Abr 282013
 

DSC07713

Todo olía a bizcocho. La cocina, el comedor,la entrada, y hasta el piso de arriba se encontraba perfumado del tufillo embriagador  de la masa horneándose a ciento ochenta, ni uno grado más, ni uno menos. El fregadero hasta los topes de perolas, cacerolas, coladores y pucheros, esperando a un lavaplatos saturado de vajilla y en el ciclo de “secado”. La tetera silbando sobre la encimera, feliz por el cosquilleo de la yerbabuena . La cuchara sopera dando el salto del Ángel para hundirse en el té de Ceilán, y acunar  en su regazo las hojas oprimidas como pequeños pedazos de papel, enbrollados por unas manos nerviosas…juguetonas. Despues, se ahuecan y se abren en en el agua como  brotes nuevos de primavera, exhalando su aroma sin prisas. Una, dos, tres, cuatro, cinco…y una más, por ser crucial darle el  punto de dulzura necesario.
Y hay que esperar…
Y el aire huele a bizcocho de naranja, y a té recién preparado reposando en la tetera.
Y hay que esperar…
A que el líquido ambarino juegue al ménage a trois, con el blanco del azúcar y la fragancia de la “buenayerba” . Es un juego rápido, intenso y algo fogoso, que no llega a tres minutos…
Y hay que esperar…
Al baile del escanciado en el colador  de una tetera a  la otra, porque hay otra para recibir el té sin mácula ni pecado. Limpio, dorado, de paladar algo áspero y almibarado…
Una tetera y dos vasos, con hojas de yerbabuena tan fresca como el rocío de la mañana.
Y el aire huele a bizcocho y a primavera temprana.
Y el aire me trae tu aroma, a maderas y a pachuli…
Y el aire me trae tu voz segura profunda y hueca…
Y el aire huele a ese té que una noche en Ramadán,
me enseñaste a preparar…
Y un olivo y una higuera.
Y tus ojos seductores.
Y mi mirada perdida por no atreverse a mirarlos…
Y el aire huele…
Y el aire trae…
Y la noche y la darbuka.
Y los crótalos sonando.
Y la dulzura del rajta.
Y el lamento del rai.
Y la estrella más fugaz de las fugaces…
Y La media luna…
Y la arena de las dunas…
Y tus labios en el vaso, rozando la “buenayerba”…
Y el té empapando el Kilim.
Y tu recuerdo…
Y todo olía a bizcocho, la cocina, el comedor, la entrada…
Y el fregadero, y la orgía de cacharros.
Y tu recuerdo por encima del aroma; los aromas…
Y tu recuerdo.
¡Solo recuerdos!

