Qué sorpresa…

Qué sorpresa...

“Tú entrabas y yo salía. Qué sorpresa…”

Qué sorpresa…

Qué sorpresa verte hoy. Encontrarte a la salida del café. Tú entrabas y yo salía. Qué sorpresa… qué bien te ha sentado el tiempo, que ha pasado de puntillas por tu piel. Te has cortado la melena y has pintado la mirada con un toque de añil del anochecer.
Sigues fiel a tu perfume de violetas y al rouge con sabor a fresa, que tan loco me volvía…
Qué sorpresa verte hoy y encontrarte a la salida del café, aunque yo fuera una sombra para ti…

También te puede interesar:


Dónde puedes encontrar mis libros:

(Haz clic sobre Casa del Libro, Amazon o Uno Editorial, e irás directo a la tienda)


Qué sorpresa...
La sombra del Egombe-Egombe:
CASA DEL LIBRO
AMAZON
UNO EDITORIAL
Qué sorpresa...
La escribidora (los relatos dormidos):
CASA DEL LIBRO
AMAZON
UNO EDITORIAL
Comparte en redes:
Qué sorpresa...Qué sorpresa...Qué sorpresa...Qué sorpresa...Qué sorpresa...

Un comentario sobre “Qué sorpresa…

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.