Dic 282011
 

La lámpara de mi habitación...

Escribo por escribir, porque mis manos no pueden estar quietas. Son manos inquietas y dedos traidores que algunas veces aprietan las teclas que una no quiere apretar. Y una no quiere apretarlas para no dejar escrito, pues lo escrito escrito queda, todo aquello que yo siento que pasa por mi cabeza como un potro salvaje;sin desbravar. Manos inquietas,corazón ardiente, pensamiento a piñón fijo en ti.
Escribo por escribir, porque estas manos mías no quieren parar de pulsar una y otra vez las teclas que forman tu nombre amor, las teclas chivatas que cuentan al mundo que eres mi deseo,mi locura oye.
Escribo por escribir aunque una no quiera con la neurona a tope de ti y tú sin saberlo y yo que me muero,que cuando te miro parado en la calle charlando con uno, sonriendo a otra,abrazando aquella: la rubia de bote  del bar de la esquina que luce un escote de “tres mil talegos”, me agarro un rebote de” no te menees”.
“”¡Y una que no tiene tetas,ni talegos,y ni es rubia de bote! “”-me digo mascando con rabia el chicle que me dió un amigo “pá” calmar el hambre
Maldita dieta, maldita rubia, malditas tetas de silicona que te hacen miope a juzgar por como las miras de cerca.Tan cerca,tan cerca que corres el riesgo de axfisiarte tío.
Y escribo por escribir, y en en el papel o en el aire o en las ondas voy dejando lo que siento aunque no quiera, aunque luego al releerlo pienso que me estoy pasando, o que es algo tan ridículo que debiera eliminarlo en un pis pas…pero no puedo:
“”yo lo lanzo.No.Aquí se queda durmiendo en el escritorio por apuro, por que no piensen, porque no digan, porque me parece un bodrio, por si acaso tu lo lees y presientes que eres tú el protagonista””…¿Aquí se queda? NO.Yo lo cuelgo¿Lo cuelgo o no lo cuelgo?
Alguien me dijo:Escribo,escribo,escribo, y cuando estoy sin ideas lo escrito lo archivo en algún rincón hasta que la luz se encienda otra vez en mi cerebro,y lo repaso mil veces para ver que no incomode, que no se lea entre lineas lo que realmente pienso…Lo repaso una y mil veces.
Y yo contesto.Yo contesté,perdón,que escribo por escribir y no pienso lo que escribo,solo siento y lo que siento se queda en el post sin más.Se queda en el aire amor.
Y una que no tiene “tetas de tres mil”, ni talegos,ni es rubia de bote,desfoga su frustración aporreando las teclas del teclado del ordenador amor.
Y tú sin saberlo oye.Y tú sin saberlo…
Sobre la mesilla de noche de mi habitación,pegado en el ala de una mariposa dibujada en la pantalla de la lámpara con una lapicero azul, de esos gruesos, para dar sombra a los ojos,languidece ese chicle que una vez me diste…
¡No tengo foto! No tengo beso,ni caricia ni abrazo.Solo un chicle pegado en la pantalla justo en una de las alas de una mariposa azul…
Solo un chicle pegado al ala de una mariposa azul…
Solo un chicle que una vez me dio un amigo “pa” calmar el hambre…