Justificar a ambos lados
La técnica se difundió rápidamente, dando lugar a la aparición de rivales (como Laurens Coster de Holanda), que reclamaban la paternidad del invento.
………………………………………………………………………………………………
……………………………………………………………………
………………………………………………………………………..
Fuera de Alemania el tipo de letra gótica pervivió durante un siglo en los libros religiosos y de derecho pero fue reemplazado por el tipo romano, desarrollado a partir de la escritura humanística italiana del siglo XV (derivada de la minúscula carolina),que inspiró un diseño floreciente en Venecia desde 1469. Las obras publicadas fueron muy diversas, y se tiende a considerar que la imprenta fue responsable de la difusión del humanismo, jugando también un papel importante en la Reforma.
La primera imprenta inglesa la fundó William Caxton en 1476, y el primer libro inglés impreso, de cuya data se guarda constancia (477), fue The Dictes or Sayengis 0f the Philosophres. Sin embargo, los impresores ingleses dependian del continente. La primera imprenta de Basilea (1467),se convirtió en el principal centro de publicaciones humanisticas de carácter cristiano.
……………………………………………………………………………….
……………………………………………………………………..
……………………………………………………………..
Los primeros impresores fueron artesanos,editores v libreros, y por consiguiente disfrutaron de buena acogida en los grandes centros mercantiles, sobre todo teniendo en cuenta que, inicialmente los tradicionales mecenas (como los Médicis) les negaron su apoyo. No es extraño, pues, que Venecia atrajera a muchos de ellos, convirtiéndose
en la cuna del del 1470) del moderno libro impreso. · El alemán Juan de Spira (m.1470) desarrolló los primeros tipos directamente inspirados en la escritura humanística italiana,
……………………………………………………………………………………………
……………………………………………………………………………..
…………………………………………………………………..
Durante la primera mitad del siglo XVl el impulso se desplazó a Francia procedente de Alemania, la imprenta fue recibida en la Sorbona (1470), donde se reconocieron sus ventajas de disponibilidad, abaratamiento de precio y uniformidad. A pesar de la primera introducción del tipo romano de : Ulrich Gering (c. 1478), los manuscritos medievales continuaron proporcionando el modelo de letra y los impresores franceses desarrollaron un tipo propio a partir de la escritura procesal francesa.La influencia de los manuscritos también dieron lugar a la aparición de las éditions de luxe, de jean Dupré (fl. 1481-1504) Y Philippe Pigouchet (fl. 1485-151 ),quienes editaron libros de horas hermosamente decorados continuidad con la tradición medieval, impresores y grabadores franceses siguieron rivalizando entre sí en sus respectivas artes, lo que les condujo a la obtención de resultados cada vez más espléndidos.

S. H. Steinberg Five Hundred Years of printing J966)

Diccionario Akal de Historia Medieval.
H. R. Loyn (editor).
Edición española: Pablo Fuentes Hinojo

Ago 242010
 




Privilegio de los bateleros de París. año 1170

Luis, por la gracia de Dios rey de los francos … Hacemos saber tananto.a los presentes como a los que vendrán, que nuestros ciudadanos de París que son mercaderes por vía fluvial han venido ante nos para que les concedamos y confirmemos los usos que tenían en tiempo de nuestro padre Luis … Sus usos son así. desde hace mucho tiempo: nadie tiene derecho de traer o sacar de París ninguna mercancía desde el puente de Nantes hasta los puentes de París s1 no es marchand de l ‘eau de ,París o si no tiene dicha mercancía en sociedad con alguno de ellos. Si alguien contraviene esta medida lo perderá todo, la mitad para el rey y la mitad para los marchands de l’eau de París. En cuanto a los marchands de l’eau de Rouen, tienen licencia para ir con sus barcos vacíos hasta el callejón del Pecq pero no más allá y, desde allí, han de cargar y descargar : asociados a los de París …

(R. DE LASTEYR1E, Cartulalre général de París, 1, 404. En De La Ronciere y L’Europe auMoyen Age. París, 1969, II, pp. 260-261).

Jul 292010
 

Publius Virgilius Maro, o Virgilio, es más conocido por ser el autor de uno de los poemas clásicos más aclamados y extensos:La Eneida. Cuando murió en el año 19 a. d. C. a los 49 años casi había terminado de escribir la obra.Se conoce a Virgilio por sus obras sobre leyes, matemáticas, filosofía y medicina, pero también por Las Eglogas, escrita en el año 39 a. d. C. Este trabajo impresionó a la iglesia católica por el supuesto don profético de Virgilio que predijo el nacimiento de Cristo.
En La Divina Comedia de Dante, aparece como guia y mentor del autor en su paso por el infierno y el purgatorio. La relación del infierno con Virgilio, se basa en los relatos de sus habilidades mágicas.Se dice que aprendió magia, gracias a doce diablos a quienes liberó de una botella que encontró en un terreno de su propiedad, y a las enseñanzas de un hechicero que vivía en Las Montañas de la Aflicción.
Alquimista reconocido en ese mundo poco conocido.Se le atribuye Entre otros dones sobrenaturales o “casi nada frecuentes”, el poder de dar la vida a objetos o seres inanimados construidos por él, como los caballos de hierro o de cobre cuyo cometido era pisotear a los ladrones, o estatuas de metal vivientes, que custodiaban sus tesoros.
Como muchos otros magos, usaba sus poderes para escapar cuando era perseguido desapareciendo por ejemplo, en un cubo de agua; o para escapar de la prisión en un bote que él mismo había dibujado en la pared de su celda.
Virgilio nació y se crió en Mantua. Estudió en Roma, y vivió hasta el final de sus días en Nápoles. En esta última ciudad, se le atribuyen muchos hechos mágicos, como la manerade crear un talismán en forma de sanguijuela de oro, para proteger a la ciudad de una plaga,o fundar una escuela para magos. Pero quizá lo que más se conoce de este excentrico ser, es : el Castell del ´Ovo -el castillo del huevo- , que según la tradición fue levantado por él colocando un huevo bajo los cimientos, para equilibrar la fortaleza.
Fue enterrado en Nápoles. Y sus seguidores permanecen a través de los tiempos.

El libro de los Magos Antón y Mina Adams – Edaf –