Jul 012012
 

En el rertaurante español situado en La Concesión Francesa ,cerca de la casa de la fundación, del Partido Comunista en 1921.

 

Nos encontrábamos en Shanghai el 1 de julio del pasado año,coincidiendo con el 90 aniversario de la fundación del Partido Comunista de China 1921 en una casa de la Concesión Francesa,imbuidos por las ideas de Marx y Lenín.La ciudad se vistió de rojo,más si cabe,y los medios de comunicación estuvieron, hablando día y noche, de la heroicidad y abnegación de aquellos primeros pasos del recién nacido Partido Comunista: La gloriosa historia de su fundación.
Se borró de un plumazo la ciudad prohibida, y les vino al pelo la eterna guerra contra el invasor-Japón-porque ante esto, el Kuomintang con Chiang Kai- Shek a la cabeza no le quedó otro remedio que aunar fuerzas contra el enemigo.Tras la retirada de los japos del país,el señor Mao Zedong el “namber wan” del recién nacido partido Comunista,que ya se había ganado a todo el campesinado chino, sabía muy bien que nunca llegaría a un acuerdo con Chiang Kai-shek.Pues bien,el señor en cuestión tuvo la feliz idea de hacer como las hormiguitas laboriosas,y fue recogiendo todo el material bélico que abandonaban los japos en su retirada,por eso de que “hay que compartir”.
-¿llegamos a un acuerdo? -dice Zedong arrastrando una ametralladora antiaérea por el lodazal.
-¡NO! -contesta Chiang con un porte de dignidad.
Y así,a pesar de la mediación de Estados Unidos Y La Unión Soviética, se lió la Guerra Civil, tras la salida de los japos.
Las grandes ciudades fueron cayendo una a una,y el medio rural ya lo tenían en el bote,así que el gobierno de Nankín -Chiang Kai – Shek – No tuvo más remedio que replegarse hacia el sur acabando en esa maravillosa isla de: ¡TAIWÁN!
¡Te quiero Taiwán!

Jun 052012
 

 

 

 

DSC05768

 

Para no olvidarme de la Gran Shanghai:
De su gente y su” sonrisa de sueño”, de los rostros impasibles, de sus caras hoscas, de las miradas furtivas de asombro  y curiosidad; de sus noches con sus dias. De sus olores; a veces fáciles de respirar. De sus “Lolitas”, sus encajes, sus mitones, sus lazos en la cabeza. De sus mujeres sin edad por ese aire adolescente, que ellas NO quieren dejar escapar.
Para no olvidarme de las hojas caídas y los barrenderos ensartándolas una a una…”trabajo de chinos” ¡Verlo para creerlo!
Para no olvidarme de la Gran Dama, que se funde en un abrazo con las aguas del Huangpú. Aguas que arrastran historias, leyendas, secretos de ajuste de cuentas y muerte para hundirlas en el Mar de China. Un mar de leyenda de cuentos de hadas, de piratas, de aventuras sin principio ni fin.
Para no olvidarme de los malos sueños, que los tuve, ni de los sueños dulces que tambien los hubo. De sus amplias avenidas, del rojo de su bandera y sus estrellas doradas, ondeando por toda la gran ciudad.
Para no olvidarme de los taxis pero si de sus taxistas, cimarrones sobre ruedas, que no se cortan ni un pelo a la hora de escupir. Escupir, escupir, escupir… y otra vez ¡verlo para creerlo!
Para no olvidarme del glamour y la miseria que la envuelve. De su “gente local”. De sus pisos diminutos ocupados por familias, tres o cuatro…quizá más. De sus edificios grandes de apartamentos de lujo, del “Gran Hotel”, del JIN MAO de mis amores; te llevo en el corazón.
Para no olvidarme, eso JAMÁS, de alguien a quien dejé inmerso en la Gran Shanghai…
Para NO olvidarme…

Abr 132012
 

Aquí os dejo una de las muchas caras de la gran Shanghai.Para ella la tradición,el glamour,y la “gente local”,no tiene secretos.

¡Oh Shanghai! La Dama de Oriente…tan fría y despiadada, si no la frenara sus gentes…
¡Ooooh Shanghai,Shanghai! Engulles al incauto visitante con tu magía.Envenenas sus sentidos para que no te olvide jamás…La sombra del genio, de lo nuevo y de lo viejo, se oculta en las callejas,en las amplias avenidas,en los templos,y museos,en el metro…entre las almas de allí y las que vienes de lejos, solo para verte dama Shanghainesa…Solo para verte a tí.
¡Oh Gran dama de Shanghai! Eres fría,soberbia y despiadada,y sin embargo ¡NO PUEDO PASAR SIN TÍ!
Shanghai…Shanghai…

Ene 202012
 

Esta es la "gente local"que NADA sabe del glamour de la Gran Shanghai...

