Oct 062012
 

 

 

¡JA,ja,ja! ¡Juaaaa! ¡Juaaa! ¡Juaaa! tararí,tarará.Tatachín,tatachán!!! qhshdhfhsir. yapadapaduuuuuuuuuuuuuuuuuuuuuuuuuuuuuuuuuuuu!!!!! RRRRRRRRRRRREEEEEEEEEEEEEE….Breeeeeeeeeeeeee ¡a…..chíssss! ¡Jesús! ¡Gracias! ¡Jua,jua,jua! ¿?¿?¿?¿?¿ ¡UUUUUUUFFFFFF! Y ahora cuento hasta cieeennn: Uno,dos,ters,cuatro,cinco,seis,siete,ocho,nueve,diez,once,doce,trece,catorce,quince,dieciesei,diecisiete,dieciocho,diecinueve,veinte…tatan,tan,tanta,y otros tantos y…¡Cien! Cien borregos he contado y aún estoy con los ojos como dos platos soperos de los que mi abuela guardaba en la vitrina como oro en paño,y a los que ni ninguna femina de la familia hizo después ni puñetero caso. Ni la pastilleja ,ni la infusión de “Duerme bien” made in Mercadona,ni “ná,de ná” consigue que al plomazo de mi neurona diga “etoy canzá”.Y menos mal que he conseguido ver y parlotear con alguien a quien quiero mucho y que anda perdido en los confines del mundo,nunca mejor dicho. Debería estar ya acostumbrada pero es una lucha que no he ganado todavía,ni creo que pueda vencer a la nostalgia que da la distancia…Te he visto ,y hemos hablado un ratito corto,de esos de musaraña.Te he visto y me he dado cuenta de que todo iba bien;de que estabas bien ¿Sabes? hay luz en tu mirada, y la sonrisa de tu cara es tan amplia como una rodaja de sandia de esa de Marruecos, que pesan veinticinco kilos.Me has dicho:-está lloviendo.
Te he dicho cuidate ,y no olvides que sin ti, a este tronco le falta una rama.Te esperamos por navidad…
– Allí estaré
Te olvidaste decir:si Dios quiere.Es muy importante,no te olvides de invitarle siempre a lo que te montes,pues es un tio “mú enrollao”…
-Cuidate…
-Tú tambien…
Y debería estar ya acostumbrada…
Ni creo que pueda vencer a la nostalgia que da la distancia…
Y…un ,dos,tres,cuatro,cinco…Mi neurona dice no me voy,la pesada con la que tengo que vivir me lleva secuestrada a la cama porque dice que no es de “mujeres decentes” estar a estas horas de la madrugada trasnochando por estos vericuetos “del internete” dejando hablar al corazón,y menos contando borregos que no me hacen ni puñetero caso…
Y…uno,y dos,y tres…Me voy a la cama.Os permito la licencia de ponerme como hoja de perejil y contar a los cuatro vientos que estoy como una Harley.Je…je…je…
Y vendrá por navidad,si DIOS lo quiere.
Y vendrá….