Jul 112011
 

No la había visto nunca pero era como si la conociera de toda la vida…: “las cosas del Internet”- murmuró. Le gustaba su forma de pensar,sus ratos de humor… pero su mayor encanto era ese don que tenía para leer en la distancia el estado de ánimo de aquell@s que como él navegaban por un mar imaginario hacia” la isla de los deseos incumplidos”. Era una persona que le hacía sentir como un adolescente ilusionado, y a él le gustaba, porque ¿cuanto tiempo hacía que no experimenta ciertos sentimientos en su interior? – sonrió pensando en que había llegado a ruborizarse como un chaval con granos, al releer alguna de las cosas que dejaba en la red – Y es que le parecía que las dejaba por él, y solo para él. Hasta habían mejorado las relaciones de cama con su pareja de toda la vida, porque solo tenía que pensar en ella y arropar ese pensamiento con alguna palabra… alguna frase de las que iba desgranando día a día, mes a mes, en cada post colgado con un par de pinzas de nube de algodón, en la ventana de su castillo virtual. ¡tenia gracia! porque así era como se sentía: flotando en una nube de algodón. Le resultaba extraño que él, que siempre había flipado por las tías buenas que se cruzaban en su camino: -¡porque haberlas hailas! – dijo en voz alta guiñándole un ojo a la rubia de tetas de silicona y piernas largas larguisimas, calzadas con aquellos tacones de aguja más propios de una Dómina en hora laboral, que de una administrativa sacando correspondencia a las nueve de la mañana- Tenía gracia que ahora solo se sintiera vivo frente a las teclas del ordenador, o enganchado al iphone…pi, pi, pi… Suena el iphone y piensa que ella ha colgado algo nuevo “para él” y olvidando a la dueña de las tetas de silicona y los tacones de aguja, ocupa la mesa de todos los días y se sumerge en ese mar imaginario que le transportará hasta “la isla de los deseos incumplidos”.
“De los deseos incumplidos”… para él ya no lo son, porque desde hace algún tiempo vuelve a sentirse vivo.
Y es que nadie como ella para leer en la distancia los estados de ánimo… Su estado de ánimo….
Y es que…Y es que…y es que… nadie como ella.
Y era como si la conociera de toda la vida…
Y nadie como ella…


 Leave a Reply

You may use these HTML tags and attributes: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>