Nov 202011
 

Entre el fuego y el humo del incienso las gracias por las alegrias y los ruegos por las tristezas vuelan al cielo....

Era tan aplicado que siguió sus abluciones junto a los padres de la nena….
Un momento antes el pequeño siguiendo las indicaciones de su padre se inclinó a su manera, pero ¡lo hizo. Nosotros también enseñamos a rezar a nuestros pequeños¿o ya no?

Esperaban sacar la foto del año, digo yo. A mi me dio apuro y me separé...

La paqueña sigue el ritual bajo la atenta mirada del niño, que espera a que sus padres acaben de prencer el tronco de incienso…

En todos los rincones de la tierra se repite la misma historia...

Mientras sus padres finalizan el ritual, la niña escucha atenta las palabras del lama…

Llegaron con su hija, y comenzaron el ritual. La gente está cansada de ver estas ceremonias en los te plos sin embargo se quedaron quietos observando sus movimientos...Aún no se por qué...

............................................

...............................................

............................................

……………………………….

........................................

……………………………………

Y aquí el famoso Buda tumbado, a este si pudimos hacerle una foto...

A l final de la escalera, a falta de “premio”,inmortalicé al señor del fondo que no se que andaba haciendo enl a ventana…

Y subiendo,subiendo,subiendo, para encontrarnos con el Buda de jade y un cartel que decía:¡¡¡¡¡NO FOTOS!!!! Por cierto que ese guiri iba el pobre con una muleta...

Y mientras llega la hora de pasar la aspiradora cultivamos el intelecto…

Uno de los muchos patios interiores.

Esta pertenece a la tienda de regalos del templo. La talla esta hecha de una sola pieza. Todo sale de un tronco. No está a la venta.

Esta foto no está muy nítida pero me parece curiosa y por eso os la dejo.

Aquí se ve mejor…

Era una ceremonia funeraria. La fotografía de la difunta se puede ver en la parte izquierda de la foto

…………………………………..
intentan subir al cielo….

Auque una no entendia absolutamente nada,también se quedó un moento escuchando las explicaciones ¡y es que ponía tanto interés!

El tañido de la campana es el móvil que comunica con el cielo.

..........................

Y…la luz de la mañana….

................................

……………………………

Esta foto me gusta mucho....

A mi me encantan los cascabeles, pero este era un poco grande para traerlo como recuerdo…

Ante Buda...

………………………………………..
Siempre he creido que las velas son las escaleras,por donde suben los deseos hasta llegar al cielo…

¿Que estará pidiendo?

La señora de la limpieza bebe o come, no lo se muy bien. Y es que no todo va a ser:”ora et labora”…

Este personaje del complicado mundo budista me recuerda al genio de la lámpara de Aladino...

Otro bellisimo rincón. Es curioso pero en ese templo la belleza hay que buscarla mirando al cielo…
Añadir una imagen

Ante la cámara un monje medio "convencido" y el otro la mar de divertido...

Alguien nos contó que los espíritus del mal, son obligados a regresar a la tierra para hacer el bién y así poder redimir sus faltas.No se si este será uno de ellos. Lo digo por esa expresión tan terrorifica con la que nos recibe…

La campana...

Una forma extraña sobre uno de los muchos voladizos, que aún no se que es…

Una vez en el interior la placa que te indica el lugar al que tanto nos costó llegar....

Las cintas de oración a Buda….

Una de las calles del interior del templo....

A mi juicio “el bello rincón” estropeado por el hormigón…

Un bello rincón...

Por guardarse en una urna de oro debía ser harto importante pero como solo estaba escrito en mandarín,no nos enteramos de que iba la cosa…

Esta foto está fatal pero la explicación es sencilla:te hablan del Buda de jade y un@ llega con la cámara para comprobar que: puedes ver pero ¡no foto! Así que fue un intento fallido.

En los templos no hay vidrieras; hay dragones, por eso de la buena fortuna…

Es curioso como la naturaleza se empeña en sobrevivir en medio de la gran Shanghai...

…………………….

.............................

……………………………………

El sonido de la campana llega hasta el cielo.

Una parte del templo….

cada un@ elegía su rincón para "la mejor foto"...

Nosotros no pudimos dejar nuestra huella,porque las cintas de oración solo se bendecian en el dia del nacimiento de Buda…

Al margen de nuestras crencias, porque todas son RESPETABLES.

El templo del Buda de Jade se viste con las cintas rojas de oración que casi todos dejamos al margen de nuestras creencias.

 

¡El Buda de Jade al que NO pudimos sacarle una foto. Aquí os lo dejo aunque sea de una postal….

