Jun 202016
 

DSC03299

La encontré sentada en la escalera con los libros descansando en su regazo.La mirada perdida, en un punto de la entrada del portal. La cabeza apoyada en una mano y el corazón achuchando a la razón.
La encontré en una tarde de verano, en un banco del parque del desengaño. Con la mirada perdida en el recuerdo y el alma desvestida de inocencia.
La sonrisa de cartòn.
Los labios en almoneda y
el corazón secuestrado.
Y la encontré…
Y aún no había cumplido los dieciséis…

Oct 192014
 

DSC02637
Yo no se que hacer contigo…
Si aparcarte en la cuneta del olvido,
o guardarte en el cajón de los recuerdos más queridos.
Y no tengo voluntad cuando se trata de ti.
Y no se que hacer contigo…
Cuando tú vienes yo voy,
cuando yo vengo,
tu has vuelto veinte veces, y una más.
Y me siento tan pequeña,
tan inútil,
tan vacía,como un barco de papel navegando por el mar de Los Sargazos.
Y no se que hacer contigo.
Si atarte de pies y manos a la pata de la cama,
y no soltarte jamás.
Si dejarte en la cuneta…
si guardarte en un cajón…
Si meter tu corazón en un puchero y esperar a que se ablande,
o encerrarlo en una jaula,
y tirar la llave al fondo del estanque de los patos;
de ese parque,
y de ese banco de los sueños y las ilusiones rotas.
Y no se que hacer contigo…
Y no se que hacer conmigo…
Quizá me atiborre a helado,
o me cuelgue de un bonsai.
Tal vez me corte las venas con una hebra de hilo,
Mejor me pinto los labios y le pregunto al espejo:
Bebete el mundo a chupitos; dale cancha al corazón, dice guiñandome un ojo.
Y le hice caso:
me bebí el mundo a chupitos pero sin pasión, amor…
Y le hice caso;
le di cancha al corazón pero no quiso latir por otra piel…
Y no se que hacer contigo…
Y no se que hacer conmigo…
Y una caja de galletas…
Tequila, sal y limón…
Y una carta en la maleta…
Y un amor y un desamor…
Y a tres bandas el deseo…
¡Carambola al corazón!
Mi corazón.

 

Sep 112014
 

DSC00344
Y me da tanta pena,que tengo el corazón hecho cachitos.
Y es que me da tanta pena amigo…
Te conocí en la distancia,y te quise como se quiere a un amigo;sin juzgarlo.
Y es que me da tanta pena no haberte dado un abrazo de esos que calientan el alma;
no haber estrechado tu mano fuerte,firme como se le da a un amigo.
No haber hablado contigo para recordar tu voz…
aunque todo esto no importa cuando veo tu sonrisa en las fotos de tu muro;
en ese rincón de tod@s por tenerlo abierto al mundo.
Todo un placer haberte conocido en esta casa,que es de tod@s.
Ha sido todo un placer seguir esta última parte de tu vida en la distancia.
Es para mi un placer recordar tu sonrisa,y llevarte en el recuerdo junto a mi amigo Manuel.
Buen viaje a las estrellas.
Reparte besos y abrazos.
¡Que seas feliz en esa nueva vida que acabas de comenzar! Que encuentres la paz.
Un beso.

Gudea de Lagash

Jun 272013
 

DSC01303

Caminando descalza por la habitación,

con la llama del candil adormecida.

Caminando descalza,sin hacer ruido,

no vaya a despertar tu corazón,amor…

Busco en el revuelo de la ropa;

nuestra ropa tirada por el suelo,

las medias,las bragas de Walt Disney,

y “el liguero de la suerte” ,

dijiste aquella noche de mi primera vez…

Los tacones en la mano,

el liguero en el fondo del bolsillo del vaquero;

el aliento contenido,el corazón hecho trizas

y en los ojos esa lucha por salvar mi digindad:

-¡No llores!-me dice la razón.

-Tienes que llorar- ahora habla el corazón.

Con la llama del candil adormecida,

he salido en silenco de esa estancia nuestra,

no sin antes pararme en la puerta…

Has estado con otra,

más bella,más experta en los juegos del amor.

Del amor de cama,amor,

pero no del corazón.

Has jugado conmigo.

He perdido contigo.

Y con la llama del candil adormecida,

he cerrado la puerta,

y en una papelera del hotel,

he tirado el liguero,de mi primera vez.

Y has jugado conmigo…

y he perdido contigo…

Dic 192012
 

 

 

-No llores¡No quiero que llores!
– No lloro.Yo no quiero llorar…llora mi corazón. No puedo dominarlo…
– No llores;no me gusta verte así.
– Es que tú no lo comprendes. Me siento…lo siento dentro de mi como una esponja de baño,presionado,estrujado; sacando todo lo que lleva dentro, que no puede contener, porque le pesa.le ahoga.le cansa hasta lo impensable.
– ¡Que no llores! No quiero que llores.Ven,deja que te abrace;espera un poco más aquí,junto a mí; ahora estoy rezando.
Y le dieron la una,la y media y las dos,mirando la hora reflejada en el techo de la habitación,con su aliento varado en la cara y un abrazo arrullando su espalda.
Y le dieron la una,y la y media,y las dos…
Y no llores.
Si no lloro;es mi corazón disfrazado de esponja de baño…
Y no llores.

Jun 192012
 

 

Y tengo el corazón como  un sorbete de limón esperando a que quieras absorberlo poco a poco con cañita,a cucharadas,mojando el dedo en él.
Y tengo el corazón acelerado igual que la olla exprés de mi cocina.
Y tengo el corazón acelerado como una secadora en “extra seco”.
Y tengo el corazón acelerado,y escucho dar las tres en el reloj.El viento sopla y la lluvia ha llegado aplacando esta noche de calor.
Y esta noche ha llovido, y he dejado entrar por mi ventana esas gotas de lluvia,ese viento que ha batido con tal fuerza que seguro seguro se ha llevado las petunias,la flor de hibisco que conseguí salvar,y esas margaritas a pie de entrada que ayer mismo planté.El flexo a un lado para no molestar a mis ojos cansados de tanta letra,de tanta palabra escrita…”14761″ se ha chupado una hoy.Palabras,palabras,palabras y más palabras que dejo alguna vez pensadas, y otras a saco,según estén el ánimo o el alma;según esté mi pensamiento en ti o volando sin control por los recuerdos del pasado,de un ayer,de hace unas horas en que crucé cuatro palabras contigo,e imaginé como sonaba tu voz;de que forma eran tus manos,y la linea de tus labios…Se acelera el corazón;mi corazón.
Vuelve el viento,no he cerrado la ventana y se cuela sin reparos; siento frío pero no en el corazón.
Cuatro palabras contigo ,ahora que caigo no han sido “14761” porque hay que sumarle cuatro…”14765″.
Bebo un sorbo de esa infusión que me hice un par de horas atrás, y me he tragado la pastilla de los sueños para ver si engaña a mi neurona y se la lleva a dormir que ya es hora ¡Lo que me faltaba! la bruja de mi tejado se ha despertado y gira sobre su eje sin engrasar.No la veo, como es obvio, pero sé que marca el norte,el sur,este y oeste sin un orden ni concierto,protestando y con razón ¿Ella tiene corazón? No.No tiene corazón.
Y una quisiera,quiere ser la bruja de su tejado por no tener corazón…
Corazón acelerado por cruzar cuatro palabras contigo…
Por sumarlas a esas que hoy he dejado escritas…
Por imaginar tu voz…
Por dibujar esas manos con mi neurona amor…
Por perfilar, esa linea de tus labios con mis deseos amor…
Y hoy tengo; esta noche tengo el corazón como un sorbete de limón…
Cañita,cucharadas,el dedo mojado en él…
Olla exprés…
Y en “extra seco”…
Y tengo el corazón acelerado…

Jun 052012
 

 

 

 

DSC05768

 

Para no olvidarme de la Gran Shanghai:
De su gente y su” sonrisa de sueño”, de los rostros impasibles, de sus caras hoscas, de las miradas furtivas de asombro  y curiosidad; de sus noches con sus dias. De sus olores; a veces fáciles de respirar. De sus “Lolitas”, sus encajes, sus mitones, sus lazos en la cabeza. De sus mujeres sin edad por ese aire adolescente, que ellas NO quieren dejar escapar.
Para no olvidarme de las hojas caídas y los barrenderos ensartándolas una a una…”trabajo de chinos” ¡Verlo para creerlo!
Para no olvidarme de la Gran Dama, que se funde en un abrazo con las aguas del Huangpú. Aguas que arrastran historias, leyendas, secretos de ajuste de cuentas y muerte para hundirlas en el Mar de China. Un mar de leyenda de cuentos de hadas, de piratas, de aventuras sin principio ni fin.
Para no olvidarme de los malos sueños, que los tuve, ni de los sueños dulces que tambien los hubo. De sus amplias avenidas, del rojo de su bandera y sus estrellas doradas, ondeando por toda la gran ciudad.
Para no olvidarme de los taxis pero si de sus taxistas, cimarrones sobre ruedas, que no se cortan ni un pelo a la hora de escupir. Escupir, escupir, escupir… y otra vez ¡verlo para creerlo!
Para no olvidarme del glamour y la miseria que la envuelve. De su “gente local”. De sus pisos diminutos ocupados por familias, tres o cuatro…quizá más. De sus edificios grandes de apartamentos de lujo, del “Gran Hotel”, del JIN MAO de mis amores; te llevo en el corazón.
Para no olvidarme, eso JAMÁS, de alguien a quien dejé inmerso en la Gran Shanghai…
Para NO olvidarme…

