Oct 152017
 

IMG_6414

Yo soy luna,
tú eres sol.
Yo soy fuego ,
tú eres agua.
Tú vas
y yo ya he vuelto dos veces.
A ti te va la rutina.
Yo necesito algo nuevo pá respirar día a día.
! Y yo me muero!
! Y yo no puedo!
Como un pez sin su pecera.
Como un grillo sin su caja de cerillas.
Como un Koala sin árbol
Y una pulga sin su perro.
Como un cielo sin estrellas
y un mar sin sus caracolas.
Como un amor sin amor
y un adios sin desamor.
Como un plato sin lentejase
Y una botella vacía sin su mensaje…
! Y es que me muero amor!
! Y es que no puedo!
vivir sin aire en el corazòn.
Soñar dormida,
Llorar riendo,
reír llorando,
besar sin ganas…
Y jugaste y yo jugué
Y apostamos a caballo ganador de nombre AMOR.
! Y apostamos y perdimos!
Y yo soy luna…
Y tú eres sol…
Y una botella vacía,
y una caja de cerillas…
!Y un ADIÓS!

Jun 202016
 

DSC05732 DSC05916

Dime que me amas. Dime que me adoras; que me bajaras la luna y la pondrás a mis pies, envuelta en un celofán del color de la amapola que crece en la veredita de los te quiero y de los besos de cartón piedra, pá que sonría, pá que me ría, pá que no tire mi corazón a la papelera.
Y dimelo despacio. Dimelo al oído. Deja que tus labios jueguen con los míos.
Y bájame la luna envuelta en un celofán, como un caramelo.
Y bájame las estrellas, pintadas de colorines, bañadas de azúcar glas.
Y bájame la luna…
Y dimelo despacio…
Y dimelo al oído…

Jun 202016
 

avionaenarecortable 1099

Y que la noche te traiga paz.
Que los buenos sueños te lleven al país de siempre jamás.
Que tu luna sea llena.
Que la buena estrella compañera de tu vida, no se apague nunca.
Que la brisa de la noche te deje recuerdos bellos.
Y que la noche te traiga paz…
Que los buenos sueños…
Que tu luna…
Y tu buena estrella…

Feb 122016
 

DSC_1419

Apostada bajo la farola que iluminaba el Buda Café, un night club de carretera, la bella rubia desmelenada de lábios rojos siliconados y pechos gordos del mejor plástico, sujetaba entre la comisura de los lábios uno sin filtro y con china dentro, al tiempo que miraba con horror como una de sus largas uñas lacadas en rojo fuego, se había roto justo por encima de la carne. Con un gesto mecánico se chupó el dedo para mitigar el dolor, maldiciendo los treinta ñapos que había soltado en el “centro de belleza y estética” de Aurora, una chica muy apañada que lo mismo te colocaba unas extensiones que te hacía un piling, aunque lo mejor de lo mejor eran los labios siliconados que, por el módico precio de cien euros los dejaba igual que los de una muñeca hinchable de esas que veían la vida pasar, sin pena ni gloria, desde el escaparete del sexshop al otro lado de su calle.
Hacía frio esa noche. Hacía frio sobre todo para ir vestida con un pantaloncillo corto hasta lo imposible y una camiseta asomando ombligo, así que tras mirar la puntera de sus botas de caña alta abrió el bolso de piel de mercadillo y rebuscó hasta encontrar la pequeña petaca que su hombre, un joven chulo con “tabletas de chocolate” ganadas en el gimnasio acosta de su dinero, le regaló el dia en que se conocieron en el jalili de Tanger… Le pegó un trago largo y dejó correr el vodka por la garganta, del mismo modo que el agua de un grifo deslizándose por la cañería del fregadero.     Observó la comarcal silenciosa; vacía de mujeres de todos los colores, y echó de menos  la algarabía que formaban con sus peleas por querer ocupar un sitio determinado para captar a los buscadores de sexo expres. En el cielo una luna medio escondida entre nubes y sin estrellas, parecía decirle “vete a dormir”. Las luces de la ciudad titilaban a lo lejos como una larga procesionaria, moviendose por el tronco de un viejo pino.  Una ráfaga de viento la abrazó sin piedad  haciendo que su cuerpo temblara como una gelatina en el plato de un niño. Pensó en volver al local y camelarse de alguna manera a Servando el matón del antro, para que la dejara descansar en uno de los cuchitriles con camastro, en donde trabajaba por horas y a veces a destajo, pero sabía, que si quería tener contento a su hombre, tenía que hacer algún servicio… Estaba cansada de esa vida de completos, franceses y griegos; amén de los antojos, a menudo aberrantes, de los clientes y a los que se negaba en redondo causándole más de una vez, situaciones muy desagradables por partida doble pues además de los insultos y malos modos, su hombre; ese moro de cuerpo esculpido y mirada indescifrable, hacía tiempo que había dejado de compartir con ella el polvo de ángel bajo la luna llena, la cama y los espaguettis. Ni siquiera un porro de hachís de Chauen… Y todo por culpa de “la nueva”, una lituana a la que ni las pinturas, ni los tacones de aguja podían disfrazar sus adolescentes años. Devolvió la petaca al bolso junto al paquete de toallitas humedas “del Mercadona”, los condones y los chicles de menta dispuesta a que el frio, y la desolación que desde hacía rato se había engullido su teoría de “la botella medio llena”, no ganaran la batalla. Los faros de led de un coche la sobresaltaron:”ya ves que tontería “- pensó riendo para si,al tiempo que el conductor desde la oscuridad de la carretera le hacía un cruces de luces. Por primera vez, desde que se metió a samaritana del amor; como a ella le gustaba llamar a la profesión más vieja del mundo, no sabía que hacer… algo le decía que esa no era su noche, pero volvió a pensar en su hombre y no quería problemas. Un nuevo cruce de luces le bastó para sacar la petaca del bolso y acabar con el vodka. Miró de nuevo a la luna arropada entre las nubes y creyó oir que le decía “vete adormir”, en el preciso momento en que el viento empezó a soplar con fuerza pegandose a su cuerpo aterido de frio…

