Ago 222011
 

 

 

 

Solo tú comprendes el sentido de esta frase...¡¡¡Que desperdicio!!!

Este fin de semana pasado, oigo sonar mi móvil;ese móvil que casi siempre llevo entre el pecho y el sujetador, por eso de que estoy como una tapia, y también porque últimamente lo suelo olvidar en los sitios más peregrinos ¿Que tal dentro del armario en un zapato? ¿ o en la nevera, entre las lechugas y las zanahorias dos baldas más arriba?Por no contar la lavadora, y la taza del w.c. En fin a lo que iba. Suena el móvil, cuando estoy en mi laboratorio” cocineril“, como decía mi padre, que aunque lo de “cocineril”, no creo que a la R.A.E. le hiciera mucha gracia si llegara a leerlo, en casa quedó insertado en la lengua de: “La tribu de papalelo“, algo de lo que ahora no voy a escribir, porque me alejaría bastante de lo que sentí tras esa llamada el pasado fin de semana.
-Hola Linda…
Escucho al otro lado, a pesar del alboroto que conlleva una casa familiar llena de todos, o mejor dicho de casi todos a los que quieres. Es la voz de una de esas personas a la que quisiera tener entre nosotros pero no tengo. Su voz no trasmite energía; es una voz cargada de desaliento, tristeza, y melancolía. Una voz joven llena de soledad.
Dime “persona humana”- en vez de su nombre lo dejaremos así para no complicar las cosas-, Que alegría oírte…¿Donde estás?¿Te ocurre algo?- es que no suele llamar con mucha frecuencia-. así que me pongo en guardia.
– estoy en un faro sentad@ en el suelo, mirando el mar… esto es precioso… ya he llegado al limite de los dominios de la tierra, a mis pies manda el mar…
Cuentame…-le digo mientras repaso sus rasgos con la fuerza de la mente y el calor del corazón-,
estoy haciendo un arroz al horno ¿ te vienes a comer?
– Que va…-siento que sonríe aunque no vea a esa”persona humana”-,he venido en bicicleta y estoy lejos…además, vais a estar en familia…-“en familia“, es algo que ese ser humano valora mucho; es importante para él la familia.
– ¿Y eso que importa?estarás entre amigos, porque ya no puede ser otra cosa, pero estarás entre amigos…
– Y yo siento una pena por dentro, que no la puedo evitar, porque es alguien a quien he querido mucho y sigo queriendo.
-…………………………
– ¿Bueno y que es lo que quieres?- ahora me limpio las manos en el delantal, para buscar el guardapolvo jamonero, que ahora ha pasado a mejor vida haciendo de babero de Sandra, mi nieta preciosa de dos años. Por cierto que os recomiendo la idea, si tenéis estas dos piezas importantes, el jamón es lo de menos: niet@ cual rabo de lagartija, y el susodicho guarda polvo jamonero, porque al ser un buen pedazo de tela le cubre desde el cuello hasta más o menos las tiernas pantorrillas.
– A ver si me podéis orientar… me quiero marchar de aquí…Dile a Manolo, si recuerda que en su momento me dio todos los apuntes para el ingreso al curso de controladores aéreos
-¿Y tu pareja? ¿Ya la has envenenado con las guindas? esto es una broma que le gastaba yo, cada vez que hablamos.
– Hemos roto…- escucho esto y no puedo menos que alegrarme , pero es que esta persona, había formado parte de la vida de alguien a quien llevo muy dentro de mi alma.
-……………
– Es que desde que rompimos…Bueno desde que lo eché todo a perder, no he conseguido acoplarme a nadie. No hay un solo día en que no me levante pensando en quien dejé…Y ahora es tarde, se que no quiere ni verme… Hace unos años le envié un par de mensajes, al móvil… pero nada…
– Mira”ser humano”, yo ya quisiera, ya… pero tu sabes que a esa persona le hiciste mucho daño, y está rebotada, yo soy la menos indicada para hacer de intermediaria… ¡no quiere oír ni hablar del tema! Se enfadó una vez mucho conmigo…
– Lo se, a lo mejor un día se cruzan nuestras vidas, solo para hablar; me gustaría verl@ aunque solo fuera una vez…
– Pues… Ya sabes el cariño que te tenemos ¡Ojala! ¡Dios Dirá! lo escrito, escrito está-le digo limando el hierro de la tristeza que nos empieza a dar la lata-, y además ya sabes lo de “las medias naranjas”. Sois dos mitades que encajan perfectamente, solo hay un pequeño problema: que para intentarlo estáis demasiado lejos el uno del otro…
-Un abrazo y reparte besos- me dice tras un pequeño silencio-, Cuidaros.
– Tú también…- Y cierro el móvil.
No se si algún día estos dos seres muy humanos volverán a cruzar sus caminos, pero es algo que no voy a negar que a todos los que los conocemos tan de cerca, nos gustaría. Se que están hechos el uno para el otro, pero la vida es así, aunque:EL MUNDO DA MUCHAS VUELTAS Y YO ¡NO SOY DE PIEDRA!

 

 

 Leave a Reply

You may use these HTML tags and attributes: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>