Los olvidos son recuerdos…

los olvidos son recuerdos

Cuando un día NO recuerde ni tu nombre, ni tu rostro, ni la luz de tu mirada… ¡Recuérdame que te quiero!

Los olvidos son recuerdos empeñados en jugar al escondite en el frío páramo del subconsciente.
Los recuerdos son pedazos de un camino ya vivido; muchas veces olvidado, y otras tantas recordado. Cuando olvidas simplemente porque quieres olvidar, no has ganado la batalla: a lo largo de tu vida, los demonios que creías derrotados te visitarán de nuevo y no para irte de copas o compartir un café.

Cuando un día no recuerdas ni tu nombre, ni el rostro que te sonríe, ni que fuiste caminante por la vida sembrando rosas, dejando espinas, pídele a Dios o a la vida, que haya alguien que te guarde los recuerdos y que los mime por ti.

Cuando un día NO recuerde ni tu nombre, ni tu rostro, ni la luz de tu mirada… ¡Recuérdame que te quiero!

Los olvidos son recuerdos empeñados en jugar al escondite…

Los demonios que creías derrotados…

Que te guarden los recuerdos y que los mimen por ti…

Dónde puedes encontrar mis libros…

La Sombra del Egombe Egombe

Un viaje a la enigmática África de la que no podrás salir

La Escribidora (los relatos dormidos)

Confidencias de mesa y café con luz verde para publicar

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.