……………………………………

Al dia siguiente la noticia fue fugaz en los medios de comunicación, porque al fin y al cabo a quien le importaba una prostituta más o menos. Apareció en la cuneta de una carretera cualquiera, de una pequeña ciudad en la que por pasar,solo pasaba el tiempo. Con la falda destrozada,los labios rotos y el cuerpo amoratado,parecía una muñeca de esas hinchables de un sexshop. Junto a ella, una petaca con el grabado de una luna llena asomando entre las nubes y una leyenda: “vete adormir”.

Y una luna arrebujada…
Y el vodka por la garganta.
Hace frío
y el viento sopla con fuerza.
Y un amor en almoneda
y un cuerpo de gelatina.
Del amor “samaritana”.
De la noche meretriz.
Polvo de ángel,
zapatos de tacón fino.
Sin hombre que te quisiera
y quisiera compartir los spaguettis y cama.
Muñeca de carne y hueso,
de lágrimas de cristal
y corazón destrozado.
De besos de cartón piedra.
De sueños de amor sincero.
Solo te quiso la luna…
“Vete a dormir”.
Muñeca de carne y hueso…
De lágimas de cristal…
“Vete a dormir”.

 

Oct 292015
 

DSC09514

Por el tiempo que me queda por vivir.

Por el que he vivido y vivo.

Por el tiempo que me queda por soñar.

Por los sueños del ayer y los de hoy

Por el aire que respiro.

Por el sol de la mañana.

Por esa luna bella de primavera,

que juega al corro de las patatas con las estrellas

y le hace un guiño al alba de ese lucero;

a ese lucero del alba.

Por esos amaneceres acurrucada en tu pecho.

Por esos ojos enamorados

Por esa niña que fui.

Por esa mujer que soy con mis triunfos y fracasos,

guardados en el trastero del corazón.

Por ti que me estás leyendo.

Por tus sueños, por tus penas y alegrías.

Porque te vaya bonito en tu camino de espinas,

en tu camino de rosas.

Porque ames mucho

y porque te amen.

Por tu sonrisa y por mi alegría.

Por tu amistad

¡Por estar ahi!

Y juega al corro de las patatas esa luna bella.

Y coquetea con el lucero de la mañana.

Y toma el té con La Cruz del Sur,

todos los martes de cinco a seis.

Luna coqueta,

luna enamorada…

Y por el tiempo…

 

 

 

 

 

 

 

Jun 212015
 

IMG_6885
Tiene esta nena unos ojos grandes y redondos como dos picotas jugosas del mes de junio.
La nena tiene  boquita de querubín. Y una naricilla chiquita, chiquita como un pellizquito de “tocinillo de cielo”. De pelo fino y suave la hizo Dios. Tan fino, como el hilo que guardan las nubes de coser alas, sandalias y cintas del pelo que con tanto saltar, brincar, brincar y saltar,  lo van perdiendo los angelotes. Y cosen plumas… y cosen nubes tambien. Porque de cuando en cuando, se van rasgando de tanto salto; queriendo ser tan altos los pequeñines como la luna ¡ay, ay! como la luna…
A Helena niña le sienta el color azul tan bien, como al lago de Titicaca allá en los Andes. Su linda cara copiada parece, de una virgen del sol isleño de la Koati. Tan linda es ella.
Lleva Helena Helenita un gorrito de perle, tintado con cuatro gotas del lago, que le queda tan bien ¡Que bien le queda!
Sonrie niña, sonrie, que las nubes se esconden con tu sonrisa y el sol  se enciende de pura envidia.
¡Que piel tienes! Helenita chiquita, tan suave… tan tierna como una yema de San Leandro.
¡Como hueles! Linda muñeca, Helena, Helenita. Hueles a campo al amanecer, a tierra mojada, a canela, a coco, y a la colonia “de Nenes”para bebés…
¡Que piel tienes! niña bonita.
Nena bonita ¡Que piel tienes!
¿Quisieras ser tan alta como la luna? ¡Ay! ¡Ay! Como la luna no, muñeca mía, como la luna no. No quieras ir tan lejos. La luna es fria, vive sola…no huele a nada. A la luna no le va el color azul del Titicaca ¡Que harás tú sin el azul?
La luna no usa gorro de dormir, ni jipi-japa de paja de hoja de palma, ni de rafia , ni sombrero de fieltro, ni gorrito de perlé.
¡Quedate niña bonita! Quedate.
Y tiene Helena, helenita, unos ojos…
¡Tan linda es ella!
…Una virgen del sol isleño de la Koati…
¡Bienvenida a la vida! pequeña Helena
Un beso nena.