May 202012
 

rfanato de nuestra señora de la almudena 4

 La lluvia caia tras los cristales. Era una lluvia pesada, que empapaba los muros y el tejado del colegio, dejando el suelo hecho un lodazal: potopoto… potopoto… potopoto… potopoto… Parecía decir cada gota de lluvia al estrellarse contra la tierra: potopoto… potopotopotopoto… Las gotas caian una y otra vez hasta encharcarlo todo.Un relámpago y luego otro.Un trueno y luego otro y otro, y en el colegio de monjas de la Inmaculada Concepción, un reloj daba las cuatro. Sor Teresa, de mirada dura, rictus amargo y corazón de piedra, cruza la clase con el borrador en una mano y le da al interruptor de la luz. La tormenta lo ha oscuerecido todo y la clase ha de continuar. La pizarra, el borrador, la tiza.Una potencia, un exponente, un problema de álgebra… Un volverse a observar a sus discípulas, con el mismo ardor que Rodrigo de Triana oteando el horizonte.
Sor Teresa de cuello estirado, no se sabe si por la cofía almidonada, o porque se había tragado un hueso de “atanga”, paseaba entre los pupitres recien adecentados por la hojilla de afeitar, que las manos diestras de las niñas pasaban por las cicatrices de la madera: un corazón de tinta, una inicial… luego otra; un borrón y un pequeño socavón horadado con la punta de las tijeras en la clase de labor… El frufrú de su habito blanco almidonado y el entrechocar de las cuentas negras del rosario atado a su cintura, alertaba a la alumna que rezaba a La Virgen Pura para que el frufú y el baile de las cuentas, no cesaran junto a ella, por ser señal inequívoca de que la estaba observando a ella y solo a ella.
Y la lluvia caía: potopoto… potopoto... potopoto... potopoto... Y a la hora del recreo el pan y chocolate, la comba, las piedras, la goma y entre salto y salto, corrillo y corrillo, corría el rumor, fundado o infundado, de ese carácter avinagrado tan suyo,que según los dichos, dimes y diretes, no era otra cosa que el mal de amores de un novio, que la dejó plantada ante el altar por una funambulista de la fería, que por San Tiburcio, montaba sus tiendas en las afueras de la pequeña ciudad de provincias que la vio nacer.Y la lluvia, ahora menos, caía y caía:Potopoto… potopoto… potopoto… potopoto... Y en el reloj del colegio daban las seis. Sor Teresa en la puerta envarada, tiesa como una mojama, con la linea de los labios tan fina y pegada como un sello de diez céntimos, y un montón de niñas con babis a rayas blancas y verdes, guardando la fila en silencio y frenando las ansias de volar…Volar por el patío como palomas al cielo. Correr, correr y saltar. Atrás quedan las internas de color…
Mañana será otro día. Empieza el mes de María, con canciones, oraciones, flores y niña con cinta azul, en su cuello inmaculado.
Y sigue y sigue lloviendo: potopoto…potopoto…potopoto…potopoto…
Mañana será otro dia. Mañana toca “labores” con los “pañitos” bordados de bodoques cordoncillo y petit point… De vainica, de zurcidos de canciones a María. De chicos espiando por encima de la tapia. De miradas furtivas… chiiiiisssssss…. No oigo el frufrú, ni el rebotar de las cuentas del rosario a la cintura… Chiiiisssssss…… Sor Teresa se ha parado.
Y un montón de niñas con babis a rayas blancas y verdes…
Como palomas al cielo…
Y los chicos espiando por encima de la tapia…
Potopoto…potopoto…potopoto…potopoto…

May 112012
 

Era primero de mes y habían cobrado.Esta vez sería distinto: – te lo prometo-le había dicho-,Por esta virgencita que llevo al cuello,te prometo que esta vez será distinto.Y el la creyó.
Dio de desayunar a los niños,un vaso de leche,de ese cartón que la buena de Amparo;su vecina del primero le dejó…La había sacado de tantos apuros…que si una sopa de sobre,que si un pan,unas galletas…pensaba extendiendo, hasta lo imposible, los restos de margarina en las rebanadas de pan.
Abrió el portal y una ráfaga de viento helado le dio los buenos días.Los pequeños protestaron y ella les caló los gorros de lana hasta las orejas para después estampar un beso en sus narices.Luego,se arrebujó en la bufanda y, agarrando el carro de la compra, salió sin más a la selva de asfalto.
-¿Por qué corres? -Le dice Pablo-Siempre corres al pasar por el quiosco…¿Es que no quieres que te vea Julián?
Ella frenó en seco,ante la salida del niño.Hasta su hijo mayor;ese hijo concebido en una noche de San Juan, diez años atrás, se había dado cuenta¿Tanto se le notaba?Le daba la espalda pero,aún así no podía dejar de sentir sus ojos clavados en ella.Una punzada de asco se le clavó en la garganta.Asco por ese hombre que compraba su miseria.Asco por ese vicio irrefrenable que la obligaba a venderse como una gallina en un mercado de feria.Asco por ella misma, que no tenía valor para acabar con la pesadilla de su vida…
-Qué. ¿Al colegio? Vamos,tomad unas “chuches” que os regala el “tío Julián”-le dice alargándoles una bolsa de gominolas,y la vista puesta en ella.
– No.Déjaló…gracias…tenemos prisa-contesta acelerando el paso con el pequeño Borja lloriqueando por las golosinas,y un Pablo algo rezagado y pensativo.
A la puerta del colegio,entre la algarabía de niños de todas las edades,de padres con prisas,de coches mal aparcados y de una aire envuelto en churros y café,abrazó a sus hijos,con ese abrazo fugaz conque los despedía cada mañana, al entrar en el edificio, por estar lleno de culpa.
-Mama…
-¿Que?
-Nada…-dijo Pablo agarrando de la mano enguantada a su hermano.
-Estaré aquí a la una,como siempre…-la caricia de sus dedos se pierde en el aire,porque el niño ya le había dado la espalda tirando de Borja.
– Ya… -Le oyó decir.
Los vio subir las escaleras perdiéndose entre un mar de gorros,carteras,y chiquillos atropellados por llegar los primeros a las aulas.Y se sintió fatal.No podía soportar la mirada de su hijo mayor clavada en ella.Esa mirada de reproche que tanto la incomodaba…Y es que él NO podía saber de ese lado oscuro de su vida ¿Como iba a saberlo? Ni su marido lo sospechaba…Dejó atrás a “Las Franciscanas” haciendo lo imposible por no torcer a la derecha:<>.Pero sus pies no la obedecieron,y su voluntad tampoco.
El local no estaba tan lleno,como otras veces,y no pudo dejar de sonreir pensando que quizá las “Amparos”de turno, se habían puesto de acuerdo para No sacar de apuros a gente como ella.Se sentó en una mesa solitaria,no sin antes aparcar el carro de la compra aún vacío:<>-se dijo sin mucha convicción.
-Dame dos…- pidió a la muchacha de los cartones,abriendo el monedero.Allí estaba la confianza,que una vez más, el bueno de Antonio había depositado en ella:treinta euros para la compra del hogar.Agarró el billete sin pensarlo dos veces y se lo entregó a la muchacha.
El ruido de las bolas al girar en el bombo.La voz monótona y machacona del hombre joven que desgranaba los números.El sonido del fajo de cartones que la repartidora llevaba,martilleando sus tímpanos…El sudor que le corría por las sienes junto a ese escalofrío que le bajaba por la espina dorsal cuando escuchaba cantar ¡linea!.
-¿Va a tomar algo? – Con blog de notas y bolígrafo en mano,una camarera de carmín rojo y pompa de chicle, la miraba con aire aburrido.
– Un botellín de agua- acertó a decir, tras una lucha encarnizada con una garganta reseca y atenazada por el remordimiento.
-¡Cuareta y ocho! ¡veintidos! ¡cuatro!…
-¡Bingo! – la maldita palabra salió de la mesa de al lado.Una mujer de pelo color panocha con falta de tinte,levantaba uno de los cartones, de los seis que llevaba a remolque,con el mismo brío que Lancelot enarbolando el pañuelo de Ginebra en la punta de su lanza.
Salió a la calle llevando el carro de tripa vacía,y un monedero triste y ajado. Una hoja arrastrada por el viento de otoño se enganchó en su pelo,y unas cuantas más pasaron rozando sus piernas para ir a parar al árbol de al lado. Y el,a deseó ser una de esas hojas para perderse sin más entre la gente,los árboles;bajo las ruedas de un coche…¡Se odiaba! ¡Se odiaba!¡Se odiaba! ¡Cómo se odiaba! con cada paso que daba deshaciendo lo andado.¡Cómo se odiaba!
Desde la ventana de la habitación vio la persiana echada del quiosco con el cartel de:”Vuelvo enseguida”.Pero solo fue por un momento hasta caer de rodillas…
Tres pares de ojos la miraban mientras servía el puchero:la mirada confiada de “su Antonio”,la ingenua de su hijo Borja,y la de Pablo clavada como un dardo en el corazón.
Y desde la ventana de la habitación vio la persiana con el cartel:”Vuelvo enseguida”…
Pero solo fue un momento hasta caer de rodillas…siempre le pasaba igual…

