Feb 212016
 

GetInline

       ACLARACIÓN:

Maruja Casas no es otra que Sarita “la Escopetilla” y CARLOS VELEZ  es Ángel “Ojos de Gato”. Al principio de empèzar a cartearse, “Ojos de Gato” decidió que los dos tendrían un seudónimo por si alguien leía las cartas. Muchas iban en clave, después,cuando se hicieron”novios formales”, ya usaron sus verdaderos nombres: Ángel y Sarita.
¡Cosas de aquellos tiempos!

 

 

Srta. Maruja Casas, Bata

Apreciada y simpática Maruja:
Ayer sábado recibí por mediación del correo de Niefang tu carta escrita el dieciséis. Ha tardado desde luego más de la cuenta, pero esta vez queda justificado el retraso porque no vino el día veinte la guagua, al parecer por falta de gasolina. Por el contenido de la tuya sé los muchísimos rompimientos de cabeza que te proporcionan las innumerables novelas que tienes que meterte en la mollera, durante tus horas de aburrimiento. Tienes tiempo de sobra para, como te digo, llenarte la mollera con toda la colección de “Rosa y Pueyo”, para luego meterte en el papel de cada una de las heroínas de dichas “novelas rosas”.
Mira a ver si encuentras en alguna factoria carretes de fotos, pues como sabes, Barreal tiene una máquina y quiero sacar algunas fotos del campamento y de otros sitios bonitos de esta demarcación. Esta mañana nos hemos hecho tres: Barreal, Paquita y yo con un moreno a mi lado, pues bien sabes que me falta la señora y por tal motivo, debo tener un moreno de sustituto. Ahora, cuando bajen a primeros de mes, se pasarán por la factoría para que les digas a dónde tienen que llevar el carrete a revelar.
Me preguntas que si me aburro. Qué quieres que te diga… aunque vivo, solo he visto aumentada “la familia” con un lorito precioso que me han traído y un cara azul que, junto al titi que tengo, el boy y el cocinero, ya somos una familia respetable. Por otra parte ahora, todas las tardes me voy de caza, aún cuando lo cierto es que no “cazo” más que rasguños y más rasguños.
Nuevamente me haces alusión a los papeles de mi habitación. ¿Qué es lo que te has figurado que tengo? Pues nada de particular, solo las cosas indispensables para mi uso. No sé quién te habrá contado la tontería de que tengo cartas de otras chicas de la Península: no hay nada de verdad en eso.
No sé cuándo bajaré por ahí, pues se da el caso de que no tenemos ni una gota de gasolina, de forma que hasta tanto no nos llegue no sé cuándo nos veremos. La guagua tampoco subirá el treinta en tanto no llegue la bencina, así que no sé cómo te voy a mandar esta carta… Probablemente lo haré con Rodríguez, que bajará con cualquier coche que vaya para haberes. No te importe que lo haga por mediación de él pues como sabes, es el que suele andar con la correspondencia, y no le dará mayor importancia por enviártela junto con una novela.
¿Qué tal por la nueva casa? Ya sé que es estupenda. Yo la había visto casi terminada. Ahora una vez amueblada y decorada a tu gusto, seguro que es una preciosidad.
Si es que no he bajado para antes de que puedas contestarme, ya me dirás cómo sigue Arrieta con el paludismo. Si continúa en el hospital o bien ya salió; lo mismo te digo con lo que respecta a Chito. En cuanto a ti, espero que lo de la filaria en el brazo sea una broma…
Yo por esta sigo bien; quizá un poco más salvaje cada día, pero desde luego contento de estar por aquí. Por lo único que siento no estar en Bata es porque no puedo hacerte rabiar. Ya me dirás cuántas cosas has roto.
Y ya voy acabando, pues como quiera que en esta no sucede nada de particular, tampoco puedo extenderme en mis noticias a no ser que te cuente que “el capi” se fue al bosque, creo que a medir montes; no sabemos cuándo volverá, así que estamos solos.
Sabes lo mucho que te aprecio.
Carlos Vélez.

P.D. : Te mando “La vida es sueño” para que la leas y medites un rato.