 

 

 

 

No solo guardé en mi cámara la cara más arrebatadora de la gran Shanghai,ni el impactante paisaje de hormigón que conforma su esqueleto.De las entrañas de la” gran dama” rescaté una muestra de esa gente anónima que forma parte de esa ciudad y es tan shanghainesa como la que más,aunque no sepan del glamour de su ciudad, ni del contacto de un  Omega en la muñeca.Sus gargantas carecen de colgantes de  Swarovski, y la piel de las mujeres no se alimentan precisamente de “Shiseido”.Las calles de los “barrios locales”se encuentran salpicadas de pequeñas tiendas,algunas diminutas,en la que la familia permanece dia y noche durmiendo en la parte superior del local,en unos pocos metros cuadrados, o en la misma tienda en sillones reclinables.Los ves comiendo,cenando e incluso los niños haciendo sus tareas del colegio.
La “gente local”,de los barrios “locales” No saben de restaurantes caros,ni de centros comerciales con artículos a precios de infarto.Ellos saben de esos carros que empujan por la ciudad,hasta donde se les permite,para vender alimentos,o baratijas.
“La gente local”nunca parece tener prisa, ni llevan reflejado en la cara ese estress tan de moda y contagioso, tal vez porque no tienen mucho, o nada que perder…
La “gente local” tiene una forma de ser,a pesar de los pesares,que una admira, y es que: se toman la vida con filosofía.
Y por todo esto y mucho más, una ha llegado a la conclusión de que el corazón de la Gran Shanghai,no se encuentra entre toda esa gente enganchada, en vena, al glamour de los días y las noches Shanghainesas,sino entre su “GENTE LOCAL”:la gente humilde

Ene 022012
 

 

La perla de Oriente recortandose en el cielo de ShanGhai.Junto a ella la torre Min Yao...el "abrelatas"...Un malecón de hormigón por donde trasiegan barcos y barcazas de todos los tamaños.Se dice que las profundidades de sus aguas albergan más de un "ajuste de cuentas"...

Desde el puente Baid,situado en el Bund, comienza un paseo, de más de un kilómetro, en el que los edificios más emblemático, por solera e historia, compiten con la  idiosincrasia del paseante que se empapa de los bellos edificios situados en esa zona del malecón,porque el Bund no es otra cosa que el nombre que los británicos pusieron a esta parte del rio Huangpú de la Gran Shanghái.Frente a él,el imponente barrio de Pudong,cuya estructura hace pensar al visitante en naves nodrizas y seres de otros planetas.
Entre el siglo XIX y el XX, el Bund fue uno de los mayores centros financieros de toda Asia.Países como Japón,Francia,Alemanía o Gran Bretaña tenían allí su representación financiera.
Paseando,paseando el visitante se encuentra con el Banco de Honkong  y Shanghai -ahora con otro nombre que no recuerdo- ,el Hotel Peace,en el que destaca su techo piramidal en color verde esmeralda,el Banco de China y la Aduana de Shasghai, entre los cincuenta y dos ,si no recuerdo mal,edificios plantados a lo largo del Bund.
La Gran Shanghai demuestra una vez más su poder como ciudad pero yo me quedo ,otra vez más ,con la gente que la visita y cada una de sus expresiones.Momentos irrepetibles que una se quiso lleva: PARA SIEMPRE JAMÁS.

Nov 202011
 

Entre el fuego y el humo del incienso las gracias por las alegrias y los ruegos por las tristezas vuelan al cielo....

Era tan aplicado que siguió sus abluciones junto a los padres de la nena….
Un momento antes el pequeño siguiendo las indicaciones de su padre se inclinó a su manera, pero ¡lo hizo. Nosotros también enseñamos a rezar a nuestros pequeños¿o ya no?

Esperaban sacar la foto del año, digo yo. A mi me dio apuro y me separé...

La paqueña sigue el ritual bajo la atenta mirada del niño, que espera a que sus padres acaben de prencer el tronco de incienso…

En todos los rincones de la tierra se repite la misma historia...

Mientras sus padres finalizan el ritual, la niña escucha atenta las palabras del lama…

Llegaron con su hija, y comenzaron el ritual. La gente está cansada de ver estas ceremonias en los te plos sin embargo se quedaron quietos observando sus movimientos...Aún no se por qué...

............................................

...............................................

............................................

……………………………….

........................................

……………………………………

Y aquí el famoso Buda tumbado, a este si pudimos hacerle una foto...

A l final de la escalera, a falta de “premio”,inmortalicé al señor del fondo que no se que andaba haciendo enl a ventana…

Y subiendo,subiendo,subiendo, para encontrarnos con el Buda de jade y un cartel que decía:¡¡¡¡¡NO FOTOS!!!! Por cierto que ese guiri iba el pobre con una muleta...

Y mientras llega la hora de pasar la aspiradora cultivamos el intelecto…

Uno de los muchos patios interiores.

