Oct 072014
 

 

DSC08830

Y olvide decirte que te quiero.
Que eres mi pasado, mi presente y mi mañana.
Y olvide decirte que no puedo cerrar los ojos,
sin ver los tuyos primero.
Y olvide decirte,
que el café de la mañana no es café si no estás tú.
Que las risas de los niños en la casa, se escaparon al país de “nunca más”.
Que los pájaros no trinan en las ramas.
Que mi piel te busca en el aroma de un jersey, de una camisa,
o de aquel polo que compramos en Venecia aquella vez…
Y olvide decirte tantas veces que te quiero…
Tal vez fuera la costumbre, la rutina, el dia a dia…
el saber que lo sabías.
Te he buscado en el silencio del silencio.
En la soledad del cuarto.
En la inmensidad vacía de esa cama compartida con sus guerras y sus triunfos.
Con sus risas y sus lágrimas.
Te he buscado en la cocina, en el ropero y en la entrada de la casa.
Y me he asomado al balcón,
para ver si te veía entre la gente bajando del autobús.
Hoy mis pies siguen tus pasos por la casa.
Te he buscado en las estrellas y en la inmensidad del mar.
“Y el humo ciega tus ojos”…
“Desencandenando melodias”…
“Río de la Luna”…
Frank Sinatra y su My Way…
Y Santana
Otis Redding en la bahia…
Eric Clapton viviendo su encrucijada…
Y yo viviendo la mia.
Hoy mi alma me ha pedido que la abraces.
Y mi corazón te añora.
Y te he buscado en las estrellas
Y olvidé decirte que te quiero
¡Lo siento tanto!
Hoy el silencio se ha adueñado de mi vida.