Abr 292012
 

Y quiero ser el viento que se pega a tu espalda
Yo quiero ser…
Y quiero se la brisa que acaricia tu cara.
Yo quiero ser…
Y quiero ser la llama de esa vela que enciendes en tu baño.
Yo quiero ser…
Y quiero ser la espuma de la esponja, que corre por tus  brazos.
Yo quiero ser.Siempre he querido ser…
Y quiero ser toalla
Yo quiero ser…
La sombra de tus ojos,la crema de tus patas,”las de gallo”,la de la celulitis,la laca de tus uñas,el cepillo de dientes.Que loco estoy ¿No?
Y yo quiero ser…
Y ser,y quiero ser la almohada que abrazas por las noches cuando piensas en mi….porque piensas en mí¡Eso lo sé! aunque nunca lo has dicho…aunque no me lo digas…aunque nunca dirás “te deseo”…”no puedo estar sintí”.Yo eso lo se.
Yo quiero ser…
Y quiero ser la taza que se asoma a tus labios.
Yo quiero.Quisiera ser…
Y quiero ser el vaho que roza tu nariz.
Y yo quiero ser…
Y quiero ser la menta,el azúcar,la cuchara,el culo de cristal de es vaso de té,que bebes cada tarde antes de dar las seis.
Y yo quiero ser…
Y quiero ser,si puedo,el borde de tu falda para sentir tu piel.
Y yo quiero…y yo quiero…y yo quiero…
Y quiero…y quiero,y quiero…quiero…quiero…Yo quiero ser…
Yo quiero ser la cinta de tu pelo,la marca del tirante de tu sujetador,que te oprime suave ¡Que locura! quien pudiera ser marca,o por necesidad tirante.
Yo quiero ser…
Y quiero ser ,si tú me dejas,aquello que nunca te atreviste…
Yo quisiera,he querido y quiero…
Y quiero los deseos encerrados en el fondo de tu alma que se mueren por salir.
Yo quiero…
Y quiero la flor de citrone que resbala por tu cuello, y se queda en el escote de tu pecho, sin atreverse a bajar al abismo de tu ombligo porque sabe que será su perdición.
Y Yo quiero…siempre he querido…
He querido y quiero con la fuerza del deseo reprimido, resbalar como un bichillo por tu pecho y engancharme a tu cintura de cayena,y correr por esa parte del deseo que no me deja dormir.Esa parte del deseo que no me deja pensar…que no me deja soñar…que no me deja ser yo.
Y yo quiero…Quisiera ser…tu pantalón de pijama,la camiseta del “Barsa” que te pones “pá”dormir.
Y yo quiero ser…
Quiero serlo todo amor…
Quiero…¡Quiero! ¡¡¡Quiiieroooo!!!
Quiero cabalgarte amor con la luna en la ventana,el geranio en la maceta,y el loro en la habitación.
Y Engancharme a tu cintura…
La camiseta del “Barsa”…
Y la flor de Citrone…
El abismo de tu ombligo…
Y esa menta,y ese azucar,la cuchara y ese culo de cristal…
La vela ,la toalla,la sombra de tus ojos…
La taza,el vaho,la nariz…
Y Quiero,Quiero,y ¡¡¡Quiiieroooo¡¡¡
Y dejame que quiera, quererte entre las flores de la retama amor.
¡Y porque piensas en mí!
Y la flor de Citroné.

Gudea de Lagash

Abr 132012
 

Siempre estuve en “La Isla” sentada en el zaguán…

Hace tiempo que no escribo nada; no he podido. Hace tiempo que no descanso los dedos en estas teclas, las teclas de mi ordenador. Hace tiempo que crees que te eché al saco del olvido, al cubo de la basura, o entre unas matas de mala hierba de esas que invaden mi acera, aunque una se empeñe en hacerlas desaparecer. Hace tiempo que no dejo aquí aquello que siento, que invento, o que vivo. De esto hace algún tiempo… Pero yo sé que tú, aunque yo no esté, sigues asomandote a la “Isla” esperando paciente,como se espera a los amigos y a los seres más queridos, a que vuelva a recalar en ella. Pero amig@ nunca me fui. Siempre estuve sentada en el escalón del zaguán, aspirando la brisa del mar envuelta en sal, con una taza de té en una mano y la otra garabateando en un pedazo de papel, trazos inconexos mientras pensaba en tí. Si en tí que ahora me estás leyendo.Y pensaba en como serías realmente, que sentimientos anidarían en tu corazón y que pensamientos cruzarán por tu mente…
Con una taza de té en una mano y la brisa del mar envuelta en sal, neurona y corazón desean saber de tí…
Con una taza de té en una mano, sentada en zaguán de esa isla de ilusión, mis ojos se entornan a falta de gafas y lentillas para ver si te veo, con la venia del sol; de ese sol remolón que nunca quiere irse a dormir, también por si apareces. Por miedo a que la luna, que es dama de noche, se encapriche de ti.Y ya ves, una solo te espera para charlar contigo, para leer tus ojos, para darte un abrazo que te caliente el alma y si quieres, un beso; si tu quieres, por eso de que lleva la luz al corazón.
Aferro entre mis manos la taza de ese té de la concordia, que aún está caliente, y brindo por tu vida y por la mia aunque no reconozcamos las colonias, ni la tuya, ni la mia.
He cogido una flor de mi jardín, de petunias y prímulas, de orquideas y jazmines de invierno y de Brasil, y la he lanzado al agua con una corta nota dentro de una botella de “ron añejo”, según dice la etiqueta, a ver si llega hasta ti  ¡Que qué dice la nota? Solo: “buscame en La Isla”. “No te olvides de mí”.
Y hace tiempo que no escribo nada y el culpable no es otro que el tiempo que, desde hace tiempo, no quiere prestarme parte de su tiempo. Creo que se lo ha dado a la luna para que alargue la noche y así le haga la puñeta al sol.
Y desde hace tiempo…
Siempre estuve sentada en el zaguán con una taza de té en una mano y la otra garabateando ¡Tú nombre!
Y siempre estuve en “La Isla” y alguna vez pensé en tí…
Y he cogido una flor de mi jardín…
Y una botella de ron añejo…
Y tus ojos y los mios…
Y la luz del beso que llega al corazón…
Y de ese abrazo que al alma da calor…
Y siempre estuve.

