Jun 082011
 

sirenitas uno

Me ha venido a la memoria aquellas tardes de lluvia pesada e intensa, que lo ensopaba todo sin miramiento:los egombegombes, las jacarandas y los setos de hortensias, doblaban sus ramas por el peso de esa lluvia torrencial de esa tierra mía, y tuya, que se que me estás leyendo, tan llena de vida. Y me ha venido a la memoria la gente de aquellas tierra que corrían guareciendose de la lluvia que caía con gruesas gotas del tamaño de las monedas de chocolate, de papel dorado de nuestra niñez, o como rodajas de yuca cercenadas por el machete de algún bracero. Corrían a refugiarse en sus casas de nipa bajo un paraguas negro y desvencijado, un cartón, o una hermosa hoja de malanga. Sorteaban los regueros de agua que se formaban en la tierra roja y fértil que pisaban, transformada en un santiamén en en un “potopoto”denso y pegajoso para los pies desnudos del negro, y para los calzados del blanco. Y llovía y llovía sin solución, y el rumor de la lluvia adormecía los sentidos si te parabas a verla caer junto a la puerta de casa, o asomada a la ventana de lejas de madera apuntalada por aquel listón abriéndose hacia el cielo, y dejando ver la tela de mosquitera horadada, a veces, en algún pequeño punto por la que se colaban los mosquitos que llegaban en tropel con el calor y la humedad del ambiente, tras ese tiempo de lluvia, y el “jemjem” del atardecer lacerando la piel blanca de los blancos, que en un intento desesperado de acabar con el martirio abrasábamos la carne, dorada por el sol de esa tierra tropical, con las uñas y sin remedio, medio amparados por las grandes y redondas latas de conservas en las que unas brasas dejaban escapar un humo espeso para ahuyentar a los incómodos visitantes de las tardes.
Me ha venido a la memoria, aquellas tertulias que nuestros mayores, al ponerse el sol disfrutaban en los porches de las casas de unos y de otros acomodados en aquellos incómodos sillones, de rejilla, coloniales con un “salto” en la mano y un” Camel”en la comisura de los labios.

Y me ha venido a la memoria, tu niñez, y la mia,tu despertar a la vida,al primer amor de adolescencia, y “el morir” por una confidencia de adolescente,y un lazo fuerte de amistad,de esos de “para toda la vida”…..

Y me ha venido a la memoria esa infancia esa adolescencia nuestra

  8 Responses to “Como rodajas de Yuca…”

  1. Linda, como tienes en tu corazón guardado todas esas sensaciones que vivimos juntas durante algunos años. Gracias a Dios que te tengo a ti, para plasmar con las letras, todos los sentimientos y recuerdos de aquella epoca tan feliz. Un beso Mariajo

  2. Tu tambien los tienes:lo acabas de decir, lo que ocurre es que nunca te has decidido a dejarlos en un papel virtual:intentalo Mariajo;me encantará leerte.
    Un besote.

    Gudea

  3. Pues, si… el sonido, el aire, el paisaje después de la lluvia en aquella infancia tropical nuestra es una sensación grabada a fuego ,de esos eternos que nunca se olvidan…aquella lluvia, la busco, ,en las gotas de lluvia de verano, pero, no es lo mismo…un placer recordarla en tus memorias de aquel tiempo.

  4. No es lo mismo señora Malanga…por eso una recurre a su "desmemoriada memoria" en busca de esos retazos de vida, olor y sabor, que se resisten a abandonar "mi neurona".
    Un abrazo fuerte.

    Nina Gaviota

  5. Separe usted el"en" del "plano" que a una se le fue el dedo¡ja, ja, ja!
    besos

    La Ratita…etec,etec,etec…

  6. Pues sí, mi consorte tenía razón. Juventud divino tesoro.

  7. Oye Gudea, yo no soy tan buena como tú, escribiendo, prefiero leerte a ti, que escribir para ti. Que tal está mi niña?, Yo, muy bien. Un besazo d tu amiga. Mariajo, Anonimo, yo que se……, no me aclaro mucho, pero te leo.

  8. Gracias MAriajo:bievenida al club de las sufridas seguidoras de La isla de las orquídeas.Y eso de que no te aclaras…yo creo que lo estás haciendo muy bien.
    Un besote.

    Gudea

 Leave a Reply

You may use these HTML tags and attributes: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>