Abr 132012
 

Siempre estuve en “La Isla” sentada en el zaguán…

Hace tiempo que no escribo nada; no he podido. Hace tiempo que no descanso los dedos en estas teclas, las teclas de mi ordenador. Hace tiempo que crees que te eché al saco del olvido, al cubo de la basura, o entre unas matas de mala hierba de esas que invaden mi acera, aunque una se empeñe en hacerlas desaparecer. Hace tiempo que no dejo aquí aquello que siento, que invento, o que vivo. De esto hace algún tiempo… Pero yo sé que tú, aunque yo no esté, sigues asomandote a la “Isla” esperando paciente,como se espera a los amigos y a los seres más queridos, a que vuelva a recalar en ella. Pero amig@ nunca me fui. Siempre estuve sentada en el escalón del zaguán, aspirando la brisa del mar envuelta en sal, con una taza de té en una mano y la otra garabateando en un pedazo de papel, trazos inconexos mientras pensaba en tí. Si en tí que ahora me estás leyendo.Y pensaba en como serías realmente, que sentimientos anidarían en tu corazón y que pensamientos cruzarán por tu mente…
Con una taza de té en una mano y la brisa del mar envuelta en sal, neurona y corazón desean saber de tí…
Con una taza de té en una mano, sentada en zaguán de esa isla de ilusión, mis ojos se entornan a falta de gafas y lentillas para ver si te veo, con la venia del sol; de ese sol remolón que nunca quiere irse a dormir, también por si apareces. Por miedo a que la luna, que es dama de noche, se encapriche de ti.Y ya ves, una solo te espera para charlar contigo, para leer tus ojos, para darte un abrazo que te caliente el alma y si quieres, un beso; si tu quieres, por eso de que lleva la luz al corazón.
Aferro entre mis manos la taza de ese té de la concordia, que aún está caliente, y brindo por tu vida y por la mia aunque no reconozcamos las colonias, ni la tuya, ni la mia.
He cogido una flor de mi jardín, de petunias y prímulas, de orquideas y jazmines de invierno y de Brasil, y la he lanzado al agua con una corta nota dentro de una botella de “ron añejo”, según dice la etiqueta, a ver si llega hasta ti  ¡Que qué dice la nota? Solo: “buscame en La Isla”. “No te olvides de mí”.
Y hace tiempo que no escribo nada y el culpable no es otro que el tiempo que, desde hace tiempo, no quiere prestarme parte de su tiempo. Creo que se lo ha dado a la luna para que alargue la noche y así le haga la puñeta al sol.
Y desde hace tiempo…
Siempre estuve sentada en el zaguán con una taza de té en una mano y la otra garabateando ¡Tú nombre!
Y siempre estuve en “La Isla” y alguna vez pensé en tí…
Y he cogido una flor de mi jardín…
Y una botella de ron añejo…
Y tus ojos y los mios…
Y la luz del beso que llega al corazón…
Y de ese abrazo que al alma da calor…
Y siempre estuve.

 

Ene 312012
 

 

 