 

Dic 182011
 

¡Hasta la vuelta!

Gudea de Lagash…

Me marcho a pasar estos días con los míos, con los que están, y con los que ya se fueron – siempre hay un lugar para ellos en el pensamiento y el corazón.
Me marcho a pasar estos días con parte de los míos: con los que van a venir esa noche a cenar; los otros no pueden, o no quieren…
Me marcho a pasar estos días con los amigos… Nadie te va a preguntar porqué.
Me marcho a Acapulco. a pasar estos días…
No me muevo de casa; para mi son unos días iguales que otros…
No tengo casa, no tengo amigos, no tengo familia…

Por el Dios de los cristianos
Por el Dios de los judíos
Por Allah
Por Buda
Por Brahma y Ganesha
Por la Pachamama
Por Gitche Manitou, el Gran Espíritu de los Algonquinos de los grandes lagos, de los Cheyennes y Sioux
Por Thor, Odín y las Valkirias
Por Ishtar y Marduk señores de la protohistoria
Por los Kami de los Samurai
Por Zeus y Diana Cazadora
Por Anubis y Maat, la diosa de la verdad y de los corazones puros
Por el sol. la luna y las estrellas
Por el ser humano y también ¿por qué no? por el inhumano
Por los no nacidos,
Por los nacidos con estrella, y los nacidos sin ella
Por el que llora
Por el que ríe
Por el que cree y por el que no
Por el que duda
Por el de “golpes en el pecho”
Por el “sin techo”
Por el que tiende la mano
Por el conformista
Por “el que venga detrás que arree”
Por el “trepa”
Por el pelota
Por el deseado y la deseada
Por los drogadictos
Por los alcohólicos
Por los enfermos de sida
Por los morideros del mundo
Por los traficantes
Por los presos
Por los carceleros
Por los que venden un riñón, para dar de comer a sus hijos
Por los que donan sus órganos para que vivan otros
Por la paz ¿En desuso?
Por la guerra ¿en su esplendor?
Por los corruptos
Por los incorruptibles
Por los incorruptos
Por los hipócritas
Por los sinceros
Por los que mienten
Por los mitómanos
Por los soñadores
Por los que tienen los pies en el suelo
Por los usureros
Por los dadivosos
Por los infieles y las infieles
Por los corazones rotos
Por los que no se atreven a gritar la verdad
Por los que secuestran ese grito de “verdad”
Por los que luchan por vivir
Por los que luchan por no dormir en un banco de la calle
Por los míos
Por los tuyos
Por ti y por mi…
Mojare mis labios en una copa de cava, de sidra o de vino peleón, con el deseo de que mi Dios, o el tuyo, o el del otro, o simplemente la vida, para el que no crea: NUNCA NOS DE LA ESPALDA
¡Un abrazo fuerte y hasta pronto!

P. D. No me he olvidado del té con menta, pero es tal la cantidad que tengo que dejaros que aún se está calentando el agua de la enorme tetera que os he preparado. Cuidaros mucho
¡No se porqué puñetas os tengo tanto cariño!

Nov 012011
 

¡Que no se enfrie el té de la concordia!

 

Queridos y queridas.Niños y niñas. Jovencit@s tod@s. Unas letritas para informaros de que nada nuevo encontrareis en la isla durante unos días, pues me marcho a surcar el cielo en globo ¡Que no? Pues si. Traeré pruebas ¡Lo juro! por un bombón de licor al marrasquino, y por los polvos de la madre Celestina y del padre cucharón,por eso de que estamos de”halowei”.Asi que…comeros las pastas, sin pelearos,y beberos el té que aún está calentito, y….

