Dic 132015
 

DSC04228

       En el recuerdo…

— ¡Baja ahora mismo del castaño! ¡Eres de la piel del diablo! Ya está bien de libros…
— ¡Madre, madre! ¡Mira qué fruta, parece rica! Aquí dice piña y aquí, papaya… ¿Aguacate? uuummm… tienen que estar ricas.
— Ya veo… Anda, coge el cubo de la comida de los cerdos y vete a echarles de comer… ¿Y quién dices que te ha dejado ese libro? –me dices, madre, mirando de reojo los dibujos de una de las páginas…
— El señor cura, madre… es un libro de ciencias naturales…
— ¿?
— Habla de árboles, de flores y plantas…
— Y de huertas… ¿también habla de huertas?
— Me parece que no… pero…
— Anda espabila, que después de los cerdos me tienes que ayudar a recoger los tomates, que se los están comiendo los pájaros…
— Ya voy, madre… — y abrazo tu cuerpo delgado y pequeño. Y te miro a los ojos; esos ojos verdes, tan claros, como los tiernos brotes de primavera de tu pequeño jardín… Un mechón rubio asoma descarado por debajo del pañuelo que te recoge el pelo y mis dedos intentan con torpeza volverlo a su lugar…
— Anda, anda, no seas zalamero que no te vas a librar de la faena — y me coges de la muñeca, con mano firme y siento la aspereza de la palma, reseca y agrietada, que habla de niños… de caricias… de noches en vela… de mortajas… de pan hecho en casa… de coladas en el río… de huertas… y de días, de meses, de años… De toda una vida cuidando el hogar…

Mar 312012
 

Todo un placer haberte conocido...

 

He querido escribir estas lineas desde mi hogar a seiscientos kilómetros de esa pequeña ciudad, a la que le hace grande la gente que la llena,que no es otra que la Ceuta que me vio llorar,reir,y soñar.Y he querido salir de puntillas,despacito,como si tal cosa,para no echarla mucho de menos. Han sido ocho años de mi vida en Ceuta “la bombonera”,que han quedado marcados a fuego en mi corazón.Ocho años de difícil olvido por todas las experiencias vividas,por todo lo que de vosotros aprendí:por vuestra alegría de vivir.
He querido escribir estas lineas paras deciros que una, que es algo rarilla, tiene una carpeta virtual de palabras preferidas,de tantos lugares a donde el destino la ha llevado,y en esa carpeta se encuentra:amigacho¡gitana! y como no ¡málegroverte! palabras que desde hace mucho forman parte de mi dia a dia.
He querido escribir estas lineas para deciros que desde mi ventana no se ve pasar la vida, ni llega el aroma de los cafés de las teterías,ni el olor a “pescaito frito”,porque desde mi ventana se ven árboles con pájaros en las ramas,y “se escucha un silencio ensordecedor”,que tampoco está mal….aunque a una se le hubiera olvidado esta otra forma de vivir.
Y he querido escribir estas lineas para daros las gracias por vuestras atenciones y deciros que aunque algo lejos en la distancia, una seguirá con vosotr@s a través de este Blog de Ceuta al que pertenezco,Así que NO os digo adios,sino hasta mañana.
Todo un placer haberos conocido.

Gudea de Lagash