 

Jul 182014
 

DSC04879
Y en la otra cara de la luna dejé mi vida,
mis pensamientos;todo mi amor.
Y en la otra cara de la luna perdí un zapato,con la vergüenza
y el pasador “made in Taiwán”.
Y en la otra cara de la luna,desmaquillada y sin peinar,
dejé olvidados los malos rollos, la ropa sucia,
y tu camiseta de “los Pink Floyd”,
de aquella noche, en aquel concierto, bajo la luna coqueta y bruja;
litrona y sabor a Chagüen;aroma viejo de tantas noches,de tantas lunas…
de tanto juego de amor,amor,bajo la tienda,sobre la yerba,
y ese sabor a beso dulce, a beso nuevo…
Bajo la luna llena…
La música rompe el aire,
el humo parece bruma.
Tus ojos medio entornados.
Los mios en una brizna de yerba verde,
que anda de okupa en tu pelo amor.
Y a la mañana del tercer dia,
con sus tres noches y sus tres lunas de cara buena,
te fuiste amor,dejando tu camiseta de “los Pink Floyd”,
sobre mi piel, y un olor a “Yerba buena” alrededor…
y el regusto de tus besos…
La canela de tu piel encadenada a la mía…
Y una guitarra en el aire,y un acorde,y un redoble de baquetas.
Y tú no estás…
Y tú te has ido…
Y yo me quedo sobre la yerba,mirando al cielo con “los Pink Floyd”,
Sin malos rollos;sin ropa sucia…
Con tu recuerdo,y la luna buena,
luna peinada,luna coqueta.
Y tu mirarás la luna sobre otra yerba…
Y yo buscaré otra brizna entre otro pelo…
Y en la otra cara de la luna dejé mi vida…
Tus ojos medio entornados…
Chagüen…
Litrona…
Pink Floyd…
Y el humo parece bruma…
Perdí un zapato…
Made in Taiwán…
Y tú te has ido.

 

 

 

  • https://vimeo.com/122934557

 

 

 

 

May 142014
 

avionaenarecortable 193

Hace tanto tiempo que no tengo sentimientos…
Y hace tanto tiempo que me queman los sentidos…
Y hace tanto tiempo que los sueños no son sueños,
que la luna nunca es llena,
y que no toco sus cuernos porque me cuesta soñar…
Hoy pasaste por mi lado y no me viste.
Ni si quiera te volviste.
No recordaste mi aroma,el de canela…
Hoy te he visto junto a otra en el banco de madera
del parque de la ilusión.
Tú la mirabas a ella y ella te miraba a ti,
Y yo miraba a los patos que nadaban en el agua
ajenos a ti y a mi.
Tu deseo y su deseo…
mi deseo de ser pato;
de fundirme con el agua del estanque,
del parque de la añoranza…
Mi deseo de ser agua…
de ser banco…
de olvidarme del periódico que compras…
de la colonia que usas…
del bocata que te gusta.
Y hace tiempo que la luna nunca es llena…
Y hace tiempo…
y que yo quiero ser pato…
y fundirme con el agua…

Mar 262014
 

IMG_0572

Quiero que me abraces sin pensar.
Los labios sobre mi piel,
y los dedos de tus manos descubriendo cada palmo de mi cuerpo.
Quiero que me abraces sin pensar,
Quiero que me ames,
y me mires a los ojos y me digas “y yo más”.
No quiero que me regales el sol;
ni quiero el mundo a mis pies.
Ni tampoco que me traigas la luna hasta mi ventana.
Solo quiero una caja de metal,
con cien gramos de latidos, de tu corazón amor,
envueltos en celofán verde, rojo  y amarillo.
Los guardaré en el altillo por si te vas algún dia.
Los pondré junto a la almohada y escucharé tu latir,
hasta que me duerma amor.
Quiero que me abraces sin pensar,
y quiero los latidos de tu corazón que es mio.
Y tu latido,
con mi latido.
Por si te vas algún dia…