 

¡¡¡¡Sed buenos que os veo!!!!

¡MUAK!

 

Gudea de Lagash

Sep 192011
 

 

Y quemaré una vara de incienso por tod@s vosotr@s...

 

Mañana si Dios quiere, salgo para Shanghai. Estaré unos dias sin asomarme por “La Isla”. Así que aquí os dejo, para que no os olvideis de que una sigue formando parte del espacio sideral, unas letras y un te  caliente en el zaguán. Repartirlo como buen@s coleguillas.
Cuidaros tod@s mucho, que ya sabeis que  no os tengo repetidos.
Un beso de ventosa y un abrazo de oso panda, o de anaconda, según el grado de achuchón que os pida el alma.

Gudea de Lagash

¡¡¡¡¡¡¡¡¡¡¡¡¡¡¡¡¡¡SED BUENOS QUE OS VEO!!!!!!!!!!!!!!!!!!!

 

Sep 052011
 

a la entrada del metro de Xin Beitou,..

 

En la jaula del retoño...

Uno de los muchos rincones encantadores del Spá...

La primera mañana en Taipei...

Y otro rincón...

¡Primera lección de como sujetar los palillos!

Llegando al Spá...

Guapisimo; nuestro retoño estaba como siempre como un queso de tetilla: como los otros retoños. No se me olvidará el abrazo que nos dimos: en el nuestro iba encerrado el de toda la tribu; en el suyo: todo el cariño que siente por su familia. Junto a él, un señor muy serio uniformado, que llevó las maletas hasta un coche de esos de película con todos los cristales ahumados, hasta el del parabrisas ¡Que cosas! Esto lo haces en España y te crujen. Nos subimos al coche y el señor del uniforme que resultó ser el chofer de la empresa, nos condujo al trote, y con música en ingles hasta el apartamento del retoño, luego  ángel nos explica que la música le importa un comino puesto que no entiende ni papa de inglés, pero que la conectan como deferencia, pensando que a nosotros nos “pirra” :
¿Quien canta?
– Ni puñetera idea, mater, no se que grupo es, ni reconozco la canción…
– Je, je, je… . Durante el tiempo que allí estuvimos nos dimos cuenta que cada vez que subíamos a un Taxi, o al microbús del hotel, siempre, aunque estuvieran escuchando otra cosa, nos ponían canciones en inglés ¡Que corteses! Una vez que llegamos al edificio, en donde  Ángel tenía su apartamento, un muy ceremonioso portero, que parecía salido de un recortable, salió disparado hasta el ascensor pasando una tarjeta que llevaba colgada al cuello, por los botones del idem : – thank you very much, a lo que el contestó algo que no se parecía ni de lejos al: “no gracias, no gracias”, pero en “inglis”
Y el apartamento era una replica del que tenían los “pini pon” :no diré que la bañera tenía mas metros cuadrados que la casa, pero… vamos a dejarlo ahí. En la parte de arriba, , estaba el dormitorio:
-descalzaros si subís a verlo…
– Se me ha vuelto loco – pienso-.
– Al final lo entiendes: el colchón en el suelo, y del suelo al techo no llegaba a mi altura <1´54> . El número era para haberlo grabado: caminando a gatas Manolo y yo, sin posibilidad de ponernos de pie… ¡ja, ja, ja!
– ¿Por qué tienes esa pequeña herida en la cabeza? –Ángel me mira como diciendo. ¿Qué, te estas quedando conmigo? ¡Andando al hotel!
– Bueno al menos te pondrás agua oxigenada? Je, je, je… el pobre cada vez que se olvidaba del techo se daba en el mismo sitio con un saliente, al que aun no le ha descubierto su finalidad.- Bueno y eso que es… ¿la tabla de planchar de los “pini- pon”? – una mini, mini, tabla de planchar, que mas que una tabla de ídem, parecía una tabla de wind surf de parvulitos.
– Observar, pero cachondeos pocos…- nos dice con cara de pitorreo, mientras se sienta en la tarima a lo “moro muza” , y tira de una de las camisetas que tenía colgada en un mini tendedero plegable al lado de “la cama”. La tabla no levanta mas de un palmo des suelo y así… nos muestra como plancha su corto fondo de armario: – ¡Andando al hotel!
