Mar 252015
 

leloytatin

 

Escaneando,escaneando, en el intento de salvar del deterioro del tiempo momentos irrepetibles, e imposibles de borrar del pliegue del corazón, a donde van los recuerdos que un@ no está dispuest@ a olvidar, tropecé con esta foto de la navidad del 77. Una sabe que hay veces en que una imagen vale más que mil palabras porque la foto habla sola:
Un padre con su hija a la que adoraba, como solo puede hacerlo un hombre apasionado por sus hijos. Ella lo abraza con ternura mientras escucha lo que tiene que decirle…Eso quedó para los dos.
Confidencias de un padre y una hija a la que siempre quiso más que a nada en el mundo.¿Debería estar celosa? Eso se quedó entre los recuerdos de infancia,porque hoy Gudea no solo no siente la punzada de los celos en el corazón. Hoy Gudea está ORGULLOSA de ese padre que Dios le dió y de su única hermana.
Un beso “Ojos de Gato”…Espero que seas feliz más alla de las estrellas

Un beso Tatineta bella.

 

Unoeditorial la sombra del egombe egombe