Esta pertenece a la tienda de regalos del templo. La talla esta hecha de una sola pieza. Todo sale de un tronco. No está a la venta.

Esta foto no está muy nítida pero me parece curiosa y por eso os la dejo.

Aquí se ve mejor…

Era una ceremonia funeraria. La fotografía de la difunta se puede ver en la parte izquierda de la foto

…………………………………..
intentan subir al cielo….

Auque una no entendia absolutamente nada,también se quedó un moento escuchando las explicaciones ¡y es que ponía tanto interés!

El tañido de la campana es el móvil que comunica con el cielo.

..........................

Y…la luz de la mañana….

................................

……………………………

Esta foto me gusta mucho....

A mi me encantan los cascabeles, pero este era un poco grande para traerlo como recuerdo…

Ante Buda...

………………………………………..
Siempre he creido que las velas son las escaleras,por donde suben los deseos hasta llegar al cielo…

¿Que estará pidiendo?

La señora de la limpieza bebe o come, no lo se muy bien. Y es que no todo va a ser:”ora et labora”…

Este personaje del complicado mundo budista me recuerda al genio de la lámpara de Aladino...

Otro bellisimo rincón. Es curioso pero en ese templo la belleza hay que buscarla mirando al cielo…
Añadir una imagen

Ante la cámara un monje medio "convencido" y el otro la mar de divertido...

Alguien nos contó que los espíritus del mal, son obligados a regresar a la tierra para hacer el bién y así poder redimir sus faltas.No se si este será uno de ellos. Lo digo por esa expresión tan terrorifica con la que nos recibe…

La campana...

Una forma extraña sobre uno de los muchos voladizos, que aún no se que es…

Una vez en el interior la placa que te indica el lugar al que tanto nos costó llegar....

Las cintas de oración a Buda….

Una de las calles del interior del templo....

A mi juicio “el bello rincón” estropeado por el hormigón…

Un bello rincón...

Por guardarse en una urna de oro debía ser harto importante pero como solo estaba escrito en mandarín,no nos enteramos de que iba la cosa…

Esta foto está fatal pero la explicación es sencilla:te hablan del Buda de jade y un@ llega con la cámara para comprobar que: puedes ver pero ¡no foto! Así que fue un intento fallido.

En los templos no hay vidrieras; hay dragones, por eso de la buena fortuna…

Es curioso como la naturaleza se empeña en sobrevivir en medio de la gran Shanghai...

…………………….

.............................

……………………………………

El sonido de la campana llega hasta el cielo.

Una parte del templo….

cada un@ elegía su rincón para "la mejor foto"...

Nosotros no pudimos dejar nuestra huella,porque las cintas de oración solo se bendecian en el dia del nacimiento de Buda…

Al margen de nuestras crencias, porque todas son RESPETABLES.

El templo del Buda de Jade se viste con las cintas rojas de oración que casi todos dejamos al margen de nuestras creencias.

 

¡El Buda de Jade al que NO pudimos sacarle una foto. Aquí os lo dejo aunque sea de una postal….

 

 

