Abr 042011
 





¡Que día llevo! ¡¡Que día! Las 10´20 me dieron en la cama esta mañana. Se me pegaron las sabanas,confieso, como tantas otras veces. je…je…je… Y es que no se puede” estar en misa y repicando”,o zascandileando a altas horas de la madrugada entre los cables de Internet. Porque ayer regresé tarde a Ceuta. Me parece que ya os lo he dicho algún a vez, que una sigue caracoleando por el mundo que le circunda, pero que no os digo.”hasta luego querid@s” porque ya tengo un portátil que llevarme a los dedos. Aún así, el té con pastas lo tenéis siempre a flor de labio y a golpe de diente, en esta isla vuestra. Pues eso, que ayer el barco nos trajo una vez más a este rincón de España, tras unos días danzando por esos andurriales de Dios.
Las maletas empantanadas sobre” la tierra de nadie”, es decir:la mesa del salón. Los cacharros de cocina haciendo unos largos al estilo “Hawái- Bom bay” de Mecano. la ropa de los mini tendederos plegables que una tiene en los balcones de la jaima, que en su momento no se secó y que ahora,mira tu por donde, seca, seca está, pero cargadita de polvo, que es lo que tiene, cuando se deja la ropa en el tendedero por no recogerla húmeda, porque hay que ver el olor tan nauseabundo que se queda en ella después ¡Ja, ja, ja! esto parece un anuncio de detergentes ¡Ja, ja, ja! Y toda esta vuelta para decir que lo peor del día, hasta ahora ha sido el maldito ordenador y su inseparable Norton,que me han tenido hasta las cuatro y media de la tarde frente a ellos, para ver si “Abel”, un muchacho muy avispado, que por cierto no se por qué imagino que es joven, podía solucionar el problema ¡Y pudo! Tomó los mandos de la nave internautica, que no intergalactica, pero al paso que vamos todo se andará, y lo solucionó sin más, claro que el hombre de cuando en cuando escribía: “señor, sigo aquí.”Y” la señora”sabia que así era porque veía moverse el cursor y saltar los programas sin tomar parte en esa orgía informática. Y mientras garabateaba en un folio olvidado sobre la mesa, en el que hay escrito tal galimatías de palabras y frases superpuestas, que ni la mismísima nena del exorcista podría arrojar por su boquita, desde su inquieto lecho al que se encontraba la muchachita amarrada,pensaba que si esa aventura con el informático invisible “Abel”,la hubiera vivido durante la noche con la pastilleja puesta. Al día siguiente habría creido que todo fue producto de esta imaginación desbordante con la que una le toca cargar desde su más tierna infancia. Porque una en su infancia, tierna y crujiente como un croissant recién salido del horno de la casa de la abuela de caperucita roja, esa que tenia que llevarle la cestita que su madre le preparó con un quesito, un pastel y una tarrina de miel, que de tanto darle a la tecla del ordenador en deshabillé, agarró un resfriado de no te menees, que ni el Frenadol, ni el Eferalgan, ni la Aspirina, ni el Ibuprofeno, y por supuesto el “gelocatil y mucha agua”, podían devolverle aquella dulzura que destilaban sus ojos, ahora enrojecidos y llorosos, aquella sonrisa, ahora transformada en un rictus de dolor y malestar…
Pues eso…eso..¡Que!El croissant…que me he dejado el croissant por ahí atrás ¿ Y de que estaba hablando yo? Creo que de un viaje, de desorden doméstico, de !Abel” el informático invisible de Norton…Tal vez de mi imaginación… De la infancia de una, de caperucita y su alocada abuela. De croissants, quizá porque con esta dieta de tomates, pomelos y poco más me comería una vaca con cencerro y todo. Y…de que…y ¿por qué os cuento esto? Se me olvidó comenzar con una advertencia: Leer esto puede causar un terrible dolor de cabeza, desasosiego, confusión mental, y un deseo irrefrenable de darle carpetazo a “la Isla de las Orquídeas” enviando este blog y a su autora a la papelera de reciclaje.
¡Que mal me sientan los viajes!


  2 Responses to “Leer esto puede causar un terrible dolor de cabeza…..Y un deseo irrefrenable de darle carpetazo…”

  1. ¡¡¡JESÚS!!!!! Dame a mí otro Gelocatil.
    Muacccccccc.

  2. ¡No que "me segastan"! Coja usted número en la seguridad social y que se lo recete el médico de cabecera. Je, je, je…
    Abrazote.

    La Ratita Presumida

 Leave a Reply

You may use these HTML tags and attributes: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>