Sep 182011
 

 

La rebelión de las féminas

 

– Fernando II el católico -1452-1516 – era un gran consumidor de criadillas de toro,pues creía que la ingesta de testículos bovinos fortalecía su virilidad…. Y digo yo…¿que cosas no?

 

– Napoleón era de los que creía que el agua es para las ranas.Aparte de su empeño en patear los caniches de su esposa Josefina,le mandaba cartas subidas de tono pidiéndole que no se bañara para así poder gozarla”conservada en su jugo”. Parece ser que su fobia al baño se la inculcó a los soldados de su ejército, cuyo hedor podía detectarse, al parecer, desde muchas leguas de distancia…    Sin comentarios…

 

– La sociedad medieval española era terriblemente machista,aunque habí­an excepciones, como revela la lectura del “fuero de Cuenca”,que hace 1184 años castigaba,eso si con multas irrisorias,a los varones que cometiesen los siguientes delitos de género: “del que forzase o robare mujer ajena,de la mujer forzada o rascada,del que denostare a mujer ajena,del que tomare a la mujer por los cabello,del que forzare a la mujer de orden;del que cortare las tetas a la mujer,del que cortare las faldas a la mujer y del que matare a la mujer”…   Pues… solo le ha faltado dejarla “mirando a Cuenca” ¡Digo!

 

– Para hablar en el hogar,las mujeres medievales debían seguir las reglas seguidas por las “taciturnitas“,una actitud virtuosa que impone conversar poco.Según esta, las amas de casa solo hablarán en caso de necesidad y se dirigirán humildemente al conyuge o a los padres. Además, esperarán reverentes a que se les interrogue.Los hombres también negaron a la mujer la palabra escrita.Felipe de Novara afirma en su obra”Les cuatre âges” que la mujer no debe aspirar ni a leer ni a escribir,sino a convertirse en monja,porque muchos son los males que han derivado del leer y el escribir de las mujeres…           ¡¡¡¡JA,JA,JA!!!! Estos no conocían no conocían ni “el facebuke” ni “el internete”, ni a los blogeros del mundo mundial ¡Ay si levantaran la cabeza ¡JA,JA,JA!

¡Ale ! y no sigo ya porque es que acabaré colgándome del primer bonsai que me encuentre.

Abrazos comedidos y besos recatados.

 

El sexo y el amor en la historia    ” Muy interesante”