Feb 252010
 

Cuatro

raro…raro…raro…

Los números en japonés adquieren un significado distinto cuando se escriben y se leen como letra y no como número (kanji).
El número más temido, por su significado, es el número cuatro, que significa muerte.

Un claro ejemplo de su uso es en las matriculas de los coches, donde normalmente tratan de no utilizar el cuatro. Si el propietario de la placa tiene la mala suerte de que hay un cuatro en la mayoría acabará pagando dinero el número. Esto se agrava si al cuatro le sigue un n
ueve, por ejemplo el número 4219 si lo lees en japonés es “shi ni Iku” que significa “vas a morir”.

wikipedia

 

 



¡Una perla!

 

¿Sabía usted, querido lector, que los romanos se lavaban los dientes con orines y que los más apreciados de todos eran los españoles? Realmente asusta pensar en el camino que tenían que recorrer las micciones de nuestros antepasados para llegar a su destino. Guardar primero el ambarino líquido hasta la llegada del comerciante que lo compraba, envasarlo luego en ánforas que eran debidamente precintadas y, embarcarlas luego en navíos de cabotaje que tardaban uno o dos meses hasta llegar a Roma. Supongo que allí se deberían mezclar con algún perfume o algo que atemperase la peste que se puede suponer que exhalaba tal dentífrico. De todos modos me queda la curiosidad de saber por qué las secreciones renales de nuestros antepasados íberos gozaban de más predicamento que los de las otras regiones.

Carlos Fisas. de su libro: “Historias de la Historia” quinta serie, de la editorial Planeta.