 

 

Tomamos  el metro ¡Como no! pero en un punto determinado nos sentimos como la niña de “Laberinto”:totalmente desorientados, así que enfilamos la recta final a bordo de un taxi con su taxista sin cinturón de seguridad y el pie en el acelerador:es la tónica general así que una ya estaba medio acostumbrada a esas carreras locas por las calles de Shanghai. Bocinazo va, bocinazo viene…y una llega al punto de destino con un acto de contrición, y alguna que otra promesa de: “si llegamos a buen fin, prometo no morderme las uñas en un año”. por ejemplo.Ahora que lo pienso hay que ver como se ve, se asimila y practica eso de la seguridad vial en algunos países…En Egipto, y esto lo ha vivido una servidora con su consorte, si quieres atravesar al otro lado de la calzada,de cuatro a seis carriles,has de saltar al ruedo sin paso cebra ni semáforos que te amparen teniendo como única arma un par de piernas, y un par de co…..diría yo,a las que has de ordenar que NO se paren, no vacilen a la hora de cruzar, porque entonces acabas en el hospital, o en el otro barrio sin billete de vuelta.¡Cruza y no te pares que los coches,autobuses,camiones, motos y bicicletas te sortearán! y tu:¡¡¡¡glup!!! Y en Marruecos, para que os voy a contar…tiene semáforos, pasos cebras rotondas, y más de una señal de tráfico pero ¡se lo pasan TODO por “el arco de triunfo” ¡Ay como somos al volante! pero bueno dejemos la sef¡guridad vial para otra ocasión y sigamos con  la excursión al Templo del Buda de Jade y el Buda Tumbado. que seguramente tendrá un nombre en mandarín…
Hasta la calle Anyuan lu-“Lu” quiere decir “calle”-llegamos con el corazón en la garganta, como dice Serrat, por haber llegado vivitos y coleando a nuestro destino.Era una calle estrecha ,si la comparamos con las calles a las que la Gran Shanghai, nos tiene acostumbrad@s. Cerca de la entrada algunos “invisibles” pedían una limosna al” guiri con money,money”:Para ellos todos somos americanos, tal vez porque sea la única moneda que les suena después de la suya:el yuan.En la puerta, unos muchachos con identificación nos indicaron,aquí no nos cobraron ni un céntimo de yuan, la entrada explicándonos amablemente el itinerario a seguir,y que en más de una ocasión perdimos teniendo que preguntar de nuevo.
En el patio principal del templo de culto, más sobresaliente de Shanghai, el humo del incienso, se mezclaba con el de las pipas de  algún que otro guiri de cara rosada, pelo blanco y ojos de pez, cargando con mochilas bastantes más grades que la de una, y cámaras de objetivos espectaculares y trípodes preparados para ser montados,mientras los creyentes rezan ante sus dioses y la figura sedente de un Buda benévolo y complaciente.El templo vestido con el rojo de las cintas de oración y el azafrán de las túnicas de los monjes,cargaba sobre sus tejados el tiempo final de dinastía Quing.Cintas rojas de oración con letras doradas,colgaban de los altos techos de complicados y polvorientos artesonados.Cascabeles enormes, campanas gigantes, monjes en su tiempo de asueto,orantes, curiosos y una mariposa revoloteando cerca del gran incensario del patio central.Todo girando en torno al Buda sedente que espera, al final de una escalera lamida por el tiempo,a que las almas que aún no han alcanzado el Nirvana, vengan a dejar ante su altar la oración de “el caminante de la vida”.Era cita obligada y nosotros subimos esas escalera. Lo vimos allí en la penumbra y en silencio,alejado del trasiego del resto del templo. Solo ocho personas ocupabamos el recinto:un matrimonio de guiris como nosotros, un monje de cara afable, y un matrimonio oriental, joven y con una nena de corta edad.Ellos comenzaron su ritual, y nosotros los seguimos en silencio teniendo por bandera una frustración de caballo por no haber podido inmortalizar el momento, aunque ahora a miles de kilómetros del templo, pienso que tenían toda la razón al querer preservar de las cámaras de extraños, ese momento tan intimo de comunión con sus creencias, A cambio la buena estrella nos obsequió con la visión de un magnífico Buda de Jade en franca relajación:el Buda Tumbado que solo estaba un par de pasillos más allá.
Campanillas,tímidos brotes verdes, pequeñas figurar talladas en piedra para ahuyentar a los malos espíritus,mazos de varas de incienso, fuego, velas, cintas de oración, cámaras,sonrisas, miradas curiosas, algún” perdón”, por los pisotones o empujones que un@  propina, sin querer al de al lado, por no bajar la pila de la neurona de la memoria y mirar en torno suyo…
Cansancio, sudor,sed, hambre, ganas enormes de tropezar con un lavabo…Nada importa, y todo es soportable por encontrarse con ese Buda de jade.