Tomamos  el metro ¡Como no! pero en un punto determinado nos sentimos como la niña de “Laberinto”:totalmente desorientados, así que enfilamos la recta final a bordo de un taxi con su taxista sin cinturón de seguridad y el pie en el acelerador:es la tónica general así que una ya estaba medio acostumbrada a esas carreras locas por las calles de Shanghai. Bocinazo va, bocinazo viene…y una llega al punto de destino con un acto de contrición, y alguna que otra promesa de: “si llegamos a buen fin, prometo no morderme las uñas en un año”. por ejemplo.Ahora que lo pienso hay que ver como se ve, se asimila y practica eso de la seguridad vial en algunos países…En Egipto, y esto lo ha vivido una servidora con su consorte, si quieres atravesar al otro lado de la calzada,de cuatro a seis carriles,has de saltar al ruedo sin paso cebra ni semáforos que te amparen teniendo como única arma un par de piernas, y un par de co…..diría yo,a las que has de ordenar que NO se paren, no vacilen a la hora de cruzar, porque entonces acabas en el hospital, o en el otro barrio sin billete de vuelta.¡Cruza y no te pares que los coches,autobuses,camiones, motos y bicicletas te sortearán! y tu:¡¡¡¡glup!!! Y en Marruecos, para que os voy a contar…tiene semáforos, pasos cebras rotondas, y más de una señal de tráfico pero ¡se lo pasan TODO por “el arco de triunfo” ¡Ay como somos al volante! pero bueno dejemos la sef¡guridad vial para otra ocasión y sigamos con  la excursión al Templo del Buda de Jade y el Buda Tumbado. que seguramente tendrá un nombre en mandarín…
Hasta la calle Anyuan lu-“Lu” quiere decir “calle”-llegamos con el corazón en la garganta, como dice Serrat, por haber llegado vivitos y coleando a nuestro destino.Era una calle estrecha ,si la comparamos con las calles a las que la Gran Shanghai, nos tiene acostumbrad@s. Cerca de la entrada algunos “invisibles” pedían una limosna al” guiri con money,money”:Para ellos todos somos americanos, tal vez porque sea la única moneda que les suena después de la suya:el yuan.En la puerta, unos muchachos con identificación nos indicaron,aquí no nos cobraron ni un céntimo de yuan, la entrada explicándonos amablemente el itinerario a seguir,y que en más de una ocasión perdimos teniendo que preguntar de nuevo.
En el patio principal del templo de culto, más sobresaliente de Shanghai, el humo del incienso, se mezclaba con el de las pipas de  algún que otro guiri de cara rosada, pelo blanco y ojos de pez, cargando con mochilas bastantes más grades que la de una, y cámaras de objetivos espectaculares y trípodes preparados para ser montados,mientras los creyentes rezan ante sus dioses y la figura sedente de un Buda benévolo y complaciente.El templo vestido con el rojo de las cintas de oración y el azafrán de las túnicas de los monjes,cargaba sobre sus tejados el tiempo final de dinastía Quing.Cintas rojas de oración con letras doradas,colgaban de los altos techos de complicados y polvorientos artesonados.Cascabeles enormes, campanas gigantes, monjes en su tiempo de asueto,orantes, curiosos y una mariposa revoloteando cerca del gran incensario del patio central.Todo girando en torno al Buda sedente que espera, al final de una escalera lamida por el tiempo,a que las almas que aún no han alcanzado el Nirvana, vengan a dejar ante su altar la oración de “el caminante de la vida”.Era cita obligada y nosotros subimos esas escalera. Lo vimos allí en la penumbra y en silencio,alejado del trasiego del resto del templo. Solo ocho personas ocupabamos el recinto:un matrimonio de guiris como nosotros, un monje de cara afable, y un matrimonio oriental, joven y con una nena de corta edad.Ellos comenzaron su ritual, y nosotros los seguimos en silencio teniendo por bandera una frustración de caballo por no haber podido inmortalizar el momento, aunque ahora a miles de kilómetros del templo, pienso que tenían toda la razón al querer preservar de las cámaras de extraños, ese momento tan intimo de comunión con sus creencias, A cambio la buena estrella nos obsequió con la visión de un magnífico Buda de Jade en franca relajación:el Buda Tumbado que solo estaba un par de pasillos más allá.
Campanillas,tímidos brotes verdes, pequeñas figurar talladas en piedra para ahuyentar a los malos espíritus,mazos de varas de incienso, fuego, velas, cintas de oración, cámaras,sonrisas, miradas curiosas, algún” perdón”, por los pisotones o empujones que un@  propina, sin querer al de al lado, por no bajar la pila de la neurona de la memoria y mirar en torno suyo…
Cansancio, sudor,sed, hambre, ganas enormes de tropezar con un lavabo…Nada importa, y todo es soportable por encontrarse con ese Buda de jade.

Oct 302011
 

Les gusta el juego...

…………………
Añadir una imagen
Desde el Bund, frente al Pudong de noche…

Un "invisible"arrastra un mueble tan cansado de dar tumbos como él...

………………….

Cambiando pañales...

…………………

......................

………………

..........................

Esperando a que se abrieran las puertas…

En el" MAGLEV":tren magnético de levitación...

Cualquier sitio es bueno para ganarse la vida…

Los "invisibles" de cualquier gran ciudad...¡pagaremos TODOS por esto!

……………….
…………………….

...................

¡tocar!

a...

va…

te...

que…

lo...

sabes…

nunca...

bombones…

de...

caja…

una...

como…

era...

la vida…

que...

dijo…

Alguien...

¡tan dura!

la vida sea...

para algunos…

aunque...

vivir…

la pena...

que merece…

es una experiencia...

la vida…

 

 

