Jun 232016
 

El cuentacuentos

La vida me ha dado lo bueno y lo malo de su propia vida. Me la jugué a cara o cruz, aceptando los riesgos y sin dudar un momento. Aprendí de lo malo; me redimí con lo bueno. Nunca volví la vista atrás, los pasos estaban dados, dejando al final marcadas las huellas de los momentos de gloria, de las batallas perdidas…
La vida; mi vida, la escribo yo…
En las alforjas del alma los sueños, las ilusiones, las alegrías y las penas, son mi equipaje de mano. No lo guardo en la bodega del olvido, ni en la consigna del autoengaño.
Quiéreme como soy, no como lo que quisiera ser,con el alma a medio vestir de verdades y el corazón revestido de culpas y perdones.
Y la vida me ha dado !la alegría de vivir¡