El trayecto hasta el hotel es corto. Lo hacemos en taxi por las maletas. El taxista, ya se sabe: amenizando el trayecto con canciones en inglés, y sin entender el buen hombre nada de ese idioma. : Ángel le habla en una jerga que luego me entero que es mandarín.
– Que no se chino.
lo estudia en una academia, y digo yo que aunque diga que no sabe el conductor le ha comprendido, perfectamente…
Navidad, navidad, blanca navidad… menudo galimatías tiene esta gente. toda la ciudad está iluminada con guirnaldas, luces rodeando los árboles. En el hotel Lotus Spá de Xin Beitou, , las luces que rodean las paredes del exterior, te dan la bienvenida, mientras suena “Blanca Navidad” o, “Noche de Paz”. Un hotel precioso rodeado de una vegetación maravillosa. Huele a ozono; a tierra mojada, un olor que desde mi niñez no había vuelto a experimentar… Huele a tierra mojada. Ahora está lloviendo, caen unas gotas gruesas como monedas de dos euros, y seguro que en un momento cesará, y así una y otra vez… La atmósfera está limpia, y las plantas también; es el paraíso de los alérgicos a los ácaros del polvo . Nos reciben con la ya estudiada ceremonia; es gente amable que nos mira con curiosidad: somos los únicos occidentales del hotel ¡será por eso? La habitación es de impresión, pero más aun el cuarto de baño, en donde una enorme bañera de esa de chorros, nos espera, , pero yo le digo mirándola de frente: – espera, espera, que yo ahí no memento que soy capaz de ahogarme… me quedo con la ducha de al lado.
Nuestro, ya, amigo Domingo”, el conductor del microbús, nos devuelve a los tres, al edificio en donde vive Ángel. Es un hombre encantador, que demuestra tener una gran simpatía por los “sibaña”, es como suena “españoles” en mandarín. Se afana el hombre en hablarnos en nuestra lengua, cosa que hace fatal, pero pone tanto empeño, que no somos capaces de desanimarlo, así que entre la necesidad de comprenderle, el ingles que chapurrea, y los gestos, va tirando la conversación.
– Para junto a ese “Seven eleven”, -le dice pequeño Ángel, en el idioma de la reina madre –
Los Seven Eleven, son una especie de drugstore americano, que funciona las veinticuatro horas del día. Durante el tiempo que allí estuvimos pude comprobar que son muy socorridos, pues en ellos encuentras un poco de todo, por encontrar encuentras hasta unas ollas, llenas de té, en la que un montón de huevos, cuyas cáscaras tintadas a causa de la infusión, presentan un aspecto poco apetecible, esperan día tras día a que los taiwuanese se los vayan engullendo: se mueren por ellos. Yo en cambio le eché el ojo a la nevera en donde los Hagen däsh esperan pacientes el momento desesperado de comer “algo decente”.

Ago 282011
 

No… si esto se veía venir… es porque soy más bien pequeña y rellenita… el nene, me ha confundido con un guisante ¡Que solo era té! ¡Si es que no los puedo sacar de casa.

No... si esto se veía venir... es porque soy más bien pequeña y rellenita... el nene, me ha confundido con un guisante ¡Que solo era té! ¡Si es que no los puedo sacar de casa.

 

 

!Lo dicho¡Esta es mi pequeña venganza por la comida que me dieron:¡aquí se quedan para toda la eternidad!

 

Quer vergüenza...como sigan así... yo no los conozco...

Este no se ha enterado de que le falta un palillo...

¡Os lo juro que es té! Es que son así de gansos ¡Que lástima

 

Pero yo...¡Perseveré, y dejando a un lado el disfrute de mi consorte, saboreando la cervecita Taiwanesa, ¡Lo conseguíiiii!

