Jun 112014
 
DSC07326

En el momento de su graduación…Es hora de decir “adios” a San Pablo Apostol.

DSC07290

¡Bendita adolescencia!

Sonrie a su "abuelo Manolo" ...

Sonrie a su “abuelo Manolo” …

Le toco hablar,como a todas...

Le toco hablar,como a todas…

El tiempo pasa rápidamente,y para cuando me he querido dar cuenta,esa niña de ayer a la que contaba cuentos,ya no lo es.Seguramente lleva tiempo siendo toda una mujer pero esta que es su abuela no quería verlo.Y es que cuesta tanto reconocer que esa gente menuda,a la que quieres con toda el alma hace mucho que dejarón de interesarle tus cuentos de hadas,los aguacates rellenos a cuatro manos,la noche antes de la Noche Buena; la Bruja de Chocolate, y ese blog que con tanta ilusión una tarde de verano abrió por primera vez  bajo el seudónimo de “Blair Copper”,en esa Ceuta de mi corazón. Parece que la estoy viendo en la sala de juntas del Helipuerto,sentada frente a mi con la ilusión reflejada en la cara y los ojos puestos en la tienda online de “Laly Blue” en donde un mar de broches y chapas pintados por la mismisima “laly Blue” desfilaban ante sus ojos. ¡Un broche! ¡yaaa! Un precioso broche o chapa,no se ahora la diferencia,con una carita de muñeca,le regaló por ser amiga de su tio Ángel. ¡yaaaa!: – Y acaba de contestarme por internet la mismisima “Laly Blue”…
Y recuerdo esos viajes a Marruecos con parte de la family,sus juegos con el señor  Ambrosius Demetrius constantinus,Ambros para los amigos,y fiel guardián de la familia-un tekel que no levantaba dos palmos del suelo.
Y recuerdo esos tres zapatillazos en su pequeño trasero por no haberse comportado todo lo bien que se espera que se comporte un niño en la mesa de un restaurante;no llegó la sangre al rio,porque solo fue una niña inquieta,y la zapatilla de “abuelo Manolo” apenas planeó sobre las tiernas posaderas.En realidad desde que nació fue un nena buena,y tranquila. Tan tranquila y buena que cuando nació una llegó a pensar que le faltaba un hervor,por lo quieta que estaba;ni los ojos abría…y es que ella ha sido siempre así:una niña tranquila,con una herencia bien marcada: su pasión por los libros,porque de casta le viene al galgo,y a ella de “Ojos de Gato”.
Y el tiempo ha volado sin darnos cuenta,querida Andrea Doria,y aunque ha podido con los aguacates a cuatro manos,el blog,y un montón de cosas más,hay algo que no ha conseguido apagar,y es ese hilo conductor que nos lleva a una cierta complicidad que no se muy bien explicar…
Que la vida te trate bien. Que tu caminar por ella tenga más rosas que espinas…¡QUE SEAS FELIZ!
Un beso Andrea Doria.
Abuela NINA

Oct 052010
 

Mohamed Laarbi Mohamed, osea: “Larbi”, para los amigos y conocidos. Para el señor de la esquina que vende el cupón, para los taxistas y los compañeros de trabajo. Y también para l@s que como yo, nunca se aprenden su nombre por ser algo lioso.Así que…mi amigo Larbi y su preciosa niña, sale a Nora la madre, de la que, y esto si que es una vergüenza , nunca puedo recordar el nombre. Y es porque tiene uno extraño y bonito del que no se me quedó en la memoria ni vocal, ni consonante ¡Que se le va ha hacer! mira si podían haberle puesto algo facilito como “Meriam” -seguramente no se escribirá así, pero nos entendemos-, o Fatima, Ikram, o Nora, como su madre ¡pues no señor! Y yo no lo recuerdo, y aún así estoy escribiendo sobre ella, una preciosa niña, tan risueña como la madre, y de pelo rizado como su padre ¡ja, ja, ja! no te quejes Larbi que algo es algo. Se la ve feliz; yo la veo feliz, en esa foto que les tomé una tarde de invierno,véase por la ropa que llevan, en la sala de juntas del Helipuerto. Vino a enseñarme la niña,a la que le une a mi una curiosa coincidencia, pues mientras yo creía morir tras el taponamiento anterior y posterior de mi maltrecha nariz,en aquella habitación del Hospital de Ceuta: ¡ella empezaba a vivir!en un paritorio de esos en los que una se tumba a parir.
Vida y muerte se encontraron, y tras mucho tira de aquí, tiro de allá, la muerte dijo:-Puedo esperar
La vida le contestó:
– No esperaba menos de ti enemiga mía. Lo cierto es que si no te empeñaras en arrebatarme a todos los que amo, quizá nos llevaríamos bien…
– Tal vez-dijo la muerte. Recuerdame que cuando tengamos un hueco, subamos a que nos cambien los papeles.
– Nooo, querida. necesito esa sonrisa de los padres cuando nacen sus hijos, y ese anciano sentado junto la ventana tomando el sol de invierno tras el cristal, en una habitación inundada por los trinos de un jilguero. Nooo. querida. Necesito esa mirada enamorada del chaval que dice adiós antes de coger el coche y perderse entre la niebla de la noche. Nooo querida. Me hace falta ese abrazo de pareja que se dan en la mañana un hombre y una mujer. Nooo querida. Para mi son importantes las familias, las marujas, los amigos, y hasta los enemigos. Necesito al lotero, al charcutero, a la telefonista del Corte Inglés con esa voz dormida que te dice: ¿con que departamento?. Me duele si te los llevas, me estoy refiriendo a los indigentes,son los dueños de los bancos de los parques y jardines, de las escalinatas de las catedrales, , de los metros y aeropuertos, y hasta de la fortaleza del señor Botín. si te das cuenta los verás en más de una sucursal arropados con cartones…
– ¿que si me doy cuenta? ¡más de un@ me he llevado…
-Por eso…por eso no quiero el cambio. Quedate tú con lo tuyo, que yo lo haré con lo mio. Y esta vez: niña y mujer vivirán, porque yo las vi primero.
……….Yo la veo feliz, porque su madre es feliz, y su padre es feliz, por lo tanto es lo que se llama “un bebe feliz”. Recuerdo la noche en que fuimos a su hogar a cenar, querían compartir con nosotros de alguna manera esa nueva vida que empezaban con la pequeña. Nos subieron a verla a la habitación y me hicieron sentar en un sillón, entregándome al bebe, que dormía en su cuna. Fue un momento que nunca olvidaré por ser una deferencia hacia mi, “por mi edad” – dijo Larbi. Me la entregaron por ser algo así como “la matriarca”, y yo me sentí la mujer más feliz del mundo por haber sido elegida para mecer a su hija en mis brazos.
“Larbi” y Nora, gracias por abrirnos la puerta de vuestro hogar. Fue una velada con duende.
Que la vida os marche bien, y vuestro Dios os proteja.
Un beso grande.
Gudea de Lagash

P. D. Hoy me he acordado de su nombre. De ese precioso nombre que sus padres decidieron ponerle , y que le acompañará toda una vida, que espero sea muy larga para ti pequeña: SALMA