Mar 152012
 

Y suena el despertador…

Y suena el despertador y de tu aliento dormido sale un “te quiero” y un “ven aquí mi amor”.
Entre mis labios cerrados hay un “cogeme cinco minutos”,que una cuenta despacito por no conseguir abrirlos,los ojos digo, y es que no quieren los cucos por ser pájaros de noche; como los buhos amor.
Y te escucho y me gusta cuando silbas bajo la ducha amor.
Y te escucho y me gusta cuando siento ese cepillo eléctrico que pasas sobre tus dientes… parece una cortadora de esas de césped, lo digo por el ruido amor.
Y te escucho y me gusta ese rasurado tuyo que “me pone”¡No te rías puñetero! Fíjate que tontería pero sabes que eso es cierto amor.
Y me gusta tu aroma a colonia tan “variada”, según los restos que van quedando en los frascos, por esa manía tuya de usar todas a la vez.
Y me gusta ese “te pongo el despertador” y ese abrazo y ese “hasta luego love, adiós”.
Y me gusta como te pierdes por el chocolate ¡Mira que eres facilón!
Y me saca de quicio tu cachaza, tu “Eva Braum” y tu “carnero”…
¡Perdón si lo lees amig@! Son cosas nuestras ya sabes la complicidad de dos…
Y me gusta y me rio cuando dices, con esa voz de película de años treinta, “¡¡¡oh Cleopatra estoy encantado…”!!!!
Y no me gusta que me “engañes con un croissant”.
Y no me gusta que me enrolles el jazmín, ni la enredadera azul, como si fueran chorizos de la matanza del pueblo ¡Ni idea tío! Que no tienes ni idea de plantas de temporada, ni de un cambio de maceta, ni un trasplante, ni una poda ¡Ni idea tío! Ni idea ¡Ja!
Y no me gusta que no quieras ponerte un delantal, cuando juegas a Arguiñano friendo papas sin perejil ¡Las manchas las froto yo! ya sabes: por reyes un delantal o no hay espumadera, ni papas, ni aceite, ni sartén ¡Las manchas las froto yo!
Pero todos lo perdono cuando me miras amor, con esos ojos de “merina tierna” y esa sonrisa de “gato Risón”¡No sabes “ná”!
Y suena el despertador y de tu aliento dormido sale un “te quiero” y un “ven aquí mi amor”.
Y entre mis labios cerrados hay…
Como los buhos amor…
La cortadora de césped…
Y “me pone”…
Y tu aroma…
¡Ni idea tío! ¡Ni idea
¡Las manchas las froto yo!
Pero todo lo perdono cuando me miras amor,con esos ojos …
Y esa sonrisa…
Y suena el despertador.

Jul 192011
 

Un beso, y otro, y uno más, y espera; quiero otro…Un beso “a lo esquimal”.Un bocadito en el lóbulo, un rozar  tus pestañas con la punta de mi nariz…Un lametón en la mejilla, un chupetón en la barbilla ¡Pinchas tío! me has dejado la lengua como si la hubiera pasado por papel de lija.Y no me digas que hoy no te has afeitado para “descansar la barba”, que ese rollo ya me lo se…
Apenas una leve presión del índice y el pulgar de tu mano en mi nuca. Apenas una presión, pero me hace estremecer y elevarse el vello de mis brazos como ese girasol plantado en la  maceta,  junto al macizo de margaritas, enamorado del sol.
Ya ves…me siento como un caracol adormecido bajo el sol de tu sonrisa, resbalando por tu piel lentamente; sin prisas, sin “ayeres”, sin mañanas, solo el hoy, el ahora mismo; el solo tú y yo ¡Vamos! algo así como “Platero y Yo”,por esos mimos de niño, que necesitas en el corazón.
Esos besos de ascensor, esa llamada de móvil a la hora que tú sabes que acostumbro a despertar…ese “que vas a hacer ahora, que estás haciendo”…Esa espumadera en alto y ese gorro; el gorro de tus siestas de lagartija, encajado en mi cabeza por no perfumar mi pelo con el olor a fritanga que baila por la cocina.
Llego tarde, como siempre a nuestra cita del colchón…como siempre llego tarde, y tú ya duermes.Mañana te mentiré. Tú preguntarás:
– ¿A que hora te acostaste?
Yo contestaré:
– Nada; un rato después que tú…
Y me mirarás y sonreirás, y me besarás. Y antes de marcharte yo te abrazaré y preguntarás:
– ¿Quieres que me quite la corbata?
Y contestaré:
– Corre…anda …se hace tarde…¿Me has puesto el despertador? Y pienso “que tontería, si me has de llamar,amor”…
Y un lametón en la mejilla, y un chupetón en la barbilla…
Como ese girasol plantado en la maceta…
Algo así como “Platero y Yo”…
Y que vas a hacer ahora, que estás haciendo…
Y el gorro de tus siestas…
Y la espumadera en alto…
-¿Quieres que me quite la corbata?