Abr 132012
 

Aquí os dejo una de las muchas caras de la gran Shanghai.Para ella la tradición,el glamour,y la “gente local”,no tiene secretos.

¡Oh Shanghai! La Dama de Oriente…tan fría y despiadada, si no la frenara sus gentes…
¡Ooooh Shanghai,Shanghai! Engulles al incauto visitante con tu magía.Envenenas sus sentidos para que no te olvide jamás…La sombra del genio, de lo nuevo y de lo viejo, se oculta en las callejas,en las amplias avenidas,en los templos,y museos,en el metro…entre las almas de allí y las que vienes de lejos, solo para verte dama Shanghainesa…Solo para verte a tí.
¡Oh Gran dama de Shanghai! Eres fría,soberbia y despiadada,y sin embargo ¡NO PUEDO PASAR SIN TÍ!
Shanghai…Shanghai…