Sep 072014
 

DSC08630

Peladillas de colores mirando por el cristal de un viejo tarro de miel.
Y un caballo de madera.
Una flor,una maceta.
El gato en el alfeizar,
Y una amapola bailando entre el fresal.
Y un gusano regordete feliz en las tomatera.
La regadera en el suelo de losetas desgastadas por el paso de los años.
Un papel de caramelo y una colilla apagada,adornando el cenicero.
Unas llaves con llavero;
junto a ellas, una taza con la cara de Popeye.
Y dos moscas pegajosas patinando en el azucar derramado en el mantel.
Y unas chanclas,un pañuelo desmayado.
Un piano y una tarta de manzana.
Y el olor a yerba verde recién bañada
El trino del mirlo blanco en el roble viejo.
Tu nombre grabado en él…
Y el sol del atardecer queriendo robar la luz de las peladillas.
Peladillas de colores…
peladillas de París…
Un reloj que da las seis.
y ese lunar en tu cuello con forma de media luna tan chiquito,
que ni el duende de los sueños podría usarlo de cuna..
el calor de tu mirada.
El deseo entre mis manos.
El “me muero por tenerte” atropellando mis lábios.
Y una nube de algodón afincada entre los pliegues del azul,naranja y rojo,allá en lo alto.
Y el sol del atardecer resbalando por el hueco de tu escote.
Y tú colonia de yerbas…
Y el sol del atardecer…
Y una llamada de móvil acaba con el encanto.
– Hola cariño…- dices sin más.
Y una lágrima resbala
Y el lunar de media luna…
Ya no hay duende de los sueños;ya no hay sueños.
Peladillas de colores…
peladillas de París…
Y el “me muero por tenerte”atropellando tus lábios.
Peladillas.