Rula el Cuentacuentos, es su destino,deambulando por Oriente y Occidente,circundando la tierra con sus mares; rozando con la punta de los pies las dunas del desierto…Aupado en un cuerno de la luna acaricia con sus manos las estrellas…El Cuentacuentos, que es narrador, fabulista, fantasioso, y algo burlesco, le hace cucamonas a la vida y se para en el borde del abismo, en el linde de lo bueno y de lo malo, embaucando con embustes a la muerte.Exhausto el cuerpo,precisa un descanso en el sendero que llega hasta el pasado…Hoy necesita – piensa-, sentarse en un recodo del camino y ver pasar la vida por delante.Él necesita, no mirar hacia atrás sino al presente…Hoy el cuento no muestra hojas amarillas,ni olor a viejo, ni pátina del tiempo,pero espera que te quedes a su lado. Siéntate junto a él y mira hacía adelante…
De un salto, se ha sacudido el tiempo dormido y con el corazón en vilo, asoma la cabeza esperando ver algún ser vivo.Su mente llena de historias;las manos inquietas, prestas a bailar sobre el teclado,anhelan la atención de algún humano.Su alma enamorada de la vida grita al viento:
– ¿A donde vas amigo tan aprisa?¡para un momento!porque tengo que contarte lo que siento…porque tengo que ganarte con mi cuento… Escucha al Cuentacuentos que asomado al balcón de tu mirada,espera que no sean rechazadas las fábulas, leyendas y vivencias, que guardó para ti con impaciencia.
Párate amigo, y escucha al Cuentacuentos;escucha al Cuentacuentos…
A ti, que ahora duermes para soñar…
A ti, que ves pasar la vida desde tu caleidoscopio de colores…
A ti, indómito amigo que gustas de llamar al pan, pan, y al vino, vino…
A ti, poeta soñador; curioso amigo que quieres que destape el cofre de la magia por saber de Babieca, de hordas y demás…
A ti, amigo impaciente que esperas como un niño ilusionado que llegue el Cuentacuentos a tu hogar,te pido que le siembres el camino con dulces palomitas y “chuches” de algodón…Y a todos los tocados por la magia…Chiiiissssss… Si queréis escuchar:el Cuentacuentos os invita a soñar…
El Cuentacuentos no sabe medir el tiempo.De poco le sirve la clepsidra que custodia en su alforja.La guarda, tal vez, para captar los dorados reflejos del sol que recogen las gotas de lluvia en su carcel de color…La conserva, quizá como un niño, creyendo que en ella hallará reflejada tu imagen…O quizás porque sueña en que un día,verá tu sonrisa brillar en el basto cristal…
El Cuentacuentos no sabe medir el tiempo…
Se pregunta el Cuentacuentos:
¿Sigues ahí vida humana?
¿aún estás al otro lado de la valla en un rincón de aquel jardín?
¿sigues ahí?
Porque tengo que contarte… ya sabes…
Porque aspiro a que me escuches… si tú quieres…
Porque quiero que tu quieras escucharme…
Porque… porque…
¿Aún estás al otro lado de la valla?
Ruge el mar, baten las olas, y en su refugio del acantilado,allí en aquel paraje agreste y
escarpado, remembra un pasaje muy, muy lejano,de un buque, de la mar, del océano…de un mortal que huyendo del pasado,se afana en desechar de la memoria episodios de guerra y de revancha.Del mortal, en su talega conserva los recuerdos,de esos…de los que hieren por dentro,que una noche cruzando el océano lanzó a sus aguas negras y profundas creyendo el infeliz, el pobre humano,librarse de este modo de cadenas;de esas que axfisian el alma penitente…
Ese ser extraño y solitario que gusta de narrarte aquello que recoge por el mundo,te ruega que le escuches como siempre…Lo estoy viendo ¿No lo ves tú?Te está haciendo señales con la mano…Te llama por tu nombre… No, no es el viento ni tampoco el murmullo de la mar.Te estas equivocando, torpe humano.Vuelve la vista hacia el acantilado ¿Lo ves ya?Es el Cuentacuentos, no le hagas esperar.Te aguarda en su refugio,allí en aquel paraje agreste y escarpado, donde no suele llevar a los humanos…
¡Corre! ¡Vuela! Te espera el Cuentacuentos…
Toc, toc, toc… ¿Hay alguien en casa? El Cuentacuentos, llama a las puertas.Sabe que unas las encontrará cerradas, con el pestillo echado y el candado con tres vueltas de llave… Algunas, con la cancela entreabierta, no sin cierto recelo, le invitarán a entrar. No importa, el Cuentacuentos sabe esperar… Otras, las más, abrirán no solo las puertas sino también balcones y ventanas:
– Es necesario – piensan – que no se acabe la magia en mi hogar…
– Necesito – dicen – que no se apague el candil de la ilusión…
Y ahora dime… ¿Como tienes la puerta tú?No importa, el Cuentacuentos sabe esperar…
Está cansado.Tal vez vapuleado por el tiempo.Quizá por lo vivido que le pesa en el alma,y le embota la mente…El polvo del camino pegado a su atavío.La pie curtida y seca,denuncian esos surcos trazados por el sol,el frío del invierno, y el viento azotador.Sabe bien que no puede acomodarse.Entiende bien que es su destino rular por los caminos para ir dejando día a día, año tras año¡Toda una vida!lo que quiere contar, sin volver la vista a tras
Dime Cuentacuentos quien marco tu sino…Quien tornó la vida que debías tener,por andar los senderos,por subir las cañadas…por bajar las laderasy llegar hasta el mar…
Cuentacuentos dime:¿cambiar si pudieras, tu destino harías?
El cuentacuentos dice:
-No puedo trocarlo…llevo el polvo del camino pegado a mi atavío y la mente hechizada por todo lo que he visto,por todo lo vivido…Ven humano y camina a mi lado mientras te cuento todo lo soñado,y te relato todo ¿lo vivido?Ven y camina a mi lado…
De la talega de su memoria ha sacado el Cuentacuentos una de tantas historias: la ha salvado del olvido…
Viajando por el mundo. de ciudad en ciudad,de pueblo en pueblo, y de aldea en aldea. Confundido con el humo del hogar, zambullido en el agua de las fuentes, de los pozos, de los ríos, y del mar.Transportado por la brisa de la noche, y embarullado en aromas de jazmines y azahar. Encantado de narrarte lo que otros han vivido: El Cuentacuentos espera, como siempre, que le quieras escuchar…
Hoy la luna no asoma entré las nubes…Es una noche oscura;sin estrellas…El mar, extrañamente inmóville ha prohibido a las olas que acaricien la arena,y le ha pedido al viento que pase como brisa,como un niño descalzo…como una pluma de ángel…como un beso robado…Y el viento le pregunta:
¿Por qué estas hoy tan triste?
¿Por qué no ruges mar?
Y el mar va y le contesta:
Me falta el Cuentacuentos…
Hoy no se donde está…..
El Cuentacuentos se encuentra lejos allende la mar.Está buscando a un humano, en otro tiempo y lugar…
– Estas buscando en vano, Cuentacuentos ¿Lo sabes? – le grita el mar.
– Estoy buscando en vano.Lo sé… ya lo sé.Estoy buscando en vano…Lo sé…¡Hoy no quiero contar!
La cabeza apuntando al cielo y en sus ojos el reflejo de la luna enamorada. De esa luna amante, amiga, talismán adorado; paciente escuchadora de sus cuitas…Todo eso encierra para él esa luna enamorada…
Un leve soniquete acompaña al Cuentacuentos con cada movimiento de sus pies; con cada alzada de cabeza hacia la bella enamorada, por mirarla del derecho y del revés. De los cascabeles que ciñen sus tobillos y le adornan la punta de los pies, apenas queda alguno; se han quedado en el camino.Uno lo perdió, según contó, en un día de lluvia bajo los soportales de una plaza cualquiera, de un pueblo olvidado allende las montañas donde los pastos son más verdes, y las mariposas parecen que tienen pétalos de rosas y no alas. Se le cayó en un adoquín del gastado empedrado pisado a lo largo de los siglos por tal cantidad de vida, que no parece piedra sino raro y bello ópalo negro.Allí en una exigua oquedad quedó perdido, eso creyó, más el cascabeleo amigo le obligó a mirar atrás, algo inusual en él:
-Merece la pena- dijo al ver que un pequeño desvalido lo encontró-. Alegrará tus dias y tu vida cambiará, porque habrá alguien que te acogerá”.
Otro se soltó cuando brincaba entre las flexibles ramas de un retamal. La culpa fue de las flores; de esas flores amarillas que tanto le alegran la vista cuando sus ojos cansados por la fatiga necesitan cerrarse. Es entonces cuando ellas, las que adornan la retama, iluminan su mirada: -¡No importa! su música servirá de abono; es necesario que salpiquen las laderas y los bordes del sendero…
No mires a la luna enamorada, sigue contando Cuentacuentos; sigue contando… Déjala que se oculte un momento, o algo más de tiempo, tras la nube que ha venido a visitarla…
– No me gusta esa nube – dice frunciendo el ceño-,porque en ella he perdido más de uno de esos cascabeles que han formado parte de mi vida,cuando al soltar mi mano de uno de los cuernos de la luna enamorada he ido a caer en su blando y húmedo regazo ¿Me los ha devuelto? No. No me gusta esa nube, que al igual que escondió en su interior lo que le daba alegria a mi vida, también puede que un día se quede para siempre con mi luna.No me gusta esa nube…otro día te cuento…
-Adiós Cuentacuentos…
– No digas adiós obtuso humano. El adiós es el final: con el adiós no hay marcha a tras. Dí hasta que nos encontremos en los pueblos, en los campos, en los ríos, o en los mares. O di si quieres, hasta que los hados, los duendes, o los trasgos inquietos y traviesos, nos vuelvan a juntar, pero no digas adiós…
Se aleja el Cuentacuentos, y con él, la imagen de la luna enamorada que ahora duerme tras la nube ladrona y casquivana. Sin mirar atrás camina dando saltos por escuchar el sonido de los cascabeles que ciñen sus tobillos y le adornan la punta de los pies. Una mano en la talega, porque de su interior ha de sacar un par de ellos que ha quitado de esa nube casquivana.
Brinca el Cuentacuentos, mientras dirige sus pasos a la amiga retama.
– Dime ¿regresarás algún día?
La vista alzada porque algo ha llamado su atención. Es una nube.Una única nube pintada en el azul que toma forma de niño, de delfín o de león,según la meza el viento, o le de forma la imaginación…
– Que has de emprender una marcha, eso ya lo se…Pero dime Cuentacuentos ¿vas a volver? que buscas Cuentacuentos.¿ Volverás algún día?
– No lo se. – contesta con la vista perdida en el cielo dormido- Busco una estrella pequeña…y es tal su pequeñez, que nunca ha llamado la atención de los humanos.
– Pero tú la necesitas ¿no es cierto?
Es el hogar de mis ancestros…Hoy necesito de su luz y su calor…me hace falta algo de valor porque tengo que enfrentarme a Morta, a Décima y a Nona…Me hace falta valor ¡Mira !allí está mi estrella ¿la ves torpe humano?-El Cuentacuentos señala un punto en el cielo cuajado de luz-.¿La ves torpe humano?
-No…no se donde está…
– ¡Hombre necio!te lo advertí: es la estrella que ilumina el corazón, que calienta el alma, que templa la razón, y eso pobre humano…
– ¿Regresarás algún día Cuentacuentos?
– Ahora deja que me enfrente a mi batalla, después:no lo sé…

…………….

Buenas noches tristeza…hola y adiós…
Te alejo de mi vida,hoy te quiero ahuyentar…
¡Da media vuelta y vete! No te soporto más.
Deja que el navegante atraviese la mar.
Quiebra el hilo de la desolación,
que también has sabido anudar al alma del trotamundos;
al maltrecho corazón del Cuentacuentos..
Buenas noches tristeza…
hoy te digo: ¡Hola y adiós! ¡hoy voy a contar!
Toc,toc,toc ¿Hay alguienen casa?
¿Sigues ahí vida humana?
Porque tengo que contarter…ya sabes…
Porque quiero que tú quieras escucharme…
¡Corre¡ ! vuela! Te espera el Cuentacuentos.
No importa:
El Cuentacuentos sabe esperar…
Gudea de Lagash
Ene 262012
 

I´ve loved, i´ve laughed and creied. I´ve had my fill,my share of losing. And now,as tears subside, I find it all so amusing To think i did all that And may i say,not in ashy way, oh,no,oh,no,not me,i did IT MY WAY…