Feb 132013
 

268888_1968556093680_1236274794_32089024_4431803_n

Cómo la luna llena,
cómo la media luna.
Cómo me gustan tus ojos que acunan la luna llena,
la media luna.
Cómo la luna llena,
la media luna.
Cómo le gusta a mi mano
llenar su hueco con tus dos lunas.
Cómo la luna llena,
la media luna.
Cómo le gusta a mis dedos
saltar despacio por ese cráter casi perfecto,
como es tu ombligo.
Y digo casi, porque esa peca que duerme al lado
lo hace imperfecto
¡Quien fuera peca!
Quien fuera borde…
Cómo la luna llena,
la media luna.
Cómo la luna bella de tu sonrisa;
polvo de luna.
Cómo la luna llena,
la media luna.
Cómo el color de luna que hay en tu boca,
¡Quien fuera miga!
quien fuera gota de agua o café,
que corretea por la vaguada que hay en tus lábios
hasta perderse dentro de ti.
Cómo la luna llena,
la media luna.
Cómo la luna clara de primavera
de tus mejillas.
Cómo la luna llena,
la media luna.
Como la luna hermosa del contoneo de tus caderas.
Cómo la luna llena,
la media luna.
Cómo el reflejo;
rayo de luna,
hilo de plata
cuerdas de arpa que roza el mar.
Dedos de sal…
Luna lunera cascabelera,
debajo de la cama tienes la cena.
Quisiera ser tan alta como la luna,
para ver como tiemblan tus dos palomas.
Cómo la luna llena.
La media luna.
la luna plena,
la luna bella,
color de luna…
Peca…
Cráter…
Miga…
Hilo de seda…
Claro de luna.
Luna de coral;
como dice la princesa:
para hacerse un prendedor
con un verso, una perla, una pluma y una flor.
Luna menguante,
luna creciente.
Las dos caras de la luna,
y en un cuerno de la luna…
¡Como la luna!

 

 

 

 

Abr 292012
 

Y quiero ser el viento que se pega a tu espalda
Yo quiero ser…
Y quiero se la brisa que acaricia tu cara.
Yo quiero ser…
Y quiero ser la llama de esa vela que enciendes en tu baño.
Yo quiero ser…
Y quiero ser la espuma de la esponja, que corre por tus  brazos.
Yo quiero ser.Siempre he querido ser…
Y quiero ser toalla
Yo quiero ser…
La sombra de tus ojos,la crema de tus patas,”las de gallo”,la de la celulitis,la laca de tus uñas,el cepillo de dientes.Que loco estoy ¿No?
Y yo quiero ser…
Y ser,y quiero ser la almohada que abrazas por las noches cuando piensas en mi….porque piensas en mí¡Eso lo sé! aunque nunca lo has dicho…aunque no me lo digas…aunque nunca dirás “te deseo”…”no puedo estar sintí”.Yo eso lo se.
Yo quiero ser…
Y quiero ser la taza que se asoma a tus labios.
Yo quiero.Quisiera ser…
Y quiero ser el vaho que roza tu nariz.
Y yo quiero ser…
Y quiero ser la menta,el azúcar,la cuchara,el culo de cristal de es vaso de té,que bebes cada tarde antes de dar las seis.
Y yo quiero ser…
Y quiero ser,si puedo,el borde de tu falda para sentir tu piel.
Y yo quiero…y yo quiero…y yo quiero…
Y quiero…y quiero,y quiero…quiero…quiero…Yo quiero ser…
Yo quiero ser la cinta de tu pelo,la marca del tirante de tu sujetador,que te oprime suave ¡Que locura! quien pudiera ser marca,o por necesidad tirante.
Yo quiero ser…
Y quiero ser ,si tú me dejas,aquello que nunca te atreviste…
Yo quisiera,he querido y quiero…
Y quiero los deseos encerrados en el fondo de tu alma que se mueren por salir.
Yo quiero…
Y quiero la flor de citrone que resbala por tu cuello, y se queda en el escote de tu pecho, sin atreverse a bajar al abismo de tu ombligo porque sabe que será su perdición.
Y Yo quiero…siempre he querido…
He querido y quiero con la fuerza del deseo reprimido, resbalar como un bichillo por tu pecho y engancharme a tu cintura de cayena,y correr por esa parte del deseo que no me deja dormir.Esa parte del deseo que no me deja pensar…que no me deja soñar…que no me deja ser yo.
Y yo quiero…Quisiera ser…tu pantalón de pijama,la camiseta del “Barsa” que te pones “pá”dormir.
Y yo quiero ser…
Quiero serlo todo amor…
Quiero…¡Quiero! ¡¡¡Quiiieroooo!!!
Quiero cabalgarte amor con la luna en la ventana,el geranio en la maceta,y el loro en la habitación.
Y Engancharme a tu cintura…
La camiseta del “Barsa”…
Y la flor de Citrone…
El abismo de tu ombligo…
Y esa menta,y ese azucar,la cuchara y ese culo de cristal…
La vela ,la toalla,la sombra de tus ojos…
La taza,el vaho,la nariz…
Y Quiero,Quiero,y ¡¡¡Quiiieroooo¡¡¡
Y dejame que quiera, quererte entre las flores de la retama amor.
¡Y porque piensas en mí!
Y la flor de Citroné.