La gran Shanghai me apabulló desde el primer momento en que puse el pie fuera de los cuarenta kilómetros cuadrados que mide el aeropuerto de Pudong y no sin razón, si recordamos que la ciudad abarca más de seis mil kilómetros cuadrados…Tras abrazar a nuestro retoño con un abrazo de esos que calientan el alma y empezar a recorrer en el taxi los treinta kilómetros que nos separaba de las luces de colores y del hormigón,mi instinto me dijo que como a Paco Martinez Soria:”La ciudad no es para mi!;esa ciudad en concreto no estaba hecha para una, o yo no estaba hecha para ella.Y mientras rodaban las ruedad del taxi, y nuestro querido retoño hablaba,contaba, y nos informaba, veía pasar los edificios envueltos en pijamas de colores por eso de que la noche había llegado, y ellos acudían puntuales a su cita de “la fiesta de pijamas” con la gran Shanghai,una ciudad que a pesar de su infraestructura intergaláctica no sería nada sin su gente;la gente que llena sus calles, sus centros comerciales, y su barriadas de vidas “locales”.
Shanghai,Shanghai,Shanghai ¡Que sería de ti! sin esa gente que pulula por tus arterias de cemento y tu piel de hormigón… ¿Que sería de ti sin toda esa avalancha de almas te dieran la espalda?Tú y yo sabemos,gran ciudad, que tu embrujo radica en esa humanidad que te recorre día y noche buscando, unos: captar en su cámara esa fotografía única para el recuerdo, la compra de un artículo de lujo, o simplemente pasear por tus calles,mientras otros buscan.sobrevivir en medio de toda esa maraña humana.
Shanghai,Shanghai,Shanghai,me quedo con tu gente que es lo que te da la vida, y lo que vale la pena. Y porque me llevé a tu gente he querido dejar una pequeña muestra aquí y ahora, en esta página para el navegante que recale en “La isla”
Shanghai,Shanghai,shanghai…que sería de ti sin la gente ¡caminar entre ella también valió la pena!

Shanghai,Shanghai,Shanghai ¿Por qué me embrujas Shanghai?

Oct 182011
 

fotos.

las últimas….

y alguien sacando....

Apunto de cerrar el templo,aún queda alguien rezando….
Orquídeas y ofrendas…

Y...aquí estoy¡con la cara lavada y sin peinar! pero la ocasión lo merece.

Siddhartha Gautamá:BUDA- S.V-IV a.C. – Lumbimi
Yo llegué primero.je…je…je…

Desde la escalinata...

No es artificial. Son los nudos de la madera…

Y otro...

Un bellisimo rincón…

Lanza la moneda, y si la introduces:¡sierte y monei,monei! para los asiáticos todo se centra en el money,money y en la suerte ¡Que cosas!

Desde la escalinata…

Una de las entradas...

Muy comercializado por cierto…

Y ¡voilá! el templo de Jing`an

La vida es bella!

Desdeluego yo NUNCA me la traería de recuredo.

Preparando la comida? ¡Siempre están comiendo!

Brujuleando...

Nunca imaginé que a “la caja tonta” se le pudiera sacar tanto partido. Se encontraba delante de un diminuto comercio…¡Anunciará algo? si es así seguro que el anuncio no sale por un ojo de la cara como los de la T.V. del mundo occidental…

Y con este...Se ve que está harto de que lo fotografien porque ni se inmutó

esto:una pequeña haciendo sus tareas en mitad de la callejuela ¡y valio la pena!

y...

esto…

como...

cosas…

algunas...

encontramos…
nos…

camino...

nuestro…

en...

En el metro mirando el plano del itinerario para llegar hasta el templo…

La casa Mercedes creó este pabellón cuando la Expo del 2010, y tras ser desmantelado el resto de pabellones al finalizar los juegos, lo dejaron aquí para uso y disfrute del pueblo Shanghainese,junto al pabellón de China.

En su interior El Circo del Sol hizo su actuación pero no se pudo sacar ni una sola foto;había vigilantes en todas las gradas.

Así que luego regresa a casa por navidad",como el turrón" ,y no se inmuta ante las luces navideñas...

Camino de la expo de Shanghai 2010: en el recinto de la Mercedes Arena actuaba El Circo del Sol.

Colesterol no deben de tener, y no será por la comida...

¡Lo que hace el hambre ¡Que dos!

