Ene 032015
 
La barca pasa pero el rio queda...

La barca pasa pero el río queda…

 

Y no sé muy bien explicar mis sentimientos viendo estas dos fotos,porque son tan fuertes,y de tanto amor que no encuentro las palabras acertadas para expresarme… Tras las doce campanadas,a caballo entre el sendero acabado y el comienzo de uno nuevo,cuatro de los cinco hombres de mi vida me regalaron veinicinco años de sus vidas que son la única razón de la  mía. La de arriba está hecha en una barca de esas de paseo,en mitad del  lago Bañolas en Gerona. Recuerdo esa mañana de invierno como si fuera hoy. En el cielo ausente de nubes, un sol grande  y brillante como un doblón español nos prestaba su calor a cambio de contemplar la escena. Una escena familiar en donde un padre y unos hijos compartían un dia feliz ajenos a los tumbos que la barcaza de la vida guardaba para ellos…A lo largo del tiempo esa foto la he mirado una y mil veces regañando a mis lágrimas rebeldes y protestonas,por salir cuando nadie les mandaba hacerlo. La he mirado tantas y tantas veces que podría cerrar los ojos para siempre y recordar el inmenso cariño que  tras la cámara, podía leer en sus rostros felices y despreocupados.Un hombre al que amé desde siempre,y unos hijos a los que tras noches de amor,quedaron sembrados en lo más profundo de mis entrañas para hornearlos con mimo,pariendolos con dolor y viendolos crecer junto a su padre. Pañales,biberones, llantos,noches en vela,canción de cuna;amaneceres dormidos…Dientes de leche,pasos vacilantes,sonrisas y lágrimas. Luego las adolescencias ,tres por falta de una, con su “donde estarán…y que harán”… La angustia de que se salieran del camino recto.El miedo a las drogas,al alcohol, a los accidentes de coches…Y el amor de padre y el amor de madre, enganchandoles al alma el pack de subsistencia para ir por la vida sin hundirse en el pantano de la tristeza.
Y la barca pasa pero el río queda…
Hoy,cuatro de los cinco hombres de mi vida, han querido recordar,en otro tiempo y espacio, aquel tiempo pasado de invierno,de sol de doblón,de lago,de barca, de luz,de calor ,de familia feliz,de amor… jugando a ser niños  con la complicidad de un padre feliz de tenerlos al menos por unos dias,reunidos a todos frente al hogar. Otro tiempo y espacio;si. Pero pero la luz de sus sonrisas,y el amor de sus ojos siguen estando ahí…
A pesar del tiempo pasado sigo siendo una mujer enamorada,y una madre orgullosa de sus hijos y en paz con Dios por el deber cumplido.Los talentos son mis hijos ,y ellos serán los que borrarán todas aquellas acciones equivocadas que haya hecho,y seguro que he de hacer a lo largo de mi vida.
Solo me queda deciros GRACIAS por vuestro amor; por vuestro cariño.
¡ORGULLOSA DE TÍ! ¡ORGULLOSA DE ELLOS!

