Ene 242017
 

DSC09677

Y tantas cosas me han venido a la memoria…
Y tantas cosas he borrado de mi vida.
Y tanto y tanto he recordado y añorado,
que los recuerdos son ahora solo pompas de jabón,
y los deseos caramelo de algodón.
Y tantas cosas me han venido a la memoria…
Tantas sonrisas navegando por el mar de la alegria,
y tanta lágrima rodando hacia el pozo de las penas,
que una confunde el ayer con el mañana,
y el hoy con hace una hora.
Te recuerdo en mis recuerdos
y te veo en los cristales sin cortinas,
en el espejo del baño…
Tu sonrisa en los espejos,
en el estanque del parque,
en la tapa de metal de la encimera.
Y tantas cosas he dejado en la cuneta,
y otras tantas he guardado en la mochila de lo amado,
y no olvidado.
Tu sonrisa en los espejos…
Y esas ansias de tenerte;
de colarme por los poros de tu piel.
De buscar la luz de luna en tu mirada.
De columpiar mi cordura en tu sonrisa.
Y… estoy cansada,
de vivir largo tiempo encorsetada,
jugando a ser señora y no mujer.
De sentir que en el tablero de la vida,
la mia es una ficha de ajedrez.
Hoy no hay luna ni hay estrellas,
por no haber,
no hay ni luz en las farolas de mi calle;
esa que da a mi ventana.
¿Y eso importa?
Luz de luna en tu mirada…
La cordura se columpia en tu sonrisa…
Ven…vamos a romper con todo lo que se espera de ti;
lo que se espera de mi.
Sentados en el jardín bajo la lluvia de abril.
Las manos entrelazadas pringadas de caramelo.
Bailando bajo la luna descalza sobre tus pies,
I will always love you…
¡y yo siempre te amaré!