Jun 052012
 

 

 

 

DSC05768

 

Para no olvidarme de la Gran Shanghai:
De su gente y su” sonrisa de sueño”, de los rostros impasibles, de sus caras hoscas, de las miradas furtivas de asombro  y curiosidad; de sus noches con sus dias. De sus olores; a veces fáciles de respirar. De sus “Lolitas”, sus encajes, sus mitones, sus lazos en la cabeza. De sus mujeres sin edad por ese aire adolescente, que ellas NO quieren dejar escapar.
Para no olvidarme de las hojas caídas y los barrenderos ensartándolas una a una…”trabajo de chinos” ¡Verlo para creerlo!
Para no olvidarme de la Gran Dama, que se funde en un abrazo con las aguas del Huangpú. Aguas que arrastran historias, leyendas, secretos de ajuste de cuentas y muerte para hundirlas en el Mar de China. Un mar de leyenda de cuentos de hadas, de piratas, de aventuras sin principio ni fin.
Para no olvidarme de los malos sueños, que los tuve, ni de los sueños dulces que tambien los hubo. De sus amplias avenidas, del rojo de su bandera y sus estrellas doradas, ondeando por toda la gran ciudad.
Para no olvidarme de los taxis pero si de sus taxistas, cimarrones sobre ruedas, que no se cortan ni un pelo a la hora de escupir. Escupir, escupir, escupir… y otra vez ¡verlo para creerlo!
Para no olvidarme del glamour y la miseria que la envuelve. De su “gente local”. De sus pisos diminutos ocupados por familias, tres o cuatro…quizá más. De sus edificios grandes de apartamentos de lujo, del “Gran Hotel”, del JIN MAO de mis amores; te llevo en el corazón.
Para no olvidarme, eso JAMÁS, de alguien a quien dejé inmerso en la Gran Shanghai…
Para NO olvidarme…

Abr 132012
 

Aquí os dejo una de las muchas caras de la gran Shanghai.Para ella la tradición,el glamour,y la “gente local”,no tiene secretos.

¡Oh Shanghai! La Dama de Oriente…tan fría y despiadada, si no la frenara sus gentes…
¡Ooooh Shanghai,Shanghai! Engulles al incauto visitante con tu magía.Envenenas sus sentidos para que no te olvide jamás…La sombra del genio, de lo nuevo y de lo viejo, se oculta en las callejas,en las amplias avenidas,en los templos,y museos,en el metro…entre las almas de allí y las que vienes de lejos, solo para verte dama Shanghainesa…Solo para verte a tí.
¡Oh Gran dama de Shanghai! Eres fría,soberbia y despiadada,y sin embargo ¡NO PUEDO PASAR SIN TÍ!
Shanghai…Shanghai…

Ene 202012
 

Esta es la "gente local"que NADA sabe del glamour de la Gran Shanghai...

 

 

 

 

No solo guardé en mi cámara la cara más arrebatadora de la gran Shanghai,ni el impactante paisaje de hormigón que conforma su esqueleto.De las entrañas de la” gran dama” rescaté una muestra de esa gente anónima que forma parte de esa ciudad y es tan shanghainesa como la que más,aunque no sepan del glamour de su ciudad, ni del contacto de un  Omega en la muñeca.Sus gargantas carecen de colgantes de  Swarovski, y la piel de las mujeres no se alimentan precisamente de “Shiseido”.Las calles de los “barrios locales”se encuentran salpicadas de pequeñas tiendas,algunas diminutas,en la que la familia permanece dia y noche durmiendo en la parte superior del local,en unos pocos metros cuadrados, o en la misma tienda en sillones reclinables.Los ves comiendo,cenando e incluso los niños haciendo sus tareas del colegio.
La “gente local”,de los barrios “locales” No saben de restaurantes caros,ni de centros comerciales con artículos a precios de infarto.Ellos saben de esos carros que empujan por la ciudad,hasta donde se les permite,para vender alimentos,o baratijas.
“La gente local”nunca parece tener prisa, ni llevan reflejado en la cara ese estress tan de moda y contagioso, tal vez porque no tienen mucho, o nada que perder…
La “gente local” tiene una forma de ser,a pesar de los pesares,que una admira, y es que: se toman la vida con filosofía.
Y por todo esto y mucho más, una ha llegado a la conclusión de que el corazón de la Gran Shanghai,no se encuentra entre toda esa gente enganchada, en vena, al glamour de los días y las noches Shanghainesas,sino entre su “GENTE LOCAL”:la gente humilde