 

La camarera era tímida, hasta el punto de que cuando me vio cámara en ristre, casi le faltó el tiempo para lanzarnos el condumio, como a las morsas las sardinas. No esto es una broma. Era encantadora, pero eso si, no quería fotos.

 

¡Sorry! se me ha metido una pizca de cacahuete entre los dientes, podría haber puesto una escusa más sofisticada, como que: <>, y realmente lo era, pero "el fisco", como dicen los canarios, se empeñaba en pasar un ratito entre el premolar y el molar, hasta que el termineitor del cepillo lo mandase a paseo ¿Que rollo estoy largando?Bueno ahora lo arreglo, dedicando esta parrafada a Arancha "mi dentista", que todo lo que tiene de cara lo tiene de "manitas".

 

 

Nos topamos con un restaurante al que llamaban:"Valencia", hasta el mapa de la comunidad tenia pintado, como podesi ver.

 

 

En mitad de Taipei, no por favor, que habrá que ver la paella...

 

 

Paseando por uno de los muchos mercados...LA cara de la niña lo dice todo...No está acostumbrada a ver occidentales...

 

 

Tiendas como eshay muchas piorque les encantan los complementos del pelo y todo lo que brille...

 

¡Medre mía! que gilipuertas son...

 

Puedo prometer, y prometo que no tengo ni puñetera idea de quien es este elemento. Nos lo cruzamos en el camino, pero vamos... yo como si no lo hubiera visto...

 

Paseando por uno de los muchos centros comerciales de la ciudad...

 

 

¿Pero no ibamos a comer?

 

Creo que ellos, a juzgar por toda la vitamina "C"que están tomando, no necesitan buscar un sitio para nutrirse por dentro...

!!!!!geo, geo, geo¡¡¡¡

 

Están contentas con la sorpresa¡se han cruzado con tres osos panda! ¡Y ellas sin bambú!

 

 

 

¿Y estas que miran?...creo que el precio del menú, je, je, je...

 

 

¡A donde vamos?¡Al "Macdonal"!

 

 

Y ya se zampó el pato, ahora le está dando al tomatito, pues como no ponen pan . en ningún sitio, la tripita no se llena lo suficiente, je, je, je..En casa ponle tú un tomate al horno, pónselo...pónselo, y verás...

 

Desde la ventana de nuestro rincón...

 

 

 

Aunque estos chicos no las lleven. Las gafas son el "complemento nacional". Un alto porcentaje entre niños y jóvenes las usan. Tengo en tendido que por un problema "del campo de visión", pero no os lo puedo asegurar. Lo que si es cierto es, que en general, niños y adultos van con gafas. ¿usarán lentillas? pues lo llevan claro porque cómodas, serán muy cómodas, pero...¡yo no veo ni torta!

 

Es el muchachito de antes. No está tomando vino, ni Coca Cola. Lo que tiene en el vaso es un té frío ¡la cultura del té, no lo olvidéis!

¡Cerveza taiwanesa! muy parecida a la Coronita de toda la vida...

Y en el principio... ¡hizo Dios los palillos! para que sus hijos pudieran llevarse el alimento a la boca... Bueno un par de granos no están mal para empezar ¡este es mi chico! No desesperes que ya te quedan dos granos menos en el cuenco.

Pidió pato al no se qué... tardaron una eternidad en traerlo, pero estaba muy bueno. No os lo creeréis, pero en ese restaurante cambiaban la botella de agua cada cinco o diez minutos, como no entendían ni torta de inglés, nunca supimos porqué lo hacían, supongo que porque se ¿calentaban?. Te lo mereces guapo ¡conseguiste coger no un grano de arros, si no a toda una familia, el único problema es que se escaparon todos ,menos el papá,je, je, je...¡muuuuuuuuuukkkkkk!

Ellos tambien disfrutaban del dia...

 

 

¡Pescaito rico! del Pacífico...

Pescaito rico del Pacífico, después de pasar por la sartén, eso si, enharinado en harina de arroz,porque no usan la de trigo. Y por lo que parece, en ese chiringuito tampoco tenían tijeras de pescado ¡anda que los pedazos de aletas conque los sirvieron!.