El Circo del Sol actuaba en Shanghai  y nuestro retoño nos llevó a verlo. Para nosotros iba a ser la segunda vez que disfrutáramos de ese espectáculo maravilloso, que por ser tan estupendo no nos importó.Actuaban en el pabellón que instaló la casa Mercedes Benz Arena junto a otros pabellones durante la Expo del 2010. En la actualidad solo quedan allí el pabellón de China y este  que dejó la Mercedes, y que se utiliza para eventos como  como el que ibamos a ver.Lo cierto es que impresiona cuando un@ se va acercando al lugar. Enteramente parece una nave extraterrestre posada en la tierra, y esperas que de un momento a otro salgan de ella unos hombrecillos verdes con la seria duda de si vendrán en son de paz o nos fulminarán con un espectacular rayo laser salido de su mano de” pata de sapo”.El pabellón estaba hasta la bandera, claro que recordando los habitantes de Shanghai, tampoco era nada raro¿donde no hay gente en la gran Shanghai? Eso si sería una noticia. ¿Fotos? imposible, porque como son tantos no fue difícil tener controlado al público ya que en cada fila de grada había un guardia de seguridad que en cuanto alguien se desmandaba, por algún pinganillo supongo, se lo decía a una de las mesas de cuadro de luces y automaticamene lo enfocaban con un laser rojo, y como a una el rojo no le va, pues no estuvo por la labor de dar la nota. Pero bueno al margen de esta anecdota, fue un espectáculo precioso en el que sobresalió ,al menos para mi,un payaso único con las imitaciones,gestos y rictus. Una noche de ensueño que acabó en cuanto salimos a la calle en busca de un taxi ¡ja! tortas había por ellos y claro, ellos que lo sabían le habían dado vacaciones al taximetro para cobrar lo que les daba la gana, y es aquí ¡oh! señores mios, en donde la pericia del regateo,cosa que ni mi consorte ni yo dominamos,juega un papel crucial: y de eso si sabía nuestro retoño que trar un tira y afloja en mandarí,macarrónico o no,subimos a uno que nos llevó por las calles de la gran ciudad como si fueramos a apagar un incendio en la torre Jin Mao, claro que tampoco hacía nada de lo normal ya que allí conducen que riete tú de los kamikaces…porque todos van igual.
-¡No entres! Sacate los zapatos primero…
-Es verdad…lo olvidaba…
Le digo mientras pongo un “calcetín” delante del otro sobre la tarima del apartamento. Pues…estoy pensando yo en imponer la misma norma en casa ¡no veas como brillaría el gres! pero no iban a hacerme ni p…..caso ¡Si lo sabré yo que no consigo ni que mantengan la puerta cerrada al “hall”.
Y se comieron un pan con tomate,aceite de oliva y queso muy luchados y trabajados, por eso de que hubo que caminar dos kilómetros para conseguirlos en un supermercado occidental donde todo es cariiiiisimo. Y una disfrutó de un pomelo del tamaño de una pelota de futbol ¡no exagero! su sabor apenas amarga,y carece de zumo.Es como comerse una naranja con poco zumo pero está riquisimo. Una lo compró por curiosidad pues no tenía ni idea de lo que era y me picaba la curiosidad.
Buenas noches…
Se hizo de dia enseguida. La luz entra a raudales por la ventana desde muy temprano y no entiendo como no tiene persianas o cortinas tupidas para no jorobarte el sueño…En Taiwán pasaba exactamente igual,así que he sacado mi propia conclusión: o se levantan a la hora de las gallinas, o no se acuestan…claro que el tema dormir no es problema para ellos porque cuando quieren duermen sea donde sea:en el metro, en el puesto del mercado, en la mesa de un restaurante, en la oficina en la idem…es increible la facilidad que tienen para quedarse “roque”, entre el gentío, la luz y el ruido ¡ya lo quisiera yo para mi!
Tras nuestras andanzas por esas calles de Buda en busca del “cafelate”de la mañana alcanzado despues del kilómetro largo de caminata,nuestro retoño dio el pistoletazo de salida por los vericuetos de Shanghai:los ojos bien abiertos, la cámara en ristre y el corazón dando saltitos por llevar ese guía tan guapo y estupendo.Soy la madre.je…je…je…
Con el metro siempre atestado de gente caminamos por calles y avenidas y callejeamos por las callejuelas en donde se veía ni un palmo de pared desnuda. Todo estaba ocupado.Pequeñisimas tiendecitas monotemáticas en su mercancía: de palillos para comer,coleteros, filigranas de papel recortadas con arte y esmero,que más tarde el guiri de turno enmarcaría en su pueblo o ciudad…tiendas de objetos de jade y porcelana…restaurantes a gogó…y una nena haciendo las tareas del colegio entre todo ese mundillo, teniendo por pupitre un viejo banco de la calle y por asiento un pequeño taburete,mientras su madre vendía zapatillas rojas,y no las de Dorthy y su Mago de Hoz precisamente.Un bebé dirmiendo en brazos de su padre ajeno también,como la pequeña, a todo ese hervidero.Un muchacho de amplia sonrisa hablando por el móvil…unos cocineros preparando los noodels y todos esos manjares tan difíciles para mi paladar…Gente, y gente, y gente…Gente y gente y gente ,hasta llegar a calle abierta en donde el templo de Jing`An se levantaba entre  altas torres de hormigón.
Eran casi las cinco de la tarde cuando sacamos las entradas,cosa que me choco pues en Taiwán nunca nos cobraron por entrar en un templo, y entramos por los pelos ya que a esa hora cierrán a cal y canto. Recuerdo a unas mujeres que nos miraban contrariadas al no poder pasar y es que no debían, o no querían saber que justo con nosotros caía el telón.El gran patio que preside templo estaba en obras; bueno yo diría que casi todo él lo estaba.La restauración era importante pues del original quedaba muy poco, y no tengo claro el motivo…no se si lo destrozaron durante la revuelta de un tiempo pasado, o si se dejó caer cuando empezarón la gran Shanghai…el caso es que el origen de su deterioro importa muy poco, lo que realmente importa es que un conplejo monumental cultural y espiritual como ese, se fuera diluyendo a través del tiempo…¡menos mal que imperó la sensatez! y decidieron sacarlo a flote.El templo en si ni me caló, ni me impactó, ni quedó grabado a fuego en mi corazón a pesar de los bellos y escasos rincones con lo que me tropece.De todos los rincones y de todas las fotos que en mi cámara guardé de él, me quedo con la de los tejados y voladizos decorados con campanillas…¡bellisimos!.