Con su “all right” en los labios y “vive y deja vivir”. Optimista, rebelde y algo excéntrica, soñaba con volar de aquel pequeño pueblo perdido entre montañas que la vio nacer: “el pueblo es un cementerio y la casa familiar una tumba”. Así definía Carmen, una mujer de espíritu inquieto, a la que le venía pequeño el mundo que aún no conocía, la tierra de sus ancestros. Adelantada a su tiempo e incomprendida, a la que más de una vez se la califico de “casquivana y amante de la vida alegre”, por romper los moldes establecidos en aquella posguerra que le tocó vivir, en la España de estraperlo y lentejas con okupas. De”corazón rojo y acomodo azul”, un dia cualquiera acabada la guerra, colgó en el perchero a La Cruz Roja Internacional para embarcarse en la aventura de su vida, que no era otra, que alejarse lo más posible de todo lo vivido, llevando cosigo una maleta llena de nada y un corazón vacio de recuerdos: por eso de que el paso se acelera mas, si una va ligera de equipaje. Ni la madre que la parió pudo frenar sus ansias de volar y así se subió a un barco, que surcó las frías aguas de un Atlántico profundo, recalando al filo de un bello amanecer en la tierra de “los sueños cumplidos”, a donde la llevaron en un sillón sin baldaquín, cuatro negros del mejor ébano de la Guinea Colonial. Cuando sintió la arena fina de la playa bajo sus zapatillas de lona, y aspiró el aire empapado de olor a mango y aroma a mar, supo que esa era su tierra: a la única que quería amar.
“Vive y deja vivir”…”All right”. Esas dos frases fueron su bandera…
Independiente hasta la médula.
Casada por tradición.
Madre sin vocación.
“Vive y deja vivir”…”All right”. Esas dos frases fueron su bandera…
Rebelde sin causa.
Negada a envejecer, se empeñaba en conservar la eterna JUVENTUD.
Amiga de sus amigos.
“Vive y deja vivir”. “All right”. Esas dos frases fueron su bandera…
Alma de la fiesta y la farándula.
Desconcertante y sorpendente, guardaba las emociones en el saco de la juerga y de las risas.
Una mañana de invierno se fue con las botas puestas, y el corazón vacio de recuerdos…
Una mañana de invierno se fue con las botas puestas, y en los labios el “ALL RIGHT”que siempre tuvo por bandera.
Un beso Carmen.

Ene 202012
 

Esta es la "gente local"que NADA sabe del glamour de la Gran Shanghai...

 

 

 

 

No solo guardé en mi cámara la cara más arrebatadora de la gran Shanghai,ni el impactante paisaje de hormigón que conforma su esqueleto.De las entrañas de la” gran dama” rescaté una muestra de esa gente anónima que forma parte de esa ciudad y es tan shanghainesa como la que más,aunque no sepan del glamour de su ciudad, ni del contacto de un  Omega en la muñeca.Sus gargantas carecen de colgantes de  Swarovski, y la piel de las mujeres no se alimentan precisamente de “Shiseido”.Las calles de los “barrios locales”se encuentran salpicadas de pequeñas tiendas,algunas diminutas,en la que la familia permanece dia y noche durmiendo en la parte superior del local,en unos pocos metros cuadrados, o en la misma tienda en sillones reclinables.Los ves comiendo,cenando e incluso los niños haciendo sus tareas del colegio.
La “gente local”,de los barrios “locales” No saben de restaurantes caros,ni de centros comerciales con artículos a precios de infarto.Ellos saben de esos carros que empujan por la ciudad,hasta donde se les permite,para vender alimentos,o baratijas.
“La gente local”nunca parece tener prisa, ni llevan reflejado en la cara ese estress tan de moda y contagioso, tal vez porque no tienen mucho, o nada que perder…
La “gente local” tiene una forma de ser,a pesar de los pesares,que una admira, y es que: se toman la vida con filosofía.
Y por todo esto y mucho más, una ha llegado a la conclusión de que el corazón de la Gran Shanghai,no se encuentra entre toda esa gente enganchada, en vena, al glamour de los días y las noches Shanghainesas,sino entre su “GENTE LOCAL”:la gente humilde

Nov 132011
 

Con sabor a navidad…

El abrado de tu madre…

 

Abrazo…abrazo…

Y de esa despedida…

Un abrazo preparado para la distancia…

Primero la conficedencia…era sobre “Jak Sparrow”…

Un abrazo salido de un pliegue del corazón…
¡Me gustaa!

No tiene palabras…

Y…

 

¡Abrazame y no me dejes nunca!

Un abrazo GRANDE a “La Bella Sara” Y a “Ojos de Gato”…

Bajo el cielo de Ceuta limitando con Marruecos.

Abrazame…

Ay,que abrazo…

Por el abrazo de una pastorcilla merece la pena mojarse en un dia de lluvia…

Por un tiempo pasado…por un tiempo presente…de una gran familia:”la tribu de papalelo”

Señora Varech…Señor Okangón…¡gracias por compartir!

Todo un honor compartir ese abrazo con” el rey de la salsa” manolo “Bachata”

Un abrazo para recordar…

Miran una empanada ENORME que se zampó el padre de la criatura en un pispas.

¡Ayyy! su Alberto.

Uno comenzó un abrazo que se quedó a medio camino: uno iba hecho un “dandy”, el otro iba “to sudao” de caminar hasta El tarajal…

¡¡¡¡yaaaaaaaaaaaaaa!!!! faltó el canto de un duro.

¡Ja! Eso es un abrazo.

¡Abrazala fuerte! No dejes que se pase al “lado oscuro” je…je…je…

¡Maaaaaaaaaaarrrrrrchando otra de abrazos!

¿Que fue de ese abrazo?

 

De “Ojos de Gato”…

Ven..dame un abrazo….

Un abrazo de hermana…

Con sabor a cacahuetes tostados…

Recordando un abrazo de hace trinta y muchos años…
¡Ven a mis brazos! ¡Ja, ja, ja!

El nudo gordiano es de sangre…

Abrazos…recuerdos…

Un abrazo con humor ¡ay que sieso eres Fernandito! ¡Ja, ja, ja!

Un abrazo tímido a la Madre Dorotea, recordando el colegio de su infancia…

Un abrazo…Tras esa puerta vino al mundo hace treinta y cinco años…

Un abrazo en el país de las maravillas…

Confidencias…

Sin comentarios…¡ABRAZO!

Con sentimiento…

En las distancias cortas y en las más lejanas…Siempre quedará ese abrazo.

Abrazos de algodón…

Uno antes del postre…

Apelotonaditos como el guirlache…

Abrazos…abrazos….

En franco proceso…

¡Esos abrazos!

Con el calor del curry…

Entre amigos…

Ay…ay…ay…

Su abrazo perruno estará siempre en nuestra memoria..

En cadena…

Abrazos para el recuerdo…

Esos abrazos que llegan al alma…

Con sabor a “arroz con costra”…

Deme un abrazo señora Varech…

Un abrazo nuevo ¡Todo un placer!

Un MINI abrazo:se quedó en los meñiques.

Abrazos de TODA una vida…

Abrazos de “pasta de dientes”

Hay abrazos con solera…

Tras el abrazo…¡Una de ruegos y preguntas!

Hay abrazos que enganchan tanto que hasta pueden hacerte cambiar de rumbo…

¡Ay que guapos los abrazos a dos manos!

El abrazo de la buena gente…

 

 

 

“Abrazame como si fuera ahora la última vez”…Y eso dice la canción, y es la verdad. Los abrazos son el hilo conductor de los sentimientos más profundos guardados en un rincón del alma.Unas veces los sacas porque los necesitas y otras salen ellos sin pedir permiso, por mucho que un@ no quiera:”Aprietame fuerte” que sienta tú calor, ese calor que me da seguridad, la suficiente para seguir mi camino,para empezar el dia, para afrontar los demonios de la noche…Abrazame por favor porque tengo miedo a perderte, a esa cama vacía de abrazos sin tus abrazos…abrazame en el dolor, en el llanto y en la felicidad…Abrazame,abrazame…abrazame amigo,abrazame amor.Abraza para el perdón, y lleva en la despedida de ese ser que has querido siempre un abrazo de “no me olvides” que florecen todo el año y los encuentras las veinticuatro horas en la tienda de regalos del corazón.
Abrazame antes de irte, si alguna vez algo te importé,para aque pueda soportar tu”desconectado” amor.
Abrazame y yo te abrazaré en recuerdo de todo lo vivido, en memoria de tu risa y de la mia, de tus sueños que siempre fueron los mios y nunca los mios tuyos. Abrazame aunque sea tan frágil como un abrazo de papel…tan efímero como una pompa de jabón, tan falso como un duro de cartón…A pesar de todo abrazame por última vez.
¡Que gusto tenerte entre mis brazos amig@!que estupendo poder abrazarte y sentir tu nobleza,lo “buena gente” que eres.
¿Que te ocurre amig@? Ven,deja que te abrace y cuentame lo que quieras y hasta donde quieras contar.Deja que te abrace amig@.
Cuanto tiempo sin vernos…que bueno que por fin nos fundimos en un abrazo “al natural”; sin “internet”¡Que bueno!
Dame,dame,dame¡dame un abrazo amigo!
dame un abrazo amor…
Abrazos,abrazos,abrazos, de esos que calientan el alma…¿Y alegran el corazón? No.Esos son los BESOS.

