Abr 052014
 

DSC06805

 

Voy a ponerme a bailar con la del vestido grana voy a ponerme a bailar, bailando por sevillanas … Doña Mayte ¡Ay Doña Mayte! pero que cachondeito se trae usted como buena María. Doña Tatín se mete con una, el Mirlo tambien… ¡Y no digamos “la bella Rosamaría”! Lo que no entiendo es como se ha enterado de que la que escribe no tiene ni pajolera idea de como bailar unas sevillanas… ni la primera, ni la segunda, ni la tercera, pero eso si,una vez  en Jerez de la Frontera la vistieron de flamenca ,”toa,toa,toa naranjita” y dio el pego” toita,toita toita la noche y la madrugá”. Je… je… je… solo se movió de la silla de anea para ir al w.c. Pero dió  palmas como el resto del personal, y eso no se le da nada mal. Eso, y torear a un viejo gitano que había servido en La Legión, desde el dia en que lo pillaron vendiendo las ponedoras del corral de Doña Rosario, la mujer de Don Facundo prieto del chinrrío, el alcalde del pueblo de susodicho. ¡Ay Doña Mayte! que una lo pasó fatal, con aquel soldado de camisa negra anudada a la cintura y cadenón de oro puro colgando de su enjuto cuello, empeñado en que bebiera un lingotazo de güisqui del vaso de plástico, previamente degustado por su gitano paladar. Voy a ponerme a bailar,con la del vestido grana,voy ponerme a bailar… pero una ya hubiera querido, ya… saltar al ruedo a bailar para librarse del gitano legionario y su “Jhony Walker” etiqueta negra, en vaso de plástico ¡Ay Doña Maite! Pero que remalita es usted. Y voy a ponerme a bailar… y voy a ponerme a bailar,con la que va de naranja, que la tengo mareá ¡Ay Doña Mayte! !Que una no sabe bailar! ¡Ja,ja,ja!