Camarones "hiper enanos"... ¡garbanzos?... lo único que se, es que estaba todo como los frutos secos.... ..

 

 

 

La cortan a trozos para luego conservarlos fresquitos, en hielo picado; también, como podéis ver, la venden el jugo embotellado, o en vasitos mezclado con el hielo...

 

La caña de azúcar...aunque luego nos cueste un dentista...¡Que rica está!

 

En un puestecillo en la playa... Una forma original de anunciar lo que vendes.Las uvas son moscatel... lo digo por el tamaño,je, je, je...

 

¡Será por cerezas! No se si lo he comentado en algún momento, pero algo extraño en ellos es la falta de costumbre que tienen a la hora de servir postres ¡nunca hay fruta ! Y eso que como podéis observar la tienen de todas las variedades, fresquisima y buenisimaaaa....

 

En este templete de las bodegas,Mammamía, platica con alguien ¡vete tú a saber lo que está contando! quizá les diga que hacia apenas un minuto había comprado un polo de "cacahuete" que tras dos catadas, lo envíe a la papelera de reciclaje,nunca mejor dicho, ya que allí lo reciclan todo, je, je,je... Lo cierto es que sea lo que sea les acompañaba una buena música de fondo: observar el contrabajo que hay a su lado ¿es un contrabajo? ¿o no? También de beber... El mural de cerámica te da la bienvenida a las bodegas taiwanesas...

 

 

Y no solo de comer vive el hombre...

 

¡Por fin!

 

en el centro de la foto un ilang-ilang, o "pájaro de fuego",muy joven...

 

Date prisa que no llegamos al "pato laqueado"...

 

Entrando en un bellisimo paraje en el que pudimos degustar una exquisita comida, al más puro estilo taiwanés

 

 

Cuando más pegaba el sol, en mitad de una calle del pueblo de la cerámica, buscando un sitio para manducar...

 

¿que si estuve en Taiwán, por qué hablo de polinesios? Porque según parece los aborígenes de la isla eran de origen polinesio

 

 

En el interior de un restaurante polinesio...

 

 

 

 

Catamos la comida china , la taiwanesa, tailandesa, coreana, y acabamos en un “japo”, en donde no imaginé que me comería unos tallarines sobre hielo picado…: todo un placer para el paladar cuando los combinas con exquisitas salsas y deliciosas y crujientes frituras de vegetales y gambas. :
– ¡`Para la mamma! – dijo el maitre dejando al lado de mi plato una cestita con dos croquetas de arroz y cacahuete. Aprendimos a usar los palillos con tal arte que ahora somos capaces de coger un cacahuete y sostenerlo en el aire; se aprende, vaya si se aprende cuando ves que no hay cubiertos convencionales; os aseguro que el ingenio se agudiza: sujetamos un cacahuete y lo mantenemos entre los palillos el tiempo que haga falta ¡Quien nos lo iba a decir!
La cultura del te; fríos y calientes, todos deliciosos: de coco con sésamo y gelatina, de flores, de frutas; algunos muy calientes y suaves al paladar, y de un olor fuerte como a pescado. La cultura de las toallitas húmedas, que a modo de servilletas te colocaban junto al plato; la del agua que siempre precedía a la comida, y también la de la leche de soja en el desayuno, acompañada de los “nudels” , especie de albóndigas forradas de una pasta escurridiza para los palillos, y una tortilla en una masa aceitosa que hacía las veces de bocadillo. ¡aaaayyyy! los desayunos. Ellos y nosotros nunca nos llevamos bien. Nos moríamos por un café con leche, un zumo de naranja y un sándwich, y a lo más que llegábamos era a unas tazas enormes con una leche aguada y algo parecido al café, que tomábamos con resignación en los “Star buks” que salpicaban la ciudad, en donde, si no pasaba de las once de la mañana, podías catar algo parecido a un sándwich de ¿jamón y queso?: vamos a dejarlo así… Cuando la desesperación alcanzaba nuestros estómagos, visitábamos los socorridos Mac donals en donde nos esperaban las entrañables hamburguesas, que te hacían sentir casi como en casa. Pero a pesar de todos esos desastrosos desayunos: ¡TAIWÁN TE QUIERO!