Ago 102011
 

                     La foto me la envió mi amigo Jose Manuel

Que construyas mi tumba…

Que te cases de nuevo…
Que seas bueno con tus hijos…
Que cada año, cuando se cumpla el aniversario de mi muerte,te acerques a verme…
Son los cuatros deseos que Muntaz Mahal pidió a Shah Jaha,el hombre de su vida y padre de sus catorce hijos,antes de morir.
Con
la fusión de la arquitectura hindú y la persa-musulmana se da vida en
mármol blanco a una de las siete maravillas del mundo  Una de las más
bellas obras que el hombre ha podido hacer por doble partida porque
además de la belleza arquitectónica,encierra el amor más allá de la
muerte entre un hombre y una mujer.
Cada
pedazo de mármol, cada planta, cada piedra preciosa;cada gota de agua
que corre por los canales de los jardines, hablan del emperador musulmán
de la dinastía Mogol y Muntaz Mahal.

La construcción

El edificio empezó a construirse hacia
1632, según los planos de un consejo de arquitectos procedentes de India, Persia
y Asia central, aunque parece que el auténtico inspirador fue el propio
emperador. Trabajaron en su realización más de 20.000 obreros; las obras del
mausoleo concluyeron en 1643 y ¡as de las dependencias adjuntas en 1649. En
total, el proyecto ocupó veintidós años y costó cuarenta millones de rupias. Se
conocen los nombres de algunos de los maestros que participaron en la empresa:
el turco Ismail Afandi, que diseñó las cúpulas; Qazim Khan, de
Lahore
; Chíranji Lal, de Delhi, que se encargó de los mosaicos; el
cantero Amir Ah, de Beluchistán; Amanta Khan, de Shiraz (Persia), insigne
calígrafo. El maestro de obras fue el turco Listad Isa; la leyenda cuenta que,
cuando el edificio estuvo acabado, Jehan ordenó cortar su mano para impedir que
pudiese repetir una’ obra semejante. En los escritos de un misionero portugués
de la época parece aludirse a la posible intervención de un artista italiano,
Jerónimo Veroneo. Aunque efectivamente vivió en Agra durante esos años, nada
parece apoyar de forma seria esta hipótesis.

Fuente:Gran Enciclopedia Universal Espasa Calpe

  2 Responses to “Shah Jaha y Muntaz Mahal, o un"para siempre" de los que ya no quedan.”

  1. Preciosa la obra, aunque estas maravillas siempre se llevan a los grandes que las hicieron. Y el título de tu post, como siempre maravilloso…los que no quedan, están para siempre de diversas maneras…los que se fueron, nunca se han ido. Gracias de nuevo por compartirlo Linda.
    Un petó molt fort !
    Rosa Mª

  2. Querida amiga de "la extraña comunidad de vecinos": ya sabes lo feliz que me siento al verte aparecer por este zaguán, que es el tuyo tambien. Me alegro de que te guste lo que aquí he dejado.La foto no es muy nítida pero me la envio un querido amigo que estuvo en ese lugar, y he querido colgarla.
    Petons,petons, petons per tú.

    La niña con el pijama de rayas

 Leave a Reply

You may use these HTML tags and attributes: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>