Ene 262012
 

I´ve loved, i´ve laughed and creied. I´ve had my fill,my share of losing. And now,as tears subside, I find it all so amusing To think i did all that And may i say,not in ashy way, oh,no,oh,no,not me,i did IT MY WAY…

Con su “all right” en los labios y “vive y deja vivir”. Optimista, rebelde y algo excéntrica, soñaba con volar de aquel pequeño pueblo perdido entre montañas que la vio nacer: “el pueblo es un cementerio y la casa familiar una tumba”. Así definía Carmen, una mujer de espíritu inquieto, a la que le venía pequeño el mundo que aún no conocía, la tierra de sus ancestros. Adelantada a su tiempo e incomprendida, a la que más de una vez se la califico de “casquivana y amante de la vida alegre”, por romper los moldes establecidos en aquella posguerra que le tocó vivir, en la España de estraperlo y lentejas con okupas. De”corazón rojo y acomodo azul”, un dia cualquiera acabada la guerra, colgó en el perchero a La Cruz Roja Internacional para embarcarse en la aventura de su vida, que no era otra, que alejarse lo más posible de todo lo vivido, llevando cosigo una maleta llena de nada y un corazón vacio de recuerdos: por eso de que el paso se acelera mas, si una va ligera de equipaje. Ni la madre que la parió pudo frenar sus ansias de volar y así se subió a un barco, que surcó las frías aguas de un Atlántico profundo, recalando al filo de un bello amanecer en la tierra de “los sueños cumplidos”, a donde la llevaron en un sillón sin baldaquín, cuatro negros del mejor ébano de la Guinea Colonial. Cuando sintió la arena fina de la playa bajo sus zapatillas de lona, y aspiró el aire empapado de olor a mango y aroma a mar, supo que esa era su tierra: a la única que quería amar.
“Vive y deja vivir”…”All right”. Esas dos frases fueron su bandera…
Independiente hasta la médula.
Casada por tradición.
Madre sin vocación.
“Vive y deja vivir”…”All right”. Esas dos frases fueron su bandera…
Rebelde sin causa.
Negada a envejecer, se empeñaba en conservar la eterna JUVENTUD.
Amiga de sus amigos.
“Vive y deja vivir”. “All right”. Esas dos frases fueron su bandera…
Alma de la fiesta y la farándula.
Desconcertante y sorpendente, guardaba las emociones en el saco de la juerga y de las risas.
Una mañana de invierno se fue con las botas puestas, y el corazón vacio de recuerdos…
Una mañana de invierno se fue con las botas puestas, y en los labios el “ALL RIGHT”que siempre tuvo por bandera.
Un beso Carmen.