Gudea de Lagash

Abr 162012
 

En  una calle cualquiera el cubo de la basura, y unas cajas de cartón, y una bolsa “Mercadona”volando de aquí “pa ya”, y un gato en el callejón maullando a la media luna.Una cucaracha corre queriendo salvar su vida de la bota que la aplasta sin darse cuenta si quiera,porque el dueño no va fino,se ha tomado un par de copas,y otras las llevaba puestas.Un charco,un perro husmeando esquina,y una dueña con correa tirando del animal. Pasa un coche,pasan dos.Una bicicleta a oscuras,una puta y un señor muy señor, muy caballero que le dice sube y ¿cuanto?.
Y un gato en el callejón.
Un niño llora en el cuarto,y una sirena sonando al fondo del callejón.
Y otra cucaracha y un ratón,no con cola de león,que se pierde por el canalón vacío que recorre la pared del Bingo del callejón.
Y un gato en el callejón.
Del piso de la frutera se cuela por la ventana la pelea cotidiana con su hombre…un cabo de la legión muy cuadrado y arrojado,de valor “ya no supuesto”,por haberlo demostrado en más de una ocasión.Mañana será otro día.Mañana abrirá el negocio orgullosa,sonriente,con mirada luminosa por esa pelea dura y esa noche de amor: ¡Masoca que es la frutera! ¡Que se le va a hacer! Para gustos los colores…a mi no me mires.NO:¡me gustan las mariposas!…las alas de mariposa…
Y un gato en el callejón.
Y un borracho saliendo del bar de copas,y una maruja de mandil desgastado,cruza la calle a golpe de zapatilla lustrosas de tanta mugre,de tanto tiempo,de poca agua,de gel fantasma,camino del callejón.Y un sin techo que rebusca en la basura espera a que la maruja deje su bolsa y se marche para seguir rebuscando,mientras un gato en el callejón maulla a un tajo de melón que se parece a la luna,piensa el pobre. mientras escucha a sus tripas rugir como los ratones con cabeza de león.
Y un gato en el callejón.
Las cuatro,las cinco y las seis de la mañana.La noche se fue a dormir arrastrada por la luna con el disfraz de melón.No hay nadie en el callejón,solo un gato y sus bigotes, una cucaracha inerte,y un ratón con la cola de león durmiendo en el canalón.
Y un gato en el callejón.

Abr 132012
 

Siempre estuve en “La Isla” sentada en el zaguán…

Hace tiempo que no escribo nada; no he podido. Hace tiempo que no descanso los dedos en estas teclas, las teclas de mi ordenador. Hace tiempo que crees que te eché al saco del olvido, al cubo de la basura, o entre unas matas de mala hierba de esas que invaden mi acera, aunque una se empeñe en hacerlas desaparecer. Hace tiempo que no dejo aquí aquello que siento, que invento, o que vivo. De esto hace algún tiempo… Pero yo sé que tú, aunque yo no esté, sigues asomandote a la “Isla” esperando paciente,como se espera a los amigos y a los seres más queridos, a que vuelva a recalar en ella. Pero amig@ nunca me fui. Siempre estuve sentada en el escalón del zaguán, aspirando la brisa del mar envuelta en sal, con una taza de té en una mano y la otra garabateando en un pedazo de papel, trazos inconexos mientras pensaba en tí. Si en tí que ahora me estás leyendo.Y pensaba en como serías realmente, que sentimientos anidarían en tu corazón y que pensamientos cruzarán por tu mente…
Con una taza de té en una mano y la brisa del mar envuelta en sal, neurona y corazón desean saber de tí…
Con una taza de té en una mano, sentada en zaguán de esa isla de ilusión, mis ojos se entornan a falta de gafas y lentillas para ver si te veo, con la venia del sol; de ese sol remolón que nunca quiere irse a dormir, también por si apareces. Por miedo a que la luna, que es dama de noche, se encapriche de ti.Y ya ves, una solo te espera para charlar contigo, para leer tus ojos, para darte un abrazo que te caliente el alma y si quieres, un beso; si tu quieres, por eso de que lleva la luz al corazón.
Aferro entre mis manos la taza de ese té de la concordia, que aún está caliente, y brindo por tu vida y por la mia aunque no reconozcamos las colonias, ni la tuya, ni la mia.
He cogido una flor de mi jardín, de petunias y prímulas, de orquideas y jazmines de invierno y de Brasil, y la he lanzado al agua con una corta nota dentro de una botella de “ron añejo”, según dice la etiqueta, a ver si llega hasta ti  ¡Que qué dice la nota? Solo: “buscame en La Isla”. “No te olvides de mí”.
Y hace tiempo que no escribo nada y el culpable no es otro que el tiempo que, desde hace tiempo, no quiere prestarme parte de su tiempo. Creo que se lo ha dado a la luna para que alargue la noche y así le haga la puñeta al sol.
Y desde hace tiempo…
Siempre estuve sentada en el zaguán con una taza de té en una mano y la otra garabateando ¡Tú nombre!
Y siempre estuve en “La Isla” y alguna vez pensé en tí…
Y he cogido una flor de mi jardín…
Y una botella de ron añejo…
Y tus ojos y los mios…
Y la luz del beso que llega al corazón…
Y de ese abrazo que al alma da calor…
Y siempre estuve.

 

Mar 182012
 

Y en un cuerno de la luna...

