Jun 102014
 

1016971_610995342264128_757344888_n(1)
Y ellos son parte de mi vida. A él lo parí casi a la vez que dejé aparcados los calcetines,y aunque la comadrona se empeñó en cortar el cordón umbilical de nada sirvió, pues de alguna manera continua unido a mi.
Y ella forma parte de mi vida desde el primer dia que la vi con su bata blanca tras el mostrador de una farmacia. Delgaducha,de ojos claros,y algo timida,-pensé al mirarla-.
Él necesitaba a alguien a quien querer,y ella esperaba a que alguien la quisiera,y por eso de que una nació justo a la hora de las brujas,comprendí,deseé,e hice de madre celestina,sola,sin “el padre cucharón”,usando en vez de polvos,pócimas y otras antiguallas,un sencillo pero eficaz remedio como es el “SMS”,entonces no existía el “wassap”.
Ha pasado el tiempo,si no me equivoco catorce años,desde aqule dia en el que comenzaron sus andanzas por la vida,con sus altos y sus bajos,como todas las parejas del mundo,porque si dijera lo contrario nadie me creería,al fin y al cabo es una relación de dos con su convivencia y sus pareceres,pero siguen juntos y los veo bien y eso a una servidora le hace feliz porque ¿que es lo que desea una madre para su retoño? Solo dos palabras: ¡Que sea feliz! Y con ella lo es.
Y ellos forman parte de mi vida y de toda esta parte de la tribu de “Ojos de Gato”.
Y ellos son…
Un beso.