Oct 252011
 

Sin palabras...

.............................................

 

 

……………………………….

 

 

 

 

………………………………

...................................

……………………………………….

.....................................

………………………………

.....................................

……………………………….

...............................................

Coincidimos con el centenario de la revolución china y el 62 aniversario del partido comunista chino…Tenían una semana de fiesta.

.................................

……………………………………

No todo es glamour...

……………………….

...............................

¡Humanidad!

.........................

¡La todopoderosa Nike!

Los dulces no son precisamente dulces...más bien de un soso pasmoso.Se sabe de quien es el edificio ¿verdad?

Había que saltar y una luz marcaba las ciudades del mundo…Un bonito juego para los chiquillos a pie de un gan centro comercial, en esa calle peatonal de casi dos kilómetros de larga.

Al dia siguiente del fallecimento de: Esteve Jobs, pasando por la casa Apple. La gente dejaba flores a pie de escalera.

Otros "osos panda" como nosotros...

………………………….
…………………….
……………..

¡oooooh! el "cafelate"

Los ciclamenes color lila decoran unos balcones preciosos…

....

Y bhablando de pasta…manejan mucha pasta pero no todos.

Salvando las diferencias el tuyo...¡también costó una pasta! ¡Ja, ja, ja!

¡las disfruteis!

.....................

Esto es veridico: combaten el calor por la calle remangandose los señores,se entiende,las camisas.

que…

para...

fotos…

estas...

os dejo…

Y aquí...

 

 

La calle Nanjing,una calle de casi dos kilómetros de larga, es uno de los encuentros obligados de la gran Shaghai. El corazón de esta inmensa ciudad tiene  tanta vida que te hace el efecto de que la has recorrido en un” pis pas”. Es un verdadero hormiguero humano en el que cada dia puedes encontrar algo nuevo, sobre todo en lo tocante a las relaciones y al comportamiento humano. Para el aficionado a la fotografía, en ese ámbito, es un verdadero paraíso. Una de las cosas que me llamaron la atención en la gran Shanghai fue la carencia de lavabos en las cafeteías y en la gran mayoría de restaurantes. Te enviaban a los centros comerciales o a los lavabos comunitarios situados en las calles:bien es verdad que si el restaurante era de los caros,en ellos los encontrabas ¡Con deciros que los Starbucks Coffee tan  mundiales y socorridos carecen de ello! ¡Ja, ja, ja! recuerdo que todas las mañanas cuando nos hacíamos el kilómetro a pie para bebernos el “cafelate”-algo parecido al café con leche- volvíamos a desandar lo andado con el fin de hacer un “pipi”en el apartamento antes de sumergirnos en el adrenalinico mundo del metro en donde mi consorte , aunque cueste creerlo, era “el master del universo”¡Como se manejaba el chaval! Pero en fin que me estoy yendo por peteneras… La calle Nanjin me enamoró porque esta llenita pero llenita de vida, luz y color, sobre todo  cuando llega la noche, y las luces de los edificios van despertando.En la calle Nanjing, encontrarás un  pequeño trenecito para los turistas con derecho a atravesarla a pesar de ser una calle peatonal, aunque eso si hay que decir que va  al paso de “San Fernando” con lo cual resulta extraño y hasta divertido, cuando coincides con él porque sigues tu paseo acompañado de otras personas que te van observando por la ventanilla,con la que entablarías una conversación sin problemas si sabes ingles o mandarín, que no es mi caso.Es unna pena que la foto que tomé saliera movida si no os la habría  dejado aqui…
Así que ya sabeis que si teneis problemas de “intestino”: o no vais a conocer esta espectacular Shanghai, o cargais con un arsenal de “Fortasec”.Aunque yo os recomiendo que cargueis con “el Fortasec” porque merece la pena conocer esa ciudad.

Oct 182011
 

fotos.

las últimas….

y alguien sacando....

Apunto de cerrar el templo,aún queda alguien rezando….
Orquídeas y ofrendas…

Y...aquí estoy¡con la cara lavada y sin peinar! pero la ocasión lo merece.

Siddhartha Gautamá:BUDA- S.V-IV a.C. – Lumbimi
Yo llegué primero.je…je…je…

Desde la escalinata...

No es artificial. Son los nudos de la madera…

Y otro...

Un bellisimo rincón…

Lanza la moneda, y si la introduces:¡sierte y monei,monei! para los asiáticos todo se centra en el money,money y en la suerte ¡Que cosas!

Desde la escalinata…

Una de las entradas...

Muy comercializado por cierto…

Y ¡voilá! el templo de Jing`an

La vida es bella!

Desdeluego yo NUNCA me la traería de recuredo.

Preparando la comida? ¡Siempre están comiendo!

Brujuleando...

Nunca imaginé que a “la caja tonta” se le pudiera sacar tanto partido. Se encontraba delante de un diminuto comercio…¡Anunciará algo? si es así seguro que el anuncio no sale por un ojo de la cara como los de la T.V. del mundo occidental…

Y con este...Se ve que está harto de que lo fotografien porque ni se inmutó

esto:una pequeña haciendo sus tareas en mitad de la callejuela ¡y valio la pena!

y...

esto…

como...

cosas…

algunas...

encontramos…
nos…

camino...

nuestro…

en...

En el metro mirando el plano del itinerario para llegar hasta el templo…

La casa Mercedes creó este pabellón cuando la Expo del 2010, y tras ser desmantelado el resto de pabellones al finalizar los juegos, lo dejaron aquí para uso y disfrute del pueblo Shanghainese,junto al pabellón de China.

En su interior El Circo del Sol hizo su actuación pero no se pudo sacar ni una sola foto;había vigilantes en todas las gradas.

Así que luego regresa a casa por navidad",como el turrón" ,y no se inmuta ante las luces navideñas...

Camino de la expo de Shanghai 2010: en el recinto de la Mercedes Arena actuaba El Circo del Sol.

Colesterol no deben de tener, y no será por la comida...

¡Lo que hace el hambre ¡Que dos!

