Ene 132011
 



La energía de la Luna nos ayuda en los aspectos más intuitivos y secretos de la vida. Esta es una razón por la cual las fases de la Luna son especialmente importantes en los trabajos mágicos. La celebración de las fases lunares (luna nueva, creciente, llena, menguante y oscura) se llama en brujería «esbat», y el momento más poderoso psiquicamente hablando es durante la fase de luna llena.
Cada fase de la Luna, se cree, corresponde con una de los aspectos de la Diosa: doncella, madre y anciana.
Se piensa que la luna nueva tiene la energía de la doncella. Durante esta fase el tipo de magia que se practica tiene que ver con hechizos que aseguren el éxito de los nuevos proyectos o de un nuevo amor. Y también es el momento de hacer hechizos para atraer más dinero y las posesiones materiales que necesitemos.
La fase de luna llena es el momento en el que la Diosa ha alcanzado su madurez y es normalmente el mejor momento para que el mago. realice hechizos curativos y trabajos mágicos que aumenten su intuición, tal vez utilizando métodos adivinatorios. Es también el mejor momento de construir poderosos amuletos y talismanes.
El momento más poderoso para construir un talismán es cuando la luna llena acontece el día de la semana que corresponde al cuerpo celeste que gobierna el talismán.
Las fases de cuarto menguante y luna llena tienen que ver con la anciana, la mujer sabia que tiene una inconmensurable experiencia y conocimientos. Este es el mejor momento para los rituales mágicos y hechizos en los que el mago desea disminuir una amenaza o la posibilidad de convertirse en víctima de un hechizo.

El libro de los magos. Antón y Mina Adams. Edaf

 Leave a Reply

You may use these HTML tags and attributes: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>