Feb 102015
 

IMG_5757

No recuerdo ni cuando ni como la conocí, es lo que tiene esta neurona mia que guarda lo que quiere y tira lo que le da la gana al cajón de la desmemoria, aunque sé que en algún ricón de mi cerebro ,creo que nada más entrar torciendo a la derecha y tirandose en plancha en el hipocampo, se encuentra la fecha y hora esacta de nuestro encuentro… pero es algo que tampoco me importa tanto; vamos que me importa un comino cuando la conocí y en que circunstancias. Y todo esta alocución total para decir que tengo una amiga que tiene nombre de alga marina:Varech, que según “el Wikipedia” es un tipo de alga marina multicelular y por lo tanto se diferencia de las algas microscópicas en su tamaño. Las macroalgas son generalmente algas de tipo marrón o rojo que se encuentran entre otros tipos de alga, como el alga verde… Eso dice “el Wikypedia”, pero yo a la Señóra Varech por mucho que la he mirado del derecho y del revés, no le veo ningún color en particular fuera de lo normal; más bien diría yo que tiene buen color, y si nos fijamos en el azul de sus ojos para que os voy a contar… Y otra vez he vuelto a enrollarme en un soliloquio sin solución total para decir que yo tengo una amiga que se llamaba Varech, de los Varech de todita la vida, a la que no puedo disociar del Mirlo de Papel, un blog con solera, tambien de toda la vida. Pues bien, paciencia que ya llego al meollo de la cuestión. Todo iba fenomenal, con nuestros comentarios y visitas de té con pastas, de muro a muro y de timbrazo en timbrazo en el” cara libro”, hasta que apareció la bruja de Blancanieves con forma de angelito de cuna de bebe ¡Doña Tatín! Apareció un dia en el Facebooke, como quien no quiere la cosa, con sus buenos dias, buenas tardes, te regalo estas rosas; vente a tomar un chocolate con pedazo de pastel de manzana incluido, toma esta lechuguita, la he criado yo en mi huertecita de Heidi…etec…etec…etec… El caso es que le dio por llamarla MIRLO, tal vez porque en su momento se coló con su cestita y su tarrita de miel en el blog de mi amiga Varech, cambiandole el nombre sin más ¡Patas arriba lo ha puesto todo Doña Tatín! Nosotr@s teníamos un ritmo, una vida ordenada, unos objetivos… ¡Hasta que usted llego! Que ha hecho con mi amiga, la señora Varech de toda la vida, ¿La embrujó? ¿Le clavó un clip?, en esa melena rubia larga y ondulada, que tan ensismado tiene a su consorte “el capitán”. Porque peineta no creo que fuera… son muy incómodas para dormir y se habría dado cuenta…  Que le hizo usted Doña Tatín. ¡DEVUELVAME A LA SEÑORA VARECH!  ¡YO LA VI PRIMERO! ¡Ja,ja,ja!
Un beso Doña Tatín. Un beso Señora Varech.
Sabeis que os quiero.
Gudea de Lagash