O  vienes a por mi, o lo hago yo.Subamos al final de la escalera, y saltemos por el campo de tejados como gatos maullandole a la luna.Si llueve nos haremos un paraguas con una antena de esas que hieren el cielo de los gatos,y si no, nos tumbaremos sobre el seto de tejas “colorás”.
Si quieres tú, vendré a por tí. Y si no quieres, te iré a buscar.No te puedes quedar sin ver de que color son la estrellas,mientras  llenan tus pulmones el dulce  olor a azahar, que inunda calles estrechas con duende en la oscuridad. Y ven, y abrazame al borde de la luna. Y ven, y llename de besos de esos que me hace desear tocar un cuerno de la bella Catalina …De esos que consiguen que uno atraviese  el mar, y que llegue al Himalaya con un vaso en una mano “pá”llenarlo de cubitos “pá” ese tinto de verano que tanto te gusta a ti.Y no es verano tu dirás,que aún estamos en invierno.Y yo diré, siempre mirandote a los ojos, que me da lo mismo la estación que tú prefieras con tal de estar a tu lado y a ese tinto de verano, que te tiñe las mejillas de color.
Y ven,y ven,y ven,que la luna tiene sueño y se quiere ir a dormir.Vayamos por los tejados mientras te como yo a besos,mientras me comes tú a besos.Y ven,y ven,y ven.
Si no quieres, nos quedamos en tu casa aunque tenga que entablar una lucha encarnizada con el maldito edredón.
Si tú quieres, nos ponemos a maullar a la luna perezosa,o levantamos el vuelo.¡Pero ven!
O tú vienes a por mi,o me acerco yo a por tí,con un tinto de verano en una mano y en la otra una taza de cacao.Tu decides si me subo al Himalaya,o me hundo en la batalla de tu maldito edredón.
Y ven,y ven,y ven vayamos, saltemos por los tejados como gatos encelados de la luna,para dar rienda al deseo que me tiene mareado,que te tiene “bloqueá”.
Y porque aquí nadie nos encontrará,ya que nadie se figura que cuando sale la luna saltamos por los tejados para vivir nuestro amor,yo te pido rienda suelta a ese deseo que nos nubla el corazón, mandando a la sensatez al fondo del callejón.Y fue a caer;la sensatez fue a caer en un cubo de basura ,que mira tú que el camión a “tardao memos y ná”en tragarsela sin más.Y ven,y ven,y ven.Y no me digas no,y no,y no. Que el arcoiris nos espera al final del campanario de la iglesia de San Roque,que allí los sueños se cumplen.Y el mio es que tu me quieras,el tuyo es que te desee.Y ven,que el arcoiris nos espera al final del campanario…
Y vienes tú a por mi..o lo hago yo…
Y llename de besos ,de esos que me hacen…
Con un vaso “pá”llenarlo de cubitos “pá “…
Y subir al Himalaya…
Y caer la sesatez en un cubo de basura…
Saltando por los tejados…Y te tiene “bloqueá”…
Y ven ,y ven,y ven.Y no me digas no…
Y me hundo en la batalla de tú maldito edredón…
Y la luna tiene sueño…
Y los sueños se cumplen…
Y ven,y ven,y ven.Y no me digas que NO
Como un gato en el tejado…
¡Debajo de tu edredón!

Ene 312012
 

 

 