Y la barca pasa pero el río queda…

Sep 262014
 

03DSC07110

No habló en todo el camino hasta la iglesia y “Ojos de Gato” interpretó su silencio como que tenía sueño, pues eran las siete de la mañana. Ella le agradeció que no le hablara pues no estaba el horno para bollos con el problema que se le avecinaba. Al bajar del coche se dio cuenta de que había olvidado el velo y la horquilla para sujetarlo, encima de la cama…
– No te preocupes cariño que voy a buscarlo; ahora vuelvo –le dijo dejándola sola.
Se sentó en un escalón a esperar, pensando en cómo le iba a soltar a Don Luis que había usado un lápiz amarillo, aunque el color no creía que le importara mucho, para ponerle una inyección en la colilla a su amigo; aunque lo de “colilla” lo aprendió más tarde porque entonces solo sabía la palabra “culo”. Solo y ciertamente solo por saber si Dios los había hecho iguales… Se lo imaginó levantándose de su asiento para verla mejor, recriminándole a grito pelado lo que había hecho.
– ¡Gelinda! -su padre la llamaba desde el coche tendiéndole el velo por la ventanilla.
– ¿Y la horquilla?
– Aquí tienes -dijo sacándola de uno de los bolsillos de la camisa.
Entró en Nuestra Señora de Montserrat cuando ya no quedaba un niño en la calle, con una mano en la cabeza sujetándose el velo porque se había cargado la horquilla con los nervios. Era la última de la cola para confesar, así que se quedó en un banco no muy lejos de Juanín que, al verla, dejó su sitio sentándose junto a ella.
– Si me dices tus pecados, te digo yo los míos –le susurra explotando un enorme globo de chicle armando un buen ruido.
– ¡El que esté mascando chicle que salga ahora mismo y lo tire! -gritó el misionero sacando la cabeza del confesinario.
– No lo voy a tirar -le dijo al oído a su amiga, haciendo una bola con él.
– ¡No seas guarro! ¿Te vas a comer eso luego? –cuchicheó viendo como lo pegaba debajo del banco.
– No querrás que lo tire…
-Bueno, ¿qué? ¿Vais a estar de cháchara toda la mañana…?
– No, Don Luis, ya voy –contestó el chiquillo.
– Juanín… -le llamó bajito recordando lo que le dijo el día que se conocieron: “Me llamo Luis pero todo el mundo me llama Juanín”.
– ¿Qué?
– Si te llamas Luis, como Don Luis, ¿por qué te llaman Juanín? –le soltó sin más.
– Pues no lo se. Nunca se me ha ocurrido preguntarlo… -contestó con desconcierto.
– Pues no lo entiendo… qué cosa más tonta -se dijo.
No se dio ni cuenta de que era su turno hasta que escuchó que la llamaban por su nombre. Era la voz del misionero que empezaba a impacientarse, así que se levantó del banco y se arrodilló junto a él, con la mano en la cabeza y unas enormes ganas de echar a correr…
– ¿Qué haces con la mano en la cabeza? –pregunta extrañado.
– Don Luis, es que se me ha roto la horquilla y “mese escurre” el velo…
– No se dice “mese escurre”; se dice se me escurre… Bueno, dejemos eso para el colegio y vamos a empezar como Dios manda.
– Ave María Purísima Don Luis…
-No. Ave María Purísima solo –le corrige-. Empieza de nuevo.
– Ave María Purísima… -repite cada vez más nerviosa.
– Sin pecado concebida. A ver hija mía cuéntame…
– He desobedecido a mis padres y he hecho rabiar a mi hermana… -confesó con unas tremendas ganas de chivatearle que había visto a Tatín y a Pepe darse un beso, aunque se frenó porque algo le decía que iba a empeorar la cosa–; he dicho mentiras…
– Bueno ¿alguna cosa más? –le pregunta al ver que vacilaba.
– Es que Don Luis… -se cortó al hablar porque sabía que no se iba a tragar el rollo de que lo que iba a contarle le pasó a una amiga suya, así que se lo soltó a quemarropa–. Es que le he tocado el culo; bueno la colilla, a un niño, pero eso fue hace mucho tiempo y, es que estábamos jugando a médicos… -y le soltó toda la cháchara casi sin respirar.
– Respira, anda, respira que no quiero que te dé un patatús –le dijo recogiendo el velo del suelo-. Normalmente los niños cuando juegan a médicos y enfermeras ponen las inyecciones en brazos y piernas, pero es la primera vez que oigo que una inyección se pone en un sitio tan doloroso… ¿Y por qué precisamente en esa parte de la anatomía humana? – le dice sin alzar la voz.
– Es que quería ver si Dios nos había hecho iguales…
– Pues ya ves que no. Y ahora que lo has descubierto no sigas investigando por tu cuenta; si alguna vez dudas de algo se lo preguntas a tus padres ¿entendido? –le dice mirándola con benevolencia.
– ¡Mejor a mi padre! –contesta con el velo en la mano y los ojos puestos en los del misionero.
– Ego te absolvo in nomine Patris et Filii, et Spiritu santi amén -recita haciendo sobre su cabeza la señal de la cruz-. Y ahora vete y no vuelvas a investigar por tu cuenta.
– ¡Sí, Don Luis! Digo, ¡no, Don Luis!
Y salió de la iglesia tan feliz como un potrillo trotando por el mar de yerba del valle de Moka.

…………………..

