Ene 092011
 



He sacado de la bitácora del alma, el libro donde apunto lo que concierne a mi vida. A esta vida que ha tomado más de un rumbo equivocado pero también ha llegado a más de un puerto con acierto.He tenido por bandera:”Vive y deja vivir”. Y en le mascarón de proa un par de alas,las de Maat, sujetando la leyenda :”Morir con las botas puestas”. Cuanto y como he navegado por los mares de la vida. Algunos de tal bonanza que plegué sin reservas las banderas del desasosiego y la desconfianza. Otras veces, en cambio, crucé océanos de aguas oscuras y profundas en las que temí naufragar, pero siempre hubo alguien a mi lado tan etéreo y autentico que templó los desvaríos de mi neurona y amansó la furia de mi corazón. Hoy por hoy la brújula que me acompaña parece desviarse algún que otro grado del objetivo marcado, y por eso he tomado la decisión de guiarme por las estrellas que siempre estuvieron donde están, socorriendo a todo aquel que las buscara para arribar a buen puerto. Y entre todas las estrellas,una que brilla en la constelación más pequeña de ese infinito: La Cruz del Sur,esa que” Ojos de Gato”me enseñó a distinguir en mi niñez.

Cierro ahora el libro en donde he apuntado lo sucedido un día más de ese viaje de mi vida. Hoy ha quedado escrito en él para siempre que he pasado por todos los cambios de humor que tiene la mar. Hoy y a estas alturas de la noche y tras un largo día, solo queda descansar la vista en el firmamento y encontrar La Cruz del Sur.

He guardado el libro en la bitácora del alma…



 Leave a Reply

You may use these HTML tags and attributes: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>