Oct 142011
 

 

En la gran Shanghai...

Hasta su apartamento...

Y nos introdujo en un taxi...

¡Por fin! llegó ese abrazo tan deseado.

Y una vez recogidas las maletas...

 

El uniforme de Emirates es un rato original, claro que el velo se lo quitabn a la hora de currar por el avión pues

El uniforme de Emirates es un rato original, claro que el velo se lo quitabn a la hora de currar...

Y ella nos despidió así...

 

Y por fin en el aeropuerto de Pudong International de Shanghai...

Otros en cambio descansan como pueden hasta enlazar con sus vuelos...

Para un@s era el final del trayecto...

Aterrizando...

De madrugada,apunto de aterrizar en el aeropuerto de Dubai...

LA foto está algo desenfocada pero no he querido dejar de colgarla por esa bella sonrisa con la que posó amablemente para nosotros,una de las azafatas a la entrada del avión.

 

Ya en el avión cada uno se va apañando hasta encontrar su "hogar por veinticuatro horas"...

Mientras esperabamos nuestro vuelo,en un rincón de Aena alejados del bullicio...

El avión que nos llevaría hasta Shanghai. Un Aerbus de la compañía Emirates de Dubai. Todo un monstruos con spá y cómodas camas que una no cató porque iba en turista como todos los pobres mortales.

 

Dormia el sueño de los justos...

Un poco grande como mascota dentro de un avion...

 

En el aeropuerto,antes de partir, esta madre indú con su niño se dejó fotografiar.

Si alguien me preguntara cual ha sido el recuerdo que me he traido de mi viaje a Shanghai.La sensación más inolvidable, y lo que se quedó grabado en  mi retina para siempre, diría que.los abrazos que nos dio nuestro hijo uno en la terminal del aeropuerto, y el otro a pie de portería de su apartamento junto a un taxi y su dueño observando nuestra despedida.Y eso es todo lo que llevo en el corazón tal vez porque mi ánimo;nuestro ánimo estaba por la labor de pasar el mayor tiempo posible con nuestro retoño pero el destino que es caprichoso e imprevisible   quiso jugar con nosotros a “conocereis la gran ciudad de cabo a rabo, pero no disfrutareis de vuestro hijo porque estará hasta el cuello de trabajo”. Y así fue; lo vimos muy poco pero a pesar de todo VALIÓ LA PENA
Shanghai es una ciudad de veintiun millones de habitantes, que se dice pronto, claro que está en acorde con la inmensidad del país y los mil quinientos millones de chinos que habitan esa tierra llena de contrastes que una se quedó sin ver por eso de que: las distancias y los dias contados no se llevan bien.Algun@ pensará que esta pequeña aventura que con tanta ilusión empecé no ha sido toda lo gratificante que que debío ser, y en cierto modo hay algo de verdad pues mis viejos amigos, doña neurona y don corazón me han dado la paliza con el retoño y las cansinas comparaciones de aquel ya algo lejano viaje a Taiwán. A ese Taiwán tan verde,tan espiritual, tan tradicional en algunos casos y en otros tan aparentemente del siglo XXI.Aunque es cierto que no estoy siendo justa puesto que la ciudad de Shanghai es solo una ciudad,que no representa para nada a esa China ancestral y monumental a la que no pude llegar porque como ya apunté más arriba:las distancias son tremendas.Así que Doña neurona y don corazón ante la perspectiva de un paisaje de hormigón usaron la sensatez y decidieron cambiar el “chip”y disfrutar,en lo posible, de esa inmensa urbe llena de glamour,barrios “locales”, como llaman a barriadas de clase humilde y secular, y más de un indigente entablando su particular lucha contra el hambre,el hambre y el hambre…
-¿Como en cualquier gran ciudad?
-Como en cualquier gran ciudad…
Si tuviera que definir a la gran Shanghai, lo haría con una sola palabra:ESPECTACULAR. Es una ciudad parida entre hormigón, y arropada con cascadas de luces de colores al anochecer; unas luces de colores que la confiere  un aspecto totalmente distinto al que presenta a la luz de la mañana.Sa¡hanghai de dia, Shanghai de noche…La ciudad que nunca duerme, la de los rascacielos y ostentosos centros comerciales, merece la pena verla aunque apenas tenga zonas verdes y los templos prácticamente brillen por su ausencia. Y merece la pena verla por toda esa vida que burbujea en cada rincón, en cada esquina; en las grandes avenidas y en las callejuelas estrechas del Shanghai más local…porque ese es el verdadero corazón de esa ciudad de hormigón: su gente.