Las campanas de Nuestra Señora de Montserrat repicaban al vuelo en un una mañana preciosa de sol. Al pie del altar el misionero repartía la Sagrada Forma a las jóvenes almas de Dios….
– Corpus Christi… -dijo con la Hostia en alto mirando a Gelinda con los ojos parados en las coletas de la niña porque hasta entonces, nunca había dado la primera comunión a una niña peinada con coletas.
Y ella se llevó la mano a la cabeza creyendo que había perdido el velo…

 

www.lasombradelegombeegombe.com

La Sombra del Egombe egombe Amazón.es

 

 

Abr 112014
 

tumblr_inline_n33yxkfKI71sslxtatumblr_inline_n33zf7ktMW1sslxtatumblr_inline_n33yhytI5D1sslxta_editado-1

Porque el dia no tiene 48 horas,ésta que escribe ha dejado su muro de Facebooke con el cartel de “vacaciones indefinidas”,pero eso no quita para que de cuando en cuando entre,observe,lea,medite,piense y acabe explotando como una bomba de racimo ante gentuza como el individuo con el que me cruce ayer en esta casa de Facebook,que es la de tod@s. El encuentro fue fugaz pero intenso,porque me “hizo vibrar” de rabia ,asco e indignación por las fotos que en su momento colgó en este mundo online. Puedo llegar a entender una cierta animadversión a Las Fuerzas de Seguridad del Estado,según las ideas que te hayan inculcado,o el legítimo convencimiento de que su actuación es reprochable. Puedo hacer incluso hasta un ejercicio de continencia poniendome en el razonamiento de quien piensa así,pero lo que no puedo es quedarme  impasible ante el odio que destila el autor de los comentarios que ha dejado al pie de las fotos de seres humanos que, por el mero hecho de llevar el uniforme de La Benemerita se arranca por sardanas para celebrar tan tristes sucesos.
Señor Carles Mañe Marimón,soy hija,nieta,biznieta,y tataranieta de hombres que hasta que Dios se los llevó,a un mundo mejor,lucieron con orgullo el honroso uniforme de La Guardia Civil,jurando cumplir con honor la salvaguarda de la Patria,y la protección de los hombres de bien.Tengo el orgullo de que hasta la fecha, la estirpe de los guardias civiles en mi familia no se ha extinguido,y confio que por los siglos de los siglos sea así. Nos ha hecho usted mucho daño,aunque supongo que ese era su cometido.Le gustará saber que me ha erizado la piel,hecho llorar con desconsuelo;no por debilidad,pero si por la impotencia de no tenerlo delante en lugar de estar dejando sobre el papel virtual todo lo que ahora mismo llevo dentro:repulsión; un terrible repulsión por su inhumana persona y la terrible duda de fe al plantearme que Dios se equivocó al traerlo a este mundo,perdoname Dios Mio por lo que acabo de pensar pero sabes que no puedo engañarte, y tengo que decirte lo que siento;mañana haremos las paces tu y yo,aunque siga sin comprender el motivo de tu decisión tan extraña para mi.
Señor Carles Mañe Marimon,una tiene amig@s de todas,las razas,ideas,y creencias,y se siente orgullosa por ello. Todos tienen mi respeto más profundo cuando escriben,aunque muchas veces no lo comparta,y el motivo es muy simple: ninguno ha llegado al ensañamiento y regodeo suyo. Es usted un malabarista de la desolación,del desconsuelo y de la impotencia por no poder colgarlo del mastil de la bandera que más ame.
He oido que nos llaman fachas a los que defendemos a España ENTERA,y me parece que anda algo equivocado porque ese mundo fascista y hitleriano lo fomentan usted, y los que como usted actuan estorsionando y denigrando a los catalanes que se sienten españoles por los cuatro costados. No solo les obligan a poner los rotulos de sus comercios en catalán,si no que les pintan los muros de sus hogares con groserias ¿Y nosotros somos fascistas – hitlerianos? El segundo paso es la quema de todo libro que no esté escrito en catalán!!!Terrorismo de lengua,oiga,cosa que no es nueva.Terrorismo de lengua…por algo se empieza.
Señor Carles Mañe Marimón,aunque no es mi estilo, diré con toda la serenidad que soy capaz que, es usted un GRANDISIMO HIJO DE PUTA que como dice la RAE,no es otra cosa que MALA PERSONA.
Coja su petate,sus ideales,sus seguidores,y larguese con viento fresco al fin del mundo para que los catalanes de bien puedan respirar tranquilos y nosotros disfrutar sin su presencia.
Atentamente:

