Abr 042015
 

Contigo aprendí que el amor puede anidar a mil kilómetros de ti. Que engancha tanto lo dejado en el teclado que no es preciso ni siquiera conocerse.
Contigo aprendí que la distancia no es un puente abandonado; que con la fuerza del deseo imaginas que ese ratón que sujetas con el hueco de tu mano, no es otra cosa que el hueco de la mía .
Con la fuerza del deseo… yo te siento susurrando las palabras que yo marco en el teclado.
Con la fuerza del deseo veo escritas, entre lineas, cada noche en la pantalla lo que tú quieres decirme sin que nadie se de cuenta. ¡Ay! de esos puntos, de esas comas , de esos puntos suspensivos diablillos de las letras que te cuentan… que me dicen, más que dejan a la vista de la gente.
Con el tiempo he aprendido a conocerte. He compartido contigo tus tristezas y tus risas; tus cambios de humor, amor.
Porque yo te quiero, porque tu me amas, porque te deseo y tu me devoras, en tus sueños claro, con ansia animal. Yo no quiero conocerte, tu a mi tampoco; eso espero. Solo quiero tus dedos en el teclado, tu mano en el ratón, tus ojos en la pantalla. Y el corazón…tú corazón, a mil kilómetros de mi.
Porque yo te quiero, porque tu me amas, porque me deseas y yo te devoro con ansia animal.
Y como todo, el deseo del teclado algún día pasará. Y lo sabré y lo sabrás por un punto o una coma, por los puntos suspensivos… porque no sigues el ritmo de lo que dejo colgado en mi blog, o el dichoso”caralibro” tan de hoy.
Yo te atraigo tú me atraes a través de la distancia y entre ratón y ratón. Es mejor no conocernos para así seguir soñando con tus ojos con mis manos, con tu boca, con mis ansias y las tuyas en la cama…
Contigo aprendí que la distancia no es un puente abandonado, y que los sueños es mejor no despertarlos.
Contigo aprendí a conocerme y a sentirme una mujer llena de vida; la más bella entre las bellas, pues los sueños es mejor no despertarlos…
Contigo aprendí a dar un salto en el tiempo ya vivido y a mirarme en los espejos, y ver la niña de ayer…
Contigo aprendí, que los problemas no lo son si estás conmigo en la distancia…
Contigo aprendí a verlo todo, envuelto en la primavera.
Contigo aprendí a ver la vida del color de un brote nuevo.
Contigo aprendí que las estrellas son candelas que ilumina nuestras noches y que la luna se las come a bocaditos.
Contigo aprendí a estar siempre enamorada…

Jul 312014
 

DSC01110

Y no sé.
Y no sé porqué me siento en el teclado
Que hago aquí con esta noche dormida.
Estoy junto a la ventana.
Ningún cuerno de la luna…
Ninguna punta de estrella.
La brisa en la mosquitera,
La taza “del bien dormir”
reflejando la alfombrilla y el ratón.
Ni un vecino en su balcón.
Ni un perro fuera del cesto.
Ni un gato por los tejados,pasa alguno por el mío;
buscan gata a cualquier precio.
Los pies descalzos…
el pensamiento volando,
y las ideas bullendo.
El corazón navegando por el mar de los recuerdos.
El cuco toca “las dos”.
Y el sueño que está de farra.
Y la cama sin usar.
Y las sábanas calientes;
hace calor.
Las zapatillas perdidas,
una bajo la mesilla,
la otra en el vestidor.
Puntos,comas,punto y coma…
dos puntos,guión,corchete.
Y suspensivos amor…
Tres puntos no dicen nada…
Tres puntos lo dicen todo…
Todo es según lo que sientas en ese momento amor…
Y el sueño de los vecinos.
Y el deseo en una cama se acuesta de madrugada.
Una manzana mordida junto al libro de “La Sombra”.
Un moleskine cerrado con la historia de mi vida…
Otro aún sin desvirgar,esperando las ideas,desvaríos,ocurrencias,
que no acaban de llegar.
Un corazón de cristal.
Una estampa de San Judas;bueno dos.
Aquí y allá unas fotos que llevo en el corazón;
no el de cristal.
Y la noche,
y las farolas,
y la papelera llena,los libros en los estantes,
los recuerdos apilados por la habitación,amor.
Y no se porqué me siento en el teclado…
Y no se…
Si tengo el alma dormida.