Rula el Cuentacuentos, es su destino,deambulando por Oriente y Occidente,circundando la tierra con sus mares; rozando con la punta de los pies las dunas del desierto…Aupado en un cuerno de la luna acaricia con sus manos las estrellas…El Cuentacuentos, que es narrador, fabulista, fantasioso, y algo burlesco, le hace cucamonas a la vida y se para en el borde del abismo, en el linde de lo bueno y de lo malo, embaucando con embustes a la muerte.Exhausto el cuerpo,precisa un descanso en el sendero que llega hasta el pasado…Hoy necesita – piensa-, sentarse en un recodo del camino y ver pasar la vida por delante.Él necesita, no mirar hacia atrás sino al presente…Hoy el cuento no muestra hojas amarillas,ni olor a viejo, ni pátina del tiempo,pero espera que te quedes a su lado. Siéntate junto a él y mira hacía adelante…
De un salto, se ha sacudido el tiempo dormido y con el corazón en vilo, asoma la cabeza esperando ver algún ser vivo.Su mente llena de historias;las manos inquietas, prestas a bailar sobre el teclado,anhelan la atención de algún humano.Su alma enamorada de la vida grita al viento:
– ¿A donde vas amigo tan aprisa?¡para un momento!porque tengo que contarte lo que siento…porque tengo que ganarte con mi cuento… Escucha al Cuentacuentos que asomado al balcón de tu mirada,espera que no sean rechazadas las fábulas, leyendas y vivencias, que guardó para ti con impaciencia.
Párate amigo, y escucha al Cuentacuentos;escucha al Cuentacuentos…
A ti, que ahora duermes para soñar…
A ti, que ves pasar la vida desde tu caleidoscopio de colores…
A ti, indómito amigo que gustas de llamar al pan, pan, y al vino, vino…
A ti, poeta soñador; curioso amigo que quieres que destape el cofre de la magia por saber de Babieca, de hordas y demás…
A ti, amigo impaciente que esperas como un niño ilusionado que llegue el Cuentacuentos a tu hogar,te pido que le siembres el camino con dulces palomitas y “chuches” de algodón…Y a todos los tocados por la magia…Chiiiissssss… Si queréis escuchar:el Cuentacuentos os invita a soñar…
El Cuentacuentos no sabe medir el tiempo.De poco le sirve la clepsidra que custodia en su alforja.La guarda, tal vez, para captar los dorados reflejos del sol que recogen las gotas de lluvia en su carcel de color…La conserva, quizá como un niño, creyendo que en ella hallará reflejada tu imagen…O quizás porque sueña en que un día,verá tu sonrisa brillar en el basto cristal…
El Cuentacuentos no sabe medir el tiempo…
Se pregunta el Cuentacuentos:
¿Sigues ahí vida humana?
¿aún estás al otro lado de la valla en un rincón de aquel jardín?
¿sigues ahí?
Porque tengo que contarte… ya sabes…
Porque aspiro a que me escuches… si tú quieres…
Porque quiero que tu quieras escucharme…
Porque… porque…
¿Aún estás al otro lado de la valla?
Ruge el mar, baten las olas, y en su refugio del acantilado,allí en aquel paraje agreste y
escarpado, remembra un pasaje muy, muy lejano,de un buque, de la mar, del océano…de un mortal que huyendo del pasado,se afana en desechar de la memoria episodios de guerra y de revancha.Del mortal, en su talega conserva los recuerdos,de esos…de los que hieren por dentro,que una noche cruzando el océano lanzó a sus aguas negras y profundas creyendo el infeliz, el pobre humano,librarse de este modo de cadenas;de esas que axfisian el alma penitente…
Ese ser extraño y solitario que gusta de narrarte aquello que recoge por el mundo,te ruega que le escuches como siempre…Lo estoy viendo ¿No lo ves tú?Te está haciendo señales con la mano…Te llama por tu nombre… No, no es el viento ni tampoco el murmullo de la mar.Te estas equivocando, torpe humano.Vuelve la vista hacia el acantilado ¿Lo ves ya?Es el Cuentacuentos, no le hagas esperar.Te aguarda en su refugio,allí en aquel paraje agreste y escarpado, donde no suele llevar a los humanos…
¡Corre! ¡Vuela! Te espera el Cuentacuentos…
Toc, toc, toc… ¿Hay alguien en casa? El Cuentacuentos, llama a las puertas.Sabe que unas las encontrará cerradas, con el pestillo echado y el candado con tres vueltas de llave… Algunas, con la cancela entreabierta, no sin cierto recelo, le invitarán a entrar. No importa, el Cuentacuentos sabe esperar… Otras, las más, abrirán no solo las puertas sino también balcones y ventanas:
– Es necesario – piensan – que no se acabe la magia en mi hogar…
– Necesito – dicen – que no se apague el candil de la ilusión…
Y ahora dime… ¿Como tienes la puerta tú?No importa, el Cuentacuentos sabe esperar…
Está cansado.Tal vez vapuleado por el tiempo.Quizá por lo vivido que le pesa en el alma,y le embota la mente…El polvo del camino pegado a su atavío.La pie curtida y seca,denuncian esos surcos trazados por el sol,el frío del invierno, y el viento azotador.Sabe bien que no puede acomodarse.Entiende bien que es su destino rular por los caminos para ir dejando día a día, año tras año¡Toda una vida!lo que quiere contar, sin volver la vista a tras
Dime Cuentacuentos quien marco tu sino…Quien tornó la vida que debías tener,por andar los senderos,por subir las cañadas…por bajar las laderasy llegar hasta el mar…
Cuentacuentos dime:¿cambiar si pudieras, tu destino harías?
El cuentacuentos dice:
-No puedo trocarlo…llevo el polvo del camino pegado a mi atavío y la mente hechizada por todo lo que he visto,por todo lo vivido…Ven humano y camina a mi lado mientras te cuento todo lo soñado,y te relato todo ¿lo vivido?Ven y camina a mi lado…
De la talega de su memoria ha sacado el Cuentacuentos una de tantas historias: la ha salvado del olvido…