Gudea de Lagash

Mar 312014
 

La autora
Aquí estoy para deciros a tod@s lo que os quiero. Una no se ha hecho de rogar,como dicen las malas lenguas…”señora Mirlo”,Doña Tatín,y la bella Rosamaría Martell,que son algo así como “la vieja el visillo”por triplicado,Je…je…je… ¡En fin! ellas que hablen,que hablen…y yo a lo mio que no es otra cosa que daros a todos las gracias por vuestro cariño,tanto a los que me habeís felicitado via tantan -mensaje privado-,y a los que lo habeis hecho en el muro de Gudea. Gracias por esas flores,por los pastelitos,por ese video que Don Josemaría me ha enviado con el sutil fin de llamarme BRUJA ¡ja,ja,ja! Yo tambien le quiero Don Josemaría…por esa foto que mi querido amigo “YO Mismo” me envió ayer,y que una,por esa coquetería femenina tan de las féminas,sacó del muro para guardarla ,eso si,entre sus fotos más queridas por no encontrarse “agraciada”:un beso gordote para ti y “Yo Misma” querido amigo. Por esa bicicleta con sidecar,que tan caballerosamente el señor Okangón me ha envíado con el fin de que me salgán “los higados “pedaleando con mi consorte al lado. Je…je…je…
Sois tod@s un encanto,y una le da gracias a la vida por tanta gente guapa como tiene porque esta que os escribe tiene la inmensa suerte de tener amigos de todos los colores,orillas,y creencias.
Una ama la vida,e intenta vivirla con intensidad porque merece la pena,aún con todos los tropiezos que esta se empeña en poner en el camino.
Una cree firmemente que la familia y los amigos,son el regalo más preciado que puede tener. Nunca me importó el dinero,de hecho no tengo un duro. Nunca me importó la fama, de hecho soy una persona anónima,y estoy encantada de serlo. Y nada de eso me importó nunca porque se que a la hora de emprender el camino “más allá de las estrellas”, lo único que podré llevarme serán los talentos que Dios me prestó para que en su momento se los devolviera ,por lomenos,por lo menos no mermados.
Y una a sus 61 primaveras le agradece a la vida la familia tan preciosa que me ha dado, y los amigos que me ha regalado.
Gracias de nuevo a tod@s, y quiero que sepaís que me siento orgullosa de vuestra amistad.
Un fuerte abrazo en la distancia y un beso gordote,gordote.

Gudea de Lagash

Dic 182011
 

¡Hasta la vuelta!

Gudea de Lagash…

Me marcho a pasar estos días con los míos, con los que están, y con los que ya se fueron – siempre hay un lugar para ellos en el pensamiento y el corazón.
Me marcho a pasar estos días con parte de los míos: con los que van a venir esa noche a cenar; los otros no pueden, o no quieren…
Me marcho a pasar estos días con los amigos… Nadie te va a preguntar porqué.
Me marcho a Acapulco. a pasar estos días…
No me muevo de casa; para mi son unos días iguales que otros…
No tengo casa, no tengo amigos, no tengo familia…

Por el Dios de los cristianos
Por el Dios de los judíos
Por Allah
Por Buda
Por Brahma y Ganesha
Por la Pachamama
Por Gitche Manitou, el Gran Espíritu de los Algonquinos de los grandes lagos, de los Cheyennes y Sioux
Por Thor, Odín y las Valkirias
Por Ishtar y Marduk señores de la protohistoria
Por los Kami de los Samurai
Por Zeus y Diana Cazadora
Por Anubis y Maat, la diosa de la verdad y de los corazones puros
Por el sol. la luna y las estrellas
Por el ser humano y también ¿por qué no? por el inhumano
Por los no nacidos,
Por los nacidos con estrella, y los nacidos sin ella
Por el que llora
Por el que ríe
Por el que cree y por el que no
Por el que duda
Por el de “golpes en el pecho”
Por el “sin techo”
Por el que tiende la mano
Por el conformista
Por “el que venga detrás que arree”
Por el “trepa”
Por el pelota
Por el deseado y la deseada
Por los drogadictos
Por los alcohólicos
Por los enfermos de sida
Por los morideros del mundo
Por los traficantes
Por los presos
Por los carceleros
Por los que venden un riñón, para dar de comer a sus hijos
Por los que donan sus órganos para que vivan otros
Por la paz ¿En desuso?
Por la guerra ¿en su esplendor?
Por los corruptos
Por los incorruptibles
Por los incorruptos
Por los hipócritas
Por los sinceros
Por los que mienten
Por los mitómanos
Por los soñadores
Por los que tienen los pies en el suelo
Por los usureros
Por los dadivosos
Por los infieles y las infieles
Por los corazones rotos
Por los que no se atreven a gritar la verdad
Por los que secuestran ese grito de “verdad”
Por los que luchan por vivir
Por los que luchan por no dormir en un banco de la calle
Por los míos
Por los tuyos
Por ti y por mi…
Mojare mis labios en una copa de cava, de sidra o de vino peleón, con el deseo de que mi Dios, o el tuyo, o el del otro, o simplemente la vida, para el que no crea: NUNCA NOS DE LA ESPALDA
¡Un abrazo fuerte y hasta pronto!

