Jun 202016
 

DSC05732 DSC05916

Dime que me amas. Dime que me adoras; que me bajaras la luna y la pondrás a mis pies, envuelta en un celofán del color de la amapola que crece en la veredita de los te quiero y de los besos de cartón piedra, pá que sonría, pá que me ría, pá que no tire mi corazón a la papelera.
Y dimelo despacio. Dimelo al oído. Deja que tus labios jueguen con los míos.
Y bájame la luna envuelta en un celofán, como un caramelo.
Y bájame las estrellas, pintadas de colorines, bañadas de azúcar glas.
Y bájame la luna…
Y dimelo despacio…
Y dimelo al oído…

Nov 202010
 

 

No tenia ni idea de que me amaras; ni puñetera idea tenia de que uno de tus aficiones fuera coleccionar pedazos de mi vida, retazos de mi voz; expresiones de este rostro encalado de experiencias que regalan los años y alguna que otra chispa huida de esos ojos inquietos con los que la vida me equipó. Y eso que de un tiempo a esta parte el timbre de tu voz lo he notado algo cambiado y he pensado “está nervioso; algo le ocurre”… porque tus labios al nombrarme temblaban como un flan de mandarina y tus ojos al cruzarse con los mios, echaban a volar buscando el refugio de un punto en el infinito, del botón de una chaqueta de alguien que pasaba en su momento, de una taza de café abandonada sobre el mantel manchado justo en la mesa de al lado. No tenia ni idea de que soñaras con verme despertar junto a ti en las mañanas. Me lo han dicho tus ojos; no te enfades con ellos, pues los mios han sido más ladinos y han logrado que entraran en el juego. Me lo ha contado el calor de tus manos al rozarse con las mías, tan solo con un saludo, mira tú. Mira tú que pies tienes más traidores que dirigen tus pasos hacia mi, sin que seas capaz de dominarlos y no tienes más remedio que inventarte mil escusa de porqué vienes a mi. Y ya ves… no tenia ni idea de que era amada por otro corazón al que no estoy acostumbrada…