 

 

Sep 192012
 

Estoy aquí.No me he ido.Estoy aquí.Siempre he estado aquí aunque parezca que la huella de mi vida haya desaparecido del mapa.Y estoy aquí, en la distancia corta, echando de menos esta Isla de las Orquídeas ,que es mi casa y la vuestra.Asomad@s a las ventanas veo un montón de amig@s nuevos,y  este loco corazón hace “toc,toc,toc,” “Tictac,tocto,tocto”.¡Que estupendo ver tanta gente guapa!
Y estoy aquí,y no he volado hasta el Gurugú.Ni he dejado la alegría de vivir bajo un botón como el ratón chiquitín de esa canción infantil.
Esta mañana temprano,sobre las nueve y media…una normalmente a esas horar está con las pestañas maquilladas de “loctite”,je…je…je… entré en un comercio de esos donde hacen llaves y arreglan zapatos,que por cierto tengo que llevar un par pues con estos tiempos que corremos una no está para tirar zapatos como el que tira mondas de patatas,y tras el mostrador una mamá muy joven,de Santurce para más señas,con su pequeña que no llegaría a los dos años,tumbada en el carrito con ojos de sueño.El chupete bailaba entre sus labios regordetes al compás de una canción tarareada con “lengua de cartón” ,y es que debe ser muy difícil pronunciar con nitidez teniendo un chupón ocupando todo “el coche de la señora señoreada”¿Como era esa adivinanza infantil? Una señora muy señoreada que siempre va en coche y nunca va mojada…:¡la lengua! gritabamos l@s chiquill@s en los corrillos de juegos,al menos en mi niñez…Pues bien.La pequeña tarareaba con su chupete  su canción de cuna que no era otra que  la de “Solamente tú” de Pablo Alborán que desde la pantalla del ordenador estrategicamente situado a la altura de los ojos de la nena desgranaba una y otra vez.como un viejo disco de vinilo la letra de esa canción.De cuando en cuando paraba y le soltaba un “guapo” al cantante de moda para seguidamente pasar a mirarme buscando mi aprobación.Y digo que buscaba mi aprobación porque alguien que  en ese momento entró dijo por hacerla rabiar:”¡Que feo! y la nena entre chupetón,y chupetón al más puro estilo Maggie Simpson ,le arreo un manotazo en todos los atributos del pobre hombre joven, con pendientes en las orejas y tribales en los brazos,que le hizo recular hasta la esquina del mostrador:-¡Mecagüenlá! soltó el taco abreviado con la misma fuerza de un mohicano lanzando al aire el grito de guerra.
-Es que te has metido con su ídolo…-dice la madre a modo de disculpa.
-No…si ya…
– Es su canción de cuna.-le aclara
– Deberías enviarle un correo al Alborán ese contándole lo de tu hija…Ni se imagina que tiene una fan con chupete que va a muerte por él.- le dice mirando a la chiquilla desde una distancia prudencial.
Quizá alguna vez lo haga…- contesta recogiendo las botas con puntera que el muchacho le entregaba.
Cuando salió la cría soltó el chupete y señalando a la puerta diji:-¡caca!
-¡Ja,ja,ja!Aún no tiene dos años pero esta niña llegará lejos pues sabe muy bien lo que quiere- le dije a la madre.Cuando salga por la puerta mira a ver si también dice “caca” y otro día me cuentas que opinión tiene de mí ¡Ja,ja,ja! ¡Adiossss!
– Adiós.Voy a ver si se duerme de una vez- dijo subiendo el volumen del ordenador:
Y tú,y tú,y tú.Y solamente tú y tú y tú
haces que mi alma se despierte con tu luz
y tú, y tú, y tú, y solamente tú
haces que mi alma se despierte con tu luz
y tú, y tú, y tú..

Y no me he ido…