P. D. No me he olvidado del té con menta, pero es tal la cantidad que tengo que dejaros que aún se está calentando el agua de la enorme tetera que os he preparado. Cuidaros mucho
¡No se porqué puñetas os tengo tanto cariño!

Ago 182011
 

 

 

Se que cuesta crerlo,pero le estaba contando el cuento de caperucita.

Lo más gracioso era que yo no entendia nada de su lengua y ella,pues…

creo que tampoco de la mía ¡Madre mía, si nos llegamos a entender!

… –Laarbi ¡Eres la pera! ¿Por qué te da por pintar diablos? – le digo con un ojo en el folio que me había plantado delante de la pantalla del ordenador portátil y el otro en el teclado. Si no fuera porque tengo al “artista” de pie, junto a mi, hubiera dicho que el dibujo a lápiz, de trazos infantiles que tenia delante era obra de un adolescente. Levanto la cabeza y como siempre, los ojos se me van a esa piel cetrina de la cara en donde la viruela ha dejado su firma, pero es una firma que casi pasa inadvertida por la sonrisa de dientes blanquísimos, que la adorna.

– Tu que ves; anda explícame que es lo que ves…- dice mirándome con sus ojos oscuros, desde unos parpados, tan entornados que hacen difícil eso de: asomate al balcón de sus ojos y leerás su alma. Contemplo el dibujo, que por cierto me parece sumamente desagradable, e intento descifrar lo que pasaba por su cabeza cuando lo dibujaba: en un gigantesco árbol aparece una manzana y de pie, en la tierra, un demonio al que una serpiente le está lamiendo la garra.

– Uuummm…- la mente en blanco, me digo,- pues no sé… el árbol… la manzana… ¡El árbol de la ciencia del bien y del mal! ¡El Paraíso Terrenal! Y le suelto todo el rollo de adán, Eva, la manzana y el diablo – ¡”Bordao”, me ha salido” bordao”!, y los ojos se me van a la escena del reptil, babeando garra, y me quedo sin saber que decir, seguramente con una cara de idiota del diez… y pasando de mi curiosidad por la escena del reptil babeando garra, empieza a narrarme el capitulo del Paraíso Terrenal en versión Islám. Y me cuenta que Dios llamó a los ángeles para enseñarles su mayor y mejor obra, realizada con humilde barro terrenal: la creación del hombre, instándoles a postrarse ante Adán y Eva, a lo que Luzbel, el mas bello de los espíritus celestiales creados por Él, se negó, diciendo que eran simple barro  y ellos en cambio, espíritus divinos…- Vale… vale… esa versión no la había escuchado nunca…- comento haciendo esfuerzos por seguir con la novela y mantener el hilo de la conversación trascendental, de andar en zapatillas, que nos traíamos. Y yo tecleo algo sin sentido; un frase sin pies ni cabeza… ¡Cabeza! ¡Mi cabeza! Los latidos de las venas que surcan mis sienes, me indican que voy a tener un dolor de coco impresionante porque mi pobre cerebro no es capaz de escribir una frase coherente, y disertar sobre teología casera. – Ya…- digo estrujándome las sienes, que a estas alturas ya parecían caballos desbocados- pero y lo de la serpiente… ¿la mascota, tal vez? – le digo con cara de guasa

– No, la serpiente no está lamiendo la mano del demonio, es éste el que “agradecido”, está acariciando a la serpiente.

– Yo diría que el bichejo está lamiendo la garra, pero en fin… Bueno y como es eso,- le digo distraída, volviendo a la pantalla.