El Circo del Sol actuaba en Shanghai  y nuestro retoño nos llevó a verlo. Para nosotros iba a ser la segunda vez que disfrutáramos de ese espectáculo maravilloso, que por ser tan estupendo no nos importó.Actuaban en el pabellón que instaló la casa Mercedes Benz Arena junto a otros pabellones durante la Expo del 2010. En la actualidad solo quedan allí el pabellón de China y este  que dejó la Mercedes, y que se utiliza para eventos como  como el que ibamos a ver.Lo cierto es que impresiona cuando un@ se va acercando al lugar. Enteramente parece una nave extraterrestre posada en la tierra, y esperas que de un momento a otro salgan de ella unos hombrecillos verdes con la seria duda de si vendrán en son de paz o nos fulminarán con un espectacular rayo laser salido de su mano de” pata de sapo”.El pabellón estaba hasta la bandera, claro que recordando los habitantes de Shanghai, tampoco era nada raro¿donde no hay gente en la gran Shanghai? Eso si sería una noticia. ¿Fotos? imposible, porque como son tantos no fue difícil tener controlado al público ya que en cada fila de grada había un guardia de seguridad que en cuanto alguien se desmandaba, por algún pinganillo supongo, se lo decía a una de las mesas de cuadro de luces y automaticamene lo enfocaban con un laser rojo, y como a una el rojo no le va, pues no estuvo por la labor de dar la nota. Pero bueno al margen de esta anecdota, fue un espectáculo precioso en el que sobresalió ,al menos para mi,un payaso único con las imitaciones,gestos y rictus. Una noche de ensueño que acabó en cuanto salimos a la calle en busca de un taxi ¡ja! tortas había por ellos y claro, ellos que lo sabían le habían dado vacaciones al taximetro para cobrar lo que les daba la gana, y es aquí ¡oh! señores mios, en donde la pericia del regateo,cosa que ni mi consorte ni yo dominamos,juega un papel crucial: y de eso si sabía nuestro retoño que trar un tira y afloja en mandarí,macarrónico o no,subimos a uno que nos llevó por las calles de la gran ciudad como si fueramos a apagar un incendio en la torre Jin Mao, claro que tampoco hacía nada de lo normal ya que allí conducen que riete tú de los kamikaces…porque todos van igual.
-¡No entres! Sacate los zapatos primero…
-Es verdad…lo olvidaba…
Le digo mientras pongo un “calcetín” delante del otro sobre la tarima del apartamento. Pues…estoy pensando yo en imponer la misma norma en casa ¡no veas como brillaría el gres! pero no iban a hacerme ni p…..caso ¡Si lo sabré yo que no consigo ni que mantengan la puerta cerrada al “hall”.
Y se comieron un pan con tomate,aceite de oliva y queso muy luchados y trabajados, por eso de que hubo que caminar dos kilómetros para conseguirlos en un supermercado occidental donde todo es cariiiiisimo. Y una disfrutó de un pomelo del tamaño de una pelota de futbol ¡no exagero! su sabor apenas amarga,y carece de zumo.Es como comerse una naranja con poco zumo pero está riquisimo. Una lo compró por curiosidad pues no tenía ni idea de lo que era y me picaba la curiosidad.
Buenas noches…
Se hizo de dia enseguida. La luz entra a raudales por la ventana desde muy temprano y no entiendo como no tiene persianas o cortinas tupidas para no jorobarte el sueño…En Taiwán pasaba exactamente igual,así que he sacado mi propia conclusión: o se levantan a la hora de las gallinas, o no se acuestan…claro que el tema dormir no es problema para ellos porque cuando quieren duermen sea donde sea:en el metro, en el puesto del mercado, en la mesa de un restaurante, en la oficina en la idem…es increible la facilidad que tienen para quedarse “roque”, entre el gentío, la luz y el ruido ¡ya lo quisiera yo para mi!
Tras nuestras andanzas por esas calles de Buda en busca del “cafelate”de la mañana alcanzado despues del kilómetro largo de caminata,nuestro retoño dio el pistoletazo de salida por los vericuetos de Shanghai:los ojos bien abiertos, la cámara en ristre y el corazón dando saltitos por llevar ese guía tan guapo y estupendo.Soy la madre.je…je…je…
Con el metro siempre atestado de gente caminamos por calles y avenidas y callejeamos por las callejuelas en donde se veía ni un palmo de pared desnuda. Todo estaba ocupado.Pequeñisimas tiendecitas monotemáticas en su mercancía: de palillos para comer,coleteros, filigranas de papel recortadas con arte y esmero,que más tarde el guiri de turno enmarcaría en su pueblo o ciudad…tiendas de objetos de jade y porcelana…restaurantes a gogó…y una nena haciendo las tareas del colegio entre todo ese mundillo, teniendo por pupitre un viejo banco de la calle y por asiento un pequeño taburete,mientras su madre vendía zapatillas rojas,y no las de Dorthy y su Mago de Hoz precisamente.Un bebé dirmiendo en brazos de su padre ajeno también,como la pequeña, a todo ese hervidero.Un muchacho de amplia sonrisa hablando por el móvil…unos cocineros preparando los noodels y todos esos manjares tan difíciles para mi paladar…Gente, y gente, y gente…Gente y gente y gente ,hasta llegar a calle abierta en donde el templo de Jing`An se levantaba entre  altas torres de hormigón.
Eran casi las cinco de la tarde cuando sacamos las entradas,cosa que me choco pues en Taiwán nunca nos cobraron por entrar en un templo, y entramos por los pelos ya que a esa hora cierrán a cal y canto. Recuerdo a unas mujeres que nos miraban contrariadas al no poder pasar y es que no debían, o no querían saber que justo con nosotros caía el telón.El gran patio que preside templo estaba en obras; bueno yo diría que casi todo él lo estaba.La restauración era importante pues del original quedaba muy poco, y no tengo claro el motivo…no se si lo destrozaron durante la revuelta de un tiempo pasado, o si se dejó caer cuando empezarón la gran Shanghai…el caso es que el origen de su deterioro importa muy poco, lo que realmente importa es que un conplejo monumental cultural y espiritual como ese, se fuera diluyendo a través del tiempo…¡menos mal que imperó la sensatez! y decidieron sacarlo a flote.El templo en si ni me caló, ni me impactó, ni quedó grabado a fuego en mi corazón a pesar de los bellos y escasos rincones con lo que me tropece.De todos los rincones y de todas las fotos que en mi cámara guardé de él, me quedo con la de los tejados y voladizos decorados con campanillas…¡bellisimos!.

Oct 142011
 

 

En la gran Shanghai...

Hasta su apartamento...

Y nos introdujo en un taxi...

¡Por fin! llegó ese abrazo tan deseado.

Y una vez recogidas las maletas...

 

El uniforme de Emirates es un rato original, claro que el velo se lo quitabn a la hora de currar por el avión pues

El uniforme de Emirates es un rato original, claro que el velo se lo quitabn a la hora de currar...

Y ella nos despidió así...

 

Y por fin en el aeropuerto de Pudong International de Shanghai...

Otros en cambio descansan como pueden hasta enlazar con sus vuelos...

Para un@s era el final del trayecto...

Aterrizando...

De madrugada,apunto de aterrizar en el aeropuerto de Dubai...

LA foto está algo desenfocada pero no he querido dejar de colgarla por esa bella sonrisa con la que posó amablemente para nosotros,una de las azafatas a la entrada del avión.

 

Ya en el avión cada uno se va apañando hasta encontrar su "hogar por veinticuatro horas"...

Mientras esperabamos nuestro vuelo,en un rincón de Aena alejados del bullicio...

El avión que nos llevaría hasta Shanghai. Un Aerbus de la compañía Emirates de Dubai. Todo un monstruos con spá y cómodas camas que una no cató porque iba en turista como todos los pobres mortales.

 

Dormia el sueño de los justos...

Un poco grande como mascota dentro de un avion...

 

En el aeropuerto,antes de partir, esta madre indú con su niño se dejó fotografiar.

Si alguien me preguntara cual ha sido el recuerdo que me he traido de mi viaje a Shanghai.La sensación más inolvidable, y lo que se quedó grabado en  mi retina para siempre, diría que.los abrazos que nos dio nuestro hijo uno en la terminal del aeropuerto, y el otro a pie de portería de su apartamento junto a un taxi y su dueño observando nuestra despedida.Y eso es todo lo que llevo en el corazón tal vez porque mi ánimo;nuestro ánimo estaba por la labor de pasar el mayor tiempo posible con nuestro retoño pero el destino que es caprichoso e imprevisible   quiso jugar con nosotros a “conocereis la gran ciudad de cabo a rabo, pero no disfrutareis de vuestro hijo porque estará hasta el cuello de trabajo”. Y así fue; lo vimos muy poco pero a pesar de todo VALIÓ LA PENA
Shanghai es una ciudad de veintiun millones de habitantes, que se dice pronto, claro que está en acorde con la inmensidad del país y los mil quinientos millones de chinos que habitan esa tierra llena de contrastes que una se quedó sin ver por eso de que: las distancias y los dias contados no se llevan bien.Algun@ pensará que esta pequeña aventura que con tanta ilusión empecé no ha sido toda lo gratificante que que debío ser, y en cierto modo hay algo de verdad pues mis viejos amigos, doña neurona y don corazón me han dado la paliza con el retoño y las cansinas comparaciones de aquel ya algo lejano viaje a Taiwán. A ese Taiwán tan verde,tan espiritual, tan tradicional en algunos casos y en otros tan aparentemente del siglo XXI.Aunque es cierto que no estoy siendo justa puesto que la ciudad de Shanghai es solo una ciudad,que no representa para nada a esa China ancestral y monumental a la que no pude llegar porque como ya apunté más arriba:las distancias son tremendas.Así que Doña neurona y don corazón ante la perspectiva de un paisaje de hormigón usaron la sensatez y decidieron cambiar el “chip”y disfrutar,en lo posible, de esa inmensa urbe llena de glamour,barrios “locales”, como llaman a barriadas de clase humilde y secular, y más de un indigente entablando su particular lucha contra el hambre,el hambre y el hambre…
-¿Como en cualquier gran ciudad?
-Como en cualquier gran ciudad…
Si tuviera que definir a la gran Shanghai, lo haría con una sola palabra:ESPECTACULAR. Es una ciudad parida entre hormigón, y arropada con cascadas de luces de colores al anochecer; unas luces de colores que la confiere  un aspecto totalmente distinto al que presenta a la luz de la mañana.Sa¡hanghai de dia, Shanghai de noche…La ciudad que nunca duerme, la de los rascacielos y ostentosos centros comerciales, merece la pena verla aunque apenas tenga zonas verdes y los templos prácticamente brillen por su ausencia. Y merece la pena verla por toda esa vida que burbujea en cada rincón, en cada esquina; en las grandes avenidas y en las callejuelas estrechas del Shanghai más local…porque ese es el verdadero corazón de esa ciudad de hormigón: su gente.