Viajando por el mundo. de ciudad en ciudad,de pueblo en pueblo, y de aldea en aldea. Confundido con el humo del hogar, zambullido en el agua de las fuentes, de los pozos, de los ríos, y del mar.Transportado por la brisa de la noche, y embarullado en aromas de jazmines y azahar. Encantado de narrarte lo que otros han vivido: El Cuentacuentos espera, como siempre, que le quieras escuchar…
Hoy la luna no asoma entré las nubes…Es una noche oscura;sin estrellas…El mar, extrañamente inmóville ha prohibido a las olas que acaricien la arena,y le ha pedido al viento que pase como brisa,como un niño descalzo…como una pluma de ángel…como un beso robado…Y el viento le pregunta:
¿Por qué estas hoy tan triste?
¿Por qué no ruges mar?
Y el mar va y le contesta:
Me falta el Cuentacuentos…
Hoy no se donde está…..
El Cuentacuentos se encuentra lejos allende la mar.Está buscando a un humano, en otro tiempo y lugar…
– Estas buscando en vano, Cuentacuentos ¿Lo sabes? – le grita el mar.
– Estoy buscando en vano.Lo sé… ya lo sé.Estoy buscando en vano…Lo sé…¡Hoy no quiero contar!
La cabeza apuntando al cielo y en sus ojos el reflejo de la luna enamorada. De esa luna amante, amiga, talismán adorado; paciente escuchadora de sus cuitas…Todo eso encierra para él esa luna enamorada…
Un leve soniquete acompaña al Cuentacuentos con cada movimiento de sus pies; con cada alzada de cabeza hacia la bella enamorada, por mirarla del derecho y del revés. De los cascabeles que ciñen sus tobillos y le adornan la punta de los pies, apenas queda alguno; se han quedado en el camino.Uno lo perdió, según contó, en un día de lluvia bajo los soportales de una plaza cualquiera, de un pueblo olvidado allende las montañas donde los pastos son más verdes, y las mariposas parecen que tienen pétalos de rosas y no alas. Se le cayó en un adoquín del gastado empedrado pisado a lo largo de los siglos por tal cantidad de vida, que no parece piedra sino raro y bello ópalo negro.Allí en una exigua oquedad quedó perdido, eso creyó, más el cascabeleo amigo le obligó a mirar atrás, algo inusual en él:
-Merece la pena- dijo al ver que un pequeño desvalido lo encontró-. Alegrará tus dias y tu vida cambiará, porque habrá alguien que te acogerá”.
Otro se soltó cuando brincaba entre las flexibles ramas de un retamal. La culpa fue de las flores; de esas flores amarillas que tanto le alegran la vista cuando sus ojos cansados por la fatiga necesitan cerrarse. Es entonces cuando ellas, las que adornan la retama, iluminan su mirada: -¡No importa! su música servirá de abono; es necesario que salpiquen las laderas y los bordes del sendero…
No mires a la luna enamorada, sigue contando Cuentacuentos; sigue contando… Déjala que se oculte un momento, o algo más de tiempo, tras la nube que ha venido a visitarla…
– No me gusta esa nube – dice frunciendo el ceño-,porque en ella he perdido más de uno de esos cascabeles que han formado parte de mi vida,cuando al soltar mi mano de uno de los cuernos de la luna enamorada he ido a caer en su blando y húmedo regazo ¿Me los ha devuelto? No. No me gusta esa nube, que al igual que escondió en su interior lo que le daba alegria a mi vida, también puede que un día se quede para siempre con mi luna.No me gusta esa nube…otro día te cuento…
-Adiós Cuentacuentos…
– No digas adiós obtuso humano. El adiós es el final: con el adiós no hay marcha a tras. Dí hasta que nos encontremos en los pueblos, en los campos, en los ríos, o en los mares. O di si quieres, hasta que los hados, los duendes, o los trasgos inquietos y traviesos, nos vuelvan a juntar, pero no digas adiós…
Se aleja el Cuentacuentos, y con él, la imagen de la luna enamorada que ahora duerme tras la nube ladrona y casquivana. Sin mirar atrás camina dando saltos por escuchar el sonido de los cascabeles que ciñen sus tobillos y le adornan la punta de los pies. Una mano en la talega, porque de su interior ha de sacar un par de ellos que ha quitado de esa nube casquivana.
Brinca el Cuentacuentos, mientras dirige sus pasos a la amiga retama.
– Dime ¿regresarás algún día?
La vista alzada porque algo ha llamado su atención. Es una nube.Una única nube pintada en el azul que toma forma de niño, de delfín o de león,según la meza el viento, o le de forma la imaginación…
– Que has de emprender una marcha, eso ya lo se…Pero dime Cuentacuentos ¿vas a volver? que buscas Cuentacuentos.¿ Volverás algún día?
– No lo se. – contesta con la vista perdida en el cielo dormido- Busco una estrella pequeña…y es tal su pequeñez, que nunca ha llamado la atención de los humanos.
– Pero tú la necesitas ¿no es cierto?
Es el hogar de mis ancestros…Hoy necesito de su luz y su calor…me hace falta algo de valor porque tengo que enfrentarme a Morta, a Décima y a Nona…Me hace falta valor ¡Mira !allí está mi estrella ¿la ves torpe humano?-El Cuentacuentos señala un punto en el cielo cuajado de luz-.¿La ves torpe humano?
-No…no se donde está…
– ¡Hombre necio!te lo advertí: es la estrella que ilumina el corazón, que calienta el alma, que templa la razón, y eso pobre humano…
– ¿Regresarás algún día Cuentacuentos?
– Ahora deja que me enfrente a mi batalla, después:no lo sé…

…………….

Buenas noches tristeza…hola y adiós…
Te alejo de mi vida,hoy te quiero ahuyentar…
¡Da media vuelta y vete! No te soporto más.
Deja que el navegante atraviese la mar.
Quiebra el hilo de la desolación,
que también has sabido anudar al alma del trotamundos;
al maltrecho corazón del Cuentacuentos..
Buenas noches tristeza…
hoy te digo: ¡Hola y adiós! ¡hoy voy a contar!
Toc,toc,toc ¿Hay alguienen casa?
¿Sigues ahí vida humana?
Porque tengo que contarter…ya sabes…
Porque quiero que tú quieras escucharme…
¡Corre¡ ! vuela! Te espera el Cuentacuentos.
No importa:
El Cuentacuentos sabe esperar…
Gudea de Lagash