Sep 182011
 

Como no tengo una foto del bunker de mi amigo, pues aquí os dejo una de los calabozos del fuerte San Domingo en Taiwán. Aclaración: el individuo que hay en el interior no es mi amigo, es una estatua de bronce para la escenificación...

Que estoy como un cencerro…pues no lo voy a discutir, que mi neurona hace de mi lo que le da la gana…pues tampoco. Que no tengo ni pajolera idea de los entresijos informáticos…pues que quereis que os diga: que es tan cierto como que el sol sale y se pone todos los dias; bueno hasta que decida reventar y llevarnos a todos por delante, aunque para entonces tal vez una haya alcanzado la comunión perfecta con su ordenata. Y aquí estoy ¡Ja! dándole a las teclas de mis entretelas por el vicio, costumbre o masoquismo  de aporrearlas,  aunque yo me quedo con esto último porque hay que ser masoca para seguir dale que dale cuando sabes que hoy por hoy a la página de “la isla de las orquídeas” solo llegan los más osados caballeros andantes y las más intrépidas damas del mundo internautico. En fin que estoy viendo que me iré a Shanghai sin saber si los trasgos se fueron de mi ordenata o si continuarán afincados en él cuando yo regrese… Me marcho en unos dias a una ciudad de 21 millones de habitantes…nada,nada eso no es nada ¡21 millones de chinos! Dios! ¿Y yo que como?si una es super sencilla en sus gustos…Que no…que no, que una no está por probar sabores nuevos; no si me veo comiendo cereales todos los dias como los jamster aunque pensándolo bien estos también comen fruta¡Menos mal que están los starbucks de mis entretelas en los que se puede tirar de unos tanques de litrona pero llenos de café aguado, y de unos donuts a lo” Homer”, je…je…je…
No se por qué me acabo de acordar de un amigo; un hombre muy, pero que muy peculiar, al que le preocupa” cantidubi”el tema del fin del mundo, hasta tal punto en que se ha hecho un bunker en el granero de su casa ¡que no os lo creeis? pues es cierto como la vida misma. Y tan preocupado anda con el tema,que una tarde que estaba yo en la sala de juntas dandole a la tecla, vino a consultarme algo crucial para su supervivencia, aunque he de decir que también le ofreció el bunker a su familia pero estos declinaron la invitación, así que si luego les aplasta el sol, no será por culpa de mi amigo que ya les dijo que la puerta estaba abierta para ellos¡que conste en acta!El caso es que como tenía que tomar una decisión crucial para su supervivencia me preguntó:
– Oye que estoy pensando en comprar 1000 euros en latas de sardina y caballa, porque el atún no  me gusta…
Yo lo miré por encima de las gafas sopesando la pregunta porque como lo conozco, la duda de que se estaba quedando conmigo estaba completamente desterrada.
-¿Son los víveres para el bunker? -le dije muy seria.
-¡Claro! Es que no se que hacer si comprarlas aquí en el “Lind”, que sale más barato, o en la península…
-Pues…para empezar, mil euros enlatas de conservas y de las más baratitas, pues…que quieres que te diga lo mejor que te puede pasar es que para cuando las consumas todas,porque te las tendrás que comer tu solito ya que en este mundo no quedará ni Dios, porque como estarás tan escondido no te habrá visto, y se marchará a organizar por el espacio sideral otro mundo nuevecito para que nos lo volvamos a cargar…pues lo que decía, que lo mejor que te puede pasar es que agarres un escorbuto de no te menees, y lo peor es que cuando empieces a pasar por la aduana, de Ceuta -Algeciras, en el maletero latas y latas de sardinas y caballa… Maletero va y maletero viene llenito de latas de conservas,el perro de la guardia Civil tal vez no, porque es carnívoro, pero los señores guardias se van a mosquear mucho y con razón, porque a mi también me mosquearia tanta lata  y te harán abrirlas una a una para ver si en vez de sardinas hay “chocolate”, y fijate tú que desastre porque habrías tirado a la basura mil euritos de nada…a parte de que acabarías en la planta de siquiatria del hospital…
– ¿Si? -con cara de preocupación
-Siiii…..-con cara de poker
Bueno pues quizá tengas razón y lo mejor sea que las compre en el “Lind” en la península…
-Eso seguro¿Que me decias del bunker?
-No nada…nada…
– ¿Ya le has puesto la puerta?
-Pues si; ya se la he puesto
¡Jo! Y yo aquí sin pisarlo ¡Y dices que lo has hecho en el granero de tu casa delpueblo?
-¡Que siii! ya te lo dije¿Es que no te acuerdas?
-¡Si es que una no sabe donde ha puesto la cabeza ultimamente! quizá sean las radiaciones solares…quiza.