– Está agradecido porque la serpiente le va aprestar su cuerpo para engañar a Adán y a Eva…- Y aprovechando mi silencio pasa a contarme que en el Islám existe la creencia de que hay animales buenos y malos, según hayan sido fieles a Suleimán, rey de los Junun; porque Suleimán, mandaba a las bestias por el mundo para que observaran lo que los hombres hacían, y que luego se lo contaran para actuar en consecuencia…- Y yo intentando darle al teclado- pero hubo animales como el búho, o la serpiente, que no le decían la verdad, así que pasaron a formar parte de los animales del diablo… Por cierto ¿ Y por qué, tenéis un montón de vírgenes y decís que todas son la madre del profeta?…- por un momento perdí el rumbo de la conversación, pero solo por un momento, porque comprendí lo que quería decir.

– No, no, solo hay una Madre de Dios hecho hombre – cara de escepticismo total –, la Virgen Maria, lo que ocurre…- y entonces le explico lo de las advocaciones, leyendas, creencias y fervores marianos varios, aún a sabiendas de que ni lo comprende ni quiere comprenderlo, pero, no importa, esta charla nuestra tan peculiar se ha convertido en una costumbre: él viene, pregunta, escucho, contesto, lo mejor que sé y puedo y el rebate a su manera, y yo a la mía, y así va pasando el tiempo y yo sin darle a la tecla. Repaso los colores del uniforme que lleva: me recuerda a un hombre anuncio, con tanta etiqueta anunciadora de la empresa de seguridad para la que trabaja – Pues… no se…- intento ganar tiempo para saber de que puñetas me estaba hablando, y de repente lo recuerdo. Era sobre la virginidad de Mariam, y lo referente a la importancia de la figura de Jesucristo como profeta, en el Islam…

– Es el único que Dios subió al Paraíso en cuerpo y alma…- dice, poniendo tal énfasis en la frase que me viene al cerebro, a mi pobre cerebro estresado, el bombardeo de la campaña electoral que estábamos sufriendo. – Tenía poder para resucitar a los muertos y devolver la vista a los ciegos…

– Entonces – le interrumpo –, no creéis en su crucifixión, ni en su muerte y resurrección, pero si creéis en la virginidad de su madre, Mariam, y en que resucitaba muertos y sanaba enfermos… ¡Pues no entiendo como creyendo en todas esas cosas, lo tengáis como un simple profeta!

– No, no, como un simple profeta no ¡Isa* es muy importante en el Islam!-, me dice empezando a impacientarse, ante, a su modo de ver, mi obstinación.

– Vale, vale, – a estas alturas mi cabeza me dice, que si “hubiera tenido cabeza”, hace rato que me habría tomado un par de Gelocatiles – ¿No tendrás un Gelocatil?- se queda en silencio mirándome como si fuera una lunática; como diciendo… ¿te estas quedando conmigo? Así que busco en “mi saco”, y encuentro uno con las letras de la plata del envoltorio desgastadas, de tanto ir de aquí para allá; ni siquiera se la caducidad… – sigue… sigue, le digo haciendo gala de esa cortesía que dicen, me caracteriza, mientras me trago la pastilla con un buche de agua de mi sempiterno botellín. Y tras no se cuantas exposiciones más, sobre el mismo punto, sin posibilidad de acuerdo alguno, vuelve a la carga con el tema demonios, diablos, “yunun”*, o algo así ¡Laarbi por favor, no me dibujes más demonios! – le digo devolviéndole el folio con la maravilla de las maravillas.

– Nunca nos pondremos de acuerdo ¿Verdad? – me dice con una sonrisa y algo de, me parece percibir, tristeza en sus palabras.

– Creo que nunca Laarbi, pero eso no importa, tu y yo, seguiremos teniendo estas charlas, como siempre, bajo la benévola mirada de tu Dios: Alah el Todo Poderoso; el Compasivo, y la de mi Dios: Señor, de luz y bondad. Es más estoy pensando en recoger en un libro, todas estas conversaciones que nos traemos los dos, hasta creo que ya se como lo voy a titular: “Conversaciones entre una cristiana y un musulmán, en clave de humor” ¿Qué te parece?

– Que cosas tienes… si quieres te enseño otro dibujo…- y yo que veo asomar en otro folio el cuerpo de un esperpéntico animalejo, exclamo con ojos de suplica:

– ¡Por favor, no me enseñes más diablos!

Isa: Jesucristo
“yunun”*: parece ser, que eran extraños seres con apariencia humana, que ya existían antes de que el hombre fuese creado por Dios…

En Ceuta 14/03/08