Ago 242010
 

Este es el Cuartel general de Las chicas de Oro. Aquí “la plana mayor”: la “Bella Sara” rubia y con gafas, Maria Luisa a su izquierda: el nuevo fichaje. Victoria, la que va de rojo, Mari, de rosa, y Mari Luz, el convidado de piedra no se ve, pero puedo prometer y prometo que se encuentra entre la” Bella Sara”y su dueña.

No se que tiene mis Chicas de Oro… Mari Luz hija junto a Mari Luz madre ¡chiquilla, que te has colado en la foto!

Son “Las Chicas de Oro”Mujeres que han vivido una vida, y si se parara un@ a escucharlas con paciencia y sin esas prisas que nos come como la carcoma a la madera, aprenderíamos con ellas, reiríamos y hasta se no pondría la piel de gallina a más de un@, y tal vez sentiríamos el corazón en la garganta sin querer,con cada uno de los pedacitos de vida que dejarían en sus relatos. Yo lo he comprobado; he sido testigo mudo de sus vivencias, aunque eso si, hay que poner todo el empeño del que un@ sea capaz para comprender lo que te cuenta cada una de ellas, por esa manía que tiene la gente mayor de hablar tod@s a la vez sin apenas escucharse:””tienen patente de corso””-pienso-, por esos años que maquillan la piel de cada una de esas Chicas de Oro; por esas vidas vividas paso, a paso en ese caminar irrefrenable que les toca y nos toca vivir.Por todos los recuerdos dulces, y amargos que guardan en sus corazones, aunque de estos últimos les cueste más hablar, y hasta hay veces que los adornan, o los olvidan sin más porque no les interesan, y porque están en su derecho por eso de la edad.son divertidas, y repetitivas con sus historietas, pero a pesar de ese circulo viciado de conversación, no se que tiene esa mesa a donde acuden todas las mañanas de doce a dos ¡Ay! “la cafetería de Quique! porque así es como ellas me la presentaron, y así es como la llama una ¡Santa paciencia! ¡santo varón! por no hablar de las camareras que a fuerza de tratarlas ya sabe como “entrar a matar”. Si Eistein levantara la cabeza quizá la teoría de La Relatividad, le parecería cosa de niños, buscando una explicación de lógica matemática a esa mesa pequeña y redonda, en la que en “teoría”, solo admite un determinado número de sillas…Seguramente desistiría, y lo dejaría en que “no es un milagro de la ciencia”, si no del empeño en pegarse unas a las otras, refugiandose del mínimo resquicio de sol que pudiera colarse por entre las ramas de los árboles, y haciendo equilibrismos para no meter la pata, nunca mejor dicho, en el boquete del árbol que ese dia les ha tocado en suerte y acabar en el suelo. Yo he llegado a contar hasta diez, que se dice pronto; diez más el convidado de piedra:el enigmático carrito de la compra de la encantadora Mari Luz ¿Que contendrá el carro? ¡Y que una se tenga que morir sin saberlo!
Son Las Chicas de Oro. Un ejemplo de voluntad de vivir a pesar de los problemas que seguro tiene cada una de ellas. cada mañana acuden a la cita, y se que en ese tiempo que pasan juntas parloteando llenan sus corazones con el combustible de la ilusión.
Son Las Chicas de Oro.Seres entrañables, con una historia que contar, pero que poca gente sabe, puede, o quiere escuchar.
No se que tiene esa mesa; no se que tiene ellas,que tanto enganchan.Solo se que son:¡mis Chicas de Oro!
Un beso preciosas.


  6 Responses to “Las Chicas de Oro.”

  1. Tanto digital satélite y ono y nadie le dedica su tiempo a los mayores. Mi abuelo era capaz de evadirte más que una novela de Harry Potter o una película de Indiana Jones.Quizás si comercializan el "bono oro" una hora de charlita en horario de 11h a 23h; esta sociedad de consumo les hace más caso.

    Besote dorado.

  2. Mis amig@s les gusta estar conmigo, porque dicen…que sé escuchar y no pregunto.
    Me encantaria meterme en esa reunion y hacer una sola pregunta, relacionada con los años 50.
    Tendria para hacer "cienes y cienes" de Historias.
    Haber si echamos una partidita a las chapas.
    Besos.

  3. Me habría encantado conocer a su abuelo, señor Jonsu Elportasandalias.
    Un abrazo añejo.

    Gudeita

  4. Querido "Yo Mismo", estas chicas son fáciles de localizar, solo tiene que darte una vueltecita cualquier mañana de estas, sobre las doce, y las encontrará en el puesto de mando":la cafeteria de Quique. Y es cierto lo que dices,porque para esas historias tan queridas que nos dejas en tu blog ellas son: una mina de oro.
    Un abrazo fuerte.

    Gudea

    P.D. perderias a las chapas. Je, je, je…

  5. Mucho más divertida la cafeteria del Quique que la Residencia…. mientras el cuerpo aguante…je…je…ya las veo incombustibles!!!

  6. ¡Y que duren más que "las Duracel"!

    ¡Muak! ¡Muak!

    Nina Gaviota

 Leave a Reply

You may use these HTML tags and attributes: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>