Sep 112011
 

Y volar…volar…volar hasta el Uhuru…

Si a mi me llegan a decir las cosas que tenía que vivir, cuando era niña…
Si a mi me llegan a mostrar mi vida en una bola de cristal,cuando era nena…
Si a mi ,en los brazos de Morfeo, los hados de los sueños reviven los recuerdos de mi vida ya vivida;
me hablan del momento en el que vivo y de aquello que me queda por vivir…
Si yo llego a saber todo lo que he cargado en el contenedor del alma,todo aquello que cargo y aquello que me queda por cargar, hasta que llegue el dia que emprenda mi camino tan llena de equipaje que no se si me dejarán pasar…
Si yo llego a saber que aquello que creía era perfecto, y hablo de los actos, las acciones y palabras marcadas por impulsos viscerales sin sopesar las preguntas y respuestas…
Si yo llego a saber como cansa este trabajo de vivir cubriendo con “tiritas del perdono pero no olvido””todas esas heridas que duelen al corazón…
Si yo llego a saber que una sola palabra ¡solo una! me haría o te haría tanto daño…
hay veces que una quiere volar…y se queda mirando al infinito ¡Quien pudiera volar!
Quien pudiera perderse en el fondo del mar, en un agujero negro, lo que haya detrás me da igual. Debajo de un botón, dentro de un arcón, en el fondo de un bolsillo vacio de monedas, jugando con las llaves del llavero de algún hogar cualquiera.
Volar…volar…volar… lejos de todo y de todos.Perderse en la flor de una pitera, aunque sea solo por un par de dias para luego volar hasta el Uhuru y fundirme entre las nieves del Kilimanjaro.
Quien pudiera volar; ser un gorrión, un colibrí, una paloma o una golondrina, y acurrucarsee en la mano enorme y amiga del Buda dormido.
Quien pudiera perderse en el interior del congelador y fundirse con un cubito de hielo…
Quien puidera  ser palabra bella, palabra buena y saltar al vació desde tu boca amor…
Quien pudiera volver a empezar la singladura de la vida,sabiendo lo que una sabe por vieja, no por sabia, y sortear los errores como el que sortea charcos, sin que le salpiquen.
Quien pudiera volar…
¡Quien  pudiera volver a empezar!

Sep 062011
 

Y tengo tanto…tanto…y tanto para darte…

Y tengo el corazón como el azúcar de un azucarero olvidado al sol, tras una sobremesa de café, humo y licor. Y tengo el corazón como ese azucarero de azúcar a medio desleir, plantado al sol que más calienta, llamando a las hormigas a golpe de grano derramado en el mantel, en la loseta del porche, en la pata de la silla y hasta en tu zapato amor.Y siento el corazón lleno de hormigas, quizá por no haber otra  forma de tenerte. Y es que alguna vez, las he visto trepando por la seda de tu piel y yo, me subo al carro de la suerte y te rozo, culpando a las hormigas que corren como locas por tu brazo y alguna despistada, que llega  hasta el escote del vestido; de ese vestido tuyo que verdea al sol de la mañana y al del atardecer, que pierde a las hormigas pequeñas aliadas de mis sueños, que no son otra cosa que tus sueños… que no son otra cosa, que el roce de mis dedos por tu cuerpo como granos de azúcar, de aquel azucarero volcado en el mantel.
Los dedos de mis manos, inquietos y excitados, que una vez titilaron al tacto de tu carne como hormigas traviesas corriendo en el sendero del azúcar, sembrado en el mantel, de aquella sobremesa de copa y de café, lo roban de los bares y terrazas, que enredan la ciudad, por sentir esos granos pensando que es el roce de tu piel.
Y tengo. Hoy tengo el corazón como el azúcar del  azucarero sin tapa, y olvidado al sol de la mañana hasta el anochecer, de aquella sobremesa, en la que no pudo ser, cuando la luna bella iluminaba los granos dormidos sobre el mantel, la loseta del patio, la pata de la silla sin zapato… Mis dedos, subiendo por la seda de tu piel como hormigas traviesas, hasta llegar al límite del tirante caido de tu hombro y del lóbulo carnoso de tu oreja…
Y tengo, tengo y tengo. Hoy tengo el corazón hormigueando de deseo por saber, a que sabe esa piel dorada al sol como una plantación de caña dulce. Hoy tengo el corazón hormigueando por decirte, que deseo más que nuca cuatro patas… dos antenas, a riesgo de que acaben con mi vida otros dedos inquietos, que al igual que los mios, se mueran por tu piel.
Hoy quiero ser la punta del zapato salpicado de azúcar. La hormiga que corre por tu brazo. La que recorre tu escote despistada… La que se enreda en tu pelo…
Y hoy tengo el corazón como el azúcar de un azucarero…
Y hoy los dedos de mis manos titilan al tacto de tu carne…
Y hoy he resbalado por el borde de tu escote…
Y hoy he olvidado el azúcar de los bares, terrazas y cafés…
Y hoy mis dedos han subido por fin hasta tu hombro…
Y hoy mis dedos han rozado al fin, el lóbulo de tu oreja…
Y tengo… y tengo… y tengo… y tengo tanto amor… tanto deseo…
Y tengo… y tengo… y tengo para darte.

Ago 302011
 

 

Atravesando la garganta dela montaña,el rio transcurre sobre un lecho de marmol...

 

 

 

 

 

 

No recuerdo los nombres de estas divinidades, pero lo que si recuerdo es lo que me impactaron...tal vez por el silencio que reinaba en aquel recóndito lugar en el corazón de la montaña.....

 

 

Bellisimo monasterio en Taroko ¡si tuviera que perderme, seguramente lo haría

 

Túneles cruzando las montañas...

 

Nuestra guía "Josefina"

No hay palabras... Las comentais vosotros...

 

El camino fue arduo, pero mereció la pena...

 

Aquí empezó todo. Eramos los únicos "osos panda"

 

Dos vuelos domesticos y luego Huelin, en donde nuestra guía “josefina”, que como Domingo tampoco es su nombre real, y habla fatal el español, nos espera. Se que es poco probable que sepa quien fue “Josefin Beker” , pero el nombre le va muy bien por su parecido con la cantante de color que en su momento, revolucionó al mundo con su espectáculo de “la faldilla de plátanos”: cantaba mientras se despojaba de la fruta poco a poco, hasta acabar el espectáculo, quedándose como su madre la trajo al mundo. Josephine Baker ¡Que gran mujer! Con todos aquellos niños que tenia adoptados… que gran mujer.Y Josefina, sin la faldilla de plátanos, y ni falta que le hacía, pues la enorme gorra que llevaba ya era un puro espectáculo, nos condujo junto a tres guiris más: chinos y japo, a la inconmensurable garganta de Taroko, a través de una carretera de altas montaña y escarpados valles que cruza la isla de E. a W. y que fue forjada con la sangre, el sudor y las lágrimas de los chinos, “japos” y taiwaneses que durante años y más años, ahora no recuerdo exactamente lo que duró, fueron abriéndola en la mismísima roca. Subimos y bajamos un montón de escaleras con los peldaños esculpidos a golpe de mazo, tan altos que no diré que me quedaba a horcajadas en cada uno porque resultaría exagerado… ¡pero casi! Contemplamos maravillados las tonalidades que despedía el agua del caudaloso río que la atravesaba sobre un lecho de mármol, y escuchando el rumor que emitía al pasar, deje vagar mi imaginación pensando que bisbiseaba con las buenas almas de los seres que allí se quedaron en el empeño. Paso a paso, traspiés, y sentada corta en una, y otra roca, fuimos recorriendo los túneles que la mano del hombre había perforado, y en ellos admiramos unas bellísimas y enormes tallas de divinidades cuyos nombres, como comprenderéis,me fue imposible memorizar. Y trascurrido el día, la pequeña ciudad de Hualin nos arropó la noche guiándonos hasta las sabanas de una mullida cama del hotel Marshal, que nos acogió hasta la mañana siguiente. Y en esa mañana, comenzamos una nueva aventura en mitad de un bufete asiático en el que los grandes ausentes fueron el café con leche y las tostadas. Porque toda una ventura era saber de que alimentos de la naturaleza se había servido el chef, para presentar la ingente cantidad de platillos allí expuestos: mi consorte aún le dio al arroz; yo me fui en ayunas, camino del aeropuerto en donde nos esperaban nuevas peripecias y un nuevo guía.Cambiamos a Josefina y su enorme gorra, por “Mama mía”,un hombre vestido de negro, que le dió por llamarme “mama mía” y así lo bauticé yo, por cierto que en el tiempo en que estuvo con nosotros nunca cambió de color a excepción de una gorra blanca echada hacia tras, la cual le daba un aire de golfillo callejero. Con sus inseparables Rayban de cristales ahumados y el chicle masca que te masca entre los dientes, nos sonrió disculpándose en un inglés bastante bueno , y debía de ser cierto porque a este no le pillaba ni una, al contrario que a nuestra amiga Josefina. “Mamma mía” no sabía ni papa de español, y en cuanto a sus rasgos, eran muy diferentes a los de la mayoría de los taiwaneses, al mirarlo te venia a la cabeza los aborígenes de Oceanía¡en fin! que de esta forma continuamos nuestra andadura con el, y el nuevo conductor del microbús: un “mini yo”de “Mamma mía”…