Ene 122015
 

DSC05943
En el cielo brilla el sol,
y en la casa hace calor.
El tic tac del reloj en el rincón;
la gota del grifo del fregadero que no acaba de acabar.
Un chico en monopatín pasando por mi ventana con la gorra del revés,
y los vaqueros colgando de las caderas.
Una escalera vacía lleva a una alcoba aburrida sin juego del almohadón,
sin suspiros,sin caricias bajo un tejado de plumas de edredón.
Solo sombras de pared y en la mesilla de noche,
sobre ese libro que nunca acabo de leer,
tu recuerdo de papel a trazos gordos,
escrito en un recibo del banco;el de la luz.
Y te siento en el pasillo,en el baño,en la cocina…
Y juego a ser Peter Pan queriendo atrapar tu sombra en la pared;
queriendo encerrar tu risa en la caja de cartón de las gomas de borrar.
Borrar…
Borrar los sueños con lágrimas.
Borrar los recuerdos malos y empapelar las paredes con los buenos,
los mejores, y los “tope de los guay”.
Y abrazarme a la pared buscando tu sombra…
y sentir la brisa de la mañana sobre la cama,
imaginando que son tus manos jugando a las tres en raya sobre mi piel.
Y tanto en falta te echo…
y te echo tanto en falta,
que he dejado una nota en mi corazón,
por si a caso aparece otra vida queriendo ocupar tu sitio:
ni se alquila,
ni se vende,
ni okupas,
ni trincheraires,
ni rollos por una noche,
ni encuentros en la pensión de la calle del olvido.
Y abrazada a la pared…
Tu sombra, y cama vacía…
Los malos sueños…
los buenos sueños…
La gota del fregadero que no acaba de acabar…
Un claxón,un petardeo de una Harley al pasar;
Y a lo lejos el comadreo de una vecina;
y aquí cerca,justo al borde de mi cama,
el aroma de tu piel,
y en la pared,
esa sombra del recuerdo de tu vida,
que no es otra que la mía…
y abrarazada a la pared…
y tu sombra;no la mía…